Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez, cmf

 

      El mal, su presencia casi constante entre nosotros, en nuestra historia, ha sido un misterio desde siempre. No me refiero sólo al mal como enfermedad o muerte. Además está el mal de las rencillas, odios, venganzas. Ese mal que se mueve entre las familias y los hermanos, entre los vecinos y los compañeros de trabajo, entre los pueblos y las naciones. Es lo que el redactor del Génesis quiso expresar con la historia de Caín y Abel. No son nuevas las guerras ni las guerrillas. Ya entonces, Caín mató a Abel. Y la culpa le persiguió para toda su vida. Y parece que desde entonces la sangre sigue llamando a la sangre. 

      ¿Por qué? No tenemos respuesta. Los hechos están ahí y cualquiera que haya leído un poco de historia se habrá quedado horrorizado de lo que hemos sido capaces de hacernos unos a otros. En el pasado lejano, en el cercano, en el presente.

      Entonces, ¿hay esperanza? Sí, sin duda. Hay un hecho en esa primera lectura que debemos tener presente: Dios no quiere la muerte del criminal. Caín es protegido por una señal divina para que nadie lo mate. Es que nuestro Dios, el que nos ha creado, el que se nos ha manifestado en Jesús como Padre de todos los vivientes, es Dios de Vida y no de muerte. No quiere nuestra destrucción sino que lleguemos a nuestra plenitud. Por eso los creyentes afirmamos la esperanza. 

      Termino con un testimonio de esperanza. Con las palabras que hace unos cuantos años, en los 90, pronuncio una mujer en el funeral por su marido. Era policía y había sido asesinado por la mafia en el mismo atentado que había costado la vida al juez Falcones. En medio del dolor terrible que sentía, causado no sólo por la muerte de su marido sino por el mucho dolor y sufrimiento causado por la mafia en su guerra contra el Estado, sus palabras fueron de perdón y esperanza. Hasta dar esperanza a los mismos mafiosos que habían cometido el atentado. Les ofrecía su perdón y les invitaba a cambiar. Si tienen oportunidad de escuchar ese testimonio, háganlo. Impresiona sentir el dolor y al mismo tiempo la presencia profunda de la fe que llama a la esperanza y a la vida. 

      Para nosotros: no se trata de negar el dolor y el sufrimiento. Es imposible. Pero hay que seguir afirmando la esperanza porque creemos en Jesús. Ese es nuestro signo. ¿Qué otro signo nos hace falta que Jesús muerto por amor nuestro?

Comentarios

Deja tu mensaje:

Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 16/2/15
Saludos hermanos/as,
Al demonio luego que le roba la esperanza de sentirse agradable ante Dios, le anula la capacidad de hacer el bien! Hace y obra el mal sin tomar en cuenta nada ni nada. Un desesperanzado no ve en obrar bien el sentido por lo que espera". Se pregunta ser bueno malo da igual!! Asi conduce el mal y le anula la razon sustituyendo la conciencia. Pero como opera? Como inicia? Diria asi engana: cree en el perdon pero no en el arrepentimiento! Cree en la palabra pero no en la gente que conforma su cuerpo, cree en vivir en pareja pero no para siempre"...cree dar muestra de alabanza pero no cre que quien actua en su divinidad en misa es el mismo "JESUS"... ASI el mismo demonio va sembrando la desesperanza...y no ve en la union eterena, la Union de cuerpo y alma de sus fieles: e » ver comentario
Me gusta 0
Trinidad
Trinidad

el 16/2/15
Es muy cierto, nadie tiene que hacer Justicia con Su mano, por que hay una Justicia divina... el hombre se puede equivocar, DIOS no se equivoca, y Si el perdona nosotros debemos liberarnos del rencor ,es duro a veces entender, pero DIOS nos da la Vida y el tiempo perfecto Para cada uno de sus hijos ,el no nos creo Para sufrir el con Su muerte nos libero ,nosotros con nuestra conducta o con nuestros habitos muchas veces maltratamos nuestro cuerpo,pero siempre va a Heber un tiempo Para Cambiar y con la ayuda de nuesto Señor Jesucristo todo es possible... Amen.
Me gusta 0
LuisGallis
LuisGallis

el 16/2/15
A los asesinos no hay que perdonarlos.
A la injusticia se responde con la aplicación de los mé-
todos garantizados por un Estado de Derecho.
La tolerancia y la permisividad suelen acabar con el so-
metimiento de los más débiles ( ¿ compasivos ? ) y su
aniquilación.
Me gusta 0
Gonzalo
Gonzalo

el 16/2/15
Hay que jugar limpio, hay que relacionarse, sin ese doble sentido de las dobles intenciones. Aquellos fariseos no buscan a Jesús, buscan espectáculo. No abren su corazón para la acogida sino para el rechazo.
Jesús no quieres nuestra destrucción sino que lleguemos a nuestra plenitud. Los creyentes afirmamos la esperanza.
Que la Luz de la fe ilumine este nuevo día y que durante el mismo caminemos por las sendas del amor.
Me gusta 0
BETTY  DE F
BETTY DE F

