Comentario al Evangelio del

Fernando Torres cmf

 

Una comunidad profética y profetizada

      ¿Quiénes son los profetas? Los imaginamos un escalón más arriba de nosotros y diciéndonos siempre con fuertes voces lo que no debemos hacer. Pero no es cierto. En la comunidad cristiana todos somos profetas y, al mismo tiempo, todos destinatarios de la profecía. Es decir, la comunidad cristiana no se divide en unos, los menos, que están arriba y dicen a los demás lo que deben hacer. Y otros, la mayoría, que están abajo y obedecen. El Evangelio de hoy nos habla de una comunidad que comparte el mismo Espíritu. Los discípulos participan por igual en el culto (“donde dos o tres estén reunidos en mi nombre...”), en la oración (“si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo...”), en la toma de decisiones (“todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo...”) y en la corrección fraterna (“si tu hermano peca, repréndelo a solas...”). El profetismo es, pues, responsabilidad de la comunidad y de cada uno de sus miembros. La profecía no es exclusiva de ninguna persona en la comunidad. Pero esa profecía, para ser cristiana, tiene que tener en cuenta dos aspectos importantes. 

      En primer lugar, la comunidad profética es al mismo tiempo la primera receptora de esa profecía. Eso nos tiene que hacer muy humildes. La palabra profética, la corrección, se orienta a ayudarnos a crecer como personas y como comunidad. Con humildad la escuchamos, la acogemos y tratamos de llevarla a la práctica, de cambiar nuestras vidas en orden a crecer en nuestra vida cristiana. Incluso cuando la profecía se dirige hacia fuera de la comunidad es también profecía humilde y sanadora porque la comunidad es bien consciente de sus propias limitaciones. 

      En segundo lugar, la profecía no tiene sentido si no se realiza en un contexto de amor. Lo dice Pablo en la segunda lectura: “el que ama tiene cumplido el resto de la ley” y “amar es cumplir la ley entera”. Profecía o corrección fraterna sólo tienen cabida en el contexto del amor: amor por los hermanos y hermanas, amor por la humanidad, amor por la creación. Un amor siempre compasivo y misericordioso. El día que usemos la profecía contra algo o alguien, para atacar, para condenar, ese día no somos verdaderos profetas. Y estaremos traicionando el Espíritu de Jesús. 

 

Para la reflexión

      En nuestra comunidad, ¿se da la palabra a todos? ¿Son todos escuchados de la misma manera? ¿Quiénes son los profetas en mi comunidad? Cuándo tengo que decir algo a un hermano, familiar o amigo, ¿lo hago con la suficiente humildad y como fruto de mi amor por él? ¿He usado alguna vez la corrección o la profecía para atacar a otro o para vengarme?

Comentarios

Deja tu mensaje:

Mariana
Mariana

el 11/9/17
Siempre hay que creer en Dios
Me gusta 0
DR LUIS PEREZ
DR LUIS PEREZ

el 10/9/17
Dios es bueno con sus hijos. Por creemos y lo adoramos a nuestro Padre Dios. Amen.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 10/9/17
Muy ricas las lecturas de hoy . Con un gran mensaje para nuestra vida.
Dios, que nos conoce sabe nuestras debilidades y se refiere por medio del profeta a todos como
«A ti, hijo de Adán. Es decir, a ti, que eres débil y tienes defectos, te pongo como atalaya, como ese faro que alumbra a los demás, impidiendo que se pierdan.

Nosotros, adultos, niños, jóvenes somos el gran faro de Dios, donde nos encontremos; Dios, nos llama a hablar de parte de parte de El, y ser colaboradores en su plan de salvación, es nuestra responsabilidad escuharle y obedecer.
No podemos quedarnos callados cuando se trata de corregir al otro, porque nos hacemos responsables del fracaso de su fracaso.

