Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Vivimos de la imagen. En una cultura basada en las nuevas tecnologías, en la que si no estás en las redes no existes, la realidad queda suplantada por la apariencia y el ser por el parecer. Lo importante es la superficie de las cosas, lo que en ocasiones no permite el acceso al interior, a la transcendencia o al misterio, quedamos atados a lo inmediato, a lo último, a conseguir la mayor audiencia, sea como sea. Jesús vuelve a su pueblo, la multitud se agolpa a escucharle, han oído de sus éxitos, milagros y palabras, pero no da la imagen: “a éste lo conocemos”.

Empieza la resistencia y se hace realidad el viejo refrán: “No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa”. Su Palabra va a la raíz, no a la apariencia, molesta, apunta al interior del hombre, invita a la renuncia. No nos gusta cambiar de vida, estar inseguros o encontrarnos con nosotros mismos. Esto no vende, (aunque hoy lo pongamos en Power Point, Twitter, o en Facebook) y por eso, buscamos como los habitantes de Nazaret nuestras excusas, eso sí, llenas de racionalidad, de lógica y los más espabilados, hasta de razones teológicas.

“¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es esa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos?”. No estamos dispuestos a aceptar, que la palabra de un hombre como nosotros, sea la de Dios. Dios se nos presenta demasiado humanamente y ésta es para algunos la primera dificultad para la fe. “Y esto les resultaba escandaloso” nos dice el Evangelio más adelante, y aún resuenan esos ecos, cuando desconocemos o no sacamos las conclusiones del misterio de la Encarnación. La incredulidad, es precisamente la incapacidad de acoger, la manifestación de la gloria de Dios, en la sabiduría misteriosa de un carpintero de Nazaret.

 “¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? ¿Y sus hermanas no viven con nosotros aquí?”. Todo lo que viene de Dios tiene que venir de lo alto: ¿Qué se cree éste, parecen preguntar burlonamente? ¿Pero si no es ni escriba, levita o sacerdote, es un simple laico?, y en la Iglesia, como entonces, lo lógico es que Dios hable de arriba hacia abajo. La segunda dificultad para la fe, es buscar a Dios en lo sorprendente y extraordinario. Nos parece poco digno encontrarlo en lo sencillo y habitual, como miembro de una familia insignificante. No acabamos de creer que a Dios se le descubre en lo cotidiano: en las tristezas y alegrías, en la debilidad, (como nos dice en la segunda lectura San Pablo), en las preguntas más hondas, en la búsqueda sincera. Se le encuentra: en un amigo, un familiar, un vecino y sobre todo en los pobres, los enfermos, los necesitados.

Y por eso todo sigue igual: “Jesús no pudo hacer allí ningún milagro, sólo curo algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extraño de su falta de fe”. Le conocían tanto que no podían creer: ¿qué me va a decir a mí este que yo no sepa? ¿Qué me van a decir mis hermanos de comunidad, los pobres, los que no saben, ni pueden, ni tienen, esos no pueden enseñarme nada? No hay fe en las personas, en la presencia de Dios en el misterio de la vida. Los hombres que nos decimos creyentes, (como el pueblo de Israel en la primera lectura), también hoy, nos rebelamos contra la palabra de Dios y el mismo Jesús. Quisiéramos una palabra inofensiva, llena de elocuencia, de slogans religiosos, que diera imagen, pero que no comprometiera. ¿Cuáles son las excusas que doy para no sacar las consecuencias?

En todo el relato hay mucha ironía: nosotros valorando la imagen incluso en la pastoral, adornando el producto, hablando de la estética del seguimiento… Pero se trata de comprender a este Dios-Jesús que nace en un pesebre y muere en una cruz, poco estético para los cánones que rigen actualmente. Se trata de seguir al carpintero, un hombre que no vive para sí, sino para los demás y no resistirse. Estoy seguro que en el mundo de hoy, nosotros tampoco deberíamos dar una buena imagen, ante los que se creen que la realidad y la verdad pueden ser suplantadas por la apariencia.  

