icono estrella Nº de votos: 0

El aroma de la humildad

Rol Rolheiser -

Según Isaac el Sirio, un famoso obispo y teólogo del siglo VII, una persona que es genuinamente humilde emite un cierto olor que otras personas sentirán y que incluso los animales captarán, de modo que los animales salvajes, incluyendo las serpientes, caerán bajo su hechizo y nunca le harán daño a esa persona.

Esta es su lógica: Una persona humilde, cree, ha recuperado el olor del paraíso y en la presencia de tal persona uno no se siente juzgado y no tiene nada que temer, y esto es cierto incluso para los animales. Se sienten seguros alrededor de una persona humilde y se sienten atraídos por ella.  No es de extrañar que gente como Francisco de Asís pudiera hablar con los pájaros y hacerse amigo de los lobos.

Pero, por muy bello que suene todo esto, ¿es un cuento de hadas piadoso o es una metáfora rica y arquetípica?  Me gusta pensar que es lo segundo, es una metáfora rica, y quizás incluso algo más. La humildad, en efecto, tiene un olor, el olor de la tierra, del suelo y del paraíso.

¿Pero cómo? ¿Cómo puede una cualidad espiritual emitir un olor físico?

Bueno, somos psicosomáticos, criaturas de cuerpo y alma. Así, en nosotros, lo físico y lo espiritual son tan parte de una misma sustancia que es imposible separarlos unos de otros. Decir que somos cuerpo y alma es como decir que el azúcar es blanca y dulce y que la blancura y la dulzura nunca se pueden poner en pilas separadas. Ambos están dentro del azúcar. Somos una sola sustancia, inseparable, cuerpo y alma, por lo que siempre somos tanto físicos como espirituales. Así que, de hecho, sentimos cosas físicas espiritualmente, así como olemos cosas espirituales a través de nuestros sentidos físicos. Si esto es cierto, y lo es, entonces, sí, la humildad emite un olor que se puede sentir físicamente y el concepto de Isaac el sirio es más que una mera metáfora.

Pero también es una metáfora: La palabra humildad toma su raíz en la palabra latina humus, que significa tierra, suelo y tierra. Si uno va con esta definición, entonces la persona más humilde que usted conoce es la persona más digna y más enraizada. Ser humilde es tener los pies firmemente plantados en la tierra, estar en contacto con la tierra y llevar el olor de la tierra. Más aún, ser humilde es tomar el lugar que nos corresponde como un pedazo de tierra y no como alguien o algo separado de ella.

El célebre místico y científico Pierre Teilhard de Chardin lo expresó a veces en sus oraciones. Durante los años en que, como paleontólogo, trabajó durante largos períodos en los desiertos aislados de China, a veces componía oraciones a Dios en una forma que él llamaba: Una Misa para el Mundo. Hablando a Dios, como sacerdote, identificaría su voz con la de la tierra misma, como ese lugar dentro de la creación física donde la tierra misma, el mismo suelo, podía abrirse y hablar a Dios. Como sacerdote, no hablaba por la tierra; hablaba como si fuera  la tierra, dándole voz, en palabras con esta finalidad:

“Señor, Dios, me presento ante ti como un microcosmos de la tierra misma, para darle voz: Vean en mi apertura, la apertura del mundo, en mi infidelidad, la infidelidad del mundo; en mi sinceridad, la sinceridad del mundo, en mi hipocresía, la hipocresía del mundo; en mi generosidad, la generosidad del mundo; en mi atención, en mi distracción, la distracción del mundo; en mi deseo de alabarte, mi deseo de alabarte y en la preocupación por mí mismo, el olvido del mundo de ti. Porque yo soy de la tierra, un pedazo de tierra, y la tierra se abre o se cierra a vosotros a través de mi cuerpo, mi alma y mi voz.”

Esto es humildad, una expresión de humildad genuina. La humildad no debe confundirse nunca, como ocurre a menudo, con una autoimagen herida, con un excesivo apocamiento, con la timidez y el miedo, o con una autoconciencia hipersensible. Demasiado común es la noción de que una persona humilde es aquella que es modesta hasta la culpa, que huye de los elogios (incluso cuando se los merece), que es demasiado tímida como para confiar y abrirse en la intimidad, o que es tan temerosa o auto-consciente y teme ser avergonzada y por eso nunca da un paso adelante y ofrece sus dones a la comunidad. Esto puede ser al mismo tiempo una persona gentil y modesta, pero debido a que nos estamos humillando a nosotros mismos cuando negamos nuestros propios dones, nuestra humildad es falsa, y en el fondo lo sabemos, pero esto hace que se alimente una ira a veces no tan oculta y ser propenso a ser un persona pasiva y agresiva.

La persona más humilde que conoces es la persona que está más arraigada, es decir, la persona que sabe que no es el centro de la tierra, pero también sabe que no es un pedazo de tierra de segunda clase. Y esa persona emitirá una fragancia que lleva tanto la fragancia del paraíso (del regalo divino) como el olor de la tierra.

