Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Acaban de llegar los dos de Emaús contando “lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan”. En la comunidad hablamos de estas cosas, ¿pero no sé si tenemos claro qué significa creer en la resurrección, o “tenemos miedo a la sorpresa” y a la “presencia de Jesús en medio de nosotros”? Y es que hemos hecho de la resurrección un hecho increíble que le sucedió a Él. Pero como nos recuerdan la primera y la segunda lectura de hoy, creer en la resurrección significa creer en nuestra propia resurrección, en nuestro cambio de vida, en la conversión como nos dice San Pedro, no vaya a ser que nosotros tampoco “comprendamos las Escrituras”.

Ya lo decíamos al hablar del Reino, cada uno de nosotros debe elegir entre la vida o la muerte, la luz o las tinieblas, el amor o el egoísmo, la verdad o la mentira, la justicia o la injusticia. Por lo tanto creer en este muerto que ha resucitado, es saber que necesitamos no “matar al autor de la vida”, no matar la sonrisa, la ternura, la alegría, las relaciones sociales. Extasiarnos ante una puesta de sol en la playa, en la cumbre de una montaña, mirar las flores en primavera, besar a los niños y a los seres queridos, escuchar música, leer poesía… En Pascua no matemos la vida. Resucitar es vivir hoy un nuevo modo de afrontar la pareja, la familia, la política, las relaciones comunitarias, el trabajo y no esperar a resucitar en el último día.

Jesús resucitado no es un fantasma. Es comprensible el miedo de los discípulos, como es comprensible nuestro miedo a creer que Jesús ha resucitado y con Él nosotros. Frente a ese miedo sólo queda la confianza en que Dios puede hacerlo todo nuevo. Nosotros seguimos creyendo en la vida donde otros juegan a la muerte y desde ahí vivimos nuestra situación familiar, laboral, la marcha del país y de la Iglesia. Hemos comprendido que debemos cambiar un enfoque pesimista, cerrado, burgués, rutinario, por otro de renovación, de lucha, de esfuerzo, de dinamismo, de esperanza.

“Dicho esto, les mostro las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: ¿Tenéis ahí algo que comer?”. Están y estamos llenos de dudas en nuestro interior, no es algo nuevo, ellos y nosotros en nuestro proceso acumulamos dudas sobre lo que aquel hombre hacía y decía, sobre sus compañías, sus bienaventuranzas, el tocar a los leprosos, hacer cosas prohibidas. Para mostrarnos que Dios le había dado la razón se puso a comer con nosotros “un trozo de pez asado” y como los que acababan de llegar de Emaús se nos “abrió el entendimiento”. Es el gesto definitivo, es tiempo de comer juntos y sobre todo con los que no tienen pan, es tiempo de construir el Reino.

Como diría Eduardo Galeano, pensador y poeta fallecido esta semana: “Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo” y, “La utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.

Camino diez pasos y el horizonte se desplaza diez pasos más allá. Por mucho que camine, nunca la alcanzare. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso: sirve para caminar”. Nos toca ser y hacer signos pequeños de resurrección, al partir y compartir el pan, al poner la vida y la alegría por encima del miedo y la muerte, al predicar la utopía del Reino (Resurrección).Como dice el texto: “En su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto”. En nuestras comunidades debemos de hablar de estas cosas, poner en común nuestras dudas y algunas certezas, el camino de la Pascua nos marca el horizonte de la Vida.

Comentarios

Deja tu mensaje:

josemartinez

josemartinez


el 17/4/15
es importante conocer día tras día los pasos que uno va dando en la vida cristiana. e ir iluminando a las demás personas con la luz de cristo jesus ya que es el llamado de todo dicipulo de jesus
Me gusta 1
Martha

Martha


el 18/4/15
En el Evangelio del domingo 19 de Abril/15, Lucas nos
habla del proceso que tuvo la fe en la comunidad. Des-
pues de haber regresado los peregrinos, encontrados por
Jesus en el camino, fueron donde estaban los demas reu-
nidos y contaron lo sucedido y como el Resucitado les
habia ensenado una nueva forma de interpretar las Es-
crituras para poder ellos entenderlo a EL. Llego Jesus
y su saludo les hizo temer, pero EL los convencio que
no veian un fantasma y les recordo que todo estaba es-
crito, el Mesias tenia que pasar por todo "eso"; esa pa-
labra "eso" tiene contenida toda una historia vista de
una forma distinta a como siempre la habian visto, o
sea, de una forma mas bien para el futuro y no de for-
ma inmediata. Del fracaso y desilusion sentida por la
Comunidad, Dios les » ver comentario
Me gusta 1
Carlos Aguero