Como nos dice San Pablo, con el hermano, no hay otra deuda que el amor, no deben hab » ver comentario
Me gusta 0
Elsa alarcon
Elsa alarcon

el 10/9/17
Estas lecturas de hoy me llegan profundamente porque hablan de reprender a un hermano que ha cometido una falta y me pregunto quien en este mundo no comete faltas, pero al mismo tiempo me confortan las palabras del apóstol Pablo al decir que al amar al prójimo ya estamos cumpliendo el resto de la ley, yo en lo personal no me siento libre para reprender a alguien, solo lo que hago es orar para que la persona que se equivoque encuentre misericordia de parte nuestro Dios.
Me gusta 0
Marcos García
Marcos García

el 10/9/17
DOMINGO XXIII DEL TIEMPO ORDINARIO
¡¡¡Feliz domingo, día del Señor!!!
Jesús en su Evangelio de hoy nos deja tres cosas fundamentales:
1°. La corrección fraterna, cómo hacerlo, es decir la mejor forma de ayudar al hermano a recapacitarse en su comportamiento.
2°. La responsabilidad de la reconciliación deja a los apóstoles, fundamentalmente, y a sus seguidores, a todos los cristianos, de desatar o de unir lo roto aquí en nuestra vida para dejarlo así también en la vida futura, en el cielo.
3°. La oración hecha en común, en el nombre de Jesús, Dios Padre escucha. No hay necesidad que seamos multitudes, cloro está: dos o tres reunido en su nombre, dice, Él escucha.
Es importante resaltar este punto, sobre la ayuda que podemos dar al hermano para salir de su er » ver comentario
Me gusta 0
Silvana
Silvana

el 10/9/17
La riqueza de la Palabra de Dios también radica en como nos corrige para que seamos mejores.
Es bien cierto que debemos saber decir las cosas sin lastimar a los otros.
Bendiciones
Me gusta 0
Socorro Cardona
Socorro Cardona

el 10/9/17
Mateo 18,1-22 es la guía exacta de lo q significa ser o vivir en comunidad. Pertenezco a una comunidad del SINE en la Parroquia Nuestra Sra deFátima, de Tulua, valle del Cauca, Colombia. El Evangelio de hoy resume muy concretamente, lo q debemos hacer todos los cristianos:
1- Quien es el mayor? Debemos hacernos como niños.
2- El escándalo. Sacar, cortar y tirar.
3- La oveja perdida: se refiere al pastoreo q debemos realizar cada uno de nosotros, con todas las personas.
4- Corrección fraterna. Debemos corregir al hermano con mucho amor.
5- Oración en común. La oración tiene gran poder, porque donde se reúnen dos o tres a orar, en el nombre del Señor, allí está El.
6- El perdón. "No digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete".
Sí todos pudiéramos cu » ver comentario
Me gusta 0
saplletta gusta
saplletta gusta

el 10/9/17
Siempre tener mucha paciencia para corregir al hermano, no herirlo
Me gusta 0
joseluisbonilla
joseluisbonilla

el 10/9/17
Saludos.
Al difundir con alegría la buena nueva tanto de palabra como de acción, podemos respetuosamente y con humildad hacer las recomendaciones motivadas por el amor hacia nuestro hermano, pidiendo antes a nuestro Dios la palabras correctas y la respuesta positiva.
Se les ama.
José Luis.
Me gusta 0
Carla Ayala
Carla Ayala

el 10/9/17
Señor Jesús tu De lo que personas ayúdame por favor a mi en todo lo necesario, y no abandones
Me gusta 0
sandra
sandra

el 10/9/17
como comunidad recemos por nuestros hermanos que están sufriendo por los desastres naturales
Me gusta 0
antonia
antonia

el 10/9/17
Gracias ciudad redonda , por el comentario ,todos podemos dar y todos podemos recibir y esto en todos los aspectos. Estoy totalmente de acuerdo. Un abrazo a todos y que El Espíritu Santo nos guie.
Me gusta 0
spalletta gus
spalletta gus

el 10/9/17
Meditación del Papa Francisco

Las etapas en este itinerario indican el esfuerzo que el Señor pide a su comunidad para acompañar a quien se equivoca, para que no se pierda. Es necesario ante todo evitar el clamor de la crónica y los chismes en la comunidad. Esto es lo primero que hay que evitar.

'Ve, amonéstalo, tú y él solos'. La actitud es de delicadeza, prudencia, humildad, atención hacia quien cometió una culpa, evitando las palabras que puedan herir y asesinar al hermano.





Porque ustedes saben que las palabras matan. Cuando hablo mal y hago una crítica injusta, cuando descarno a un hermano con mi lengua, esto es asesinar la reputación del otro. También las palabras asesinan. ¡Vamos, con esto, seriamente!

