Comentario al Evangelio del

Fernando Torres cmf

¡Quédate con nosotros, Señor!

      Cualquier campesino nos podría hablar largo y tendido de lo que significa de verdad cuidar los campos. Son muchos los trabajos, las preocupaciones, los sudores que se lleva consigo una buena cosecha. Es como hacer una inversión a largo plazo y con mucho riesgo. Porque hay una serie de elementos que el dueño de la tierra no es capaz de controlar. Por su parte puede poner todo el trabajo y cuidado posible. Pero no puede controlar el clima, las heladas o las sequías. Tampoco puede controlar cómo van a trabajar los empleados. Al final, todo se tiene que confiar un poco a la providencia, a la mano de Dios. No puede ser de otra manera. Cualquier campesino nos lo dirá.

      El Evangelio de hoy cuenta la historia de un terrateniente que quiso cuidar sus campos. Los cuidó lo mejor que pudo. Pero se tuvo que ir y los trabajadores que dejo al cargo de la viña se creyeron que eran los dueños. Quisieron quedarse con los frutos. Hasta el punto de que, cuando el amo envió a sus criados a buscar la cosecha, los mataron. Se atrevieron a matar incluso a su hijo. El señor se enfadó y con razón. 

      Miremos nuestras manos y nuestras vidas. La humanidad, nuestra familia, nuestra vida es la viña del Señor. La ha creado y cuidado con amor. Y la ha puesto en nuestras manos. Somos responsables de recoger la cosecha, de vivir nuestra vida en fraternidad, en amor, en comprensión y en justicia. El fruto que Dios quiere es la vida del hombre, es nuestra vida. No somos dueños de ella. Es un regalo que Dios nos ha dado y que nos pide que cuidemos de él con amor, que lo hagamos crecer en libertad y fraternidad. 

      Hoy le vamos a pedir al Señor que no nos abandone, que no sea como el amo de aquella tierra, que se tuvo que ir y dejó a los trabajadores solos. Para que no caigamos en la tentación de creernos que la vida es nuestra. Para que todas las mañanas sepamos mirarle a los ojos al empezar el día y reconocer a nuestro Dios y Creador y le digamos que vamos a seguir trabajando en su viña, para hacer un mundo más justo, más humano, más fraterno. Porque ese es el fruto que el quiere que demos. Le vamos a pedir que nos acompañe a lo largo de esta semana que empieza, para que nunca nos sintamos lejos de su presencia misericordiosa, para que nunca caigamos en la tentación. 

 

Para la reflexión

      ¿De qué modo cuidamos la viña en que nos ha puesto el Señor? ¿Tratamos de cuidar y promover la vida que el Señor ha puesto en nuestras manos? ¿Y la vida de nuestros hermanos y hermanas? ¿Le damos las gracias todos los días por ese inmenso regalo?

Comentarios

Deja tu mensaje:

hernando gomez
hernando gomez

el 6/10/17
La viña es de Dios
No nos podemos adueñar de la viña, hay frutos pero el hombre se apodera de los frutos y la verdad es que somos solo administradores, el Señor dará su paga al debido tiempo.
Inteligencia, belleza son dones de Dios. que hacemos con ello: ¿estamos adueñándonos de lo que es de Dios?.
La belleza gloria Divina, La belleza la utiliza el hombre para seducir: hacer dinero (fornicación), el cielo proclama la grandeza del Señor, dice el salmo 18.
Muchas veces hacemos de los regalos del Señor,
Ídolos: (fama belleza) como recurso de consumo.
Me gusta 1
Miguel
Miguel

