icono estrella Nº de votos: 1

Aprender de las mujeres

Melvin Rivera -

    Las mujeres no son los personajes más visibles de la Biblia.  Pero  sus vidas son esenciales para entender la historia bíblica y el actuar de Dios.

    Sus retos y triunfos pueden fortalecer nuestra fe hoy día. Sus vidas son relevantes porque hablan más por sus  acciones, que por sus palabras.

    Muchas de estas narraciones nos enseñan a tener fe, valor y confianza y a no doblegarnos antes los problemas de la vida. Otras nos recuerdan el valor de tener a Cristo como el centro de nuestra existencia.

    Algunas de estas mujeres son recordadas por su matriarcado, otras se destacan porque muestran una sabiduría excepcional y una atención especial a los demás seres humanos.

Mujeres que se distinguen

Hay ejemplos notables que todos conocemos y otros no tan conocidos.

  • Esther, corrió el riesgo de morir por salvar a su pueblo. Un libro entero de la escritura lleva su nombre. La bisabuela del Rey David, fue descrita como su heroína. Su suegra, Noemí, es también reverenciada como  prudente, muy trabajadora y devota.
  • Sara, la esposa de Abraham, pasó por la experiencia de que a los  91 años, recibió  la increíble noticia,de que concebiría un hijo. Más tarde ese niño, Isaac, fue casi sacrificado por su esposo, a pedido de Dios. Pedro menciona a Sara como modelo de esposa (1 Pedro 3:6).
  • María Magdalena, fue la mujer más prominente que acompañó a Jesús desde Galilea a Jerusalén. Ella también estuvo presente en la crucifixión de Cristo y se reunió con el Señor resucitado en su tumba cuando otros estaban ocultos y asustados.
  • Miriam, la hermana de Moisés y Aarón fue la primera mujer que aparece con el título de profetisa (Éxodo 15:20).


Algunas desconocidas

    Muy pocas veces en las iglesias predicamos sobre mujeres como Agar, Dina, Tamar, Rispá, Vasti, Junia la apóstol y  Jocabed la valiente madre de un líder.

    Hay otras mujeres que también tienen un papel importante - aunque no estelares - en la escritura. La suegra de Pedro al igual que la madre de Santiago y Juan.

    Pero hay muchos ejemplos menos conocidos que necesitamos descubrir. Por ejemplo Lidia, en el Nuevo Testamento, que utilizó su dinero para apoyar a la iglesia.

    Aun cuando la Biblia no menciona a algunas madres por su nombre específico, estas desempeñaron papeles destacados.

    Por ejemplo, la esposa de Noé que se  menciona en cinco ocasiones en Génesis capítulos 6 a 8 simplemente como “la esposa de Noé”. Aunque no aparece en la Escritura  evidentemente ayudó a Noé en su experiencia de prepararse para la inundación.

  • Extraido de: Blog de Melvin Rivera (Sociedades Bíblicas Unidas)
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas : mujer,
icono comentarios 1 comentario

Comentarios

Nemesia Ruiz Nemesia Ruiz
el 1/10/19
Se han olvidado de la María, Madre de Dios y Madre nuestra, de Isabel, la madre de San Juan Bautista, de las hermanas de Lázaro, María y Marta; de la Samaritana que dialogó con Jesús en el pozo de Jacob; de la viuda que dió de limosna lo poco que tenía; la viuda que iba a enterrar a su único hijo, la hija de Jairo que volvió a la vida, del grupo de mujeres que seguían a Jesús cuando predicaba y camino del Calvario, lloraban y una de ellas enjugó su rostro, de la mujer de Pilatos que quiso evitar la mayor injusticia cometida con un INOCENTE. Las tres Marías que de pie se quedaron en la crucifixión. Y seguro que olvido alguna.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.