Carlos Aguero


el 18/4/15
Me parece acertado la idea de la utopía, la de enmarcar un rumbo para aquel que quiera aventurarse a seguir a Jesús por el camino de la vida. pues bien sabemos que sin el no podemos muchos. Todos sienten en sus vidas vació, amargura, ambigüedad sin la presencia viva de Jesús... Seamos como los discípulos de Emaus, tener la capacidad de comunicar los que experimentamos caminando con Jesús vivo a nuestro lado.
Me gusta 0
hector

hector


el 18/4/15
Me pare ce que es urgent un cambio, para Dar una seal de que Cristo ha reducitado.
Me gusta 0
Juanmadrid

Juanmadrid


el 18/4/15
"Paz a vosotros". Tres simples palabras que Jesús repitió muchas veces .... ¿Por qué' Simplemente porque el que de verdad sienta esa paz alcanza la felicidad plena. Pero, como EL decía, no es la paz que da el mundo. No. Esa paz del mundo no llena. Cuando damos la paz como la da el mundo, estamos deseándonos ausencia de problemas mundanos. Y esa no es la verdadera paz. LA PAZ, con mayúsculas, que nos desea Jesús no se consigue sin un abandono total a EL. Hay que ponerlo todo en sus manos y decirle: Jesús, Dios mío, si me mandas estos problemas, estos sufrimientos, será porque son buenos para mí, aunque desde mi lógica humana no los entienda. Preferiría, Jesús mío, no beber este cáliz amargo que me mandas, pero no se haga mi voluntad. Hágase a tuya. Me abandono a ti. Si fu » ver comentario
Me gusta 0
LUIS LAGO

LUIS LAGO


el 19/4/15
Después de casi 2000 años seguimos con dudas, miedos, vergüenzas, hablamos más de nosotros que de Jesús, creemos más en otras cosas o personas que en el Resucitado, que resucito por mi, que me ama y me espera. SEÑOR JESÚS DAME FUERZAS PARA SEGUIR TUS PASOS. AMEN
Me gusta 0
alejandro

alejandro


el 19/4/15
Como para que no haya duda, Jesús se puso en medio de quienes darán testimonio de su Resurrección. Y ese es el fundamento de la fe cristiana. Queda en nuestras manos poner de nuestra parte para que Él entre en nosotros.
Me gusta 0
German Retana C

German Retana C


el 19/4/15
Nosotros hoy en día debemos de tratar de reconocer a Jesús Resucitado en nuestros hermanos los enfermos, ancianos y necesitados y no confundirlo con un fantasma o pasarlo desapercibido como lo hicieron en otro tiempo los discípulos, Jesús a resucitado y esta vivo entre nosotros, debemos de comunicarlo a las personas que nos rodean con nuestro ejemplo que sera la mejor catequesis y transmitirles la paz que nos da, para ayudar a construir un reino de paz, justicia y amor en medio de tanto sufrimiento e injusticia en que vivimos.
Me gusta 0
Fermin

Fermin


el 19/4/15
Gracias por tu testimonio. Soy sacerdote mexicano y me llena de fe la certeza y la seguridad de que no es un fantasma sino que abrazado a esa utopía me mantiene en camino. Camino de justicia y paz. Camino de santidad.
Me gusta 0
Jose del Carmen

Jose del Carmen


el 19/4/15
Saludos amigos/as
Las primeras homilías, se veían cargadas de “intenciones por hacer recapacitar” a los que manejaban al pueblo, a las autoridades, y aunque premiaba la excusa de la ignorancia para entonces con conocimiento les proponían el “arrepentimiento” y aquí era donde se detenía la homilía. Y es que estos encargados del poder y de los sitios sagrados de culto, ya los ponían en juicio, con imputación directa de un pecado cómplice de homicidio con alevosía y premeditación frente a DIOS, que sería borrado solo con el arrepentimiento. Es que si se arrepentían, aceptaban el pecado realizado, y salía más fácil anular los testigos. Y aquí la tentación “anulemos los testigos” así nadie sabrá el delito.. así pensarían estos. Nada diferente para quienes hoy » ver comentario
Me gusta 0
Diác. Josué R

Diác. Josué R


el 19/4/15
Para nosotros "la Resurrección" aparece como un final lógico de triunfo, más no lo fue así para los Apóstoles en aquellos primeros instantes, debían superar todo resabio de derrotismo.

