icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio seglar para el Domingo XIX del Tiempo Ordinario (18 de octubre de 2020)

Laiconet -

LECTIO DEL DOMINGO XIX TIEMPO ORDINARIO- CICLO A

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según san Mateo 22,15-21

Pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios

En aquel tiempo, se retiraron los fariseos y llegaron a un acuerdo para comprometer a Jesús con una pregunta. Le enviaron unos discípulos, con unos partidarios de Herodes, y le dijeron: "Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios conforme a la verdad; sin que te importe nadie, porque no miras lo que la gente sea. Dinos, pues, qué opinas: ¿es lícito pagar impuesto al César o no?" Comprendiendo su mala voluntad, les dijo Jesús: "Hipócritas, ¿por qué me tentáis? Enseñadme la moneda del impuesto." Le presentaron un denario. Él les preguntó: "¿De quién son esta cara y esta inscripción?" Le respondieron: "Del César." Entonces les replicó: "Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

La cuestión de los impuestos cobrados por los ocupantes ya la abordó Mateo en  17,24. Allí Jesús se mostró contrario a ellos ("Los hijos están exentos" v. 26) pero opta por un comportamiento no beligerante ("Para que no ofendamos... toma la moneda y dásela por ti y por mi" v.27).
A la cuestión planteada ahora ("¿Es lícito pagar impuesto al César?"), Jesús responde con una conocida frase que cada uno la usa dándole distintas interpretaciones: "Pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios".
Para comprender mejor lo que Jesús dice hay que ajustarse a la pregunta: "¿Es lícito?" cuestiona si está de acuerdo con la Palabra de Dios o no. Es algo que la comunidad cristiana a la que escribe Mateo tiene que resolver: si está de acuerdo con el Evangelio de Jesucristo el honrar  con el pago de impuestos a un emperador, en este caso Tiberio. que se fue proclamado "César".
Además, el evangelista presenta la pregunta como una trampa urdida por los fariseos contra Jesús y puesta no directamente por ellos sino por sus discípulos aliados con los partidarios de Herodes. Por tanto, en su respuesta Jesús no se puede limitar a enseñar, sino tiene que evitar ser atrapado, objetivo que logra ("Al oír esto se maravillaron y, dejándolo, se fueron" v. 22 que la liturgia no incluye en la lectura).
Con esta perícopa, los lectores originales de Mateo comprendieron que podían pagar los impuestos del imperio sin que eso significasen que estuvieran dando al emperador una honra que sólo corresponde al Señor Jesús y a su Padre.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA ENFERMEDAD
(mujer, casada, jubilada, convaleciente, pertenece a comunidad cristiana y movimiento seglar)

«Pues pagadle al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.» ¡Cuántas veces hemos escuchado esto! incluso la utilizamos muchas veces en nuestro lenguaje coloquial cuando queremos expresar “a cada uno lo suyo”. ¿Qué es lo que tengo que dar a Dios? Si todo lo que tengo y soy me viene de Él, tendré que darle todo mi ser, sin escatimar nada, sin hacer del poder ni de la política ni de la familia ni de… ningún dios.

Entendiendo como Cesar la parte civil/social de nuestra vida y lo civil no es solo el poder, la administración;  es también la sociedad, las personas. El Señor nos invita a cumplir honestamente con nuestras obligaciones sociales, eso incluye usar nuestro trabajo, inteligencia y libertad mirando al prójimo. El evangelio utiliza el verbo “dar” o “pagar” yo añadiría “No quitar” (tan importante como cómo “dar”). No quitar la dignidad del otro, ni la vida, ni la libertad, ni sus derechos, ni su cultura, ni su tierra. No tenemos que sacrificar la vida, la dignidad o la felicidad a ningún poder terrenal. A Dios lo que es de Dios.

Quiero  vivir la vida conforme a la Verdad de Jesús, sin dobleces ni hipocresías

DESDE LOS ABUELOS
(matrimonio, jubilados, siete nietos, pertenecen a grupo de matrimonios)

Señor, ayer como hoy, los humanos tratamos de manipularte, pero Tú vas siempre por delante de nosotros, a ti no se te puede comprar, pasas del dinero, a ti se llega por medio de actitudes y actos consecuentes con ellas, dirigidos a nuestros hermanos. El dinero, según escuché a una persona a la que admiro, solo sirve para quitarnos la preocupación de no tener dinero y para corromper, para casi nada más. Muchas veces tratamos de justificar nuestra religiosidad con limosnas, la mayoría de las veces, cicateras. Tu frase de “AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS”, puso, de forma bien sencilla, las cosas en su sitio, dando a entender que no has venido a destruir ningún sistema sino a reformar las leyes injustas, que el dinero se emplee en lo que sea justo pero no para tratar de comprar las cosas más sagradas.

