icono estrella Nº de votos: 0

El matrimonio itinerante de Aquila y Priscila (1).

Bonifacio Fernández, cmf -

El día 25 del mes de enero del año 2020 el Papara francisco dirigió un discurso a los miembros del tribunal de la Rota Romana. Y les propone con mucho vigor un modelo bíblico de matrimonio evangelizar. He aquí una parte de las palabras del Papa francisco.

“El Espíritu Santo quiso al lado del Apóstol [Pablo] este admirable ejemplo de matrimonio itinerante: en efecto, tanto en los Hechos de los Apóstoles como en la descripción de Pablo, nunca están quietos, sino siempre en constante movimiento. Y nos preguntamos por qué este modelo de cónyuges itinerantes no ha tenido, en la pastoral de la Iglesia, una identidad propia como cónyuges evangelizadores durante muchos siglos. Esto es lo que necesitarían nuestras parroquias, especialmente en las zonas urbanas, donde el párroco y sus colaboradores clérigos nunca tendrán ni tiempo ni fuerza para llegar a los fieles que, aunque se declaren cristianos, no frecuentan los sacramentos y están privados, o casi privados, del conocimiento de Cristo.

Por eso sorprende, después de tantos siglos, la imagen moderna de estos santos cónyuges en movimiento para que se conozca a Cristo: evangelizaron siendo maestros de la pasión por el Señor y por el Evangelio, una pasión del corazón que se traduce en gestos concretos de cercanía, de proximidad a los hermanos más necesitados, de acogida y de cuidado.

En el proemio de la reforma del proceso matrimonial, insistí en estas dos perlas: cercanía y gratuidad. No hay que olvidarlo. San Pablo encontró en este matrimonio una forma de estar cerca de los alejados, y los amó viviendo con ellos durante más de un año, en Corinto, porque eran esposos maestros de gratuidad. Muchas veces me da miedo el juicio de Dios sobre nosotros acerca de estas dos cosas. Al juzgar, ¿he estado cerca de los corazones de la gente? Al juzgar, ¿he abierto mi corazón a la gratuidad o he sido presa de intereses comerciales? El juicio de Dios será muy fuerte sobre esto.

Los esposos cristianos deben aprender de Aquila y Priscila a enamorarse de Cristo y a acercarse a las familias, a menudo privadas de la luz de la fe, no por su culpa subjetiva, sino porque quedan al margen de nuestra pastoral: una pastoral de élite que se olvida del pueblo.

Cuánto me gustaría que este discurso no se quedara solo en una sinfonía de palabras, sino que empujara, por un lado, a los pastores, a los obispos, a los párrocos a tratar de amar, como lo hizo el apóstol Pablo, a los matrimonios como misioneros humildes y dispuestos a llegar a esas plazas y casas de nuestras metrópolis, donde la luz del Evangelio y la voz de Jesús ni llega, ni penetra. Y, por otra parte, a los esposos cristianos que tengan la audacia de sacudir el sueño, como lo hicieron Aquila y Priscila, capaces de ser agentes, no digamos autónomos, pero ciertamente cargados de valor hasta el punto de despertar del sueño y del letargo a los pastores, tal vez demasiado quietos o bloqueados por la filosofía del pequeño círculo de los perfectos. El Señor vino a buscar a los pecadores, no a los perfectos”.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 2 comentarios

Comentarios

Manuel y Melba Manuel y Melba
el 3/5/20
Hoy en la celebración del Buen Pastor, acogemos en nuestro corazón al Sacerdote Supremo y en nuestras oraciones al sacerdote cercano , amigo y que nos acompaña en el paso por la puerta del aprisco.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 7/3/20
Matrimonio entre los esposos, también con la Iglesia, y como nò con su fundador Jesucristo. Que todos unidos, permanezcamos así hasta el fìn de nuestro tiempo terrenal, para seguir también en el Cielo, cuando por la misericordia infinita de Dios, lleve a su lado a todos aquellos que se lo han tomado en serio, y han sido fieles seguidores del Señor. Que dure elk matrimonio toda la vida.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.