icono estrella Nº de votos: 0

Evangelio Seglar para el Domingo 1º de adviento (28/11/2021)

Laiconet -

PRIMER PASO: LECTIO
¿Qué dice el texto?

Lectura del santo evangelio según Lucas 21, 25-28. 34-36

Se acerca vuestra liberación.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje. Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad. Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación. Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre."

NOTAS BÍBLICAS
(por equipo coordinador, con asesoramiento de un biblista)

Los signos en el cielo señalan que se va a producir un cambio muy importante. El movimiento de las aguas es el que había antes que Dios pusiera armonía, según el Antiguo Testamento. El "Hijo del hombre" (o sea, "el Humano") es una imagen del profeta Daniel; viene sobre una nube, como lo hacía Dios, indicando así también su condición divina, Jesús ya se identificado antes en este Evangelio como ese "Hijo de lo humano".
Todo esto causa dos reacciones distintas:
- Para "las gentes" será causa de angustia y locura, "como un lazo".
- Para los discípulos es anuncio de que la liberación está cerca, Entonces podrá alzar la cabeza. (En este mismo capítulo, poco antes, hace constar las dificultades que padecen los creyentes en el tiempo del evangelista, los poderes que les hacen agachar la cabeza).
La liberación no sólo será de las persecuciones, sino de toda clase de mal, dado el contexto en que se anuncia.
Para poder mantenerse "de pie ante el Hijo del hombre", Jesús propone la oración y estar atentos.
Y para ese estar "siempre despiertos", Jesús anima a llevar un estilo de vida distinto al de "las gentes", cuyo corazón está adormecido por el ritmo de vida que llevan y por la búsqueda de lo placentero.

SEGUNDO PASO: MEDITATIO
¿Qué nos dice el texto?

Distintos laicos hacen una breve sugerencia para la vida seglar. Cada uno contempla el Evangelio desde una dimensión de la vida laical.

DESDE EL SÍNODO 2021-2023 “Por una Iglesia sinodal”
(hombre, casada, trabaja, 3 hijas, pertenece a comunidad y movimiento seglar)

Si tenemos la costumbre de escuchar la radio o ver la tele mientras desayunamos nos topamos cada día con situaciones de angustia, perplejidad, desfallecimiento, miedo, ansiedad como las que describe el evangelio de Lucas. Quizás nuestro corazón esté ya tan embotado que apenas sienta ese dolor como propio. O quizás no. Es posible que aún estemos despiertos a la realidad y que nos siga interpelando el sufrimiento ajeno. El que vemos en la tele, en el trabajo, en la calle, en nuestra propia familia…  Puede abrumarnos entonces la sensación de desbordamiento. ¿Qué puedo hacer yo ante tanta calamidad? ¿Se puede recuperar la esperanza? ¿Es posible en este tiempo creer todavía que algo o alguien puede liberarnos de tanta oscuridad?

Nosotros decimos que creemos que esa persona que viene es Jesús. Pero, ¿por qué no somos capaces de transmitir la maravilla de la Buena Noticia? ¿por qué después de tanto tiempo el Reino no acaba de venir?

La clave nos la confía el propio Jesús: “QUE TODOS SEAN UNO”,  le pide al Padre, para que el mundo crea. La Unidad es la llave. Unidad dinámica, en movimiento. Y he aquí que viene Francisco, el papa, a recordarnos a todo el Pueblo de Dios que no hacemos NADA si el camino no lo hacemos JUNTOS. Y monta el Sínodo del Sínodo. A ver si así nos enteramos TODOS, curas y monjas, obispos y laicos.

No más ni menos eso es este Sínodo. Una OPORTUNIDAD. Un ADVIENTO muy especial.

¿Ya te llegó la noticia del Sínodo pero no crees que vaya en serio? Este es tu sitio, PARTICIPA.

¿Es la primera noticia que tienes del Sínodo? Este es tu sitio, PARTICIPA.

DESDE LA FAMILIA “En el año Familia Amoris Laetitia”
(matrimonio, él trabaja, cuatro hijos, pertenecen a comunidad cristiana y movimiento seglar)

Lucas nos habla de angustia, de dolor, de muerte, del fin de la humanidad, de la Venida del Hijo del Hombre. Esto parece ser la orden del día. Nuestros hijos escuchan hablar de todas estas cosas todos los días en las redes sociales. Qué difícil es no darle paso a la impotencia!
Por eso, el Papa Francisco estableció el año de la familia para ayudar a fortalecer la fe y vivir la alegría de Dios. En nuestro caso, hemos tenido que aprender a aprovechar los momentos en que estamos juntos para inculcar estos valores desde los momentos más breves en la mañana, camino al Colegio cuando elevamos una pequeña oración, o cuando vamos todos juntos a Misa. También cuando los apoyamos en todas sus actividades deportivas, escolares, sociales. Y como nos dice Lucas: estén “despiertos", oren y pidan fuerzas para mantenernos en pie delante de Él.

