Enviar artículo

Primer miércoles de Cuaresma

a piedad popular ha imaginado tres caídas de Jesús en el camino hacia el Calvario. No hay correspondencia bíblica, pero en ello se contempla hasta dónde el Señor ha compartido nuestra naturaleza. El secreto no está en no caer, sino en levantarse (Francisco), como hace el rey de Nínive ante la denuncia del profeta Jonás. Levantarse es el movimiento que significa resucitar, novedad de vida.