Comentario al Evangelio de hoy

Bonifacio Fernandez, cmf

Queridos amigos y amigas:

Este pasaje se sitúa en la sección del ministerio de Jesús en Jerusalén, que es el destino de su larga peregrinación. Tras la entrada mesiánica viene esta “lamentación por Jerusalén”. Jesús llora sobre la ciudad. Algunos detalles del texto:

  1. Contraste entre la alegría de la escena anterior y el llanto de Jesús. Festivamente es aclamado Mesías a la entrada en la ciudad, Jesús llora de pena por la ciudad.
  2. Juego con el nombre de Jerusalén que teológicamente significa “visión de paz”.
  3. La expresión “vendrán días” es de tenor apocalíptico y el texto está lleno de reminiscencias proféticas.
  4. Evoca la ruina de Jerusalén que puede hacer alusión a la del año 587 o a la del año 70 de nuestra era, de la cual no describe ninguno de sus rasgos característicos.
  5. La profecía está llena de realismo.

El motivo del llanto de Jesús es la destrucción de la ciudad, que Jesús contemplaría en visión profética. Pero esa realidad histórica sería el signo de algo más profundo: Jerusalén no reconoce en este día la presencia en ella de su salvador. Ese es el gran contraste. Ese es el misterio. Los representantes religiosos de la ciudad rechazan al Mesías de la paz. No reconocen que es su momento decisivo, que es su gran oportunidad. No conocen el tiempo de la visita de la gracia. Rechazan a su salvador. Esa es la gran paradoja: lo tienen delante y no lo ven. Le es enviado y no lo reconocen. Está oculto a sus ojos, es decir, como si Dios ocultase la salvación cuando los hombres la rechazan.

El motivo del llanto de Jesús no es simplemente la suerte de la ciudad con toda su belleza y esplendor; no está pensando sólo en el sufrimiento de su habitantes; está pensando en la negativa humana a recibir la gran liberación. Pero Jesús sabe también que ese poder de rechazar no va impedir el amor salvador de Dios. Simplemente la historia de la salvación seguirá otros caminos.

Vuestro hermano en la fe.
Bonifacio Fernández cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Miguel  Angel
Miguel Angel

hace 16 horas, 16 minutos
Jesus llora `por Jerusalen. Hoy la Palabra de Dios nos invita a rezar por Jerusalen. Rezemos todos en este dia por la Paz de toda Tierra Santa. Dediquemos hoy el PADRE NUESTRO Por la Paz de Tierra Santa y por la Paz del Mundo. Todos formamos un solo cuerpo y en el momento en que despreciemos a un hermano es como despreciar un diente de tu boca porque como digo todos formamos un solo cuerpo bajo el Amparo del mismo Dios. No discriminemos a nadie nia musulmanes ni judios, porque el cristiano que desprecie a un musulman esta despreciando a Dios porque Dios es el mismo. Pidamos por la Paz de Tierra Santa pero sobre todo por la Paz del Mundo sin discriminacion de razas lenguas culturas o religiones. Señor Dios Todopoderoso gracias por regalarnos la PAZ enseñanos a valorar tu Santa Paz y que » ver comentario
Me gusta 2
Javier Alfaro A
Javier Alfaro A

hace 14 horas, 21 minutos

La jerusalén somos también nosotros , los cristianos que
reconocemos el amor de Dios en Jesús que nos
da la salvación para todos por igual, pero al igual
que antes muchos no reconocen a jesucristo como el
salvador, el que da la paz el que nos invita a gozar de su resurrección cada dia , cada amanecer, por todo eso alabemos y glorifiquemos , a Dios padre , Hijo y espíritu Santo.
Me gusta 1
Martin Meza...
Martin Meza...

hace 11 horas, 52 minutos
Espectacular. ....Gracias y bendiciones
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

hace 11 horas, 13 minutos
El evangelio de hoy 23 de noviembre, nos invita para que miremos a Cristo como el Hijo de Dios con angustias y dolores por las actitudes negativas con las cuales miramos la misión, abandonamos nuestra fe y creencias, por seguir los pasos del mundo, Jesús llora sobre Jerusalén al saber que será sitiada, igual aún sigue derramando sus lágrimas al ver la osadía de nosotros cuando lo abandonamos, cuando renegamos de Él sin razón alguna, Jesús llora porque aún lo seguimos martirizando, con el egoísmo frente a nuestros hermanos más pobres y necesitados, nos falta ser fraternales porque no queremos servir ni en tiempo ni en espacio, nos hemos vuelto materialistas, ambiciosos del poder, corruptos, aparentadores, y tantas cosas negativas que nos llevan a la perdición, cada día busque » ver comentario
Me gusta 1
antoniomirko
antoniomirko

hace 3 horas, 42 minutos
Es posible que cada uno de nosotros desconozca a Jesús todos los días, cuando no sabemos verle en las demás personas. Pensemos que el señor llora por nosotros. Que el Espíritu Santo descienda e inunde nuestras vidas para que sepamos reconocerle en todo momento. Que Dios los bendiga queridos hermanos.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.