Hoy como ayer no ha sido fácil reconocer a Jesús resucitado:
María Magdalena lo confundió con un jardinero.
Los discípulos de Emaús pensaban que era un caminante (forastero).
Los discípulos en el cenáculo se atemorizaron pues creían que era un fantasma.

Así cuando vemos a nuestros hermanos heridos por las injusticias y nuestras indiferencia no logramos apreciar en ellos las llagas del crucificado, su agonía, su hambre, la sed. De ese tamaño es la dificultad en reconocer al resucitado.

Los discípulos reconocen al Señor, su alegría aun tiene la sombra del temor. Por eso les cue » ver comentario
Me gusta 0
Nene Gutierrez

Nene Gutierrez


el 19/4/15
Me gustaría saber de mis seres queridos fallecidos , en q estado estány donde ? Quedé viuda hace 8 meses y no tengo todavía la paz para comprender , donde está mi querido Marido y compañero de los 50 años de mi vida ....lloro su partida y lo extraño muchísimo, deseo verlo en sueños y escuchar su voz ....lo amo y estoy desesperada ....no tengo fortaleza para vivir ....Bendiciones y oraciones necesito x q no se orar ....solo llorar ...
Me gusta 0
Irenarco Cala

Irenarco Cala


el 19/4/15
Doy gracias a Dios, por abrirnos el entendimiento:" debemos de arrepentirnos y creer en el Evangelio del Señor Jesucristo".
Me gusta 0
Joselito hernan

Joselito hernan


el 19/4/15
señor jesus, ayúdame a comprender el sacrificio que hiciste por mi, al ser maltratado y luego crucificado en la cruz,morir nuestro pecados, amen
Me gusta 0
Ruy Edmar

Ruy Edmar


el 19/4/15
Mi primer profesor fue un hermano jesuita, él me ensenó a leer, hombre bueno, afable, atento con los ninos. Un verdadero amigo a quien podía acudir con plena confianza incluso despúes de salir bachiller. Recuerdo su expresión de alegría cuando me vió acompanado de mi padre en la misa. Mi Papá no iba mucho a la iglesia. Ahora me pregunto: No es Jesús el que vive en estos hermanos que dedican su vida a servir?
Me gusta 0
Alicia

Alicia


el 19/4/15
Gracias señor por darnos nuevamente la palabra , que nos alimenta. En la primera lectura Pedro , nos pide arrepentimiento , para que Dios ´perdone nuestros pecados, los primeros cristianos, cometieron injusticias por ignorancia, pero nosotros ya tenemos mucho conocimiento, para que andemos en las mismas . En la segunda lectura el apóstol San Juan, nos dice algo muy similar. no pequéis, sin embargo , si lo hacemos tenemos un padre misericordioso que nos perdona por medio de se hijo Jesucristo. En Resumen Quien guarda los mandamientos y en ellos su palabra esta en Dios.
Igualmente, el evangelio es hermoso y significativo, Jesús se aparece entre sus discípulos y ellos nuevamente, tienen miedo, creen que es un fantasma, pero les muestra que es como ellos, que come y es de carne » ver comentario
Me gusta 0
lazaro

lazaro


el 19/4/15
Amen Dios esta siempre con nosotros
Me gusta 0
victoriasnchez

victoriasnchez


el 19/4/15
El evangelista Lucas nos dice que los discípulos reconocieron a
Jesús en la fracción del pan,iniciándoles de esta manera en la
celebración de la Eucaristía.
¿Hemos reconocido alguna vez la misa como una fraternidad
viva, participativa y festiva;en la confiaza que solo Dios podía
amarnos de esa manera?
¿Reconocemos a Dios en ese Amor que sólo El podia inventar?
¿Qué nos parece mas conveniente un milagro o la Eucaristía ?
¿Una manifestación de poder o una señal de puro AMOR?
Cuando la comunidad celebramos la fracción del pan debemos
de aprender a compartir y a convivir.
Es decir:a vivir solidariamente,aprendiendo a servir,estando
a disposición de todos,comprometiéndonos y entregándonos
a semejanza de Jesús.
Si nuestras misas nos aburren y nos dejan frios » ver comentario
Me gusta 0
Ivan ram rod

