Comentario al Evangelio del

Fernando Torres cmf

 

Si el grano de trigo no muere...

      Se acerca la celebración de la Semana Santa. Haremos memoria del momento cumbre de la vida de Jesús: su muerte. Es curioso que la muerte sea el momento cumbre de la vida pero es así. Porque en ella se confirma el sentido de todo lo vivido. Mirando a Jesús en el momento de su muerte comprendemos mucho mejor todo lo que ha hecho a lo largo de su vida, entendemos su sentido. Lo que en el primer momento se nos hacía confuso y oscuro se ve ahora desde una nueva perspectiva que ilumina y clarifica. El modo de morir de Jesús confirma lo que fue su estilo de vida: una vida entregada a hacer el bien y a predicar el reino de Dios.

      Pero es necesario ese último paso. Sin él su vida quedaría colgada en el vacío. Es necesario para que nos demos cuenta de que su amor al Padre es total, incondicional, sin reservas. Es necesario para que nos demos cuenta de que su amor por nosotros es igualmente incondicional, sin reservas. Su entrega produjo el fruto de la vida. Es decir, la nueva alianza entre Dios y los hombres de que habla el profeta Jeremías en la primera lectura. En ella la ley de Dios está inscrita en nuestros corazones. Basta con abrir el corazón para que Dios se nos meta bien adentro y nunca más vuelva a salir. Ya nadie nos tendrá que enseñar nada de Dios, porque todos los reconoceremos. Esa es la nueva Alianza que Jesús selló con su muerte, con su entrega. Para que tuviéramos vida y vida verdadera.

      Pero todo eso no sucede sin dolor. La muerte de Jesús fue el paso necesario. El amor no se manifiesta sin entrega, sin renuncia a la propia voluntad. De eso saben mucho los esposos. No hay matrimonio que funcione bien sin una buena dosis de sacrificio, de renuncia, de entrega. Del mismo modo la nueva alianza se firma en la entrega mutua. Pero como es iniciativa de Dios, como es voluntad de Dios el firmar esta Alianza con la humanidad, el regalarnos la vida, es Dios el que da el primer paso en esa entrega. Para demostrarnos su buena voluntad, se hizo uno de nosotros, pasó por las mismas alegrías y dificultades que nosotros y terminó muriendo como nosotros. Pero con una diferencia: hizo de su muerte signo de su amor por nosotros. Y su muerte se convirtió en signo de vida. Su muerte es el grano de trigo que muere y, al morir, da mucho fruto. Su muerte es ya resurrección para todos porque al ser elevado en la cruz, atrae a todos hacia él. La cruz, signo de muerte, se transforma en signo de vida. El signo que muchos cristianos llevamos colgado de nuestro cuello es signo del triunfo de la vida, de la alianza de Dios con nosotros, de nuestra esperanza en el que al morir nos regaló la vida.

 

Para la reflexión

      ¿Conocemos algún caso en que la muerte o el dolor hayan sido ocasiones para crecer en el amor y en la vida? Cuando miramos a la cruz, ¿reconocemos ahí un signo de vida o de muerte? ¿Queremos hacer de nuestra vida una entrega a los demás “para que tengan vida”? ¿Cómo?

Comentarios

Deja tu mensaje:

Aura patricia g
Aura patricia g

el 15/3/18
Ami me gusta la reflexión es muy buena
Me gusta 0
Martha
Martha

el 16/3/18
Evangelio para el domingo quinto de Cuaresma, 18
de Marzo/18, Juan 12, 20-33
En la primera lectura el profeta Jeremias le dice al
pueblp que Yahve en su oraculo pone estas palabras:
llegara el dia en que se me olvide las ofensas de mi
pueblo y haga una nueva alianza, pero que esa alianza
sera distinta a la Antigua; las leyes estaran en su men-
te y en su Corazon, no Habra nada que ensenarles ,
porque todos me conoceran y ma amaran.
En la segunda lectura, en la carta a los Hebreos,vemos
el sacrificio voluntario de Jesus, porque EL podia haber
pedido al Padre que lo salvara de morir ,pero sabia
que su muerte era necesaria para cumplir el proyec-
to de Dios.
En el evangelio Juan nos relata un tiempo en que se
celrbraba la Fiesta de Pascua y venian muchos grie-
gos que iban a » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

