Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Hay tormenta, el mar rompe contra la barca y Jesús duerme sobre un almohadón. Es razonable el miedo de los apóstoles, la barca iba llenándose de agua y lo despiertan: “Maestro, ¿no te importa que nos hundamos?”, le dicen con dureza. Cuantas veces en nuestra vida y en nuestra historia, Jesús parece que duerme y creemos que estamos solos y todo depende de nosotros para subsistir. La vida es dura, supone luchas, pero no hay que desesperar si estamos afianzados en la fe. Jesús parece decirles: “como no tenéis fe, por eso el miedo”.

Pero, en este texto, nos podemos quedar sólo con el milagro: “Se puso en pie, increpó al viento y dijo al lago: ¡Silencio, cállate! El viento cesó y vino una gran calma. Se quedaron espantados y se decían unos a otros: ¿Pero, quién es éste? ¡Hasta el viento y las aguas le obedecen!”. Cuando estamos mal, a merced de las tempestades de la vida, en ocasiones parece que no hay salida, pues nada, que venga el superhéroe y nos salve, le pedimos el milagro y todo se soluciona y si no funciona decimos que hemos perdido la fe. Suele ocurrir, que si alguien querido tiene una enfermedad incurable, por mucho que pidamos el milagro, se muera, si alguien dice que no se le escuchó y por eso perdió la fe, es que vive en el mundo de la magia. Aquí el milagro, como en todos los relatos del Evangelio, es un símbolo de algo más profundo.

¿Y qué es eso más profundo?: el miedo y la falta de fe. Un miedo, que no es sólo miedo ante un peligro (hundirse), sino ante la vida, que hoy más que nunca se considera un bien absoluto y algunos temen perderla, no entendieron aquello de “el que quiera guardar su vida la perderá”. Es el miedo a perder nuestras cosas, lo que tenemos, la seguridad, la buena posición, lo que pensamos es nuestro prestigio, la comodidad, la salud y sobre todo el dinero. Este miedo nos hace cobardes, aferrarnos a nuestro pequeño mundo como si fuera lo más importante, a nuestras instituciones incluso de Iglesia y esto nos esclaviza.

Ese miedo tiene muchas formas y por eso merece el reproche de Jesús: “¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?”. Se nos urge a una fe que no tenga miedo a afrontar la vida. Una fe que no tenga reparo en cuestionarse, dudar, pensar, hablar, expresarse, obrar, denunciar, porque hay valores por los que merece la pena arriesgar. Una fe que nos madura, para mirar de frente los acontecimientos que nos pasan: la tempestad, la muerte, los peligros, las crisis… Y si, es verdad, que la fe no elimina los problemas, ni lo hace todo más fácil, pero en ella, podemos encontrar una explicación profunda a la vida, la fuerza necesaria para luchar por la verdad, la justicia, la honestidad, la fraternidad… y tener valentía para vivir desde el Evangelio.

Dice la segunda lectura: “Por tanto no valoramos a nadie por criterios humanos. Si alguna vez juzgamos a Cristo según tales criterios, ahora ya no. El que vive con Cristo, es una creatura nueva. Lo viejo ha pasado, ha llegado lo nuevo”. ¿Será verdad?, cuando vemos tantas claudicaciones ante el poder, los que tienen, los que nos ayudan económicamente, cuando somos tan políticamente correctos. Cuando dentro de la Iglesia (la barca de los apóstoles) valoramos más las dignidades y nos llamamos ilustrísima y señor don. Cuando esperamos en un Cristo, que nos conceda todo lo que le pedimos desde nuestros criterios humanos: la lluvia, aprobar, tener suerte, salud… Nuestra barca y la de la Iglesia están amenazadas en este mundo pluralista y cambiante, pero a veces las peores tempestades pueden venir de nuestra falta de fe.

Comienza el Evangelio de hoy con la frase de Jesús: “Vamos a la otra orilla”. Los que nos rodean, lo que quieren ver en nosotros, es la valentía con que Cristo afrontó las tormentas de su vida, el dolor, la persecución, la muerte… ver que más allá de los criterios humanos, queremos arriesgar la vida desde la fe por aquello que realmente tiene sentido. Que intentamos ver las cosas desde el final y sabemos que llegaremos a la otra orilla, porque Él está con nosotros, aunque parezca dormido. Estas embarcado, se valiente, confía y ten fe.