Comentarios

Deja tu mensaje:

Martha
Martha

el 2/7/15
Evangelio para el domingo 5 de Julio/2015- Marcos
6, 1-6 .-
No debemos culpar demasiado a los paisanos de Je-
sus en Nazaret, quizás a nosotros mismos nos ha pa-
sado alguna vez, no hemos creído en alguien debido
a que lo hemos conocido de siempre, ha sido vecino
nuestro, conocemos a sus familiares, su presencia no
es totalmente convencedora a nuestra idea, no pensa-
mos en su capacidad para hacer cosas nuevas, ense-
narnos algo importante. Si alguna vez obramos de
igual forma que lo hicieron los Nazarenos, no hemos
aprendido mucho del Evangelio, no sabemos de sola-
ridad, del compromiso con los demas, escuchamos
mas no entendemos sobre el perdon, la confianza y
la bondad que nos ensena su Palabra. No juzguemos
mal a los que tomen verdaderamente en serio la cris-
tian » ver comentario
Me gusta 0
CARLES GARCIA
CARLES GARCIA

el 2/7/15
De la profecía de ezequiel:
A mi juicio entiendo que el mensaje que nos quiere transmitir esta lectura es que tenemos la obligación de comunicar aquello que es justo, necesario o veraz, aún sabiendo que poco caso nos van a hacer. Ésta es nuestra obligación moral como cristianos.
Me gusta 0
aoaoaoao
aoaoaoao

el 3/7/15
Dios es amor. Allí donde veamos que hay amor habrá un verdadero profeta. No donde hay teología, o palabrería, o intelectuales, o fanfarrones, o jueces, o autoritarios, o cuerdos, o fans. Donde hay amor allí está Dios. No hay que forzarlo, ni obligarlo, ni explicarlo, ni convencer..... solo hay que amar. Al falso profeta se le huele de lejos.
Me gusta 0
miren josune
miren josune

el 4/7/15
Enfrentarse a la realidad tiene un presupuesto de riesgo, también de honestidad y valentía.
Es osado hablar alto y claro, llamar a los hechos por su nombre. Se pierden privilegios, te expones a la crítica perversa, la censura, al final, el rechazo y la indiferencia acompañan una condena inmisericordie.

Las apariencias engañan, hacen creer lo que no es, justifican las acciones más injustas.

Hoy se vive del protagonismo excluyente, del rechazo a todo aquél que puede interceptar mis intereses, por el mero hecho de querer compartir derechos y realidades legítimas.

Se impone "la cultura del descarte", la permisividad y ambigüedad, que abocan en la indiferencia de una complicidad inhumana e incoherente con el Evangelio.

El saber del mundo se sustenta en el poder, el dinero, » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

el 4/7/15
Jesús quiere volver a su patria, pero ni es creido,ni es
bien recibido. "Vino a los suyos y los suyos no lo
recibieron".
¡Cuántas veces quiere venir a nuestro corazón,entrar
en nuestra propia casa,y tal vez,nos cause extrañeza!
Y nos preguntamos:¿Cómo este hombre va a hacer
algo..?
Me dominan mis razonamientos humanos,mis juicios ,
mis prejuicios..
Por un lado,parece que quiero algo,pero por otro no
espero nada de las personas que tengo junto a mi.
Tenemos que pedir el don de la fe,el don de apreciar
las gracias que se nos dan,el don que Dios nos regala
de vivir en nuestro caminar..
A veces,que poco coherente soy con el evangelio y
conmigo misma..y me pregunto:Pero..¿quién es éste?
Te pido Señor,perdón por ello y por las veces que no
te he valorado.
Ayú » ver comentario
Me gusta 0
Hernán Macías
Hernán Macías

el 5/7/15
La paz hermanos ; hoy vemos que grandes son las enseñanzas de Cristo, y vemos que grandes es el poder del hombre que, viendo esa grandeza,es capaz de reducirla a lo insinificante e inútil, ojalas pudieramos transportarnos aquella epoca y poder entrar e esa sinagoga de Nazaret,y reconocer la sabiduría de Cristo,Y nostros somos como estas figuras de este Evangelio,aveces creemos en todo lo que nos dice las lecturas dia a dia que Dios nos da,pero le cerramos el oido y el corazón. Jesucristo hoy nos sigue hablando en la Iglesia a través de su Evangelio,animo pidamos sabiduría y convertirte,