el 16/3/18
En este V Domingo de Cuaresma, el evangelista (Jn.12,20-33 ) con estas palabras:"Si el grano de trigo no cae en tierra,muere
queda infecundo;pero si muere,da mucho fruto".Fundamental
lección del Evangelio,que es:la fecundidad de su misión y la de sus discípulos que no depende de la transmisión de unas verdades,ni de unas normas morales,sino de la práctica de un
amor que se entrega sin reservas y sin condiciones al servicio
de los demás.El pensamiento de Jesús queda muy claro en este evangelio.No podemos engendrar vida sin dar la propia.La
muerte de la que Jesús nos habla,no es un suceso aislado sino
la culminación de un proceso de entrega de sí mismo para dar
Vida.Damos vida si amamos a Dios y a los hermanos,si nos
abrimos al mundo que nos rodea,si dejando nuestros ca » ver comentario
Me gusta 0
Gregorio
Gregorio

el 16/3/18
Jesús en este evangelio se nos presenta como ese grano de trigo que va a morir y que dará mucho fruto a toda la humanidad:” Os aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda infecundo; pero si muere, da mucho fruto”; yo me hago una pregunta, que creo que nos la deberíamos hacer todos, ¿Qué grano de trigo soy?, ¿Soy el grano de trigo que no cae en tierra y muere quedando infecundo? o ¿Soy el grano de trigo que muere y da mucho fruto?. El Señor, nos ha regalado y nos ha injertado en nuestro corazón la semilla desde el dia en que fuimos bautizados, semilla regada constantemente por medio de todos los sacramentos, pero, es a nosotros a quien nos toca sembrarla. Él nos ha regalado a cada uno de nosotros unas cualidades y es a nosotros a los que nos toca ejercerlo » ver comentario
Me gusta 1
Rosa Murillo
Rosa Murillo

el 17/3/18
Me interesan esos valiosos comentarios.
Me gusta 0
José Manuel
José Manuel

el 17/3/18
Cementerio del Santo Evangelio del día de hoy , 18 de Marzo, de 2018
Las misteriosas palabras de Jesús sobre el grano de trigo, la muerte, la vida, los frutos, el servidor, la glorificación, la hora, son referidas a él mismo, como nos lo dice el evangelista al final del texto que hemos leído. En estas palabras Jesús anuncia su muerte, que para Juan es la glorificación. Muerte que es necesaria para dar fruto como lo muestra el ejemplo del grano de trigo: Jesús es el grano de trigo que muere para dar fruto. Igualmente, el que está aferrado a esta vida, la terminará perdiendo. Parece paradójico, pero la propuesta del Evangelio hoy nos invita a cuestionarnos seriamente sobre cómo estamos viviendo esta vida, que está llamada a morir para dar fruto.

No me canso de rezar el Santo » ver comentario
Me gusta 0
Diana Barrueta
Diana Barrueta

el 17/3/18
me encanto su reflexión, descubrir que soy limitada y que debo morir a tantas cosas que me impiden entregarme de lleno al amor fue muy bueno gracias Dios les bendiga y les pague su trabajo apostólico.
Me gusta 0
Daniel Meneses
Daniel Meneses

el 17/3/18
me parece bien interesante destacar en este domingo, como Jesús a través de su anuncio de muerte proclama su resurrección y glorifica al padre por su cruz, su pasión es la alianza definitiva con la humanidad sin distinción alguna, por eso la presencia de los griegos en el evangelio de este domingo.
Me gusta 0
Esperanza Maria
Esperanza Maria

el 17/3/18
Demos gracias a Jesús por su entrega por su Amor, por nosotros por la humanidad... murió a si mismo obedeciendo a Dios Padre. Gracias Jesús perdona nuestra maldad. Ayúdanos a morir a nuestro querer, al egoísmo, a la soberbia y rebeldía que impide amar a nuestros hermanos. Gracias.
Me gusta 0
Manuel Herrera
Manuel Herrera

el 18/3/18
Bendiciones Hermanos
Que el Espiritu Santo, siempre les de la sabiduria del desenimiento.
Hoy quiero morir a mi sovervia, a mi autosificiencia, al orgullo, son pecados ya confesados en esta cuaresma.
Hasta luego.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 18/3/18
En este 18 de marzo, el evangelio nos invita a vivir en la voluntad del Señor, para esto necesitamos ver a CRISTO, seguir sus enseñanzas, su ejemplo y sobre todo su amor, ser compasivos, misericordiosos y llenos de ternura por los demás, caminemos junto a Cristo para alcanzar el Reino de los Cielos, estamos llamados a dar buenos frutos y en abundancia, como hijos de Dios debemos ser el referente para muchos que están a nuestro lado, amemos como Dios nos ama, sin límites, sin condición e ilimitadamente, busquemos que nuestra vida sea agradable a los ojos del Señor y todos aquellos que nos rodean, no critiquemos ni juzguemos y menos condenemos a nadie, escuchemos muy atentos la palabra de Dios, meditemos, discernamos y obremos con ella con nuestros hermanos, especialmente con los más » ver comentario
Me gusta 0
Micaela
Micaela