Comentarios
Martha Martha
el 18/6/15
Evangelio para el Domingo 21 de Junio/15, Marcos 4,
35-41 . Todos estamos embarcados en la nave de la
vida, todos hemos tenido que soportar vientos huraca-
nados, mar proceloso y todos hemos ansiado un mila-
gro que nos libre o nos alivie de esas tribulaciones, si
nos es favorable la peticion que hemos hecho, nos sentimos llenos de fe, si no nos es favorable, nos lle-
namos de miedo y con dureza hablamos a Jesus :co-
mo no haces algo, como duermes estando nosotros
en esta situacion ...? a esto se le llama "falta de fe",
tenemos temor que las vicisitudes hagan flaquear
nuestras fuerzas y muramos sin llegar a la otra orilla.
Este Evangelio empalma directamente con la Fe, Je-
sus se despierta y hace amainar el viento y calmar el
mar, entonces reprocha a sus amigos su cobardia, s » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 20/6/15
El evangelio de hoy nos presenta el relato de la
tempestad calmada.Momento de prueba para los
discípulos de Jesús y para todos nosotros,que
sufrimos tormentas en nuestras vidas personales.
Nos agobiamos si la enfermedad nos sacude o la crisis
del fracaso profesional nos llega... deseamos tener la
presencia poderosa de Jesús.
Necesitamos la virtud de la serenidad,especialmente
para los que vivimos en ciudades tumultuosas,por el
movimiento,la masificación el ansia de poseer y el
ruido que no cesa.Todo esto produce excitación de
nervios,cansancio,violencia...
Todas estas consecuencias de la pérdida de control
sobre nosotros,es malo, tanto a nivel físico como
psíquico.
Si perdemos la serenidad con alguna persona,le
gritamos,le humillamos y le hacemos sentirse m » ver comentario
Me gusta 0
Edgardo Edgardo
el 20/6/15
Al atardecer, puede sonar al lugar de las tinieblas, cercana la noche Jesús decide ir con sus discípulos a la otra orilla. La acompañaban otras barcas, pero cuando llega el momento de la tempestad, no se mencionan las otras barcas, parece ser que abandonaron al Maestro en el momento del peligro, dejamos de lado a Jesús; mientras que Jesús duerme empieza esta tormenta que tenemos todos en nuestra vida. El Señor nos dice no tengan miedo y lo único que nos pide es FE. Es que si estamos adheridos a Jesús, si confiamos plenamente en Él, nuestro camino tiene esperanza. Mantengámonos en la fidelidad al Evangelio. ¡Feliz domingo del día del Padre, en Perú...!
Me gusta 0
Monik P. Monik P.
el 20/6/15
Hoy el Señor me invita a salir de mis seguridades,de mis angustias y poder creer q ?l es quien me da todo ,a confiar siempre en él .El es todo lo q nececito para ser feliz.
Me gusta 0
Victor Victor
el 20/6/15
Pasa a la otra orilla es salient de mis planes Como Abraham que salio confide en la promeza de una dependencies mayor que la del . Y es ambient Como la seminal del grano de mostaza que dentro de si tiend todo el potencial de la Fe para crecer y Dar frutos, y la verda es que Cristo para eso vino,para sacarnos de la opresion de la muerte. Y mostrarnos que somos eternos y que la muerte ha sido vencida.animo que yo he vencido Al mundo..la. paz.:-)?:-)
Me gusta 0
ELODIO Sanchez ELODIO Sanchez
el 21/6/15
Cuantas veces vamos caminando en nuestro mundo, vamos en nuestra barca, llenos de problemas y con pensamientos negativos. Nos encerramos en nuestros problemas y noa sentimos perdidos, sin embargo jesus siempre va con nosotros, el está esperando que le hablemos para ayudarnos. Debemos tener fe y despertarnos nosotros por q jesus no está dormido está despierto y dispuesto a ayudarnos, solo debemos tener fe.