Miramos como el profeta Ezequiel presenta la bondad de Dios y su salvación ante un mundo rebelde,quizas muchos no le hagan caso,pero este pueblo tendra la inquietud de qu hubo un profeta en medi » ver comentario
Me gusta 0
Jessica
Jessica

el 5/7/15
Señor bendíceme..por que necesito de ti,ahora mas que nunca,porque estoy floja
Me gusta 0
alejandro
alejandro

el 5/7/15
Es que muchas veces se quiere llegar hasta Dios con criterios humanos.
Me gusta 0
paaula
paaula

el 5/7/15
escriban algo coherente no puras bobadas ok
Me gusta 0
isidro
isidro

el 5/7/15
El señor llego a traer la buena nueva, es su mensaje de discernimiento sobre lo que realmente nos enseña DIOS y lo que quiere de nosotros, muchas veces nosotros no aceptamos el cambio y nos pegamos a cosas y costumbres viejas que mas que mal y equivocadas no arreglan en nada nuestras vidas, si queremos echar a andar nuestros proyectos es necesario plantear todo nuevo y bajo la dirección de Jesús cristo nuestro SEÑOR, para que el Espíritu Santo nos guié y nos de la luz y la gracia para alcanzar el Don de la Salvación.
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 5/7/15
Saludos amigos/as,
Vivimos en un pueblo rebelde.. donde los ángeles de Satanás trabajan arduamente, se meten en la política, las financian y trabaja dentro de ella y así operan, entonces buscan dominar los parlamentos mundiales, los estrados, y a través del poder intentan medir fuerzas con la verdad que no viven del hombre sino contra la verdad de quien nos ha creado por amor. El afán de hombre/mujer, por asemejarse a su creador hasta creer opacarlo no solo busca su misma autodestrucción sino también acabar con la faz de la tierra, el aire y los mares, los animales. Y aquí es que se conoce al profeta de hoy, que se asombra pero que sigue… no se detiene a ver la mirada de los incautos… porque la verdad no necesita defensores, la verdad necesita testigos. El testigo no presume » ver comentario
Me gusta 0
cristhian
cristhian

el 5/7/15
Dios todo poderoso eres paz amor y bendicion le amo le creo
Me gusta 0
Daniel
Daniel

el 5/7/15
Paz y bien.
En mi humilde opinión, creo que ahí hay un punto importante, en el que se basa el Mensaje de Dios a las personas, desde el inicio de los tiempos. Frente a nuestra búsqueda del poder, el dinero y el prestigio, las tres tentaciones, Dios nos plantea la importancia de lo humilde, lo pobre y lo sencillo. Jesús nace pobre y humilde, en un pueblo marginal (¿de Nazaret puede salir algo bueno?), y se manifiesta a los más pobres y humildes, los trabajadores duros de la pesca. No quiere presentarse con pompa y majestad a los grandes sacerdotes y poderosos de la época, con quienes seguramente hubiera tenido el éxito asegurado. Pero ¿qué éxito? Desde Luego, no el que Él quiere. Para hacernos llegar su mensaje del Amor de Dios, la buena noticia de que somos Familia de Dios, Hij » ver comentario
Me gusta 0
Daniel
Daniel

el 5/7/15
Paz y bien.
En mi humilde opinión, creo que ahí hay un punto importante, en el que se basa el Mensaje de Dios a las personas, desde el inicio de los tiempos. Frente a nuestra búsqueda del poder, el dinero y el prestigio, las tres tentaciones, Dios nos plantea la importancia de lo humilde, lo pobre y lo sencillo. Jesús nace pobre y humilde, en un pueblo marginal (¿de Nazaret puede salir algo bueno?), y se manifiesta a los más pobres y humildes, los trabajadores duros de la pesca. No quiere presentarse con pompa y majestad a los grandes sacerdotes y poderosos de la época, con quienes seguramente hubiera tenido el éxito asegurado. Pero ¿qué éxito? Desde Luego, no el que Él quiere. Para hacernos llegar su mensaje del Amor de Dios, la buena noticia de que somos Familia de Dios, Hij » ver comentario
Me gusta 0
spalletta gusta
spalletta gusta

el 5/7/15
Paaula, me gusto tu opinion ja ja !! Te agradezco mucho Julio Cesar por la luz de tus palabras. Jesus era un jodon tremendo, haciendo chistes siempre, alegrando de este modo a sus conocidos, y a veces diciendo cosas que a nadie le gustaba mucho, podemos decir un tipo alegre, pero con reacciones muy profundas. Este evangelio apunta a interesarnos y estar atentos del vecino. Lo que le pasa al vecino nos importa? Lo reconocemos como un verdadero hermano? Lo que dice nos importa ?
Me gusta 0
Jose Luis
Jose Luis