el 6/10/17
Lo que a mi me dice este Evangelio es que haga un escrutinio de toda mi vida. Empezando quizás, ya no desde mi propia vida, sino desde el génesis, desde el origen del hombre, hasta nuestros dias.
Profundizar en el Génesis de una manera profunda, viendo que es la envidia, la soberbia y el egoismo los que han marcado mi historia desde los orígenes.
Dios lo hizo perfecto, y lo hizo como un regalo para mí, un regalo desde el amor, el darme la posibilidad de vivir; la libertad de actuación en cada acontecimiento; para así poder tener la certeza, de que la creación del hombre fue, un acto de puro Amor.
Pero el hombre confundió ese regalo, que es su propia vida, y la hizo suya; hasta el punto de creerse dueño y señor de su vida.
En mi caso creerme dueño y señor de la mia; dueño » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

el 7/10/17
La parábola que nos ofrece hoy el evangelio de S.Mateo nos
hace referencia al pueblo de Israel,pero la debemos aplicar a
a cada uno de nosotros.Dios nos da a cada uno una parcela
en la gran viña del mundo para trabajarla.Somos elegidos por
El,depositando en nosotros su confianza,pero a pesar de todo
no le damos gracias por ello.¡¡Cuántos regalos de su Amor!!.
El viene a recoger el fruto que espera de nosotros:el del amor
el de la acogida,el de la fe .....Intentemos alimentar nuestra
vida de todo lo que hay de verdadero,justo y noble,de lo que
en el camino de la misma encontramos de bondad,de alegria
auténtica...porque nos ayudará a dar buenos frutos .Gracias
Señor por todo lo que en nosotros has invertido.Ayúdanos a
no ser egoistas con los frutos de tu viña.
!!!FE » ver comentario
Me gusta 0
Estuardo
Estuardo

el 4/10/17
Las lecturas no ponen dos parámetros para el hombre de forma interior y exterior, de manera interior el señor se ha tomado el tiempo en preparar en nuestro corazón un terreno fértil, incluso sembró la clase de fruto que quiso que diéramos, pero el corazón del hombre se ha mezclado con la maleza del mundo, y no ha podido dar esos frutos que son: la integridad, humildad, sencillez, honradez, sinceridad; y de forma exterior el señor espera que nosotros como labradores cuidemos su campo, que trabajemos en ella que escuchemos cuando los predicadores nos hablan de la palabra de Dios, que aceptemos a Jesucristo en nuestro corazón y que anunciemos su palabra y darle al señor los frutos de nuestro trabajo.
Me gusta 0
Javier
Javier

el 7/10/17
Somos inquilinos de un Dios muy bueno, nos dejo una viña lista para producir lo único que teníamos que hacer es cuidarla hasta que diera sus frutos y pagar con los mismos frutos el alquiler, pero... si nos dan la mano agarramos el codo, asi que apropiemonos de la viña y midamos fuerza con Dios, matemos a todos aquellos que nos digan que esto es de Dios y mas aun su hijo. La pregunta es de verdad creemos qué nos podemos salir con la nuestra frente a Dios, nos creemos el cuento de que somos fuertes, grandes, poderosos.
La soberbia del hombre lo llevara a la muerte, al creer que puede hacer las cosas sin consecuencias.
Me gusta 0
Gregorio
Gregorio

el 7/10/17
El evangelio de hoy, nos indica claramente que el Reino de Dios no es propiedad de nadie, que está abierto a todas las mujeres y los hombres que practiquen la justicia, la misericordia y el amor a todos aquellos hermanos marginados y necesitados, tenemos que tener en cuenta, que la piedra angular de todos los cristianos es Cristo Resucitado, no un Cristo clavado en la cruz, sino un Cristo que vive, que esta entre nosotros y dentro de su templo en nosotros, ¡nuestro corazón!; Por este motivo, nosotros los cristianos, no podemos hacer lo mismo que los labradores del evangelio, no podemos ignorar y dejar de lado a los hermanos marginados, puesto que si lo hacemos, estamos expulsando y matando al Señor de nuestro corazón.
Debemos tener nuestra oración personal cada dia, hablar cada dia » ver comentario
Me gusta 0
felipe redondo
felipe redondo

