Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Se nos vuelve a hablar del Reino: “El Reino de Dios se parece…”. A través de dos parábolas aparentemente sencillas, Jesús nos habla de que las semillas crecen: “sin que se sepa cómo” y la respuesta no sabemos si está en el viento como diría Bob Dylan, o está en el agua que las riega, que al fin de cuentas pueden ser la misma cosa.

La primera parábola nos habla de una semilla que fue plantada por un hombre, “el duerme de noche y se levanta de mañana y la ve crecer, la tierra va produciendo su cosecha ella sola: primero los tallos, luego la espiga, después el grano. Cuando el grano está a punto se mete la hoz, porque ha llegado la siega”. Es un proceso misterioso que parece no requerir la acción del sembrador, la semilla crece animada por una fuerza al parecer interna o simplemente atmosférica. El Reino es el mismo Dios en cuanto es sembrado en nuestro interior, y por caminos que no conocemos, nos conduce a algo nuevo, hacía el futuro, hacia el crecimiento, que es más fruto de nuestra apertura y confianza, que de nuestros esfuerzos.

Es agua y es viento, agua que riega la semilla desde el costado de Cristo y viento del Espíritu, que actúa en nosotros y tiene un camino para cada uno, que da sentido a todo esto que llamamos vivir, aunque a veces no entendamos qué pasa, ni adónde vamos a parar. Hoy tenemos muchos motivos para no entender, que está pasando con el Reino en nuestro mundo, pero la parábola parece decirnos que el Reino siempre está presente y crece a su modo. Nos lo recuerda la primera lectura: “Yo soy el Señor, que humilla los árboles altos y ensalza los árboles humildes. Que seca los árboles lozanos y hace florecer los árboles secos”. Está claro, que los caminos de Dios son desconcertantes.

La segunda parábola nos apunta otro aspecto del Reino, es como un grano de mostaza: “la semilla más pequeña, pero después, brota, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden cobijarse y anidar en ellas”. El Reino, no sólo es como veíamos en la parábola anterior –desconcertante-, es también sorprendente, es algo pequeño que se hace grande y llega a todos los hombres.  Como dice el título de un libro: “La utopía ya está en lo germinal” (Benjamín González Buelta); es en las cosas pequeñas, en esas comunidades, grupos, asociaciones, donde parece que siempre estamos los mismos, “cuatro gatos” decimos…, es donde puede crecer la mostaza. La Utopía es el Reino.

¡Cuánto nos cuesta en la Iglesia aprender a vivir en minoridad! y no hablo de números que tanto les gustan a algunos, hablo de sentirse pequeños, de dialogar con otros, de escuchar, la Iglesia no acapara todo el Reino. Dios tiene sus caminos para llegar a todos los hombres, el Reino es de Dios, no perdamos nuestra capacidad de asombro, Él es el que hace crecer, el que salva. No queramos explicarlo todo, hay caminos en la historia y en la vida personal, que nos demuestran que con poco, se puede conseguir mucho, que lo que parecía insignificante, transforma muchas realidades.

En definitiva la primera parábola apunta más al plano personal. Dios está obrando en nuestro interior y la segunda nos recuerda, que debemos también descubrir el Reino en los que viven, piensan, se cobijan y anidan en diversas ramas que las nuestras. Como hombres de fe, con un corazón abierto y libre de prejuicios, lo que importa es abrirse al Reino, que busca crecer y expansionase en medio de los hombres. No le pongamos obstáculos, al contrario, estemos atentos a sus voces y sigamos sus pisadas, como el caminante perdido que ha encontrado el camino de su vida, y al despertar descubre que la semilla crece de noche, sabiendo que la respuesta está en el viento (Espíritu) y en el agua (Jesús y su Evangelio).