el 18/3/18
Entendi mejor la 1a lectura junto al evangelio
--- Su entrega produjo el fruto de la vida. Es decir, la nueva alianza entre Dios y los hombres de que habla el profeta Jeremías en la primera lectura. En ella la ley de Dios está inscrita en nuestros corazones. Basta con abrir el corazón para que Dios se nos meta bien adentro y nunca más vuelva a salir. Ya nadie nos tendrá que enseñar nada de Dios, porque todos los reconoceremos. Esa es la nueva Alianza que Jesús selló con su muerte, con su entrega. Para que tuviéramos vida y vida verdadera.---
Te adoramos oh Cristo y Te bendecimos
Porque por tú santa cruz redimiste al mundo
Me gusta 0
Sandra
Sandra

el 18/3/18
Dios nos ama. El amor en Jesús y María
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 18/3/18
Cruz signo de salvación ¡ de sufrimiento y dolor pero de glorificación a Dios .De su costado brotaron ríos de misericordia y purificación..signo de la nueva alianza¡Te adoramos Cristo y te bendecimos porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo!:
Me gusta 0
Graciela
Graciela

el 18/3/18
Cruz signo de salvación ¡ de sufrimiento y dolor pero de glorificación a Dios .De su costado brotaron ríos de misericordia y purificación..signo de la nueva alianza¡Te adoramos Cristo y te bendecimos porque por tu Santa Cruz redimiste al mundo!:
Me gusta 0
Pablob
Pablob

el 18/3/18
No era la primera. Una nueva alianza, podríamos decir un pacto, unas condiciones para una buena relación entre las partes: Dios y el pueblo, pueblo de Dios. Su eficacia pasa por cumplir lo pactado, por obedecer la ley escrita en los corazones. ¿Como se logra?, dando fruto, siendo servidores, venciendo y superando nuestras propias "muertes" recuperando "la vida" que se nos ha dado gratuitamente.
Me gusta 0
Fabiola Baldeon
Fabiola Baldeon

el 18/3/18
Que bueno es empezar el Día en el Nombre del Señor y pidiendo que se haga y se cumpla su Santa y Divina voluntad en mi y en todas sus criaturas, eso le agrada al Señor.
En las lecturas de hoy día, nos recuerda lo que ya se le aproxima
El sufrimiento que debía pasar y en lo que debía terminar, porque todo estaba escrito según la voluntad del Padre. Está semana las lecturas han sido una enseñanza muy valiosa para mi persona, en entender que todo tiene su tiempo, y que el tiempo no es mío sino del Señor, para que tanto afán, si no se ni la hora, ni el momento que me llame, soy una bola de humo que puedo desaparecer en cualquier momento, el accidente que sucedió en Miami, cuanta gente pensó regresar a casa, pero ya estaba escrito esas almitas eran para el Señor, llegó la hor » ver comentario
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

el 18/3/18
Jesús como hombre y como Dios sabía perfectamente lo que le iba a suceder, sabía en detalle el doloroso Calvario que le tocaba atravesar; y aunque su corazón humano tuvo miedo, fue su espíritu divino el que se sobrepuso y terminó aceptando su santa misión.
¿ Nosotros somos capaces de entregarnos así?
Tratemos de imaginar por un instante, cerrando los ojos, lo que sintió Jesús y así seremos capaces de entender y valorar lo que nos ha entregado. El hizo lo que le tocaba hacer a pesar del sacrificio que implicaba.
¿Y nosotros, que por su sangre hemos sido librados de tal sacrificio, estamos dispuestos a entregarnos a los demás y a servir al Señor como un verdadero Rey?
Me gusta 0
Esmeralda
Esmeralda

el 18/3/18
gracias señor porque cada día que me acerco a ti estoy entendiendo su amor regálame esa sabiduría para poder realizar en mi familia ése despertar qué nos dió a cada uno en nuestro corazón su conocimiento y sabiduría para en ellos también florezca su amor y obediencia te lo suplico señor
Me gusta 0
Rafael Orozco
Rafael Orozco

el 18/3/18
Hermanos, feliz aquel que en estos días santos se cuida bien y como corresponde. Porque si como hombre que es, peca por debilidad o negligencia, Dios ha dado precisamente estos días santos, para que preocupándose cuidadosamente de su alma con vigilancia y humildad, y haciendo penitencia durante este período, se vea purificado de los pecados de todo el año. Entonces el alma se ve aliviada de su carga, y se acerca con pureza al santo día de la Resurrección, y hecho un hombre nuevo por la penitencia de estos santos ayunos participa en los santos Misterios sin incurrir en condenación; permanece en el gozo y la alegría espiritual, celebrando con Dios los cincuenta días de la santa Pascua, que es, como se ha dicho, la resurrección de alma, y para señalarlos no doblamos las rodillas » ver comentario
Me gusta 0
Natalia
Natalia

