Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Querido amigo/a:

No hay peor ciego que el que no quiere mirar. Y digo “mirar” y no “ver”. El Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define “ver” en su primera acepción como:  percibir algo material por medio del sentido de la vista. Y mirar como: dirigir la vista hacia algo y fijar la atención en ello. Lo que quiero resaltar es que “mirar” es un verbo mucho más activo que “ver”. Para mirar no basta con ver, sino que además, se requiere fijar la atención. Pues bien, para ser un buen seguidor de Jesús, hay que mirar. El Adviento nos invita a mirar. Necesitamos re-aprender el arte de la mirada. Mirar una puesta de sol, el vuelo de una pluma, la sonrisa de un anciano… y aprender a mirar lo que no se ve a simple vista.

El hombre y mujer contemporáneo padece una obsesión y justificación que lo persigue angustiosamente: “no tengo tiempo”. En una vida acelerada y estresada como la urbana se hace muy difícil la mirada contemplativa; donde no hay una mirada serena no puede haber una comprensión verdadera, y donde la incomprensión es grande, suelen nacer la mayoría de nuestros conflictos, malentendidos con los demás, suspicacias y susceptibilidades. Si no hay tiempo para mirar, ¿cómo va a haber tiempo para mirar a Dios? Creo que este es el drama de muchos hombres y mujeres: no poder encontrarse con Dios (tener experiencia de Él) porque no lo ven y no lo ven porque no se han parado a mirarlo ni en sí mismos, ni en los demás, ni en los más pequeños, ni en la creación…, ni en ninguna parte. Sin la mirada profunda no puede nacer la comprensión del mensaje ni, en consecuencia, la fe.

La Palabra de hoy nos invita a curar nuestras cegueras: sin tinieblas ni oscuridad verán los ojos de los ciegos - leemos hoy en el profeta Isaías-. Y en el evangelio de Mateo, Jesús realiza la curación de los dos ciegos. Ver para mirar, ver para creer. Mira en este Adviento más allá de las apariencias, mira con atención, mira a tu interior –que es donde más nos cuesta dirigir la mirada-; mira con detalle, mira con calma, mira con ojos nuevos, mira al desconocido, mira al que no te ve con buenos ojos, mira con profundidad, aguanta la mirada, mira con dulzura, mira con fuerza, mira con amor, mira  a lo alto… y verás a Dios.

Hoy queremos que Jesús cure nuestras cegueras para que miremos más allá. Hoy gritamos con los ciegos del evangelio: ¡Ten compasión de nosotros, hijo de David!

Vuestro hermano en la fe.
Juan Lozano, cmf.

Comentarios
Lauro Abito Lauro Abito
el 4/12/15
«¿Creéis que puedo hacerlo?» Es la pregunta que Jesús les hace a los ciegos que esperan ver la luz. Pienso que la pregunta es válida para todos los que no han visto nunca o han perdido la vista ofuscados por las luces de neón, los avisos luminosos de las grandes ciudades que invitan a una vida nocturna dispendiosa y lujuriosa. Yo también me incluyo entre estos últimos hasta que respondí que sí, yo creo que Jesús puede curarme de esa ceguera espiritual y que puedo ver la vida con todo su esplendor y verdadera belleza.
Me gusta 0
Carmeno Juan P. Carmeno Juan P.
el 4/12/15
El Senor es mi luz y mi salvación. Luz que ilumina lo más recondito del corazón humano.
Un agradecimiento especial al hermano en la fe, Juan Lozano, cmf. por entregarnos comentarios, que sin duda, nos ayudan a entender las lecturas.
Me gusta 0
SALMENDEL SALMENDEL
el 4/12/15
creo Señor que tienes poder para sanar nuestras segueras existenciales, que nos impiden ver tu rostro en el hermano que sufre y que peor aun, muchas de las veces nos negamos a ver que somos la causa de esos sufrimientos, ayudanos Señor vencer con tu gracia nuestras segueras, para poder asi amar a nuestros hermanos como tu nos amas...amen.
Me gusta 0
Ana Ma. Quiroz Ana Ma. Quiroz
el 4/12/15
Excelente comentario, nos invita a saber Mirar con ojos nuevos todas las personas y la cosas. Ojala aprendamos tan bella leccion.
Me gusta 0
Rudy Cruz Rudy Cruz
el 4/12/15
sabia el senor que no iban a quedarse callados ante este milagrol lo que si estoy seguro es de la fe con que vinieron a el ellos tenian fe y claro la fe es la certeza de lo que se espera danos un corazon de misericordia y derrama el espiritu santo en nosotros
Me gusta 0
Graciela Graciela
el 4/12/15
Juan Lázaro,
Tus palabras son hermosas y reflejan lo que siento cuando veo pero no me doy tiempo a mirar en detalle aquello que es realmente importante. Mi vida está contaminada de superficialidades que me impiden mirar profundamente en mi interior. Creo mucho en Jesús y lo llevo conmigo constantemente pero lo mundano interfiere en mi relación con Él.
Me gusta 0
iris violeta iris violeta
el 4/12/15
Vivimos cegados por la indiferencia al prójimo, el desamor, la falta de fe.
Solo pido que Cristo se haga el encontradizo conmigo para que sea esa luz que ilumine mi vida y me ayude a vivir correctamente.
Me gusta 0
Susana Beatriz Susana Beatriz
el 4/12/15
A estos hnos. los salvó la fe. Porque el haber creído los acercó a Jesús. La FE les permitió ver lo que no se veía, y así, cambiarse la vida.Tmb- es un ejemplo para nosotros, que muchas vces viendo, no vemos nada. Señor, HAZ QUE VEA!!!!
Me gusta 0
Procopio Procopio
el 4/12/15
El grito del ciego implorando ver,desde el abismo de oscuridad en que se encuentra,es una de las oraciones más impactantes del Nuevo Testamento.Y es que inconscientemente nos vemos reflejados en ese grito angustioso de querer ver y de encontrar sentido a nuestra existencia. Creo que finalmente la angustia se convierte en paz que llega cuando conseguimos ver y mirar el rostro de Jesus.
Me gusta 0
Alicia. Alicia.
el 4/12/15
Muy hermosa , la ciudad que describe hoy el profeta y así será, cuando haya sido derrotado el mal. Jesús ya derrotó todo mal y triunfo sobre el pecado y la muerte, ahora nos toca a nosotros actuar según sus enseñanzas y tendremos un lugar de habitación como el profeta lo describe, donde solo reine la paz el amor y la justicia, y todo sea gobernado solo por Dios. Y veremos todo tal cual es.
Hoy vemos los dos ciegos que se acercan a Jesús para que los sane. Se nota que tienen mucha Fe. El resultado de nuestras oraciones y ruegos, se hace real en la palabra de Jesús, "" Que os suceda conforme a vuestra Fe"""..si pedimos dudando no conseguimos nada, pero si nuestra Fe es genuina verdadera y sincera todo se nos concederá, conforme a la voluntad de Dios. Todo el poder y la gloria » ver comentario
Me gusta 0
Concha. Concha.
el 4/12/15
Gracias, padre, por escribir tan hermoso y hacernos entender tan tan bien la Palabra de Dios. Es verdad que necesitamos mirar y mirar mucho no solo con los ojos de la cara para ver al Señor. Que ciegos estamos, que ciega estoy, te tengo tan pegadito a mi que no te veo, abre mi corazón con tu Palabra, con tu Presencia, para que pueda sentir el gozo de esperarte con verdadera alegría, que me fije en la luz de tu mirada y no en las luces chispeantes de las calles que cuando pasa la Navidad, desaparecen. Ayudame a mirarte y a mirar a mis hermanos con ojos llenos de mucho amor. Un saludo a todos mis hermanos en Cristo Jesus.
Me gusta 0
Laura Perez Laura Perez
el 4/12/15
El Señor ha empezado a abrir mis ojos. Esta curando mi ceguera espiritual. Antes veia pero no miraba. Creo y tengo confianza en el. Mis temores se estan dispersando. Puedo ver mi interior y el mundo con mas claridad. Empiezo a ver lo bueno, lo bello y verdadero que hay dentro de mi, de los demas y a mi alrededor. Apenas son unos destellos de luz lo que percibo. Tengo fe que algun dia podre ver la luz en su totalidad, porque creo en sus promesas. Espero en El y confio El porque El es mi salvacion. Su amor eterno me renovara.
Me gusta 0
Daniel Durán Daniel Durán
el 4/12/15
Cuanta fe demuestran estos dos ciegos que siguen a nuestro Señor pidiendo su sanacion y cuanta falta de fe demostramos la gran mayoría de nosotros que poseemos el sentido de la vista para ver, pero sólo la usamos para eso y no observamos el amor de Dios presente en todo lo que podemos ver desde la ternura de un niño hasta contemplar el más pequeño de los insectos, lo cual nos deja ver la grandeza de nuestro creador permitiéndonos abrir nuestro corazón ciego a la luz del amor, la fe, el perdón, la comprensión, la tolerancia y de la paz.
Me gusta 0
Daniel Durán Daniel Durán
el 4/12/15
Cuanta fe demuestran estos dos ciegos que siguen a nuestro Señor pidiendo su sanacion y cuanta falta de fe demostramos la gran mayoría de nosotros que poseemos el sentido de la vista para ver, pero sólo la usamos para eso y no observamos el amor de Dios presente en todo lo que podemos ver desde la ternura de un niño hasta contemplar el más pequeño de los insectos, lo cual nos deja ver la grandeza de nuestro creador permitiéndonos abrir nuestro corazón ciego a la luz del amor, la fe, el perdón, la comprensión, la tolerancia y de la paz.
Me gusta 0
Laura Perez Laura Perez
el 4/12/15
Gracias Padre y amado Jesus por haber abierto mis ojos para encontrar esta pagina en el internet para alimentarme de tu palabra. Gracias hermano Juan Lozano por ayudarme a crecer en la fe. Creo en Jesus pero necesito aumentar mi fe. Y ustedes los miembros de Ciudad Redonda son el instrumento que Dios esta utilizando para que llegue su mensaje a personas como yo, que por alguna razon no pueden asistir a misa. En mi caso, tengo un niña de tres años y un niño de un año. En los ultimos tres años he asistido muy pocas veces a la iglesia. Muchas gracias por hacer posible que la palabra de Dios llegue a mi, sin tener la excusa de decir no tengo tiempo para ir a la iglesia.
Me gusta 0
Carlos  rinconS Carlos rinconS
el 4/12/15
Bendito seas Jesus. Nosotros tambien deberiamos hacer lo mismo de Los 2 ciegos, dejarnos tocar por la Mano salvadora de jesus
Me gusta 0
Adi torres Adi torres
el 4/12/15
Jesus hijo del Dios vivo ten compasión de mí, ayúdame a ver al hermano y hacer mía su necesidad, ayúdanos a ver la belleza de la naturaleza y cuidarla,ayúdanos a amarnos unos a otros. Ábrenos los ojos para que veamos que tú eres nuestro padre y nosotros tus hijos.bendiciones.
Me gusta 0
Ruy Edmar Ruy Edmar
el 4/12/15
El Señor es mi luz y mi salvación, sin esa luz no puedo ver ni mirar, mi ceguera sería total.
El comentario del hermano Juan, me hace reflexionar sobre ese párrafo del salmo que dice: “Una cosa pido al Señor, eso buscaré: Habitar en la casa del Señor por los días de mi vida; gozar de la dulzura del Señor, contemplando su templo. El Señor es mi luz y mi salvación.”
Hay que mirar al cielo, buscar la casa de Dios y, si el Señor nos concede habitar en ella, gozar de su presencia contemplando su templo. Exclamar siempre: El Señor es mi luz y mi salvación.
Me gusta 0
José Luis José Luis
el 4/12/15
Hermano(a) en Cristo Jesus; mira dentro de tu corazón si ves a Dios, y aprecias las maravillas que Dios te ha dado, si todavía no lo haces pídele a Jesus que te devuelva la vista y así podrás gritar con alegría las maravillas del Señor. Miraras la maravilla de tu cuerpo, que funciona tan formidablemente, pues es imagen de Dios, y miraras su magnitud y su bondad y, así podrás mirar a tus hermanos(as) con mayor amplitud y los ayudaras en todas sus necesidades. Mira que a ellos les hace falta que oren por ellos, pues muchos están olvidados de sus seres que ellos quieren, ora por ellos y miraran a Dios. Tengamos FE y veremos a Dios y estará con nosotros todos los días de nuestra vida terrenal y luego en nuestra vida eterna. Hagamos un círculo de oración empezando por nuestra fami » ver comentario
Me gusta 0
Gloria María Gloria María
el 4/12/15
sí Señor! Creo que puedes curarme!
Me gusta 0
recc1718 recc1718
el 4/12/15
Roguemos los unos por los otros, rueguen hermanos por mi. Para que pueda mirar, aunque no vea. Para que pueda dirigir la mirada hacia donde esta la luz eterna, hacia donde esta la verdadera felicidad, hacia donde esta El. El verdadero Dios.
Me gusta 0
Graciela L Graciela L
el 4/12/15
Que hermosa reflexion y muy cierto. Vemod pero no miramos, no. Habia reflexionado y hoy me ensena mucho el evangelio y la reflexion. Te pido mi Dios me permita siempre mirar y no solo ver, gracias Juan lozano,Dios lo bendiga a.usted y a todos nosotros.
Me gusta 0
Javier Javier
el 4/12/15
Que grandísima homilia.
Muchas Gracias
Me gusta 0
Ruy Edmar Ruy Edmar
el 4/12/15
El Señor es mi luz y mi salvación, sin esa luz no puedo ver ni mirar, mi ceguera sería total.
El comentario del hermano Juan, me hace reflexionar sobre ese párrafo del salmo que dice: “Una cosa pido al Señor, eso buscaré: Habitar en la casa del Señor por los días de mi vida; gozar de la dulzura del Señor, contemplando su templo. El Señor es mi luz y mi salvación.”
Hay que mirar al cielo, buscar la casa de Dios y, si el Señor nos concede habitar en ella, gozar de su presencia contemplando su templo. Exclamar siempre: El Señor es mi luz y mi salvación.
Me gusta 0
Norma Sol Norma Sol
el 4/12/15
Señor Jesús abre los ojos de mi corazón para ver a las personas que tienen necesidad de amor, de comprensión, que tienen hambre, que necesitan de tu misericordia, ya que tu eres compasivo y misericordioso.
Te agradezco siempre tu amor.
Bendito seas por siempre Señor. Amén.
Me gusta 0
isidro isidro
el 4/12/15
Como lo dijo Jesucristo, que se haga según tu fe, entonces nuestras situaciones en la vida, y la vida misma se mueven de acuerdo con nuestra Fe, es decir las cosas de nuestro diario vivir son proporcionales a la fe, pues como dijo Santa Teresa de Avila, "solo DIOS basta", cuando lo tenemos en nuestro interior, no hay mas nada que nos pueda mover el piso y nada nos falta.
Me gusta 0
Rosita Herrera Rosita Herrera
el 4/12/15
Buenas tardes!! Hnos. En cristo. La palabra de DIOS es una maravilloso, pidamos a Papá DIOS para que aprendamos a Mirar!! Ya tiene k leo las lecturas pero poco tiempo de leer los comentarios, Hno. Juan Lozano gracias, x la conclusión que a diario nos regala. DTB.
Me gusta 0
Daniela Andrea Daniela Andrea
el 4/12/15
hay que descubrir bien y detallar e identificar bien cual es nuestra ceguera cual es esa cosa que no nos deja estar completamente en la presencia de DIOS. y tener mucha fe así como eso ciegos la tuvieron y por tanto fueron sano depende a su fe
Me gusta 0
Alejandra  Tuya Alejandra Tuya
el 4/12/15
La homilía de hoy nos dice que debemos mirar con profundidad como ser humano y espiritual nuestra actitudes ,ser honestos consigo.mismo . sólo así deduceremos como es.nuestra es nuestra Fe concluyendo cual es la ceguera que nos impide. Adviento tiempo de de limpieza para ver la luz de Dios.
Me gusta 0
Maria Isabel Maria Isabel
el 4/12/15
Gracias por este mensaje me hizo reflectionar, en el ver y mirar. Yo munca me habia detenido meditar en estas dos palabras ver y mirar
Me gusta 0
Augusto Serna A Augusto Serna A
el 4/12/15
El Señor les de la paz.
La fe mueve montañas, la respuesta confiada a Jesús de los dos ciegos del evangelio, permitió que volvieran a ver la luz. y poder, no solo maravillarse de las personas y de las cosas que su ceguera les impedía apreciar, si no también de la luz espiritual, que ilumina el camino al cielo, abriendo la esperanza de contemplar el rostro de Dios.
Del libro Proslógion de san Anselmo, obispo
(Cap. 1: Opera omnia, edición Schmitt, Seckau 1938, 1, 97-100)
DESEO DE CONTEMPLAR A DIOS:
"Entra en lo más profundo de tu alma, aparta de ti todo, exepto Dios y lo que puede ayudarte a alcanzarlo; cierra la puerta de tu habitación y búscalo en el silencio. Di con todas tus fuerzas, di al Señor: «Busco tu rostro; tu rostro busco, Señor.»

Me gusta 0
Antonia Ruiz Antonia Ruiz
el 4/12/15
En ti Señor Jesús tengo puesta toda mi Fe por que eres mi Luz y Salvacion
Me gusta 0
PATY HERNANDEZ PATY HERNANDEZ
el 4/12/15
HERMANOS: LA FRESCURA DEL EVANGELIO DE HOY NOS INVITA A TENER FE, A ACEPTAR A JESUS COMO NUESTRO LIBERTADOR, NUESTRO SALVADOR, NUESTRA GUIA NUESTRA LUZ QUE HERMOSA SEÑOR, LA MANERA EN QUE TE DIRIGES A TU PUEBLO. PUES SOLO ATRAVES DE LA FE EL LIBANO SE CONVERTIRA EN VERGEL, LOS SORDOS OIRAN, LOS CIEGOS VERAN, LOS OPRIMIDOS VOLVERAN A ALEGRARSE EN EL SEÑOR, COMO HOY LO DICE EL PROFETA ISAIAS. HERMANOS HAY QUE SANAR DESDE DENTRO, DEL INTERIOIR PORQUE ES DESDE ALLI DESDE ESA SANACIOIN INTERIOR EN QUE PODREMOS IRRADIAR LA SANACION EXTERIOR HAGAN LA PRUEBA Y VERAN QUE BUENO ES EL SEÑOR, RECONOZCANLO, SIGANLO, TENGANLE FE GRITENLE JESUS HIJO DE DAVID TEN COMPASION DE MI Y UNA VEZ QUE LOS HAYA SANADO LES SUCEDERA COMO A ESTOS CIEGOS REFERIDOS. NO PODRAN QUEDARSE CALLADOS PARA TESTI » ver comentario
Me gusta 0
Mar y chuy Mar y chuy
el 4/12/15
El me mira y yo lo miró a el es la manera más hermosa de hacer oración sólo contemplar la presencia de Dios
Me gusta 0
Lourdes Pérez Lourdes Pérez
el 5/12/15
Padre, haz que mi corazon pueda mirar siempre tu grandeza y me llene un poco mas de esa fé con la que vieron esos ciegos. Detenme a mirar y no a ver, las maravillas de tu reino y me ayude a centrarme sòlo en ti y las cosas que si puedo cambiar.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.