Comentarios

Deja tu mensaje:

Martha
Martha

el 11/6/15
Evangelio para el domingo 14 de Junio/15- Marcos 4,
26-34. San Marcos tiene varias Parabolas en su Evan-
gelio, en el capitulo de hoy y versos del 26-34, son dos
parabolas en las que Jesus ensena el mensaje, explican-
dole en detalles a sus discipulos, a los demas les habla-
ba solamente a lo que pudieran entender; este evange
lio muestra en todas sus partes, que la actividad prin -
cipal de Jesus era ensenar a la multitude y de forma
especial a sus discipulos. Marcos nos narra que Jesus
por medio de estas dos parabolas habla del Reino de
Dios, con una imagen sencilla que germina y crece sin
intervencion del ser humano, crece por si sola, el hom-
bre no tiene capacidad para determiner que ese cre -
cimiento se apresure o demore segun su conveniencia,
asi colmo la otra parab » ver comentario
Me gusta 0
Wualter
Wualter

el 11/6/15
Amén... Sigamos pues, nutriéndonos del manantial de agua vida y dejándonos guiar por el soplo espiritual que nos vivifica para la vida eterna.
Me gusta 0
billy
billy

el 13/6/15
Es una lastima que dentro de la iglesia católica estén personas que solo buscan destacar ellos mismos y apropiarse de las actividades de la parroquia dejando a un lado a los demás esto habla de falta de evangelización a veces hasta del propio párroco.
Me gusta 0
Yudy sanchez
Yudy sanchez

el 13/6/15
Hermanos en este domingo del tiempo ordinario el señor nos recuerda que como bautizados,llenos del ESPIRITU SANTO tenemos la mision como discipulos de dar a conocer el reino de DIOS,que esparce esa semilla a todos sin distincion y que da el tiempo para que de su fruto.Esa semilla es la PALABRA DE DIOS,el sembrador es JESUS, por tanto hermanos debemos dar verdaderos frutos eso es lo que nos recuerda JESUS "por los frutos los conocereis".Pidamos a Dios que nos regale la gracia de dar buen testimonio, de amar sin reserva, de dar sin esperar nada a cambio y que como a Nuestra Madre Maria nos de la humildad y la disponibilidad para seguir su camino y dar verdaderos frutos.
Me gusta 0
CESAR ESCORCIA
CESAR ESCORCIA

el 12/6/15
Alimentandonos con la sabiduria del señor,nos permite seguir evangelizando y multiplicando la multitud que aclama el señor.
Amen
Me gusta 0
Elmer Marenco
Elmer Marenco

el 13/6/15
La dinámica de sembrar y regar, son tareas que a la Iglesia se le ha confiado, pero el hecho de hacer crecer, es solo tarea del Espíritu Santo. Por tanto nos compete a todos, desde la vocación especifica, la ardua tarea de trabajar por el Reino de Dios.
Me gusta 0
Alicia
Alicia

el 14/6/15
Hermosas lecturas!!!!. Lo dice el salmo'"Que bueno es dar gracias al Señor"""
Lo que el Señor, anuncio por medio de los profetas, se ha cumplido el señor ha sido grande con nosotros y estamos agradecidos.
En la carta de San pablo, a los Corintios, Pablo los alienta, a vivir confiados siempre en Dios, teniendo presente que mientras, estemos en esta tierra, tendremos, tentaciones, que con ayuda de Dios, podremos vencer, si nuestro deseo ferviente es agradar siempre al Señor, ya que por Fe sabemos, que si nuestra. casa terrenal es destruida, tendremos una mansión en el Cielo.

El evangelio, nos habla del Reino de Dios, son hermosas las comparaciones que hace Jesús, el grano de mostaza y la semilla que crece por si sola. El reino de Dios ya esta presente, en el mundo y esta cr » ver comentario
Me gusta 0
Gonzalo
Gonzalo

el 14/6/15
Caminad, ser constructores del Reino.Mi corazón se regocija por el Señor, mi Salvador."Tenemos que reconciliarnos con Dios". Nos has confiado la palabra de la Reconciliación. Nosotros actuamos como enviados de Cristo.
Me gusta 0
PAOLA AGUAYO
PAOLA AGUAYO

el 14/6/15
Jesús en su infinito amor y misericordia, nos enseña como debemos disponernos y abrir nuestro corazón fértilmente al Reino de Dios, para que una vez sembrado en nosotros, pueda crecer, fortalecer y finalmente dar frutos y testimoniar.
Me gusta 0
Yolfa Estella
Yolfa Estella

el 14/6/15
El dueño de su sembrado siempre vela para que la cosecha sea abundante y trascienda a todos los que la necesitan.Gracias Dios mio porque con este evangelio fortaleces mi fe, mi esperanza , mi amor a Ti y a los hermanos que me confías en este bella misión de anunciar tu Reino las 24 horas del día a cuantos me rodean con la vida y con la Palabra.
Me gusta 0
Jorge edo
Jorge edo