Le pedimos a Dios que nos ayude a atenuar esa tendencia, tan humana por otra parte, de darle excesiva importancia al dinero y que sepamos transmitir ese desprendimiento a nuestros nietos para, de esa forma, contrarrestar la influencia que, sin duda, ejercerá sobre ellos la sociedad materialista en la que les ha tocado vivir.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

Domingo del DOMUND

¡Señor, aquí estamos, envíanos!
¡Señor, ábrenos a nuevos horizontes!
¡Señor rompe nuestras inercias,
nuestras comodidades,
nuestros miedos
para que cuidemos la vida que nos regalas!

Señor, nos da miedo lo desconocido
y aún más en estos tiempos marcados
por la pandemia.
Pero acaso nos dé más miedo
hacernos las preguntas radicales
que sabemos que hay que hacerse
ante tu presencia
y ante la presencia de la humanidad que sufre.
¡Auméntanos la fe!

Señor, comprender lo que nos estás diciendo
en estos tiempos de pandemia
en un desafío que quebranta
nuestras seguridades…
Reconocer esto es un don
que se convierte en una ingente tarea.
La enfermedad,
el sufrimiento,
el miedo,
el aislamiento
nos interpelan.
Nos cuestiona la pobreza de los que mueren solos, de los desahuciados,
de los que pierden sus empleos y salarios,
de los que no tienen hogar ni comida.
¡Señor, auméntanos la diligencia en el amor!

Señor, nos vemos insignificantes y débiles.
Señor, estamos realmente asustados, desorientados y atemorizados.
Señor, el dolor y la muerte nos hacen experimentar
nuestra realidad humana.
Y a la vez somos conscientes
de que compartimos un fuerte deseo de vida
y de liberación del mal
con todos los hombres y mujeres de la humanidad
esparcida por toda la Tierra.
¡Auméntanos la esperanza!

Nos fiamos de Ti, que nos amas
y has querido contar con nosotros
para llegar al corazón de otros
y mostrarles que eres Amor y Comunión
cuando compartimos, servimos y acompañamos
a los que tienen hambre y sed de vida
y de dignidad.

Señor, queremos ser presencia de tu Evangelio
que sana la dignidad herida
de tantas personas en el mundo.

Señor, Tú puedes hacer de nosotros
presencias, palabras y obras
que te transparenten
ante quienes no te conocen,
ante quienes sufren la injusticia,
el dolor, la enfermedad, la pobreza,
el hambre de pan, el hambre de Vida.
¡Señor, danos la valentía para reconocernos
de verdad signos de tu poder de salvación!

Señor, aquí estamos.
Ábrenos la mente, el corazón y los bolsillos.
Fortalécenos. Amplíanos. Empújanos.
Envíanos.

Además,
hoy día del DOMUND
queremos presentarte hoy, especialmente,
a todos los cristianos perseguidos
al ser testigos de la necesidad
de la conversión de corazones,
mentes,
grupos,
sociedades
y culturas.
Sabemos que los cuidas y los proteges
más allá de lo que nosotros podemos
llegar a entender y nombrar.
Bendícelos con los dones que más necesitan.
Fortalécelos aún más
en la fidelidad a la misión.

Amén.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Dar a Dios lo que es de Dios.
¿Qué es de Dios?¿Cómo se lo vamos a dar?
Si todo lo ha creado, todo es suyo. Lo que somos, tenemos, disfrutamos… es suyo. E incluso se ha hecho nuestro esclavo para amarnos y salvarnos. ¿Cómo devolver tanto amor?¿Tal vez orientándonos desde la gratuidad? ¿Qué podemos hacer entonces? Podría dar gratis lo que he recibido gratis. ¿Pero cómo hacerlo esta semana? ¿Qué es lo que más nos cuesta dar? ¿tiempo? ¿amor? ¿escucha? ¿agradecimiento? ¿reconocimiento? ¿paciencia? ¿bendición? ¿paz?...
En lo que te piensas qué puedes ofrecer a los demás, te invitamos a dar como mínimo esperanza y alegría en estos tiempos de desaliento. Y darle la vuelta a las cosas. Si oímos quejas por las mascarillas, podemos decir que gracias a ellas nos protegemos, y que cuando nos empecemos a acostumbrar a llevarlas tendremos que dejarlas. Entre crónicas de COVID, resaltar buenas noticias, ante la falta de contacto físico, ser creativos tendiendo puentes de otra forma.
Esperanza y alegría como poco. A partir de ahí, tú fijas tu objetivo para hacer de este mundo durante esta semana un lugar mejor con la gratuidad que devolvemos.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.