icono estrella Nº de votos: 0

Enamoramiento: ese amanecer

Bonifacio Fernandez -

En la cultura occidental el matrimonio  ha llegado a configurarse como el fruto del enamoramiento y la elección libre. Las personas se casan por amor y para amarse. Deciden unir sus vidas llevados por un sentimiento de amor compartido y contrastado durante un tiempo. El proyecto de amor conyugal ha emergido con fuerza, vigor y belleza especial en el enamora­miento. Y se ha configurado en el noviazgo en cuanto forma social del aprendizaje del matrimo­nio

1. Tiempo difuminado, pero inspirado

La verdad es que la dimensión social e institucional del noviazgo se ha difuminado mucho al hilo de la privatización del amor. Se evita el nombre. No se sabe bien cómo denominar la realidad de esa relación. No se acierta a darla a conocer. Es cierto que en cuanto experimento no tiene contornos precisos. Cada noviazgo es una historia diferente. Existe un fuerte pudor a hacer pública la relación existencial que ha surgido y se está fraguando. Se difumina diciendo: tengo un amigo, una amiga.

2. Tiempo de renacer

Enamorarse implica básicamente un descentrarse de sí para concentrarse en la persona del otro sexo. Sea cual sea la forma sicológica como se inicia, el enamora­miento tiene siempre la dimensión del descubrimiento del otro. En el origen del despertar del sentimiento de enamoramiento suele haber una llamada de la belleza del otro. Su sonrisa, su voz, su forma de mirar atraen la atención. Inseparable del atractivo físico es el atractivo personal. Nadie había visto en mi lo que tú has visto. Nadie había suscitado en mí lo que tú has suscitado. Tú despier­tas dimensiones de mi ser, de mi sensibilidad, que nadie había desper­tado hasta que tu llegaste a mi vida. Me siento como renacido.  Mi vida en cuanto enamorado empieza a girar en torno a la tuya. Mi tiempo se empieza a medir en relación con tu presencia y tu rostro. Estoy todas las horas esperando el encuentro contigo. Los momentos de la separación se hacen insufribles e implacables. No me es suficiente tu continua presencia intencional en mi mente y atención.

3. Ojos enamorados

El mundo entero cambia de semblante ante mis ojos. La gente me parece más guapa, más generosa. Las calles del pueblo o la ciudad tienen un fulgor especial, nuevo. Son más acogedoras, más cálidas. Todo cambia y se trasforma. Se inicia un mundo nuevo, diferente. Están llenos de buenas noticias.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 6 comentarios

Comentarios

Sonia V.M. Sonia V.M.
hace 1 semana, 4 días
¿Descentrarse de sí para concentrarse en la persona del otro sexo?
Discúlpenme pero me parece un comentario capcioso y fuera de lugar.
Osea ¿que si no es del otro sexo no puedes enamorarte? Qué tristeza me produce que se escriban estas cosas desde un foro cristiano. Con independencia de que el artículo entero me parece infantil, ese comentario sutil en particular, molesta. Una lástima porque pensé que aquí se respiraba un aire más limpio.
Me gusta 0
Claudio G. Claudio G.
hace 1 semana, 3 días
Discúlpeme, Sra o Srta Sonia, pero la rara es Usted. Lo NORMAL es y lo será, enamorarse de una persona del otro sexo!!! Y si así no lo fuera, creo Usted o quien sea, tiene un problemita! Le guste o no, es así, no creo que haya que nivelar para abajo; si a Usted se la han despertado otros instintos, no es la norma!!!. Que Dios la ayude!
Me gusta 0
Claudio G. Claudio G.
hace 1 semana, 1 día
Comparto tu comentario!!. Gracias a Dios por esa preciosa CREACIÓN... Ojalá pudiéramos, tener más presente ese hermoso manual de instrucciones para la vida, que es la Biblia!!! Con seguridad, no habría tantos desvíos, comentarios, y se respiraría una aire mucho más limpio!! Abrazo grande!!
Me gusta 0
Angeljen0214 Angeljen0214
hace 1 semana, 2 días
Claudio, lo que le pasa a Sonia es que ella no sabe
que Dios cuando creo al primer hombre, penso que
no era bueno que estuviera solo y creo una compa-
nera para el y precisamente penso y creo la mujer
como companera del hombre; otro sexo, para que
crecieran y se multiplicaran, asi es como es normal:
Hombre y Mujer, esa fue, es y sera su voluntad.
Me gusta 0
mariodeguillon mariodeguillon
hace 6 días, 9 horas
¡Misericordia quiero, no sacrificio!El enamoramiento es un sentimiento. El amor es una decisión que se manifiesta en la entrega.
Es muy triste que a una hermana, hija de Dios, se le conteste con términos tan duros. ¡El que esté libre de pecado que tire la primera piedra! Sonia, Dios te ama, como me ama a mi que soy pecador¡Vaya que Dios me ha perdonado. El que dice que no peca es un mentiroso.Pero el Señor ha dado la vida, por mí, por tí, por el Papa, y por todos los que escribimos comentarios en ciudad redonda. Ruego a Dios en este momento dos cosas: que llegues a leer este mensaje, y que cada uno de nosotros, antes de escribir, invoquemos al Espíritu Santo, y manifestemos lo que él nos diga. Porque lo impuro es lo que nace dentro del hombre(Marcos 7.14)Y esta palabra nos inc ... » ver comentario
Me gusta 0
Manuel Manuel
hace 4 días
Me tropecé con los comentarios y no pude no comentar. El salmo del Domingo dice la Misericordia y la Fidelidad se encontraron. La Justicia y la paz se besaron....
La verdad, la justicia y la misericordia son parte del mismo Dios. "Usar" los principios doctrinales para "regañar las malas acciones de los otros según nuestro juicio" no es una forma de encuentro entre la misericordia y la fidelidad, o la justicia. Jesús tiene mano izquierda y derecha: la justicia y la misericordia... aprender a no contrapuntearlas es la prudencia Virtud cardinal que todos necesitamos. Mario hiciste con Claudio y Angelica lo que ellos con Sonia.


Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.