el 14/6/15
queridos hermanos , preparemos y abramos el corazon
para que Nuestro Señor Jesucristo, deposite esa semilla
en un terreno de surcos noble , humildes, dispuestos y valiente.Todo para un buen fruto.
un abrazos a todos
Me gusta 0
Sebastian
Sebastian

el 14/6/15
Hoy domingo el señor quiere ingresar en nuestra vida como una semilla y esa semilla tiene que ser regada cuidada para que pueda dar mucho fruto. Bendiciones
Me gusta 0
spalletta gusta
spalletta gusta

el 14/6/15
Marcos 4,26-34. Para ser arboles donde se cobijen los demas, debemos sacrificarnos.El ejemplo de Cristo es ese y no otro.No hay salida mas que renunciar al egoismo y que dificil que es!! La pasion de Cristo es el ejemplo mayor en nuestras vidas, la entendemos? seguro? Tres veces le pregunta a Pedro: me amas? Realmente es dificil cobijar como cobija la gallina a sus polluelos y Cristo quiere ver arder nuestras vidas, pero somos leños secos, sin egoistas pasiones que humedecen la madera? Sin sacrificio no hay vida verdadera.
Espiritu santo ven a mi
Me gusta 0
sonia. p
sonia. p

el 14/6/15
Hermoso mensaje la palabra nos dice sencillamente que Dios pone la semilla y esta en nosotros dejarla germinar pero abriéndonos ala gracia dejando que el Espíritu Santo obre en nuestras vidas porque por nuestras fuerzas nada sería posible.
Me gusta 0
Jurgen Calder
Jurgen Calder

el 14/6/15


Hay un método de aprendizaje de una lengua extranjera, consiste en escuchar de día mientras estas despierto y de noche mientras estas durmiendo las lecciones. Obviamente se empiezan con significados simples que tienen referente en la vida diaria.
Lo que el estudiante pone es la disposición para aprender y lo que, en principio eran unas cuantas palabras, se multiplicarán y se edificará un lenguaje que servirá para una comunicación efectiva.
Cuando uno siembra en su corazón la palabra de Dios, esa palabra se enraíza en nuestras vidas y crece y da frutos, hasta que llegará el momento de la cosecha, exactamente como lo explica la parábola correspondiente a la lectura de hoy.

Me gusta 0
Bertha Gonzalez
Bertha Gonzalez

el 14/6/15
ES BUENO AGRADECER AL SEÑOR DE MAÑANA EN MAÑANA. CADA VEZ QUE VEMOS LA NATURALEZA, ÉSTA NOS RECUERDA DEL PODER Y DEL AMOR DE DIOS POR NOSOTROS. SIN DARNOS CUENTA CRECEN LAS PLANTAS DAN FLORES O DAN FRUTOS; DE LA MISMA MANERA NOS PASA A NOSOTROS, ENTRA LA PALABRA Y NOS DA FUERZA PARA ACTUAR COMO VERDADEROS CRISTIANOS Y PARA EVANGELIZAR A QUIÉNES NO CONOCEN DE DIOS. GRACIAS DIOS, PORQUE EXISTEN PERSONAS QUE DAN SU TIEMPO A TRAVÉS DE LOS COMENTARIOS Y BENDICE A CIUDAD REDONDA.
Me gusta 0
Ivan Ramón rodr
Ivan Ramón rodr

el 14/6/15
Lo que mas se admira de Jesús es que
Como dijo PEdro so tu tienes palabras de vida eterna donde mas vamos a ir?
Es decir en quien creer? En quien mas confiar? Solo la palabra de jesus nos renueva nos transforma y nos da vida
Gloria a DIos!
Me gusta 0
Jose Luis
Jose Luis

el 14/6/15
La semilla es la Palabra de Dios, que si nosotros estamos atentos a ella crecerá en nosotros, ya que el viento que es el Espíritu nos dará la calma y la armonía en nuestro ser, y el agua dará el alimento que brota del costado de Cristo, ya que es un agua viva, que da fortaleza, y de ese modo podrémos expresar una parte del Magnificat, que mis dice Glorifica mi alma el Señor y mi Espíritu se llena de gozo, como lo expreso nuestra Madre Santísima María, en el momento de la Encarnación y así descubriremos en nuestro corazón el crecimiento de la planta y de la semilla mas pequeña.
Me gusta 0
Ruy Edmar
Ruy Edmar