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 26 comentarios

Comentarios

Antonio Antonio
el 15/10/19
Hoy quisiera hacer un llamamiento a Sacerdotes, Religiosos, y también a los laicos. Somos llamados por Dios para amarnos, y como podríamos hacerlo si antes no nos hemos planteado TODOS, ser humildes como lo fue Nuestro Señor Jesucristo, que no para de enviarnos Gracias para que le sigamos y seamos mas santos.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 14/10/19
Casi siempre que opinamos de los demás, a veces decimos que les falta humildad. Como casi siempre pasa, es màs fácil ver los defectos del prójimo, que poner en pràctica lo que censuramos. No te gusta como actúa la otra persona, corrigete a tì mismo y practica lo que tu y yo decimos que le falta al hermano. Así empezaremos a aprender en ser humildes.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 13/10/19
La humildad se consigue con la mortificación, con la oración, con constancia,m e incluso en alguna ocasión con ayuda terapéutica. Tambien seria bueno que acudieras algun modelo de personas que se esforzaron por conseguirlo: El Santo Cura de Ars, San Francisco de Asìs(Lee sus maravillosas Oraciones), El Santo Padre Pìo, etc. Y como modelos sublimes, acude a Jesucristo, su Madre la Santìsima Virgen, y a San Josè. Después de poner en pràctica esto, tu y yo lograríamos ser mas humildes que ahora somos. Amen.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 11/10/19
Tienes salud, buena posición económica, títulos de todas la clases existentes, una familia, muchos amigos, estàs bien considerado, incluso una gran formación teòlogica y religiosa, te consideras creyente y eres practicaante, pero...……. ¿Si no tienes Humildad, no eres Nada, y mucho menos seguidor de Cristo, que siendo Dios se humillò, para morir por tì y por mì para que lo seamos?.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 10/10/19
Cualquiera de las obras que nos relatan la vida de los Santos, nos pueden ayudar a todos los cristianos, a tratar de imitarlos en la medida de nuestras fuerzas, y como culmen la Vida de Jesus o la de su Santa Madre, nos darán fuerzas para cambiar a veces nuestra actitud, que en nada se parece a la de ellos, y aprender a ser de verdad Humildes y sencillos.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 9/10/19
Preguntemos la razón por la que tanto nos interesan los textos sagrados, los libros católicos, las conferencias o sermones religiosos, la respuesta debería ser unánime, para formarnos y crecer en santidad. Pues bien en el texto del Evangelio de hoy, Jesucristo nos enseña a orar con el Padrenuestro. Leelo una vez mas, medítalo y cumplelo poniéndolo en practica.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 8/10/19
Todos llevamos dentro trigo bueno, y también cizaña, por tanto deberemos cuidar mucho que cuando observemos que sale lo malo, cortarlo de inmediato para que quede lo sano que eso en obra de Dios, lo otro viene del maligno.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 7/10/19
Hemos leído y oído muchas veces, como Jesucristo en muchas ocasiones nos invita para que seamos como el-"Manso y Humilde de corazón"-. Pongamos en pràctica este mensaje tan sencillo, pero tan difícil de hacer, y que nos haría ser tan semejantes a El.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 6/10/19
No dudes en aumentar tus planes de oración para que estes mas cerca del Señor, y El, oiga todo lo que le dices, en la seguridad de que te ayudarà para que progreses, y seas mas humilde.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 5/10/19
Si hacemos las cosas con sencillez, de buena gana, con alegría verdadera, con una sonrisa en la cara, siendo amables con todos, entonces habremos entendido lo que es ser humilde.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 4/10/19
Humildad, no es decir Si a todo. Es actuar sin poner trabas, es estar disponible siempre para oir a Dios, y saber lo que te pide en cada momento. Correspondele, pues el nunca te va a pedir algo que no puedas, y además te dara su apoyo para que lo consigas.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 2/10/19
Sabes que es ser humilde. Pues ir por la vida tal como eres, y desterrar las caretas, para que nos vean como somos. Y si realmente somos católicos y seguidores de Jesucristo, nada debemos temor, porque nuestra vida debería ser intachable y de nada tendríamos que avergonzarnos.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 1/10/19
Todo el bien que hagas a otros y los que en otros tiempos hubieras realizado, todos están presentes para Dios que te lo recompensara con mayor abundancia de lo que has dado. En cambio el mal que hubieras realizado, si lo has confesado sinceramente y te has arrepentido, Dios ya no se acuerda de tus fallos.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 30/9/19
Reflexiona sinceramente. Verdad que a veces somos arrogantes, vanidosos, soberbios, poco humildes. Y eso a que nos lleva. A quedarnos solos, a que otros no se acerquen, a que puedan creer que todos los católicos son iguales, y se alejen de Dios. Esto hay que confesarlo, arrepentirnos, hacer propósito de cambiar y de forma muy importante pedir ayuda, a sacerdotes y al mismo Cristo que nos oye siempre.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 29/9/19
Los Santos Arcángeles que hoy celebramos, nos sirvan para saber que tenemos unos mediadores permanentemente para que recurramos ante ellos cuan do tengamos dificultades para ser fieles a Dios. No dejes de encomendarte a San Miguel, San Rafael y San Gabriel.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 25/9/19
Cuando seas humilde, ponlo en este espacio, y dinos los métodos que has empleado, simplemente para copiarlos y así seremos muchos los que pertenezcamos a este noble sitio al que perteneció Jesus de Nazaret
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 24/9/19
Cuando nos enteraremos que todo lo que disponemos es por gracia y voluntad de Dios. No existe razón alguna para engreírnos con algo que solamente tenemos prestado, y que no nos pertenece, solo lo administramos, incluida nuestra vida. Por tanto hasta en esto deberíamos ser extremadamente humildes.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 23/9/19
No te entra nunca ganas de ser verdaderamente Santo, cuanta veces lo has intentado. Has buscado sinceramente la ayuda de Dios, le has insistido para que el te ayude a conseguirlo, o te conformas en ir por la vida de forma mediocre. No seamos tibios, que el Señor a estos no los aplaude.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 22/9/19
Ser humilde de verdad, no es decir muchas cosas bonitas, o confesarte de tus fallos. Es hacer y actuar de forma silenciosa, que solamente se entere de tus actos nuestro buen padre Dios.
Me gusta 0
Antonio Antonio
el 21/9/19
Cuando tengas oportunidad, revisa tu vida, y comprueba si està acorde con el evangelio, que lo dice muy claro, no se puede servir a Dios y al dinero.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.