el 7/10/17
no somos propietarios de la viña.somos operarios. y muchas veces nos creemos que somos los amos, otras somos como el perro del ortelano. la avaricia y mucho mas la envidia nos lleva acaparar todo. hacemos vejaciones a los que con ilusión quieren trabajar en la viña. nosotros tenemos la verdad. los demás dicen tonterias. ¿porqué no valoramos lo bueno, el trabajo de los otros?
Me gusta 0
Joseam
Joseam

el 7/10/17
Haz grande la puerta Señor para que yo pueda pasar, porque si solo pasan los niños yo he crecido a mi pesar.
M. Unamuno.
La inclinación que todos tenemos a ser el dios de nuestras vidas se convierte en una lucha constante,
solo siendo ayudados por El podemos vivir la Fe.
Me gusta 0
Martha
Martha

el 7/10/17
Evangelio para el domingo 8 de Oct/17, Mateo 21,
33-43 y las lecturas Is 5, 1-7 y carta de Pablo a Flp.
4, 6-7
Hemos visto como Jesus en las dos ultimas parabo-
las se las dice a los Sumos Sacerdotes y a los Fari-
seos pues se trata sobre la Vina del Senor y los tra-
bajadores qe el dueno contrato para que cuidaran
de ella y la hicieran producer una Buena cosecha;
llegado su tiempo el Dueno envoi varios servidores
ara que recogieran la parte de lls frutos que le co-
rrespondia y que hicieron los malvados, golpearon
a los servidores y a muchos los mataron; por se-
gunda vez el Duen envio otros servidores y los en -
cargados de la Vina hiciron lo mismo; entonces el
Dueno envoi a su Hijo asi lo respetarian y lo oirian,
pero el rechazo fue mucho mayor, era el Heredero
pensaron » ver comentario
Me gusta 0
Rosaaa
Rosaaa

el 7/10/17
Somos llamados a cuidar la viña que se nos ha confiado, no olvidemos que el propietario de la viña es del Señor, El ha puedto su confianza en nosotros, para que la viña de fruto
Me gusta 0
michel varela
michel varela

el 8/10/17
el evangelio de hoy nos recuerda que somos ese pueblo elegido, que tenemos por el bautismo una misión ser sacerdotes profetas y reyes, pero nos hemos dejado deslumbrar por lo que esta fuera de la viña y lo que esta fuera nos aparta del amor de Dios, la codicia, la envidia, la pretensión, soberbia, y muchos otros demonios, pero Jesús de modo humilde modelo de cristiano, quiere que le hagamos en nuestra vida fruto bueno dulce agradable y no el fruto de la vid cultivado sin espiritualidad que solo da agrajones frutos amargos, que el Señor nos abra los ojos de la espiritualidad para aceptar trabajar por nuestra salvación, y olvidar con las buenas acciones que el alter se puede salvar por lo que ve agradable en el que da buen fruto, vamos pues caminemos alegras a la casa del señor.
Me gusta 0
michel varela
michel varela

el 8/10/17
el evangelio de hoy nos recuerda que somos ese pueblo elegido, que tenemos por el bautismo una misión ser sacerdotes profetas y reyes, pero nos hemos dejado deslumbrar por lo que esta fuera de la viña y lo que esta fuera nos aparta del amor de Dios, la codicia, la envidia, la pretensión, soberbia, y muchos otros demonios, pero Jesús de modo humilde modelo de cristiano, quiere que le hagamos en nuestra vida fruto bueno dulce agradable y no el fruto de la vid cultivado sin espiritualidad que solo da agrajones frutos amargos, que el Señor nos abra los ojos de la espiritualidad para aceptar trabajar por nuestra salvación, y olvidar con las buenas acciones que el alter se puede salvar por lo que ve agradable en el que da buen fruto, vamos pues caminemos alegras a la casa del señor.
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 8/10/17
El evangelio de hoy 8 de octubre, nos llama a trabajar en la viña del Señor y a dar frutos apetitosos y abundantes, a ser leales y gratos con Dios, no podemos dejarnos vencer de la tentación de la ambición de poder, de la corrupción, del odio, de la violencia, del egoísmo, de la falta de valores humanos que nos conllevan a destruir la dignidad de nuestros hermanos, seamos honestos y honrados en el trabajo que tenemos, no podemos apropiarnos de lo que no es nuestro y menos de la buena voluntad de los demás, de quienes confían en nosotros, vivamos en la verdad y la justicia, no hagamos daño a quien nos tiende la mano para ayudarnos a salir adelante, caminemos firmes en la fe que profesamos, pidamos al Espíritu Santo para que nos ayude a mantener encendida su llama y que jamás se a » ver comentario
Me gusta 0
Andrés
Andrés

