Enviar artículo

120. Parábolas del Reino

 Ya hace mucho tiempo que me siento encandilado por la manera que el Apóstol Pablo recuerda su encuentro con Jesús en el camino de Damasco. Dice: “Fui atrapado, alcanzado por Cristo Jesús Y ahora soy yo el que corro para darle alcance”. Dicen los expertos que la expresión usada aquí tiene la fuerza con la que el águila real se lanza en picado y atrapa a la paloma. (Cf. Fil.3.12-14).