Liturgia Viva del San Marcos evangelista

SAN MARCOS, Evangelista

Introducción
Discípulo de San Pedro, Marcos nos describe con estilo sencillo cómo con Jesús llegó el tiempo de arrepentimiento y salvación. Nos muestra a Jesús tanto como Hijo de Dios como Hijo del Hombre, cuyo estilo de vida le llevó a su muerte, pero que se nos manifestó plenamente a sí mimo en la resurrección. El discípulo tiene que seguir al maestro.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Desgraciadamente,
hay muchos puntos negativos en nosotros
que oscurecen tu palabra
y nos impiden ser verdaderamente tu Iglesia.
Te pedimos hoy:
Llámanos, como una vez llamaste a Marcos,
para proclamar y vivir tu palabra.
Inspíranos por medio de tu Espíritu
y enséñanos a vivir esperanzados
en que tu reino vendrá
y permanecerá entre nosotros
por medio de Jesucristo, nuestro Señor,
ahora y por los siglos de los siglos.

Intenciones
  • Por todos los que proclaman la palabra de Dios, para que ellos mismos se imbuyan profundamente de ella y, desde esa plenitud interior, la proclamen con convicción y ardor misioneros, roguemos al Señor.
  • Por todos los que escuchan la palabra de Dios, para que la reciban y la atesoren en sus corazones y dé frutos de bondad y de paz, roguemos al Señor.
  • Por los que no conocen todavía a Jesucristo, imagen y Palabra Viva de Dios, para que las vidas de muchos cristianos convencidos les abran sus ojos a Jesús, luz verdadera que vino a vivir entre nosotros, roguemos al Señor.
Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
Tú nos invitas a reunirnos en torno a tu Hijo,
para que se entregue a sí mismo a nosotros
en los signos de pan y vino.
Deseamos que comparta también con nosotros
su Santo Espíritu,
para que sepamos proclamar su palabra
y seamos, para todos los que nos rodean,
signos de tu bondad y tu paz,
para que los hombres alaben tu nombre
por Cristo, nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
Acepta nuestra acción de gracias
por darnos a conocer
cuán bueno e inspirador es tu Hijo Jesús.
Te pedimos que sepamos llevar
algo de su bondad y de su Buena Noticia
al mundo de hoy
y que nuestra irreprochable conducta cristiana
sea parte importante de este mensaje.
Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor.

Bendición
Hermanos: Ojalá nosotros también seamos eficaces  mensajeros de la palabra de Dios; que la conozcamos profundamente y la pongamos fielmente en práctica. Y para ello, que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre nosotros y permanezca siempre.