Me gusta 0
Lorena Lorena
el 21/6/15
Es dificil enfrentar muchas mentiras,secretos y fantasias. A veces esto de destapar la olla para que salga la verdad a la luz te crea una imagen de loca, de mentirosa y de tantos adjetivos que nunca pense escuchar de mi. Y si tenemos que ser valientes para denuncia pero hay muy poco apoyo alrededor de uno. Lo unico que me queda es esta fe, que muchos hablan pero pocos la conservan. Es fificil tambien esto. Conservar valores que nos hacen ser distintos . Se que me equivoque en hacer silencio por miedo. No poder denunciar lo mal que me hicieron. Hoy me arrepiento y le pido a Dios mas fe, mas fuerza para poder cambiar tanto mal.
Me gusta 0
Lorena Lorena
el 21/6/15
Es dificil enfrentar muchas mentiras,secretos y fantasias. A veces esto de destapar la olla para que salga la verdad a la luz te crea una imagen de loca, de mentirosa y de tantos adjetivos que nunca pense escuchar de mi. Y si tenemos que ser valientes para denuncia pero hay muy poco apoyo alrededor de uno. Lo unico que me queda es esta fe, que muchos hablan pero pocos la conservan. Es fificil tambien esto. Conservar valores que nos hacen ser distintos . Se que me equivoque en hacer silencio por miedo. No poder denunciar lo mal que me hicieron. Hoy me arrepiento y le pido a Dios mas fe, mas fuerza para poder cambiar tanto mal.
Me gusta 0
Ruy Edmar Ruy Edmar
el 21/6/15
No sé si los discípulos se asustaron más por el riesgo de naufragar o por el temor de estar en presencia de alguien que es capaz de ordenar y lograr que se calme una tormenta.
Fue tal su asombro que se preguntaron quíen es éste?
Senor te alabo poque eres todopoderoso, justo, compasivo y misericordioso, te alabo porque eres sabio y justo, en tí confío aunque hay situaciones en que parece que todo se va a hundir, espero de tu amor porque tu eres el amor de los amores.


Me gusta 0
jagelta jagelta
el 21/6/15
Tormentas nunca faltaran en la vida del Hombre, estás se presentan para probarnos y hacernos crecer en la fe, no olvidemos que quien tiene a Cristo sale vencedor. Es un llamado que Dios hace a ser firmes y navegar en medio de las pruebas. Tormenta es también un reto divino, tal como el Señor le puso a la humanidad al entregar los talentos, no seamos cobardes y pongamoslos al servicio.
Me gusta 0
Alejandro Alejandro
el 21/6/15
Buenos dias aquí en España, hermanos. Un domingo más el Señor nos regala la maravilla de su enseñanza. En la primera lectura, Dios hace ver a Job su pequeñez ante la gran obra de la creación. En la segunda, es Pablo quién nos recuerda que Jesus, por Amor, murió para que nosotros tuvieramos una vida nueva dejando atrás lo caduco y apostando por lo eterno. Y el evangelio pone la ginda recordandonos el mismo Jesús que el siempre esta a nuestro lado, que si en ocasiones parece que no nos hace caso, que está dormido, es para que no miremos las cosas con los ojos del mundo, para que valoremos lo que realmente tiene importancia, para que aprendamos a despegarnos de aquella seguridad que entendemos como absoluta y es únicamente la comodidad de lo conocido, invitándonos a ser valiente » ver comentario
Me gusta 0
María José María José
el 21/6/15
Pues si , en medio de mi tribulación el evangelio de hoy es una brisa,pero creo sienceramente que me falta fe para creerlo. Cuando las cosas empeoran a pesar de la oración, cuando crees en el fondo de tu alma que hasta Dios te ha fallado. ¿ que se puede hacer? no tengo respuesta sólo que me siento mal,muy mal, es mi gran esperanza y ahora no la tengo. Solo me queda decir. DIOS MIO AUMENTA MI FE
Me gusta 0
Angela Arteaga Angela Arteaga
el 21/6/15
Señor Jesús, aumenta nuestra fe y confianza en ti,que en todo momento aceptemos tu santa voluntad, que tu amor y tu bendición nos acompañe y nos baste para ser felices. Feliz día a todos.
Me gusta 0
Linder Paulino Linder Paulino
el 21/6/15
“Como no tenéis fe, por eso el miedo”. Excepcional.
