Artículos en En el exilio

Como cristianos, creemos que llevamos la imagen de Dios en nosotros y esta es nuestra más profunda realidad. Hemos sido creados a imagen de Dios. Pero concebimos esta imagen de una forma demasiado ingenua, romantica y piadosa. Imaginamos que en algún lugar dentro de nosotros hay un bello icono de Dios estampado en nuestras almas. Puede ser, pero Dios, tal y como afirma la Escritura, es más que un icono. Dios es fuego -libre, infinito, inefable, incontenible.
(Ron Rolheiser, OMI)

Un Drama del Corazón

por: Ronald Rolheiser (Trad. Carmelo Astiz, cmf) en En el exilio el
Lo que los evangelios y Jesús subrayan es su soledad moral, el hecho de que él se sentía solo, traicionado, humillado.

Nuestra Lucha en la Fe

por: Ronald Rolheiser (Trad. Carmelo Astiz, cmf) en En el exilio el
Para creer realmente que Dios nos ama incondicionalmente, primero tenemos que matar unos cuantos 'cananeos'.

Humildad, Ego y Grandeza

por: Ronald Rolheiser (Trad. Carmelo Astiz, cmf) en En el exilio el
La imagen que tenemos de nosotros mismos es demasiado frágil como para permitirnos hacer nada realmente grande.

Entrando en Cuaresma

por: Ronald Rolheiser (Trad. Carmelo Astiz, cmf) en En el exilio el
Para llegar propiamente a la Pascua, tiene que haber primero un tiempo de desierto, cenizas, tristeza y llanto.

Lidiar con el terrorismo

por: Ronald Rolheiser (Trad. Carmelo Astiz, cmf) en En el exilio el
Hacer las paces con el terrorismo, como estamos dolorosamente aprendiendo, requerirá más que armas de fuego y poder militar.

Ansia, deseo, añoranza... y el rostros de Dios

por: Ronald Rolheiser (Trad. Carmelo Astiz, cmf) en En el exilio el
En el centro de nuestra experiencia vital encontramos una enfermedad incurable: un desasosiego, una inquietud, una soledad, un anhelo, una ansiedad, un deseo, un sufrimiento por algo que nunca podemos identificar del todo.

Ad Usum, para Uso

por: Ronald Rolheiser (Trad. Carmelo Astiz, cmf) en En el exilio el
En el fondo, ninguno de nosotros es dueño de nada, y nada nos llega por derecho. Todo es don.