el 14/6/15

A mi modo de entender, el desarrollo espiritual está explicado en la parábola de la semilla de mostaza.
En mis oraciones diarias, cuando digo: "venga a nosotros el reino de Dios," me refiero a un reino de justicia plena, un reino donde impera el amor, la paz, un reino donde todas nuestras necesidades espirituales son satisfechas y donde podremos abrazar a Cristo, su doctrina y su vida. Todo como el árbol que puede acoger en su sombra a los hombres de buena voluntad.
Me gusta 0
jose Rojas
jose Rojas

el 14/6/15
Muy buenas las reflexiones de la palabra este dia del señor me fortalecen muchisimo en mi apostolado como catequista en mi parroquia "Gracias señor por tu semilla de amor Que ella siga germinando en mi humildad y comprension hacia mis hermanos"bendito y alabado seas por siempre señor"
Me gusta 0
Eduardo Jr.
Eduardo Jr.

el 14/6/15
La conclusión que saco es que el reino de Dios no es algo estático, es un perfeccionamiento continuo del ser humano, guiado por la palabra de Dios. El producto: Un hombre hecho a imagen y semejanza de Dios.
Me gusta 0
Esgar Herrera
Esgar Herrera

el 14/6/15
La Palabra del Sr. ingresa a nuestros corazones y a nuestra mentes de diferentes maneras, pero somos nosotros los que tenemos que dejar que es palabra germine y de frutos, esos frutos se traducen en ser mejores personas, mejores padres, mejores hijos, condescendientes con nuestro prójimo.
Me gusta 0
victor quijano
victor quijano

el 14/6/15
El rey no de dios lo anuncio nuestro señor Jesucristo hace dos mil años y desde ése momento nada ni nadie lo puede detener es como la misma naturaleza del
hombre desconsertante pues no se sabe como reaccionara ante una situación que se le presente pero aunque el no sepa de dónde viene o a donde va ya la semilla de dios a sido puesta en su corazón y sin que el mismo sepa cómo cuando ocurrirá cuando el agua y el viento lleguen a su tierra solo tendrá dos opciones germinar y dar frutos o ser cortado como maleza seca y ser echado al fuego. Bendiciones hermanos y que dios nos permita ser parte de los frutos de su semilla.
Me gusta 0
Cornelio
Cornelio

el 14/6/15
Ciertamente que es Dios quien transforma nuestra vida, su fuerza y su poder sigue manifestándose en nuestras vidas y nuestra historia, jamás permite que el estatismo u la monotonía invadan su proyecto, ni mucho menos las pretensiones de los hombres en sus deseos de cambiarlo, aunque seamos nosotros los que escribamos nuestra historia, es la fuerza de Dios quien la transforma, pues como la semilla hay cosas que van pasando en nosotros sin saberlo pero pasan, Dios irrumpe en cada corazón y en cada acontecimiento para que comprendamos que es Él quien dirige los corazones.
Me gusta 0
Jorge Nildo
Jorge Nildo

el 14/6/15
Muy lindos comentarios, ánimo hermanos para seguir abundando en reflexiones y meditiaciones.
Ciudad Redonda es una espiga cargada de buenos granos.
Me gusta 0
Linder Paulino
Linder Paulino

el 14/6/15
Sin desperdicio, como todos los comentarios de Rioja. Me encanta la alusión a Bob Dylan y a que el Reino de Dios es desconcertante y sorprendente y la hilvanacion entre las lecturas. Gracias por esta orientación. Linder, República Dominicana.
Me gusta 0
Carmen
Carmen

el 15/6/15
Me encantan los comentarios a las lecturas de la Misa que leo en su portal, gracias por ayudarnos a profundizar y en hacer un rato de oración desde el corazón
Me gusta 0
Genesis
Genesis

el 18/6/15
se trata de un grano que va creciendo poco a poco y fuera como la cancion SI TUVIERA FE COMO UN GRANITO D MOSTAZA UH UH
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.