Me gusta 0
José luis José luis
el 21/6/15
Hermano en Cristo Jesus. El día de hoy podemos entender de qu si somos de Cristo somos una creatura nueva, que ya no tenemos miedo de la vida, pues El siempre esta conmigo en todo momento y lugar, y no esta dormido. Pues nos invita pasar a la otra orilla para tener una vida nueva, y, ser mas consientes de lo que tenemos, ya que la misericordia de Dios es tan grande, que el dio su vida para poder ser salvos de nuestros pecados, y estamos salvos. Pero en muchas ocasiones cuando los vientos y mareas del mundo nos agobian, no sentimos su presencia, porque no tenemos fe, pero hay muchas personas que sufren por tener una enfermedad incurable y acuden a El y son salvadas de esa enfermedad, yo lo he visto en más de dos personas, y recuerda que El dijo, que cuando hay mas de dos personas pidiendo » ver comentario
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 21/6/15
Linda enseñanza del evangelio de hoy, que nos invita a tener confianza, en nuestro Padre, que aunque las circunstancias digan lo contrario y pareciera que nadie nos escucha, ni nos ve, ahí está para salvarnos de nuestras dificultades, somos nosotros que., estamos demasiado ciegos, creyendo en poderes que no son de Dios, como hechicerías, creencias supersticiosas, no le damos el primer lugar a Dios, alguien decía esta semana que le temía pasar por debajo de una escalera, era mala suerte, tenemos creencias que nos han enseñado desde pequeños, o que simplemente hemos escuchado, que no tienen que ver nada con el poder de Dios., y dejamos lo verdadero por lo efímero. Tenemos que cambiar nuestro pensamientos, espiritualizarlo, cuando nos venga un pensamiento, de desconfianza, pe » ver comentario
Me gusta 0
Joed Calpach Joed Calpach
el 21/6/15
Jesús va en popa, reclinando su cabeza en una almohada. Sus discípulos van delante de él, conduciendo la barca a la otra orilla; de pronto, las olas golpean fuertemente la barca, todos asustados no atinan más que advertir a Jesús. Cuántas veces, esto mismo, ha pasado en la historia de la Iglesia Católica?
Confiad hermanos, con Jesús siempre llegaremos a la otra orilla.
Me gusta 0
spalletta gusta spalletta gusta
el 21/6/15
Marcos (4,35-40) Gracias Julio. Jesus muy dormido !! ja ja ja !!! Todos llenos de miedo, de terror y Jesus descansando , ni se habia enterado,( ya que estaba cansadisimo de la jornada) creo que hay mucha comicidad de parte de Dios en este hecho y aca esta la clave. Al que trabaja ( para Dios) Dios lo ayuda , desaparece el miedo, ya no te preocupas por lo que pueda venir.
Me gusta 0
Rosa Liliana Rosa Liliana
el 21/6/15
Hoy día la iglesia nos llama a vivir desde el evangelio, sabiendo que tener fe, no significa no tener miedos o dificultades o no pasar por la enfermedad, pues vivimos amenazados, atemorizados, en un mundo materialista, competitivo y dividido, donde las peores tempestades en nuestra vida vienen de nuestra falta de fe, por lo tanto Dios nos invita a la otra orilla, a esperar en el Señor, con valentía y fe, que ya estamos embarcados, esta esta gran barca que es la iglesia, que nos acoge y nos ilumina la vida.
Me gusta 0
Augusto Serna A Augusto Serna A
el 21/6/15
El Señor les de la paz.
Hermanos, en varios paises del mundo, como en el mío, se celebra en esta fecha la fiesta del padre, con un sentido comercial. Sin embargo que bien cae la lectura del evangelio de hoy, de Jesús protegiendo a sus discipulos de perecer en medio de la tempestad, evitando que la barca zozobre. Es la tarea de los padres, orientar, proteger y guiar a sus hijos, evitando que el hogar, que es esa barca, se mantenga firme en medio de las tempestades y de los peligros que amenazan a las familias en el mundo de hoy, (abortos, eutanasia, divorcios, infidelidad). Felicitaciones a todos los padres del mundo y que San José ilumine el camino que nos debe llevar a dar cuenta a Dios de nuestra labor como papás.