el 18/3/18
Buenos dias de Cuaresma,

Creyentes en la palabra de Dios y en su segunda venida, a está su creación, gracias a la reflexión pude comprender lo que quiere decir el evangelio de hoy, Dios dio a su hijo para salvarnos y lavar nuestros pecados y honrar su sacrificio llevando una vida en comunion según el evangelio, para entenderlo a veces es necesario pasar por caminos escabrosos llenos de dificultades, y es alli donde mas cerca del padre y el hijo estamos, nadie mas que Jesus, sabe como es sentirse desolado, abandonado,triste y es alli en esos momentos donde de alguna manera vivimos nuestro viacrucis personal y a pesar de todo debemos fortalecer el espiritu y aceptar la voluntad de Dios en nuestras vidas, Jesus sacrifico su vida por más vida.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 18/3/18
Tanto el Padre como el hijo nos demostraron su verdadero amor hacia nosotros, somos insignificantes ante el caudal de la misericordia de Dios para con el hombre, no escatimaron nada todo lo entregaron voluntariamente por nuestra salvación, es maravilloso como Jesús es ese grano de trigo que muere para dar fruto y en abundancia y no se cansa de pedirnos cada día que obremos bien, que dejemos que él entre en nuestros corazones, pero tenemos que estar arrepentidos, redimidos, nuestro corazón limpio para recibirlo y que se quede habitando con nosotros, gracias Señor por tu inmenso amor que nos regalas, fortalecenos para que tu muerte no haya sido en vano, modélanos Señor para que seamos dignos de tí, te debemos mucho, no permitas que nos perdamos, que cada día de la vida que nos rega » ver comentario
Me gusta 0
Raymundo R H
Raymundo R H

el 18/3/18
Dios mio has de mi un corazón nuevo, graba tu palabra en mi mente y en todo mi ser, amén.vej uht
Me gusta 0
Mercedes S
Mercedes S

el 18/3/18
Dios es nuestro orgullo de Amarlo respetarlo y seguir sus huellas por el transforma nuestras vidas y sufrió por nosotros y nos acompaña en los momentos más difíciles y está siempre en nosotros amándonos y cuidándonos y hay que morir para vivir y confiamos en ti señor amén y bendiciones
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 18/3/18
Ahora dice el profeta, la ley del Señor esta escrita en nuestros corazones, después de cristo todo es distinto.
Todo esta dentro de nosotros, somos libres de escuchar su voz o de rechazarla. Esto se refiere a que tenemos una conciencia que nos dice lo que es malo y lo que es bueno, lo que Dios quiere y lo que Dios rechaza.

Por eso hay que repetir muchas veces el salmo. Señor Crea en mi un corazón puro. Donde no se permita que la maldad crezca.

Hoy vemos la parte humana de Jesús, que también sintió miedo por lo que sucedería.
Cuando llega el sufrimiento es normal, que sintamos miedo, el estar siempre de la mano de Dios, nos capacita para soportar y ser capaces de luchar y, mas cuando sabemos que todo sufrimiento pasara, porque lo que permanece es el bien, el mal solo » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 18/3/18
Muchas gracias Fernando Torres cmf.
en la búsqueda de la voluntad de Dios la Carta a los Hebreos, " presentó ruegos y súplicas a aquel que podía salvarlo de la muerte… y fue escuchado por su religiosa sumisión" nos interpela.
Jesús en su cuerpo mortal no procuraba un suicido asistido, ni una eutanasia disfrazada de buena muerte, no se auto-provoca un aborto por el supuesto bien o derecho de la mujer”, NO nada de eso, lo de Jesús es un sacrificio Santo, lo de Jesús NO es dudar de la voluntad libre de entregarse o de reusarse, porque tenga miedo al dolor. lo de Jesús es que el Sacrificio sea SANTO que pueda PROPICIAR REDENCION. Jesús suplica y llora pero para que sea salvado de la muerte eterna, y que esta sea vencida por siempre y para siempre.
Es muy común sacar de conte » ver comentario
Me gusta 0
Néstor Matos A.
Néstor Matos A.

el 18/3/18
Por las lecturas y el evangelio de hoy debemos proponernos tres compromisos con Jesús que prefirió la muerte de cruz por nosotros,primero mantener la alianza que tenemos con por amor a Él,ser obedientes por amor haciendo su voluntad y no la nuestra que es de este mundo y tercero morir por amor destruyendo todo lo que el maligno quiere que hagamos y lo que hacemos para ofender a Jesús como la ira,la infidelidad,la corrupción,
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.