Liturgia Viva del Martes de la 20ª semana del Tiempo Ordinario

Introducción
El papa Pío X es memorable por haber iniciado, al comienzo del siglo XX, la reforma litúrgica, principalmente haciendo la eucaristía más accesible, gracias a sus decretos sobre la comunión en temprana edad y más frecuente. Nacido de padres pobres y humildes, permaneció siempre, incluso cuando papa, como pastor bondadoso y sencillo, tal como había sido en toda su vida como sacerdote. Cercano al pueblo sencillo, conocía bien sus necesidades y abrió la liturgia para ellos, para acercarlos más a la vida y para construir el cuerpo de la Iglesia por medio del cuerpo eucarístico del Señor. En su testamento escribió: “Nací pobre, he vivido pobre, quiero morir pobre”. -- Fue elegido Papa en 1907.

Oración Colecta
Señor Dios nuestro:
Te damos gracias por darnos papas como San Pío X,
para dirigir la Iglesia como verdaderos pastores.
Danos siempre pastores cercanos a la gente,
atentos a sus necesidades y aspiraciones,
y nutriendo a tu Iglesia con el pan de vida
del claro mensaje del evangelio
y del cuerpo eucarístico de tu Hijo,
Jesucristo nuestro Señor.

Oración sobre las Ofrendas
Señor Dios nuestro:
En los signos de este pan y de este vino
recordamos cómo Jesús tu Hijo se entregó a nosotros
para hacernos capaces
de darnos a nosotros mismos.
Que, como San Pío X,
ojalá obtengamos de Jesús la fuerza
para servirnos unos a otros y servirte a ti
y convertirnos cada días más
en el cuerpo de Jesucristo nuestro Señor.

Oración después de la Comunión
Señor Dios nuestro:
En la fiesta de San Pío X
nos has reunido en torno a la mesa de tu Hijo
y nos has nutrido con su cuerpo
para que demos mucho fruto
de unidad, paz y amor perdurables.
Ayúdanos a llevar los unos las cargas de los otros
y a edificar entre nosotros
el reino de Jesucristo,
Hijo tuyo y Señor nuestro
que vive y reina por los siglos de los siglos.