Me gusta 0
ZELITA ZELITA
el 21/6/15
Hermano Julio César, gracias por el mensaje, cuestionable por cierto, ir a la otra orilla, siempre hay resistencia, por no dejar ,nuestro apego al que creemos que realmente es perdurable, pero tenemos que correr el riesgo y más aún si estamos siempre acompañado y guiado por Cristo. Que Dios lo bendiga hermano. Y UN FELIZ DIA DEL PADRE, PORQUE SOMOS NOSOTROS GUIADOS POR VOS,
Me gusta 0
Mario rodriguez Mario rodriguez
el 21/6/15
Dios me habla para que salga de las tribulaciones diarias, que me abstraen del amor que recibo a diario, y que solamente a traves de la fe, a prueba de tempestades, temores, dificultades en mi pais y en las continuas pruebas que Dios me pone pero me saca de las mismas y me impulsa a traves de la Fe, verdadera y continua que mi alma descansa, bendiciendo. Cristo en la barca que es la iglesia
Me gusta 0
Olga E. Olga E.
el 21/6/15
El evangelio de hoy toca a todas las personas que somos creyentes, practicantes, y que nos llenamos las bocas reconociendo que somos gentes de fe y ante cualquier amago de tormenta, nos llenamos de miedo y es porque nos flaquea la fe. Se nos olvida que nuestro destino y nuestras vidas están en manos de Aquel que hasta el mar y el viento obedecen.........." Señor, te ruego que aumentes mi fe, de modo que ante cualquier vendaval que se avecine o tormenta que me golpeé, tenga presente que tu me acompañas, por lo que tengo que abadonarme en tus brazos, porque tomarás el control de la situaciòn, me guiarás por los senderos adecuados para salir adelante y airosa en la noche de tormenta por màs oscura y tenebrosa que ésta sea. AMEN"

Me gusta 0
Margarita Margarita
el 22/6/15
Amado Jesús: ojalá mi fe fuera tan grande para no sentir miedo, ni tristeza, ni ansiedad. Pero reconozco que soy débil y por eso te ruego que me tomes "con todo lo que soy, lo que pienso, lo que hago" y vayas formando el ser que necesita el Padre para cumplir su santa voluntad, amén
Me gusta 0
Graciela L. Graciela L.
el 22/6/15
Señor sólo se q eres tan poderoso que todo lo puedes y nosotros con mucha fe, pero a veces es muy triste porque en momentos nos pasa como a tus discípulos también pasamos momentos de angustias (Quiero compartir algo, ayer en mi ciudad hubo una tormenta, se estaba poniendo muy feo había mucho aire, mi esposo me dijo vete al cuarto y encierrate con el niño porque se está poniendo muy feo, esto no es normal, mi niño le tiene mucho miedo a las tormentas y me asomé por la ventana y si estaba el aire muy fuerte, mi mamá siempre me ha dicho que encienda el cirio y que todo se pasa, lo hice y le pedí a mi Dios con mucha fe y el aire se calmó y siento que si que Dios nos dice por medio de tu fe y es verdad la fe es muy poderosa ante nuestro Padre, gracias. Señor) y es eso a veces nue » ver comentario
Me gusta 0
Irma Erika Irma Erika
el 22/6/15
Cada dia nuestro Pader nos habla a traves del evangelio y nos
invita a ser cristianos autenticos, disponernos al servicio del p
rojimo y encontrar la plenitud en El. Gracias por hacernos mas asimilable su palabra. Dios con ustedes
Me gusta 0
leonardo perez leonardo perez
el 22/6/15
Dar gracias a Dios hasta por las tempestades y problemas que nos pasan en la vida, con la fe que El nos llevara sanos y salvos a la otra orilla es mi lectura de este evangelio.
GRACIAS PADRE
Me gusta 0
Gladis Barrient Gladis Barrient
el 22/6/15
Gracias Oh Santo Dios por darme la fe y la seguridad que necesito para afrontar cada situacion de la vida. Declaro que desde hoy soy libre de miedos, inseguridades y temores porque se que tu manejas el timon en la barca de la vida en que voy logrando llegar a alcanzar la salvacion de mi vida y ayudando a mis hermanos tambien a alcanzar esta meta. amen
Me gusta 0
andrea andrea
el 23/6/15
me parecio lindo el evangelio
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.