Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

El vino es el fruto de la vid, alegra el corazón del hombre, es signo de la sangre derramada que presentamos en la eucaristía. Palestina debía ser un lugar de buenos vinos al menos por las comparaciones y dichos que aparecen en toda la Escritura. Nada extraño para sus oyentes, que Jesús diga: “Yo soy la verdadera vid”, pero dice algo más: “Y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo poda para que dé más fruto”. Es preciso volver a la cultura rural, quizás para terminar haciendo con los sarmientos una buena fogata en la que asar las chuletas, (como el pescado asado por Jesús al lado del lago) y beber el vino nuevo de la Pascua.

Recuerdos a parte, el Evangelio de hoy nos habla de intimidad de vida vivida en comunidad. Él es la vid y nosotros los sarmientos, hay una autentica unidad entre él y nosotros, podríamos afirmar que Cristo es la comunidad y que la comunidad es Cristo. El Padre es el viñador, el que corta los sarmientos para impedir que la energía de la comunidad se malgaste en tantas cosas que no tienen que ver con la vivencia del Evangelio. ¿Cuantas cosas hay que podar en nuestras comunidades y en nosotros: en el empleo del tiempo, en las ambiciones, el uso del dinero, la vanidad…? Aceptemos pues, la poda del Padre, sobre todo la poda del corazón, para que toda la energía del Espíritu, la savia de la vid, se transforme en frutos de amor.

“Permaneced en mí, y yo en vosotros”, permanecer en Cristo es unirse a la comunidad. Así lo atestigua la primera lectura de los Hechos: Pablo hace un gran esfuerzo para unirse y acercarse a la comunidad de Jerusalén y la comunidad elimina los recelos y se abre al miembro nuevo que quiere incorporarse. La no integración del miembro a la comunidad, y de la comunidad que no acoge al miembro, hace estéril la vid. El primer testimonio de la Pascua es una comunidad unida en Cristo, lo que no quiere decir que no exista diversidad de criterios. A todos nos cuesta aceptar esta misteriosa unión con Cristo en la comunidad, pero no tanto por los elementos teóricos, cuanto por las consecuencias prácticas. Aceptar que somos una única vid en unión íntima y estrecha con el Señor resucitado, nos obliga a cambiar nuestros cómodos esquemas mentales.

“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pediréis lo que deseéis, y se realizará”. No podemos decir que estamos unidos a Cristo si no hacemos caso a sus palabras. Nos unimos no a un sentimiento o a un Jesús hecho a nuestra imagen, sino al Jesús del Evangelio. Debemos conocer, escuchar, permanecer en el Evangelio y ponerlo en práctica, en lo que sentimos, decimos o hacemos, para no caer en el engaño de decir que estamos muy unidos a Cristo y a la Iglesia, pero a lo que estamos unidos es al follaje de una comunidad que solamente sirve para dar sombra, que necesita poda, para no vivir en lo que el Papa llama “La mundanidad espiritual”.

Se nos dice en “Evangelli Gaudium”: “La mundanidad espiritual que se esconde detrás de apariencias de religiosidad e incluso de amor a la Iglesia, es buscar, en lugar de la gloria del Señor, la gloria humana y bienestar personal. Toma muchas formas, de acuerdo con el tipo de personas y con los estamentos en los que se enquista, por estar relacionada con el cuidado de la apariencia, no siempre conecta con pecados públicos, y por fuera todo parece correcto” (se pueden leer los números 93-101; 264-267; 281-283).

Si somos sinceros con nosotros, comprenderemos como nos dice la segunda lectura, que Dios es mayor que nuestra conciencia y ésta en ocasiones  nos acusa: “no amemos de palabra y de boca, sino con obras y según la verdad”. “No nos entretengamos vanidosos hablando sobre lo que habría que hacer (el pecado del habriaqueísmo) como maestros espirituales y sabios pastorales que señalan desde fuera” (EG 96).El vino que en esta eucaristía se hace sangre, hace patente lo que se nos dice hoy, se nos exigen frutos. Mira a tu lado y encontraras hermanos unidos por la misma savia, la misma mística, el mismo Evangelio.

PD: Hoy se podría leer o poner el siempre viejo y nuevo: “El país de los pozos”. Por si interesa el pasado viernes celebramos el 1º de Mayo, fiesta del Trabajo.