el 7/10/17
La viña del Señor ; donde tenemos que hacer todos los deberes con paz y amor, poner y mantener nuestros corazones en paz en los buenos y malos momentos, y tratar a los demás con amor siempre, para que el Señor perdone nuestras faltas. Procuremos ser sencillos trabajadores en esta viña donde nuestro Padre nos anima y cuida para que seamos felices. Señor aumenta nuestra fe para que al escuchar tu Palabra crezca la esperanza en nuestra vida y reflejemos tu amor en toda nuestra labor. El dueño de la viña es Dios, los trabajadores somos nosotros y los frutos la alegría de vivir. La Viña está en el día a día, en nuestra relación con los seres humanos.
Me gusta 0
RICARDO
RICARDO

el 7/10/17
Al adueñarnos de lo que ni es ni depende de nosotros, hablo de nuestra propia existencia, espesamos a impedir que la semilla sembrada por Dios en su predicación; de los frutos de su espíritu santo, y en camio desviamos nuestra atención, al mal que nos destruye. por eso este lenguaje sencillo de labrar una viña es espejo de lo que los hombres debemos procurar "la sencillas y humildad.
El admitir que somos criaturas y ponernos en manos de Dios creador.
Me gusta 0
sandra
sandra

el 8/10/17
Y estaremos en su viña... Trabajando en la viña del Señor.
Me gusta 0
Marcos García
Marcos García

el 8/10/17
Muy buenos días!!!
Jesús en su Evangelio de hoy (Mt 21, 33-46) nos presenta una parábola, donde hace entender a aquellos responsables de cuidar al pueblo, por razón de la oposición de rendir cuentas, deben ser apartados de esa tarea porque no han podido responder a la exigencia del Dueño, Señor y Dios. Porque lo que espera este dueño (Dios) es fruto de justicia, generosidad, cercanía, apertura, servicialidad, obediencia y mansedumbre.
La figura de la viña representa al pueblo de Dios, así aparece también en la primera lectura de hoy (Isaías 5, 1-7), donde el Dueño se preocupa por su finalidad (dar frutos dulces), ponerle protección y darle todo tipo de cuidado, en cambio sus frutos fueron amargos, es decir dejaron de dar frutos con sabor dulce de los valores y mandatos de » ver comentario
Me gusta 0
DANIEL
DANIEL

el 8/10/17
Yo retransmito, copio, copy page, al rededor de 50 personas todos los dias, y quisiera tener el tiempo para hacer una reflexion personal diariamente, pero algun dia lo voy a lograr. DIOS BENDICE y gracias por la BENDITA PALABRA DE DIOS.
Me gusta 1
Marcelo
Marcelo

el 8/10/17
Dios dijo a Adán y Eva no coman del fruto prohibido. Más tarde la lectura nos recuerda como seguimos desobedeciendo las enseñanzas de Dios tripartito.
No nos adueñemos de lo que no es nuestro, seamos agradecidos de las oportunidades que Dios nos da en el camino de la honestidad.
Cuidemos los bienes de Dios para el, veamos que en ese camino el cumple y nunca nos falta ni faltara nada.
Cuidemos los bienes que nuestro prójimo nos confía. Para ellos.
No comamos del fruto prohibido quedándonos con lo que no es nuestro ni ganamos con sacrificio.
Me gusta 0
Josetxu
Josetxu

