icono estrella Nº de votos: 0

Al despertar ...

Nicolas Caballero, cmf -

El hombre sólo se puede comprender a partir de Dios, y sólo viviendo en relación con Dios, su vida será verdadera. () Puesto que ser hombre significa esencialmente relación con Dios, está claro que incluye también el hablar con Dios y el escuchar a Dios”. (Joseph Ratzinger)

Ignorando nuestra naturaleza profunda, no caemos en la cuenta de que todos somos místicos de nacimiento. Todos, de alguna manera, somos llevados, aun en nuestra inconsciencia, por una nostalgia fundamental, inevitable: Dios. La nostalgia del salmo: —Tu rostro buscaré, Señor— (Sal 67,2; 102,3; 143,7). Llega un tiempo en que la tan sabida exclamación de san Agustín: —Nos hiciste, Señor, para ti e inquieto está nuestro corazón hasta que descanse en ti—, comienza a ser un anuncio del acontecimiento de la parturienta que rompe aguas... Y lo vivimos como una experiencia personal. La Iglesia, el mundo, buscan ‘dar a luz’. Y de esa nostalgia fundamental vivimos...

Rilke, el poeta, vivió muchos años en París. En compañía de una amiga francesa iba todos los días a la universidad por una calle muy frecuentada. En un rincón encontraba sin falta a una mendiga. La viejecita, como una estatua, inmóvil, tendida la mano, fijos los ojos en el suelo. Rilke nunca le daba nada. La amiga extrañada le preguntó por qué nunca la daba nada. —«Creo que hemos de darle algo a su corazón, no a sus manos», respondió el poeta. Al día siguiente, Rilke llevó una espléndida rosa entreabierta, la puso en la mano de la mendiga e hizo ademán de continuar. Entonces sucedió algo: la mendiga alzó los ojos, miró al poeta, se levantó del suelo con mucho trabajo, tomó la mano del hombre y la besó. Se fue, estrechando la rosa contra su pecho. Nadie la volvió a ver durante toda la semana. Ocho días después apareció de nuevo sentada en el mismo rincón, inmóvil, silenciosa como siempre. La joven acompañante del poeta se preguntó:

—¿De qué habrá vivido esta mujer en estos días en que no recibió nada? —¡De la rosa!, respondió el poeta.

Y nosotros, de la fe y de la nostalgia de verlo ¡de una vez...!

Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios 4 comentarios

Comentarios

aitob longaray aitob longaray
el 28/12/17
nostalgia de Dios...
Me gusta 0
josesitoquerido josesitoquerido
el 28/12/17
El amado espera.... relación de dos: lo creado y su Creador.
es bonito pensar que salimos de la casa del Amor y que espera con los brazos abiertos.
Me gusta 0
AUGUSTO AUGUSTO
el 29/12/17
El amor de Cristo nos reúne en banquete fraternal. Con la luz de nuestra fe en el alma acudamos juntos al altar. La mendiga tenia hambre y el poeta la llenó de amor amándola gozando del banquete fraternal.
Me gusta 0
Dimas Paz Dimas Paz
el 3/1/18
Es necesario llenar los corazones de nuestros hermanos, con fe, amor, y donar nuestro amor especial para aquellos que realmente lo necesitan, no es lo material lo que importa, si no el detalle y la voluntad que tengamos para hacerlo, como la rosa que ofreció el poeta a la mendiga.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.