Ivan ram rod


el 19/4/15
Sigue el tema de la resurreccion pero los apostoles no han asimilado todavia el hecho cierto de la resurreccion y siguen con algunas dudas y temores jesus se les aparece y les pregunta porque temen todavia debemos creer a Jesús saber que el lo cambia todo todo lo renueva y puede renovarnos a nosotros por eso debemos confiar en el en eso consiste
Nuestra fe gracias por todos las reflexiones que nos iluminan y nos permiten proclamar la palabra con mayor sabiduria DIos los bendiga
Me gusta 0
Ofelia Benavide

Ofelia Benavide


el 19/4/15
Que hermoso es ser guiados por nuestro Señor Jesus, y tener la certeza de su presencia en nuestras vidas. El resucito! Y esta esperándonos día, con día;no dudemos y hablarle de todo lo que nos acontece! que mejor amigo, hermano, y Dios podemos tener sino El que nos dio la vida y ofreció la de El por nosotros. Gracias Señor Jesus por tu amor y por tu misericordia; gracias por que siempre estas a nuestro lado para escucharnos y ayudarnos en cada situación en nuestras vidas. Te amamos y esperamos con ansias tu venida mi rey , mi Señor. Amen
Me gusta 0
Augusto Serna A

Augusto Serna A


el 19/4/15
El Señor les de la paz.
Para ser discipulo de Jesús y seguirle, hay que reconocerle primero, no como un fantasma, un aparecido cualquiera, si no como aquel que en su infinito amor y obediencia al Padre dio la vida en la cruz por mis pecados, nos enseñó a disculpar, a perdonar, a amar sin medida. En la medida en que lo reconozcamos como nustro salvador, lo tendremos como Señor y dueño de nuestra vida.
Me gusta 0
edwinperez

edwinperez


el 19/4/15
NOSOTROS SOMOS HIJOS DE DIOS Y SU RESURRECCION NOS HACE TENER LA FE EN SI MISMOS ES MUY BUENO SABER QUE DIOS NOS AMA Y SU HIJO JESUCRISTO LO DEMOSTRO CUANDO ESTA SIEMPRE EN NOSOTROS NO DEBEMOS COMETER FALTAS QUE ESTEN EN CONTRA DE NUESTRO BIENESTAR Y ARREPENTIRNOS DE NUESTROS ERRORES GRACIAS A DIOS Y A NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO PODEMOS REAliZAR ESOS CAMBIOS A TIEMPO MIL BENDICIONES AMEN
Me gusta 0
Carmen de PR

Carmen de PR


el 19/4/15
Como reconocer a Jesus en cada hermano necesitado no solo de cosas materials sino de la palabra del Señor?Para esto debemos de pedir al Señor sabiduria pues solo si El vive en nuestro corazon seremos capaces de transitir esa paz que el nos da.Si Cristo vive en ti hermano que se te note para que otros lo puedan reconocer a traves de ti.No olvidemos de reconocerlo todos los dias al partir el pan en la Santa eucaristia donde todos estamos invitados a ESE banquets.
Me gusta 0
Emiliano

Emiliano


el 19/4/15
La vida que Dios no da es la de Jesús misma ser Testigo de su palabra.Es necesario que él crezca y que nosotros disminuyamos.
Me gusta 0
sebastian

sebastian


el 19/4/15
que demos de tener paz en nuestras familias y compañeros en el colegio
Me gusta 0
juandanielcr

juandanielcr


el 20/4/15
Lamentablemente a nosotros nos cuesta creer, mantener la fe, igual que les pasó a los discípulos. Este fin de semana yo viví algo así, pero DIOS es tan grande que siempre me ayudó y en el sermón del domingo el Padre lo recalcó: "No hay que dejar de creer, a pesar de los problemas que estemos atravesando".
Me gusta 0
cesar orlando

cesar orlando


el 22/4/15
a segir resando
Me gusta 0
maria lucia

maria lucia


el 25/4/15
gracias lo necesitaba para hacer una tarea
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.