Enviar artículo

108. Profeta delante de Dios y del pueblo

Claret desde la fragua rusiente salió con el firme propósito de imitar, configurarse con Jesús. Por tanto también con el Profeta de Nazaret “Poderoso en obras y palabras” (Lc. 24,19). Y Dios al elegir al profeta lo sitúa en un lugar y en un tiempo. El cantarillo anterior nos ha explicado las fuerzas del mal, que lucharon para alejar de Madrid al indeseado Claret. Fracasaron en sus argucias para enviarlo a las diócesis de Zaragoza o Toledo. No lo lograron por la firme voluntad de la reina de mantener en Madrid a su Confesor.