Comentarios
aoaoaoa aoaoaoa
el 30/4/15
la vid en la naturaleza crece por sí sola, pero cuando es plantada por el hombre, el hombre la poda para optimizar, buscar calidad y rapidez. Jesús no poda porque el sarmiento no da fruto sino PARA QUE DE FRUTO!! Creo que Jesús dio su vida como sarmiento que es arrancado y podado para que dé más fruto. Jesús hablaba de sí mismo. No me lo imagino podando sin luchar por cada pequeño sarmiento!! se hecho dice permaneced en mí.
Me gusta 0
Martha Martha
el 30/4/15
5to.Domingo de Pascua-Evangelio de San Juan 15, 1-8
En este Evangelio San Juan nos dice como Jesus se presenta como la Vid verdadera y la comunidad los sar-
mientos; esta imagen es muy frecuente en el Antiguo
Testamento: Salmo 80 , Isaias 5, 1-7 y en otras mas.
Notamos en esta imagen la preocupacion de Dios por
su pueblo y la necesidad de un proceso educativo por
el cual, las comunidades maduren, que las haga crecer
,que cojan juicio y cordura para que den mejores fru-
tos. Jesus habla de como las ramas Deben permanecer
unidas al tronco, pues es este quien les da la savia pa-
ra fructificar mejor y en mayor cantidad. Asimismo di-
ce que hay que tener muy en cuenta la poda y limpie-
za de los sarmientos , porque por muy brillantes y fron
dosos que los veamos, debemos asegurarno » ver comentario
Me gusta 0
agadfga agadfga
el 1/5/15
si no se lee desde la misericordia de Dios, el evangelio no es más que algo razonado desde la mente humana. Desde el amor misericordioso de Dios las palabra toma otro significado. Si el sembrador no arranca la mala hierba, porqué iba a arrancar los sarmientos malos? y encima usarlos en una parrilla para engordar de sebo el ego soberbio de los que se creen escogidos
Me gusta 0
Amadora Amadora
el 2/5/15
"Podar" no es arrancar de cuajo los sarmientos, este
termino se refiere a " renovar", mejorar su condicion
para que en un tiempo mas tarde ese sarmiento que
fue "podado" por el "Sembrador", que muy bien sabe
hacerlo, de mas frutos y mejores en calidad. Nunca
veremos al "Sembrador" arrancar y quemar los sar -
mientos de una forma cruel y sin Misericordia, eso se
pudiera pensar en tiempos del comienzo , en la Anti-
gua Alianza, pero debemos recordar que en la Nueva
Alianza Jesus cambio la forma de interpretar las Es -
crituras, dandole la forma correcta a su significado;
Por ende, digo y repito, me gusta mucho el comen-
tario aqui explicado, lo encuentro muy bien adaptado
a su original y lo leo siempre desde hace anos, aun -
que nunca haga comentarios. Gracias.
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 2/5/15
Jesús,para hablarnos del Reino de Dios y de la Buena
Noticia recurre a comparaciones y a parábolas.
Hoy nos dice:"Yo soy la vid".
El es el fundamento de nuestra fe,la garantía de nuestra esperanza y la razón de nuestra caridad.
La vid y los sarmientos no son dos cosas distintas ,
forman un todo.
Si los sarmientos se separan de la vid no son nada,
solo se entiende si están relacionados con ella.
La razón de la vid es dar fruto.
La vid es Jesús y es también la iglesia.Por eso la razón
de la iglesia es también dar fruto.
Nuestra unión a Cristo y nuestra comunicación con la iglesia no se limita al cumplimiento de unas prácticas
de piedad,ni siquiera de buenas oraciones,sino a dar
el fruto deseado.El cumplimiento de la voluntad de
Dios y la construcción de su Rei » ver comentario
Me gusta 0
Linder Paulino Linder Paulino
el 2/5/15
Fan de los comentarios de Julio César Rioja, cmf
Me gusta 0
P. Ever P. Ever
el 3/5/15
Una vez más Jesús se dirige a cada uno de nosotros comparándpse con la imagen de la vid. Él nos habla con alegorías para que entendamos su propósito y alcancemos el Reino de Dios, que está abierto a todos sin excluir a nadie. Siendo Jesús el fundamento de nuestra fe y la fuente de nuestra vida cristiana... Él es la garantía de nuestra esperanza y el modelo de caridad, al dar la vida en rescate de todos. Si nosotros, la sarmientes, estamos unidos a Él que es la vid, daremos frutos buenos y estará siempre con nosotros y nosotros con Él. Ánimo y hagámonos sus imitadores
Me gusta 0
P. Ever P. Ever
el 3/5/15
Una vez más Jesús se dirige a cada uno de nosotros comparándpse con la imagen de la vid. Él nos habla con alegorías para que entendamos su propósito y alcancemos el Reino de Dios, que está abierto a todos sin excluir a nadie. Siendo Jesús el fundamento de nuestra fe y la fuente de nuestra vida cristiana... Él es la garantía de nuestra esperanza y el modelo de caridad, al dar la vida en rescate de todos. Si nosotros, la sarmientes, estamos unidos a Él que es la vid, daremos frutos buenos y estará siempre con nosotros y nosotros con Él. Ánimo y hagámonos sus imitadores
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 3/5/15
La primera lectura es muy real, cuando conocemos a una persona que ha hecho malas acciones es normal que sintamos desconfianza. Aquí esto se ha vivido con los desmovilizados, cuando recapacitan y quieren regresar a la vida civil, es un poco difícil pues deben observar muy buen comportamiento para ser aceptados, por la sociedad, y así pasaba con el Apóstol Pablo. que acepta su nueva vida al servio,del Señor.

Gran significado tiene la segunda lectura. Nos llama a ser sinceros, y acordes con lo que hacemos y decimos, al hombre se le puede mentir y si estamos de suerte nos cree; pero a Dios nunca le mentiremos , por que El conoce lo que hay adentro y fuera de nosotros. Dios escucha mas nuestra oración cuando actuamos con rectitud en todo sentido.
En el evangelio, Jesús nos di » ver comentario
Me gusta 0
demari demari
el 3/5/15
Tu nos dices señor ''yo soy la Vid'' el que permanece en mi y yo en el, ese da fruto abundante. Dios nos invita a reconocer la importancia de permanecer vinculados con el por la fe, la oración y el amor, el amor a su palabra.
Ayúdame señor a permanecer en tu palabra, que tu santo Espíritu me acompañe y sea mi guía, Amen, Amen, Amen.
Me gusta 0
Jorge Nildo Jorge Nildo
el 3/5/15
Voy a la iglesia porque se que en ella se concreta mi unión con Cristo Jesús. Tiempos de paz, la alegría de perdonar a quienes nos han ofendido, la satisfacción de dar, de compartir con quienes necesitan, vino madurado con el amor, frutos y más frutos.
Me gusta 0
ivaramrod ivaramrod
el 3/5/15
Esta claro el mensaje solo cristo nos salva sin el nada somos el es la cabeza y nosotros el cuerpo con el somos uno solo
Nadie puede salvarse por si mismo y sin
Cristo no podemos dar frutos
Bendiciones
Me gusta 0
Augusto Serna A Augusto Serna A
el 3/5/15
El Señor les de la paz,
La fragilidad humana, la necesidad del Creador en la vida de la creatura, es tan indispensablelo como el agua al pez, sin ella no podria vivir. El fragil sarmiento si no se alimenta del tronco, se seca y muere, no puede dar fruto, el fuego hara buena presa de el. La palabra màs repetida por Jesús en el Santo Evangelio, es: "Permaneced", es para el Maestro de Galilea, lo màs importante. Si permanecemos en El, El permanecerà en nosotros y los frutos vendràn por añadidura.



permanecemos en El, El permanecerå en nosotros y los frutos vendràn por añaxidura.
Me gusta 0
juan carlos juan carlos
el 3/5/15
A veces malgastamos nuestros recursos y nuestra energía en cosas sin un sentido claro, de la misma forma le sucede a los arboles que dan fruto, esta poda que realiza nuestro señor es una invitación a concentrarnos; a crear una unidad indescifrable en nuestra conciencia, una vez tengamos esta identidad con el espíritu podemos brindar nuestro fruto. Pero el fruto se brinda libremente mas en su interior existe una semilla que se propaga. Dios nos acompañe a ser verdaderos cristianos ayudar a nuestros hermanos y brindarnos libremente. Gracias hermano Julio por sus orientaciones.
Me gusta 0
GIOVANNI GIOVANNI
el 3/5/15
PODAR ES DAR FORMA, QUITAR LA PARTE MALA, QUITAR LO QUE NO PERMITE DAR FRUTO, QUITAR LO QUE DA MAL ASPECTO Y DEJARLO DE BELLO ASPECTO.
SER SARMIENTO SIGNIFICA ESTAR UNIDOS A LA VID QUE TRANSMITE LA VIDA (GRACIA) QUE ESTA EN CRISTO MISMO, VIDA ETERNA.
DAR FRUTO SOLO ES POSIBLE EN LA UNIDAD A CRISTO Y LOS DEMAS HERMANOS QUE SOMOS LOS SARMIENTO.
INDICA QUE HAY UNA SOLA VID DE LA CUAL DEPENDEN TODAS EN CUANTO A LA VIDA VERDADERA.
Me gusta 0
esmeralda esmeralda
el 3/5/15
La comparación que nos presenta el evangelio nos hace cuestionar en la vida cotidiana porque es allí donde se ve realmente como estamos interiormente en la relación con Dios y nuestros hermanos.
Esta reflexión es muy personal y debe ser sincera para poder seguir en el camino de verdad y vida.
Me gusta 0
Jose Ramon Jose Ramon
el 3/5/15
Padre pudiera aclararme un poco mas sobre esta parte "Hijos míos, no amemos de palabra y de boca, sino de verdad y con obras. En esto conoceremos que somos de la verdad y tranquilizaremos nuestra conciencia ante él, en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo." Será esto una palabra de consuelo para quienes nos hemos separado de nuestra primera esposa, pero sentimos q amamos a nuestra segunda mujer, y que luchamos ardientemente para que nuestras familias tengan la menor afectacion por nuestra decisión.
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 3/5/15
Garcias P. Julio Cesar cmf. La reflexion tiene nectar mucho jugo que tomar y hacer, compartir y dar. Muchas gracias y flores a Mama Maria por compartir su fruto que lo suga iluminando.
JC..
Me gusta 0
aoaoao aoaoao
el 4/5/15
si jesús es la vid y nosotros los sarmientos, quien poda? la poda no es un proceso natural sino de extrategia. como el aborto o la eutanasia, buscando optimizar, buscando calidad, buscando belleza y perfeccion. sacrificando lo que no da para que lo que sí da dé mucho más. no sé no me convence.... sigo pensando ...
Me gusta 0
angeljen0214 angeljen0214
el 6/5/15
En contestacion a (ao); no te olvides nunca de la 1ra.
persona de la Santisima Trinidad, Dios Padre, es el que
poda a los Sarmientos y su Estrategia es hacer que to-
dos nosotros permanezcamos en el Tronco de la Vid,
Jesus, que es asi mismo, La Iglesia. Debemos tomar
el alimento que nos brinda el Tronco, es el Unico que
nos brinda Amor, Misericordia, Fe, Esperanza, Confian-
za........... No se si me hago entender .......
Me gusta 0
aoaoao aoaoao
el 6/5/15
El vino es el fruto de la vid, alegra el corazón del hombre, es signo de la sangre derramada que presentamos en la eucaristía. Palestina debía ser un lugar de buenos vinos al menos por las comparaciones y dichos que aparecen en toda la Escritura. Nada extraño para sus oyentes, que Jesús diga: “Yo soy la verdadera vid”, pero dice algo más: “Y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo poda para que dé más fruto”. Es preciso volver a la cultura rural, quizás para terminar haciendo con los sarmientos una buena fogata en la que asar las chuletas, (como el pescado asado por Jesús al lado del lago) y beber el vino nuevo de la Pascua.

Recuerdos a parte, el Evangelio de hoy nos habla de intimidad de vida vivida en comunidad. Él es la vid y nosotros los » ver comentario
Me gusta 0
Holi <3 Holi <3
el 7/5/15
me podrian ayudar a interpretarlo de una forma más sencilla??
no lo entiendo muy bien...
Me gusta 0
aoaoaoa aoaoaoa
el 7/5/15
como podeis ver ya lo tengo claro!!!! y no se hable más
Me gusta 0
aoaoaoao aoaoaoao
el 7/5/15
disculpar. Me explico. Alguien utilizando mi nombre, (quizá arrancándolo como un sarmiento incómodo) volvió a reescribir la meditación. Holi<3 me parece que no hay otra forma más sencilla, salvo la que tu propia experiencia entienda, que no es mejor ni peor.
Me gusta 0
Holi<3 Holi<3
el 7/5/15
Siempre habrá personas que se creen mejores que los demás y se burlan de ellos, esas no las poda Dios, no hace falta, se pudren ellas solitas. Y te demuestran con sus actos que entienden la lógica de las palabras, pero no lo ilógico del amor misericordioso de Dios.
Me gusta 0
María Hernandez María Hernandez
el 3/9/15
Muy bién entendida la explicaciòn del Evangelio. Muchisimas Gracias.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.