TERCER PASO: ORATIO

¿Qué nos hace decir el texto?

(hombre, casado, trabaja, pertenece a movimiento cristiano)

Mantenerse despiertos.
Mantenerse de pie.
Ante Ti, Señor,
mantenerme despierto.
Despierto frente a las trampas del ego.
Despierto frente a las justificaciones mezquinas.
Despierto frente a los miedos poco razonables.
Despierto junto a los que cultivan el cuidado.
Despierto junto a los que ofrecen misericordia.
Despierto junto a los que siembran esperanza.
Ante Ti, Señor,
mantenerme en pie.
En pie con la dignidad humilde de los hijos de Dios.
En pie con la fe de quien se sabe en buenas manos.
En pie con la autenticidad de saberse habitado por tu amor.
En pie junto a los que ansían vida auténtica.
En pie junto a los que no pueden más con su vida.
En pie junto a los que llaman a Dios, sea cual sea su lengua.
Ante Ti, Señor,
despierto, en pie.
Herido.
Pero no aniquilado en las batallas contra las estupideces de uno mismo.
No es fácil vivir y vivirse en los escombros hostiles de la cultura que vivimos.
Sanado.
Pero con cicatrices que pudieran supurar amargura aún.
No es fácil reconocer las sombras de la propia biografía.
Derribado.
Pero con suficientes cimientos para seguir algo erguido.
No es fácil mantener las referencias, los mapas, las convicciones.
Levantado.
Pero tembloroso, minusválido, dolorido.
No es fácil la perseverancia entre abrojos y soledades.
Rodeado de ruidos. Incansables, contumaces, abrasivos.
¿Dónde, dónde encontrar silencio, el necesario silencio de santidad?
Ante Ti, Señor,
despierto,
en pie.
Resistente.
Esperanzado.
Porque creo saber que mereces la pena.
Ante Ti, Señor,
despierto,
en pie.
Resistir anhelando vida en abundancia,
crea la nueva cultura que tanto necesitamos.
Resistir cuidándose y cuidando la vida
alimenta nueva cultura que tanto anhelamos.
Resistir creando momentos, situaciones y espacios de santidad,
anuncia la nueva cultura que siempre, siempre, siempre
ha estado incipiente
en los bienaventurados
de toda lengua,
cultura,
situación.

CUARTO PASO: CONTEMPLATIO
¿Quién dice el texto?

(Autorizado por el autor, Fano en www.diocesismalaga.es)

ÚLTIMO PASO: ACTIO
¿A qué nos lleva el texto?

(matrimonio, 5 hijos, ambos trabajan, el matrimonio pertenece a comunidad cristiana y a movimiento seglar)

Tened cuidado: no se os embote la mente. Estad siempre despiertos
Hasta las lecturas del Evangelio más complejas, como esta, tan apocalíptica, contienen mensajes muy muy claros.
En esta ocasión Jesús nos invita a estar siempre despiertos.
En un texto que providencialmente pasó hace poco por mi corazón, se indicaba que si acabaras tus días en este mundo ahora y te ofrecieran destacar lo que habrías querido hacer mejor para darle más sentido a tu vida, posiblemente habría sido amar más, acumular menos y estar más disponible. ¡Qué tres buenos propósitos para una vida más plena! Y se me invitaba a proyectar en cada día de mi vida, en mi presente de cada día, esos tres propósitos. El autor alertaba de que para conseguirlo tendría que vivir intensamente el aquí y ahora, luchando contra dos fuerzas: por una parte el reclamo de lo instantáneo que nos aborda continuamente (nuestras tareas, ocupaciones, interrupciones, distracciones, falsas metas), y por otra parte nuestros miedos de cada día a no dar la talla, a que no nos dé tiempo, a no llegar, a quedarnos fuera, a la muerte,… Solo el presente da sentido a mi vida, y cada día tiene su afán.
Te invito a que hagas tuya esta forma de vivir despiertos para una vida plena, que hagas tuyo el propósito de vivir amando más, acumulando menos y estando más disponible todos los días, sin dejar que algo tan noble sea reemplazado por lo efímero de lo inmediato o por el miedo que te aturda. El Señor está contigo, adiós a los miedos y a la inmediatez, y disfruta de ser Reino y hacer el Reino de esta forma.  
Te invito también a que decidas en qué vas a hacer realidad ese propósito esta semana: ¿en el trato personal con los compañeros de trabajo?¿en la escucha a ese familiar tuyo?¿en ser más desprendido con tu tiempo dedicándoselo a esa persona lo necesita? ¿en tomarte con serenidad tu lista de tareas y transformarlas en servicio para darles sentido? ¿en encender la primera vela de Adviento esta semana en tu casa? ¿en compartir con tus hijos?¿en ser detallista con tu cónyuge o tu pareja? ¿en ser hogar?  
¿En qué?  
Plantéatelo desde hoy, que la semana vuela…


Si quieres recibir el Evangelio Seglar cada semana, pincha aquí
 

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios