Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Decía una vieja canción: “Todos queremos más y más y más y mucho más”, pero sobre todo, queremos ser más que los demás. En este clima social que nos invita a ser los primeros en todo, la sociedad de bienestar o mal-estar, nos ofrece demasiadas cosas y en abundancia, pero nada nos parece bastante. Nos cansamos enseguida, menospreciamos lo que tenemos y suspiramos por lo que no tenemos. Lo resume bastante bien la segunda lectura de hoy, la carta del apóstol Santiago: “¿De dónde salen las luchas y los conflictos entre vosotros? ¿No es acaso de los deseos de placer que combaten en vuestro cuerpo? Codiciáis y no podéis tener; y acabáis asesinando. Ambicionáis algo y no podéis alcanzarlo; así que lucháis y peleáis”.

Mientras van de camino, Jesús sigue recordando cómo el domingo pasado: “El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará”. “Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle”. Está claro, mientras Él habla de su muerte, ellos discuten sobre quién es el más importante. Mientras en las celebraciones hablamos del amor al prójimo, en la calle recelamos de los inmigrantes y no sentimos vergüenza como europeos, ante el éxodo Sirio. Nuestro ámbito de confort, como se dice ahora, produce una ceguera crónica, una alteración de la conciencia, que nos incapacita para comprender otras alternativas y una mudez para proclamar otros valores. La separación fe-vida sigue siendo el drama de nuestro tiempo.

El centro de este evangelio es el servicio: “Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos” y cuantas veces queremos ser iguales. Somos y estamos con los últimos, los pequeños, por lo tanto no vestimos, vivimos, consumimos, celebramos, como los primeros. Lo importante no es ser más que nadie, sino servir como nadie, lo que cuenta no es subir, sino bajar, a cuantos cristianos y eclesiásticos nos sería imprescindible recordar esto. La ambición es una actitud que debería ser desterrada de la fe, lo mismo que el poder; el servicio no da más honor, ni prestigio, ni lucro. Servir es acoger a los más pequeños, “los niños”, es estar del lado de los últimos que son los preferidos, no importa que nosotros no seamos los primeros en el Reino, lo importante es que podamos ser los primeros en servir a nuestros hermanos más necesitados.

Así es Dios; no es como nos lo imaginamos, a nuestra manera, el más grande, el más poderoso. Eso son modos de pensar de los hombres que no de Dios: Quien pudiendo servir domina, ése es de este mundo, y quien pudiendo dominar sirve, ése es de Cristo. La grandeza de Dios consiste en que es dador de vida para todo el mundo. Y ésa es la verdadera grandeza de Jesús, que se puso al servicio de todos, ocupando el último puesto, en la cruz, lavando los pies, hasta dar la vida. De manera que lo verdaderamente importante es el otro, no yo, los otros, no nosotros, todos, no sólo algunos, ni siquiera la mayoría, has oído bien todos, incluso esos que puedes estar pensando. Porque lo que importa y lo que debe contar, es la salvación del mundo, lo que hacemos para que este mundo ya sea un hogar donde tengamos sitio y cariño todos sin excepción.

Tenemos de todo y ya no nos cabe nada, queremos tener más que los demás, más dinero, más fama, el poder y disfrutar se están convirtiendo en horizonte y meta de muchas vidas. Pero lo importante es servir, no el puesto, en hacerse servidor de los otros, radica el señorío y el gozo. Grande es aquel que, en actitud de servicio, se interesa por el bien del prójimo. Toda una lección para nosotros ser los últimos en los honores y los primeros en el servicio. “¿De qué discutíais por el camino?”, de qué hablamos y discutimos en nuestras comunidades y parroquias: “El que acoge a un niño, (pequeño, pobre, necesitado…),como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado”. ¿De esto hablamos?, pues entonces, somos fieles a las consignas y palabras del Evangelio.  

Comentarios
sergioavellaned sergioavellaned
el 18/9/15
Esto llamado "servicio" nos impulsa a la realidad que vivió la santa maría teresa de calcuta quien bajo su realidad ante los enfermos murió así misma para su labor ante el servicio. El hecho de servir significa dar muerte a lo que somos para ayudar y ser dados ante los demás olvidar el "yo" y ser mas el "para ti", pero aquí es cuando cito a san pablo en la primera carta a los corintios cuando dice "y si tengo el don de profecía, y entiendo todos los designios secretos de Dios, y se todas las cosas, y si tengo la fe necesaria para mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada" (1 Corintios 13,2). Así que el morir a nosotros o mejor dicho servir debe estar impulsado por la mayor fuerza existente que es el amor porque sino "no soy nada" puesto que Dios es amor (1 Juan 4,8)
Me gusta 1
Martha Martha
el 18/9/15
Evangelio para el domingo 20 de Sept./15, Marcos 9,
30-37 - 1ra.Lectura Sasbiduria 2,12-17 - 2da.Lectura
Santiago 3, 16.4,3.
Terminada ya la jornada por la Baja Galilea, Jesus y
sus discipulos caminan rumbo a Cafarnaun. La ambi-
cion de los discipulos iba en aumento pues pensaban
en un Reino cercano, pero de forma equivocada, se
hacian ilusiones sobre un posible enriquecimiento y
poderio , discutian entre ellos cual era el mas impor-
tante para Jesus, tanto fue asi, que llegados ya a la
casa en Cafarnaun EL les pregunto el motivo por el
cual discutian, los reunio a todos en torno y les anun-
cio su muerte por segunda vez. Ellos seguian sin en-
tender y tenian miedo de preguntar. Jesus les expli-
c o que el que quiera ser el primero debe ser el ulti-
mo, puesto al servicio » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 19/9/15
En el pasaje evángelico de este XXV Domingo del T.O.
San Marcos nos cuenta como los apóstoles discutían
quien era el más importante entre ellos,y Jesús les corrige en el deseo de sobresalir.Este deseo de ser el
primero crea tensiones y enfrentamientos.
Porque El no vino a ser servido sino a servir.
Ejemplo de ello nos dió en su última cena:de rodillas
lava los pies a sus discípulos.
Pero esto es difícil.La ambición aparece por todas las
partes...
Los cristianos no podemos conformarnos con mirar
solo nuestro futuro,dando rienda suelta a nuestro
afán de poseer...de ser los primeros...
Tal vez,nos pase, lo que le pasó a los apóstoles, no
entendemos muy bien que para ser los primeros
tengamos que ser los últimos .Y no lo entendemos
porque nos falta "fe"porque no » ver comentario
Me gusta 0
Hernán Macías Hernán Macías
el 20/9/15
La paz hermanos.Animo que Dios nos invita a la Convertirnos. a cambiar nuestros Corazones, hacer diferentes, a tener un corazón y una mente limpia como la de un niño, Animo Brother an Sister, Cree en el Evangelio seras salvó tu y tofa tu familia, animo que no caiga estas semillas en terrenos que no puedan dar frutos, gracias Ciudad Redonda por darme la oportunidad de leer estas bellas lecturas
Me gusta 0
marianela salaz marianela salaz
el 20/9/15
Señor Jesus ayudanos a servirte con mas amor teniendo en cuenta que no importa lo queestemos asiendo por pequeño que sea el servicio si lo hacemos con amor sera grande a tus ojos ayudanos a hacernos como niños en tu amor ten misericordia de tus hijos que no te conocen y que muchos conociendo de tu palabra no entienden el verdadero servicio ayudanos a ser mejores y a pedirle al Espiritu Santo mas Sabiduria y entendimiento para poder caminar en tu amor bendiciones.
Me gusta 0
Diácono Lyonel Diácono Lyonel
el 20/9/15
El card. Bergoglio publicó un librito llamado "El poder es el servicio", una rica recopilación de exhortaciones para los agentes pastorales. Nuestra angustia se suscita cuando experimentamos no poder; se nos hace presente la experiencia de la vulnerabilidad; allí o aparece la depresión total, el fatalismo, o emerge el lobro, el depredador. Jesús nos ofrece otra salida, no egocéntrica, sino teocéntrica, mejor centrada en el Amor, como aquí se ha dicho. Despojándonos de el estresante peso del yoismo, vivimos de la gratuidad, expresada en el servicio... Esta experiencia no es de un instante, se va asimilando en el camino, a nuestro paso... la gratuidad libera de los miedos, y nos permite contemplar con serenidad la cruz, hasta llegar a abrazarla en los más sencillos, pequeños y des » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 20/9/15
Saludos cordiales amigos/as, se pone de manifiesto la asedia de los discípulos en el seguimiento de lo que aún no entienden! aparente seguimiento de estos!. Llevan 3 años con Jesús y nada! El maestro nos da la oportunidad una vez más!.. porque se acerca “la muerte ignominiosa” el fatídico desenlacé en manos de los impíos. El va..adelante!
Ante la tentacion, el Maestro primero toma el niño, lo pone en medio y lo abrasa. El que “ampara, protege, auxilia a menor” es a el mismo quien recibe; no solamente a el mismo sino que al Padre. Esto agrava de modo particular el imprudente rechazo, desamparo y escandalo contra los niños/as, no solo de entonces, también hoy!!! También hoy esperan ser abrazados en la familia, en un sistemas social, político, religioso, que le ofrezca l » ver comentario
Me gusta 0
Olga Lu Olga Lu
el 20/9/15
Servir, Servir, Servir...hasta la dar la vida. Amor que persevera en cruz, amor perfecto, es la clave, así nos lo enseña Jesús en el evangelio de este domingo. Dios nos de la gracia de hacer vida este su proyecto.
Me gusta 0
PabloB PabloB
el 20/9/15
No quería que nadie se enterara. ¿Por qué?, porque iba instruyendo a sus discípulos. La clase requería concentración. Era difícil de entender. Incomprensible para el humano. Profetiza. Muero y resucito. No hago milagros a otros sino a mí mismo. Soy yo quien muere y resucita. No entienden pero le siguen. Lo admiten como superior, como jefe, ... ¿como Dios?. Discutían ¿quién es el mas importante?. Lo admiten y reconocen líder, tras El... ¿quién es el mas importante?. ¿Quieren jerarquizar?. ¿Graduar la autoridad?. Principio de jerarquía, dominio, poder. Sólo hay un jerarca, un poder. Los demás... aprender y expandir la misión. Todos importantes ante El. Requiere entrega y dar gratuitamente con la sencillez e inocencia de un niño, sin esperar nada a cambio, sólo por ca » ver comentario
Me gusta 0
Procopio Procopio
el 20/9/15
Doy gracias a Jesus por aquel gesto tan extraordinario de poner como ejemplo y meta el hacernos como niños.Confianza total en el Padre y hacer lo que El nos diga.Le pido me ayude a saber escucharle y obedecerle como hijo suyo.Como niño.
Me gusta 0
Hector Vasquez Hector Vasquez
el 20/9/15
Dios es, tan bueno con nosotros nos lo muestra a cada día, con el simple hecho de abrir nuestros ojos, ese ya es un milagro un regalo Que Dios nos da a cada amanecer. Es tan bonito el evangelio y las lecturas del día de hoy, el que acoge a un niño, me acoge a mi, y el que me acoge a mi, acoge a quien me envió. Dios los bendiga. Por siempre. Feliz Domingo
Me gusta 0
Angela Arteaga Angela Arteaga
el 20/9/15
Ayer como hoy, el hombre se la pasa ambicionando cosas y cosas que lo alejan de la paz espiritual, la Palabra de Dios, nos recuerda que es más valioso el servicio que podamos prestar a los demás, no lo que nos llevará a la cúspide sino a tener esa felicidad y paz en nuestra vida que no se compra con ningún dinero del mundo. Gracias Ciudad Redonda, por brindarnos este espacio que nos alimenta cada día.
Me gusta 0
Jose Luis Jose Luis
el 20/9/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus; hoy la Palabra de Dios nos invita a ser como niños, pero no en su forma cronológica , si no en su forma de ser, limpios de alma y espíritu, pues un niño que causa mal, es porque un adulto lo induce, porque en ellos no hay maldad, tienen un corazón sincero. Así como también nos habla del servicio y, debemos servir al hermano(na), no querer que nos sirvan, pues nos creemos poderoso e infalibles, y ese no es el camino de Cristo, pue El es el primer servidor de todos, pues esta mirando nuestras debilidades para combatirlas y ayudarnos, sigamos su ejemplo y seamos buenos servidores de nuestros hermanos)(as) en Cristo Jesus.
Me gusta 0
Lauraleme Lauraleme
el 20/9/15
Transforma nuestros corazones duros en sentimientos hacia los mas necesitados. Aquellos que injustamente aplican su maldad viren hacia nuestro Dios y le teman porque El hara justicia
Me gusta 0
Miguel Pérez G. Miguel Pérez G.
el 20/9/15
Nuestra ambición no nos permite darnos cuenta que en el servicio a los demás estamos sirviendo a Dios, hagamolo de corazón, no esperemos recompensa demos y compartamos lo que Dio nos dado seamos felices hoy.
Me gusta 0
Jorge Nildo Jorge Nildo
el 20/9/15

Recibir a un niño en nombre de Jesús es recibir a Dios, es la concreción de la fe, la esperanza y el amor en Cristo Jesús. Es ese niño el que te va a otorgar importancia, sostenerlo, educarlo, cuidar de él, encaminarlo hacia el Padre Dios, con seguridad que te va a dar un lugar importante en el reino de los cielos.
Cómo lastima la imagen de un niño migrante tirado en la arena, ya sin vida, acaso no sabemos que ellos están escapando de un régimen de injusticia?
Me gusta 0
Michel Michel
el 20/9/15
Buenos Días .hermanos la palabra nos habla con mucha claridad , estamos corrompido por las cosas terrenal, la cual nos impulsa a tantas maldad , envidia , a decear los bienes ajenos , debemos ser firmes en la fe para alejar las manos del maligno de nuestras vidas.
Me gusta 0
Alicia Gomez Alicia Gomez
el 20/9/15
Hoy, es el día maravilloso del señor, donde damos gracias, por la paz, la alegría y el amor y permitirnos reflexionar en Su palabra. En la primera lectura, vemos como ninguna comunión hay entre el bien y el mal, el impío busca lo suyo, mientras que el bien actúa según el Amor.
La segunda lectura al apóstol Santiago, nos recuerda, buscar la sabiduría que viene de arriba, no son los muchos conocimientos, ni el poder, o la fuerza ni la fama, los que traen la paz, y la felicidad, porque los conocimientos son de debajo de la tierra, mientras la sabiduría viene de Dios, quien nos da la calma, nos muestra la Verdad, la vida, y el Amor.
El evangelio de hoy, tiene muchas enseñanzas, Los discípulos no entendían las palabras de Jesús, como que, tenía que morir? Todavía » ver comentario
Me gusta 0
Guadalupe g. Guadalupe g.
el 20/9/15
Amen padre Dios.la realidad es que muchos no se como llegaron disque servidores,pues más bien es sirvanme,como pienso, imagino y tal parece como menos molestia me cause.pasa parroquias donde no está adcesible el sacerdote ,que ni se entera que sucede en los diferentes minesterios,pues los sirvanme asen de las suyas y peor cuando el sacerdote no habla español y peor si el servidor se cree ungido,solo Jesús lo tumba del caballo,oración pido amen.
Me gusta 0
Laura Diaz Laura Diaz
el 20/9/15
El evangelio del dia de hoy nos enseña que como personas debemos ser realmente servidores de Dios es amarlo y entregarnos a nuestra vocacion cualquiera que sea porque si amamos lo que hacemos las cosas seran hechas con amor sin buscar recompensa de algo esa recompensa vendra sola la vida te premiara en base a tus acciones.
Me gusta 0
ALEXANDRA ALEXANDRA
el 21/9/15
QUIERO INVITAR A TODAS LAS PERSONAS PARA DECIRLES QUE NO SE PREOCUPEN POR LO MATERIAL SI NO POR AYUDAR A LOS DEMÁS EN HONOR A DIOS POR QUE CUANDO AYUDAMOS ESTAMOS ALIMENTANDO NUESTRO ESPÍRITU DE AMOR Y HACEMOS FELICES A DIOS.
Me gusta 0
Luis Jesus M.P. Luis Jesus M.P.
el 21/9/15
Es penosamente cierto. Actualmente vivimos en un mundo donde lo importante es ya sabes tanto tienes tanto vales un mundo donde solo importo yo y yo y yo lleno de egoísmo y desconsideración hacia los demás y me incluyo la verdad es que es nuestra triste realidad pero la palabra de Jesus nos invita a reflexionar nos invita a sumar y a dejar de restar a sumar en amor y ayuda al prójimo y a restar en ese egocentrismo negativo que sin darnos cuenta nos destruye poco a poco como humanidad empezemos cambiando nosotros para servir como imagen propongámonos cambios concretos de ayuda al prójimo recordemos hermanos que "el que vive para servir sirve para vivir ". Dios los bendiga
Me gusta 0
naomi vergaray naomi vergaray
el 22/9/15
graciassss por el comentario del evangeliooo muchas gracias enserioo me sirve para mi tareaaaa gracias...... :* :)
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.