Evangelio Seglar para el Domingo 7º del Tiempo Ordinario (19 – Febrero – 2023)

19 de febrero de 2023
Print Friendly, PDF & Email
Print Friendly, PDF & Email

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según Mateo 5,38-48

Amad a vuestros enemigos

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Habéis oído que se dijo: "Ojo por ojo, diente por diente." Yo, en cambio, os digo: No hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica; dale también la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehuyas.
Habéis oído que se dijo: "Amarás a tu prójimo" y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, y rezad por los que os persiguen. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y, si saludáis sólo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto."

SEGUNDO PASO: MEDITATIO

¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE LA MISIÓN CON LOS MIGRANTES
(Mujer, soltera, pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Primero Jesús les dice de la ley del talión, hablando de las leyes a las que estaban acostumbrados a practicar la sociedad judaica, más, sin embargo, Jesús habla desde la perspectiva de la no violencia; si te pide la túnica, dale también el manto, así nos muestra, como actuar, con -no violencia- dentro de nuestras sociedades en nuestro mundo.

Es más, nos habla de amar a nuestros enemigos y orar por quienes nos persiguen, tratar con justicia y amor a quienes nos agreden o persiguen. Nos invita a una convivencia de amor y solidaridad; pensando en la manera que se cubrían con la túnica y le dejaban vulnerables a la persona en desnudez, en la que Jesús dice dale también el manto.

Así es como por la inmigración se le desnuda a la persona, de su identidad de ser hijos de Dios, ciudadanos del mundo, aun se les abandona a la intemperie, sin ese manto, al cual todo ser humano, tiene derecho: Al Trabajo, Tierra y Techo, como posibilidad de una vivienda para la familia.

DESDE LA PREPARACIÓN A LA JMJ DE LISBOA
(Mujer, soltera, trabaja, pertenece a comunidad cristiana y está en discernimiento para movimiento seglar)

En el evangelio de hoy, que tantas veces hemos escuchado, Dios nos pide que ante las injusticias y la violencia respondamos con Amor. Amor hacia las personas que te critican, amor hacia la gente que te mira mal, amor hacia la gente que no te escucha. Ese Amor que se transforma en perdón una y otra vez sin esperar nada a cambio. El mismo Amor incondicional que esperamos vivir en la JMJ este verano con todos nuestros hermanos. Ese Amor que llevo a Jesús a entregar su vida y morir por nosotros en la cruz. Para enseñarnos cual es el verdadero significado del amor! Que este tiempo que tenemos hasta la JMJ nos sirva para confiar a ciegas y aprender a amar sin medida.

TERCER PASO: ORATIO
¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, pertenece a movimiento cristiano)

¿Cómo superar mi egoísmo raudo?
Con la buena cortesía no basta.
Señor, confío en tu misericordia.

¿Cómo vivir sin resentimiento?
Con reconocer la doctrina no basta.
Señor, confío en tu compasión.

¿Cómo ir más allá la amargura de la mediocridad?
Con repasar el catecismo no basta.
Señor, confío en tu sabiduría.

¿Cómo no dejarme llevar por las heridas a mi vanidad?
Con venir a misa no basta.
Señor, confío en tu santidad.

¿Cómo esquivar los zarpazos de mi orgullo?
Con dar limosna no basta.
Señor, confío en tu cuidadosa presencia.

¿Cómo superar la desconfianza que me blinda ante los demás?
Con saludar amablemente no basta.
Señor, confío en tu poder de transformación.

¿Cómo superar el sentirme superior a tantos y tantos?
Con las técnicas de mindfulness no basta.
Señor, confío en tu purificación radical.

¿Cómo dejar de sentirme frustrado ante mis debilidades?
Con reconocerme humano no basta.
Señor, confío en tu salvación.

¿Cómo enfrenarte a mis inseguridades?
Con reconocerme en camino entre humanos no basta.
Señor, confío en tu sabia luz.

¿Como afrontar la malévola envidia cotidiana?
Con silenciarme no basta.
Señor, confío en tu amor sobre todo amor.

Más allá de meditar doctrina,
tan medieval y tan inextricable…
más allá de la reverencia litúrgica,
tan pomposa y tan de casta rancia clerical…
más allá de las rutinas de piedad
tan infantiles y tan limitantes…

Más allá de tanto y tanto y tanto
tan banal,
tan mendaz,
tan sandio
que me circunda,
que me impregna,
de lo que me hago eco y eco y eco…
y que refuerzo,
y que amplío neciamente…
con mis pensamientos,
con mis palabras
y con mis obras…

Más allá Tú,
Tú, Señor Jesús,
Santidad en la humanidad,
humanidad en la santidad.

Tú, en el corazón de mi corazón.
Tú, en la fuente de mi sed.
Tú, en la luz de oscuridad.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

Ciudad Redonda. Un lugar para compartir lo que somos.

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, pertenecen a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Amad a vuestros enemigos

Varias veces me planteo qué gestos o actitudes puedo adoptar, o qué acciones concretas puedo emprender para construir el Reino. En relación a eso Jesús, con la invitación que nos hace hoy, nos da una clave muy clara al alcance de todos, pues quien más o quien menos recibe algún tipo de mal en forma de violencia, injusticia, insulto, persecución, difamación, bloqueo de algún tipo… 

Dar bien a cambio de mal es un gesto muy valiente, que le planta cara a la corriente de este mundo, que rompe la dinámica del mal, corta la espiral de la violencia. E incluso puede cuestionar a los demás, no para orgullo nuestro sino para gloria de Dios. Y es un motor muy potente de cambio de este mundo que abre el mejor camino para la paz, y al nacer de tu interior, es un ejemplo de transformar la cruz en resurrección.

Para hacer algo tan difícil, al menos yo, tengo que estar en presencia del Espíritu Santo, “velando” y “estando alerta” para cuando llegue el momento, porque si no, puedo devolver con la misma moneda. Nos lo dice la Secuencia al Espíritu Santo: “mira el vacío del hombre si Tú le faltas por dentro, mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento”. Una acción tan a contracorriente sólo viene del Amor. Si el Señor no está presente en nosotros ¿cómo puede nacer una respuesta tan extraordinaria?.

De esta lectura pueden surgir varias propuestas: poner en nuestra oración a los que nos hacen daño para que el Señor los bendiga y le dé luz para cambiar su actitud; pedir por nosotros mismos para que con la ayuda del Espíritu Santo, nos dé la claridad suficiente para no ofender o molestar a los demás y para actuar con los que nos hacen daño exactamente del mismo modo en el que actuamos con los que nos caen bien,… 

Tenemos a la vista un reto muy difícil y auténtico para ser sal y luz, y ocasiones para ello seguro que no nos van a faltar.


Si quieres recibir el Evangelio Seglar cada semana, pincha aquí

    

¡No hay eventos!

Destacados