Al mismo tiempo esta discreción, de hablarle est » ver comentario
Me gusta 0
Nelly Vallejo
Nelly Vallejo

el 10/9/17
El evangelio de hoy 10 de septiembre, nos invita a ser prudentes cuando queramos corregir a otro que haya cometido falta contra el hermano, estamos llamados a enderezar al hermano pero sin escándalo, sin robarle la dignidad, a corregirlo sin ultrajes, sino con ternura, con aprecio, con respeto, con delicadeza, porque nosotros jamás estamos llamados ni a juzgar y menos a condenar, simplemente si no hacen caso, si no prestan oídos a las sugerencias el problema ya no es nuestro, cada quien debe asumir compromisos serios y encaminados a buscar y a dar el perdón, para esto es necesario estar unidos en oración, pedir al Espíritu Santo, que siempre nos ilumine, nos santifique y nos de sabiduría e inteligencia, piedad y fervor para alabar, bendecir, honrar y glorificar a Dios Todopoderoso, » ver comentario
Me gusta 0
Miguel  Angel
Miguel Angel

el 9/9/17
La Palabra de Dios de este domingo nos obliga a corregir a nuestros hermanos pecadores. Este es el mensaje del domingo intenta corregir a tus hermanos pecadores, como buen cristiano enseña a los pecadores el camino del bien. Hoy dia se dice que los sacerdotes hablan de politica en misa y no gusta a ciertas personas. Pero la realidad es esta, guste o no guste los sacerdotes estan obligados como buenos cristianos a corregir a los pecadores, todos los laicos estamos obligados a intentar corregir a los pecadores. Y si un sacerdote tiene que corregir a un politico, a un alcalde etc , esta en su derecho, TODO LO QUE ATEIS EN LA TIERRA QUEDARA ATADO EN EL CIELO. Quien se resiste a caminar si el Amor es quien te llama. No gusta que se politice en la Iglesia pero quien bien te quiere te hara llor » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

el 9/9/17
El evangelio de este XXIII Domingo del T.O. Mateo nos invita a reflexionar sobre la acogida de nuevos miembros, y en la
forma de proceder al perdón en la Comunidad .La corrección fraterna es el tema de este Domingo.Jesús pensó que para lo
le seguían,su distintivo sería la fraternidad de unos con otros.
El nos enseñó que Dios es Padre de todos.Jesús,no se cansó de decir que nos amáramos,señalando que la norma suprema
es el Amor al prójimo.No regateando esfuerzos ni sacrificios con palabras ni con hechos.Cristo nos invita acercarnos a los
hermanos con la máxima delicadeza,para corregirlos.Actuand.
con paciencia,de una manera personal,amistosa ,discrección,
privadamente,delicadeza,respeto,humildad, Amor...
Señor: Dame misericordia para con mis hermanos, cuando
tr » ver comentario
Me gusta 0
estrella salas
estrella salas

el 9/9/17
qué buena conclusión: "justicia es dar a cada uno lo que necesita". gracias
Me gusta 0
Chema Arribas
Chema Arribas

el 6/9/17
La Ley judía contemplaba normas tan absurdas, tan contrarias al sentido común como no poder rescatar en sábado a un animal que se hubiera caído en un pozo, cortar espigas en sábado para comer, la obligación de lavarse continuamente las manos y los utensilios, etc. etc. Hasta 613 obligaciones morales contemplaba la ley judía.

Un día, un escriba de la época, el moralista de entonces –como los de siempre-, obsesionado por el cumplimiento estricto y formal de las normas, le preguntó en una ocasión a Jesús –con el objeto de pillarle en un renuncio –que es lo que más les gusta a esta gente-: “Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley?” (Mt. 22, 34)

Y Jesús, una vez más les desarboló: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu al » ver comentario
Me gusta 1
Miguel
Miguel

el 1/9/17
Administradores de Ciudad Redonda, por favor traten de reducir la imagen, o de suprimirla completamente al crear el archivo .PDF de la homilia, porque no esta bien formateado, y se deben imprimir 3 paginas, con un espacio en blanco enorme, en lugar de poder hacerlo en solo dos paginas.
Muchas gracias.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.