el 5/7/15
Hermanos(as) en Cristo Jesus podemos seguir al carpintero que es un imple laico, o todavía esperas a un mesías con mucho lujo. Recuerda que tu también eres profeta y en tu casa te escuchan cuando les comunicas la Palabra de Dios?, y si tu si eres un laico que ha tratado de cambiar en su forma de ser, pero no lo han visto tus conocidos , te podrán creer?, recuerda que cuando eres más débil, eres mas fuerte. Escucha atentamente la Palabra de Dios y busca en tu interior lo que te comunica, y no desfallezcas, se fuerte y perseverante . El siempre esta contigo y no te abandona. Animo te lo dice también un laico que está tratando de cambiar y caemos, pero me vuelvo a levantar, y encontrar a Jedus en todo lo que me rodea. Pues su Padre nos lo dio, y somos Imagen y Semejanza de Dios, somos » ver comentario
Me gusta 0
luis eduardo
luis eduardo

el 5/7/15
Quiero q me.expliquen si Jesús de nazaret tubo hermanos porque en el ebanjelio .nos habla de sus hermanos
Me gusta 0
Linder Paulino
Linder Paulino

el 5/7/15
Excelente. Hoy celebramos en nuestra comunidad la institución de 9 nuevos monaguillos. Estas lecturas y esta reflexión, sin duda nos tocan directamente, por el sentido de llamado al deber en un mundo adverso como el que vivió Jesús. Gracias.
Me gusta 0
Bertha Gonzalez
Bertha Gonzalez

el 5/7/15
EL PROFETA EZEQUIEL ES MANDADO POR DIOS AL PUEBLO DE ISRAEL PARA QUE HAYA CONVERSION Y ARREPENTIMIENTO. EN NUESTRO TIEMPO TAMBIÉN DIOS NOS SIGUE ENVIANDO PARA QUE HABLEMOS A SU PUEBLO DE LA SALVACIÓN Y TAMBIÉN ENCONTRAREMOS REBELDES Y SORDOS. LO IMPORTANTE ES LA OBEDIENCIA Y HABLAR DE LA PALABRA SIN IMPORTARNOS LAS CRITICAS, SOLO HACER LA VOLUNTAD DE DIOS Y AMARLO Y SERVIRLO TODOS LOS DIAS DE NUESTRA VIDA. DIOS BENDIGA SUS MENTES Y SUS CORAZONES.
Me gusta 0
yamileth Arias
yamileth Arias

el 5/7/15
Dios en su infinito amor, nos invita a ser portadores de la buena nueva aun que no seamos aceptados, simplemente anunciar y por ende denunciar.
Me gusta 0
guadalupe g.
guadalupe g.

el 5/7/15
Dios bendicenos.bobadas o no, muchos tenemos diferentes testimonios y expresamos algo. Para sanar y otros puedan sanar .que no hablan solo se aguantan o se alejan Jesús todo lo puede , pero la Iglesia católica tiene que seguir la misión de evangelizar, no de apartar, cada quien tiene su propio llamado y Jesús es el que llama y da a quien quiere amen.
Me gusta 0
Ruy Edmar
Ruy Edmar

el 5/7/15
De alguna manera, los vienen de nuestra familia, de nuestro círculo de amistades, los vecinos, los compañeros de trabajo, tienen la misma talla social y cultural que nosotros. Nos sorprende sí, que unos se desenvuelvan notoriamente en ciertos campos como la oratoria; pero, de ahí a reconocerlos como profetas, seguramente es muy difícil.
Peor aún reconocer a un Dios nacido en un pesebre, educado en el trabajo por un carpintero, un Dios que se siente cómodo compartiendo con gente pobre, con gente despreciada socialmente, incluso descalificada moralmente. No entendemos la misericordia del Señor
El amor no es una disciplina, no son los doctores los que habitualmente dan una lección de amor. El amor se expresa mejor en los niños, en una madre que hace todo y da todo por sus hijos, e » ver comentario
Me gusta 0
chileno
chileno

el 5/7/15
Hoy no fui al templo por lo que leer esto ya me da paz De alguna manera
Me gusta 0
Clara Rojas
Clara Rojas

el 5/7/15
En la primera lectura, nosotros igual que el profeta Ezequiel debemos comunicar a Jesús, incluso aunque nos parezca que no podemos hacer nada, que el ambiente donde tenemos que comunicar la Palabra es adverso, que no nos escucharán, que no servirá para nada. Si Jesús nos manda hacer esto, debemos obedecer, obedecer con fe ciega su mandato. Lo hacemos no porque pensemos que sirve para algo, sino porque es Jesús quien nos lo manda. Si no confiamos en Jesús no podemos andar tras sus huellas. Y si en el camino encontramos rechazo, incomprensiones, etc., entonces debemos pensar que así persiguieron a los profetas y a Jesús antes que a nosotros.

