icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo XXIII del Tiempo Ordinario

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Marcos 7,31-37

Hace oír a los sordos y hablar a los mudos.

En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos. Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: "Effetá", esto es "Ábrete". Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían: "Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

La clave del texto la da la última frase, pues presenta a Jesús como aquel que hace lo que se espera del Mesías bíblico. Una persona se encuentra incomunicada y aislada, porque sus oídos están cerrados y su lengua está atada; Jesús, metiendo los dedos en los oídos y tocándole la lengua con la saliva, lo libra de ese estado, efecto del poder de los malos espíritus. Ahora la persona tiene el oído abierto para escuchar la Palabra de Dios y la lengua destrabada para proclamar el Evangelio, como de hecho hace la gente que ha presenciado la curación. El rito del “effetá” (significa “abrete”); está incluido en el Catecumenado de Adultos y en el Bautismo de niños.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA FAMILIA
(matrimonio, padres de dos niños, trabajan ambos, pertenecen a comunidad cristiana)  

La falta de comunicación es uno de los problemas graves en una pareja. Cuando tenemos miedo de decir lo que sentimos, o cuando no tenemos, ni buscamos tiempo para hablar y comentarnos las cosas que vamos viviendo, que nos va pasando, o simplemente para estar juntos, nos volvemos sordos y mudos. Se suele comentar la cantidad de divorcios que se dan en Septiembre, después de períodos vacacionales; la causa, según los expertos: el tiempo que pasan juntos. Mientras que para nosotros es una bendición, porque precisamente podemos estar juntos todo el día, hablándonos, mirándonos, escuchándonos, disfrutando de la presencia de nuestra familia, sin embargo, para muchos matrimonios, ésa precisamente parece ser la perdición. Sordos y mudos, no se han abierto nunca al amor, a su pareja y mucho menos a Dios. Miremos al cielo y pidamos a Dios que nos imponga las manos, que nos abra los sentidos en nuestro matrimonio, en nuestra pareja, en nuestra familia, pero sobre todo que nos abra el corazón.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Señor, Tú que eres Misericordioso y todo lo haces bien,
haz que tu Voz penetre nuestros oídos
para que llegue a nuestro corazón,
y concédenos el don de la escucha atenta a Tu Palabra
para descubrir y cumplir tu Voluntad,
y así, proclamar con alegría
el Evangelio a todas las personas.

Ten Misericordia de nosotros,
y no permitas que permanezcamos sordos
a los lamentos de nuestros hermanos más necesitados
y a las voces de nuestro prójimo que necesite nuestra ayuda.

Ábrenos Tú nuestros corazones a la Voz de tu Voluntad
para que nuestros miedos y temores no logren
que nos encerremos en nosotros mismos
ni nos refugiemos en nuestros egoísmos.

Transfórmanos, Tú Señor, en eficaces instrumentos tuyos
para no permanecer mudos ante las injusticias de este mundo.
Señor, danos una voz valiente que proclame sin dificultad
la Buena Noticia de tu Palabra, para que llegue al corazón
del mayor número de personas posibles,
y aliéntanos, Tú Señor, en cada momento
para comunicar sin cansancio a los demás
el Amor que Tú nos tienes a cada uno de nosotros. AMÉN.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO

¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, trabajan ambos, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

¡Cuánta falta de escuchar y ser escuchados hay en este mundo! ¡Cuánta falta de palabras de cariño, de esperanza, de agradecimiento, de alabanza…palabras cargadas de “buenas nuevas” hay en este mundo! Que se reviva en nosotros el milagro de Jesús. Intentemos escuchar de verdad a todos (especialmente a quién nadie hace caso), sin poner el “piloto automático”, sin estar más pendientes de lo que yo quiero decir que lo que realmente me están diciendo, sin dejarnos llevar por las prisas… Intentemos que nuestras conversaciones busquen el bien del otro, subrayando lo bueno de nuestro interlocutor, aquello que nunca se dice por supuestamente conocido, por rubor…

Y procuremos en este tiempo de verano no dejar de “subir hasta la montaña”, como Jesús. A ese lugar de encuentro con Dios, a ese lugar de relación más íntima y profunda con el Padre.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

Alba Luz Gomez Alba Luz Gomez
hace 2 semanas, 1 día
Muchas veces nos hacemos los sordos y mudos por conveniencia para no perder el confort.para no perder el status quo.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.