el 8/10/17
Somos viña
también viñadores
Nunca, nunca
seamos traidores
Me gusta 0
celeste
celeste

el 8/10/17
Hermano hermosa reflexión! Gracias señor por regalarme mi vida que es un don, por la vida que me das y por bendecirme cada dia! Gloria a Dios!
Me gusta 0
fausto
fausto

el 8/10/17
buenos comentarios de nuestros hermanos que saben dialogar las sagradas escrituras nunca nos dejen de alimentar con sus comentarios que dios padre hijo y espitu santo nos acopañen siempre y se olviden de nuestra madre maria que es la madre de nuestro señor jesucristo amen.
Me gusta 0
Maria Auxiliado
Maria Auxiliado

el 8/10/17
Señor, quiero y deseo oír tu voz y hacer tu voluntad, me enviaste, me diste una viña acondicionada para dar buenos frutos, me distes grandes talentos para cuidarla y mantenerla por siempre productiva ,me diste libre albedrío,.Hoy me preguntas por resultados, permanecí como el dueño de la viña? SEÑOR, aquí estoy con la plantación, te pido que continúes alimentandome dándome tu gracia, tu amor para continuar podando transformando ,.Las miserias humanas dañan el sembradio las tempestades arrasan, pero si tu eres el dueño de esa viña la transforma y continúa dando lo que tu deseas. Gracias mi Señor espero en ti , en tus ángeles y nuestra madre santísima como mediadora en nuestra protección. Muchas bendiciones
Me gusta 0
SPALLETTA
SPALLETTA

el 8/10/17
La parábola, sin embargo, nos habla de otra figura, de los que quieren tomar posesión de la viña y han perdido la relación con el Dueño de la viña. Un Dueño que nos ha llamado con amor, nos protege, pero luego nos da la libertad. Estas personas sienten que son fuertes, se sienten autónomos ante Dios.

Éstos, lentamente, se mueven en esa autonomía, la autonomía en su relación con Dios: “No necesitamos de aquel Dueño, ¡Que no venga a molestarnos!” Y seguimos adelante con esto. ¡Estos son los corruptos! Los que eran pecadores como todos nosotros, pero que han dado un paso hacia adelante, como si se hubieran consolidado en su pecado: ¡no necesitan a Dios! Esto parece, porque en su código genético tienen esta relación con Dios. Y como aquello no se puede negar, hacen un » ver comentario
Me gusta 0
spalletta gus
spalletta gus

el 8/10/17
Dios uso la sabiduria para crear al hombre.
1 vivimos pocos años, la muerte nos espera en apenas unos años.
2 el cuerpo es frágil, se enferma, se pone viejo.
3 explotamos a los demas, nos aprovechamos de cualquier situacion en beneficio propio, nos creemos dueños totales de nuestra vida, de nuestra familia, de nuestra esposa, somos miserables con las posesiones, hacemos todo como si Dios no existiera, matamos con nuestras palabras.
4 Dios nos dice " vas a vivir solo unos años, te doy a tu esposa pero solo como amiga, no la veas como fuente de placer, te doy una comunidad para que te sacrifiques en la busqueda de su bien"
Volvemos al punto 3, no escuchamos bien Jesús y el círulo del mal empieza nuevamente.

No podemos acumular nada, ya que en pocos años morimos, no seamos i » ver comentario
Me gusta 0
Jurgen Calder Y
Jurgen Calder Y

el 8/10/17
Oremos para que esos labradores compartan con el dueno de la vina los frutos que de la tierra. Si acaso hemos tratado mal a sus enviados, respetemos a su hijo, al hijo amado.
Me gusta 0
antoniomirko
antoniomirko

el 8/10/17
Sólo prosperará y dará frutos la viña en la que seamos capaces de poner nuestra propia vida.
Me gusta 0
Violeta Bastida
Violeta Bastida

el 8/10/17
Dios Padre nos sigue enviando a su Hijo ya resucitado y muchos no queremos aceptarlo y es la misión de los q lo reconocen, anunciarlo a los hermanos alejados, trabajar en esta viña, en este mundo.
Me gusta 0
Miguel Olmos
Miguel Olmos