Entiendo que de la segunda lectura se desprende que, aquellos hombres que estaban en la sinagoga esperaban un Mesías exterior no interior, l » ver comentario
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 5/7/15
Hermoso día aquí, mucha luz y un sol intenso. El mar se ver hermoso. Tanto como hoy es la palabra de Dios. El profeta, es enviado a un puebloTestarudo, desobediente, que no reconoce a Dios. De todos modos el profeta se hace presente, con el mensaje, con eso demuestra el gran Amor de Dios ha todos y sin distinciones. A veces nos sentimos, desanimados, con deseo de no continuar, somos débiles, sufrimos. Pero Pablo, nos ánima diciendo, en las debilidades esta Cristo, para fortalecernos y continuar, el peregrinar por esta tierra.
En el evangelio, Jesús no es aceptado, en su propia tierra, y es normal porque no entienden su carácter divino y humano, lo ven como su vecino, de origen humilde. No como el hijo de Dios. Pero esto no se ha quedado allí, hoy se repite, cada día cuando » ver comentario
Me gusta 0
omar ivan
omar ivan

el 5/7/15
Yo pienso que es la falta de luz que da la iluminacion y la inspiracion que da el Señor Espiri Santo a aquellos que Dios quiere dar a conocer su verdad, pues Pedro, fue el unico que dijo : " A quien iremos Señor si solo Tu tienes palabras de vida Eterna ", la falta de Espiritu Santo en nosotros es lo que provoca estas cosas jusgar por apariencias y no con el Espiritu.
Me gusta 0
richi947
richi947

el 6/7/15
Otro punto para no tener la mente tan cerrada al cambio, se trata de reflexionar sobre lo que pensaban los vecinos sobre los hermanos y hermanas de Jesús. En el griego, idioma en que se escribió este evangelio, cuando dice hermanos significa hermanos, para primos hay otra acepción distinta. ¿En qué nos cambia a los católicos que Jesús tuviera o no hermanos carnales? Para reflexionar.
Me gusta 0
aoaoaoa
aoaoaoa

el 6/7/15
Me parece tan triste que alguien pueda aplaudir la declaración de Paaula! Yo la falta de coherencia solo la he visto en ella. Tan incoherente como la falta de amor. Y me ha ayudado a comprender mejor...
Me gusta 0
Margarita
Margarita

el 6/7/15
Cuando nos sintamos débiles, propensos a caer, flojos en el amor, terminemos de vaciar nuestro espíritu. Quizás es ese el deseo del Señor para ocupar el sitio que queda en nuestro interior y empezar a actuar El y a llenarnos de su fuerza y de su amor. El reconocimiento de nuestra pequeñez es una oportunidad para abandonarnos en sus manos, confiar en El y seguir el camino confiados en el poder de su Espíritu.
Me gusta 0
Antonia Ruiz
Antonia Ruiz

el 6/7/15
Cuanta razón tiene el evangelio de hoy pues hasta nosotros mismos muchas veces no le hemos querido aceptar, cuando alguien habla de Dios en una reunión o quiere hacer alguna oración muchas veces decimos ya vas a empezar, tratar temas religiosos es cuento de nunca acabar etc. Dios permita que la palabra de hoy nos quede muy claro hay que escucharlo y aceptarlo
Me gusta 0
vilmae
vilmae

el 8/7/15
Buenos días hermanas y hermanos, sentir y reconocer que no somos capaces de elegir el bien, por nuestros propios medios, es sentir, ese aguijón del que habla San Pablo, nosotros los "cristianos" conocemos la palabra de Dios y a fuerza de escucharla tantas veces, podemos decir que sabemos distinguir entre lo bueno y lo malo, lo difícil es optar por lo bueno porque a veces va en contra de nuestros propios intereses, pidámosle a Dios que nos baste su gracia y su fuerza.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.