Enviar artículo

87. Nada menos que herederos

Vuelvo a tomar el hilo y recuerdo que estoy llenando cantarillos con las cuatro consignas que Benedicto XVI  encuentra en la primera carta de Pedro. Somos hijos al ser incorporados al Cuerpo de Cristo. Al injertarnos en Él somos hijos y herederos.