el 8/10/17
Ante la viña del Señor, estamos llamados a dar lo mejor de nosotros, atraves del cultivo de esos grandes valores morales y cristianos que llevamos en nuestro interior. Amen.
Me gusta 0
asociacion Cató
asociacion Cató

el 8/10/17
Ante la pregunta ¿Por qué esperando que diera uvas dio agrazones ? nos debe interpelar como está siendo nuestra propia vida ,frente a lo que DIOS espera de cada uno de nosotros y solo así podemos tomar dos actitudes la primera: la de corresponderle por todo esas bendiciones recibidas en el diario vivir y verlo a El como el centro de nuestra propia existencia, o una segunda posición un tanto equivocada, como es la de echarle la culpa a los demás de nuestro propios errores o malas decisiones en un momento dado Pues al fin y al cabo somos nosotros los responsables de nuestras acciones sean buenas o malas ,pero no somos los dueños , por tanto no tomarnos atribuciones que no corresponden.
Me gusta 0
Elsa alarcon
Elsa alarcon

el 8/10/17
Dios es dueño de nuestra existencia o nuestra viña, permitamos que él decida cuales son las condiciones para cuidar de ella. Vivamos este paso con las dos condiciones más bellas que en él nos pide el amor y la misericordia. El amor es para cuidarla como algo muy precioso y la misericordia para dar frutos.
Me gusta 0
Aurea Bueno
Aurea Bueno

el 8/10/17
Quedate con nosotros señor, que nos regales un poquito de tu sabiduria para emplearlo correctamente en el trabajo de tu viña , que logremos dar los frutos necesarios con nuestros hermanos para que puedas confiarnos el trabajo tan necesario para nuestra salvacion, como criaturas tuyas tenemos que laborar para ganar el reino de tu corazon ayudanos Padre a ser mejores cada dia que tu inmenso amor para todos nosotros nos renueve, que seamos buenos administradores de la viña que nos diste para poder sentirnos dignos de ser hijos tuyos , bendito seas mi señor por siempre.
Me gusta 0
Lalita
Lalita

el 8/10/17
¡Bendito sea Dios y la santísima Virgen María!
Feliz día del Señor para todos.
Feliz domingo.
Me gusta 0
El campanero
El campanero

el 8/10/17
Nuestros misioneros si trabajan bien la viña del Señor.Con desprendimiento,con humildad.Que gran ejemplo.Seamos misioneros en nuestro ambiente y sigamos el ejemplo de nuestros misioneros
Me gusta 0
Mayela María
Mayela María

el 8/10/17
Señor permítame cuidar de la viña que tu me diste, y te la consagro a ti para que tu logres el propósito en mi. Y esos frutos den: frutos de amor, frutos de esperanza, frutos de fe, y frutos de caridad. Y que la viña sea el centro de la base principal de la extención humana.
Me gusta 0
Betty Lucía MR
Betty Lucía MR

el 8/10/17
En esta semana el evangelista Mateo, nos recuerda la parábola de los viñadores homicidas, aquel dueño del campo que plantó una viña, la rodeó de una cerca, cavó en ella un lagar, edificó una torre y por último la arrendó a unos viñadores para que la trabajasen.
Es aquí donde empieza lo inconcebible, pues en vez de ser agradecidos y fieles al dueño, estos viñadores fueron matando a los servidores que el dueño enviaba. Finalmente el dueño decide enviar a su hijo único, a quien los viñadores pese a saber quién era, también decidieron asesinar.
Con esta parábola Jesús contaba su propia historia a aquellos fariseos que le escuchaban y a quien iba dirigido este mensaje, pero a su vez también nos invita a reflexionar hoy, preguntándonos: ¿Cómo estamos actuando?, ¿Q » ver comentario
Me gusta 0
anonima
anonima

el 3/11/17
hola :v
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.