el 16/2/15
JESUS,vino al mundo a traer la mas grande esperanza,pero fue a los suyos y los suyos no le reconocieron.¡que bonito es saber q JESUS no es un espectador como aveces lo somos nosotros, paso x el mundo haciendo el bien pero muchos solo se quedaron con "el milagrito" solamente.JESUS no da una señal simplemente porque ve que sus corazones estan cerrados pero sin embargo no les juzga.Hoy puede pasarnos igual a muchos;podemos estar haciendo mal pero para nosotros si queremos el bien y a DIOS no lo podemos sobornar,DIOS solo podra actuar cuando estemos dispuestos a dejar que el nos de lo que de verdad conviene.
Me gusta 0
isidro
isidro

el 16/2/15
Aun en nuestros dia vemos a personas que dicen ser ateos, no creen en mada que tenga que ver con DIOS, piden señales por encima de lo que ven todos los dias, pues el solo amanecer, la salisda del sol, el hecho que nuestros ojos vean tanta belleza y nuesttra vida son señales, por eso el que no ve, es porque no quiere, las señales estan ahí todos los dias, que decepcion que exista gente ingrata con DIOS.
Me gusta 0
FIDENCHO
FIDENCHO

el 16/2/15
HAY QUE PERDONAR PARA SER PERDONADOS POR DIOS PORQUE TODOS SOMOS PECADORES O EL QUE SE CREA SIN PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA



Me gusta 0
aleman
aleman

el 16/2/15
Perdonar ante todo
Me gusta 0
gerardo
gerardo

el 16/2/15
sangra llama mas sangre, como dice el comentario. me da tanto temor el reaccionar ante una grave injusticia y tomar venganza por mis propias manos. me lleno de ira pero pienso en Jesus le oro y se me va disipando. lo hago constantemente porque en la calle en el televisor o en la casa se ve tantas injusticias que el enemigo nos ronda para darnos el empujoncito que quiere para caer en desgracia. tenemos que superarlo porque son pruebas que tenemos que pasar para seguir acercandonos a Dios Padre.
Me gusta 0
Mery Buestan
Mery Buestan

el 16/2/15
Dios es AMOR, por lo tanto nosotros no somos nadie para destruir a nuestros semejantes. Tenemos que tratar de actuar con amor, con paciencia, con cariño, no se trata de hacer mal a ninguna persona, tratemos se seguir el camino de nuestro Señor, con amor y paz todos los días de nuestra vida
Me gusta 0
Antonia
Antonia

el 16/2/15
Jesús es el pan de vida eterna, el que cree en mi por su interior correrán Ríos de agua viva, solo hay que creer y obedecer al dueño de la vida, el perdón debe de ser unas de la herramientas que debe utilizar el cristiano para comenzar a amar al prójimo ya sea con defectos y dificultades, si Jesús siendo el hijo de Dios lo hizo y se sometió a perdonar a todos lo que lo persiguieron, y este es un ejemplo para nosotros, debemos de seguir este ejemplo, a demás si es bíblico no lo podemos entender de otra manera hermanos , por que por la fe de la palabra obedeceremos todo. Dios le bendiga hoy y siempre y por los siglos
Me gusta 0
lorenza
lorenza

el 16/2/15
es cierto hay que perdonar de corazón y desear el bien hasta a los enemigos, pero eso no significa dejar impune un crimen la ley terrenal como la divina deben juzgarlo como corresponde. pero a partir de ahí hay que tener una resignación y desear un cambio para el pecador y no la destrucción espiritual. Dios le dio su tiempo y su castigo a Caín para que se arrepienta no dejo impune pero su corazón no permite odiar le por lo que hizo, pero cada quien es responsable por sus actos.
Me gusta 0
Karina García
Karina García

el 16/2/15
Una vez en misa tuve ocasión de escuchar a un sacerdote decir: "A Dios no le sirve que un pecador muera con su pecado... Dios quiere que ese pecador se convierta y para ello le otorga el tiempo necesario". Sabias palabras, no? Bendiciones!!!
Me gusta 0
NORA FLORES DE
NORA FLORES DE

el 16/2/15
OJALA Y NO PERDAMOS NUNCA LA FE LA ESPERANZA Y LA CARIDAD QUE EL SEÑOR H A INFUNDIDO EN NUESTROS CORAZONES Y SEAMOS SEMBRADORES DE ESA DIVINA PALABRA,Y ESA INFINITA MISERICORDIA, A TIEMPO Y A DESTIEMPO.SEMBRADORES NO RECOLECTORES DE FRUTOS ESO NO NOS CORRESPONDE.
Me gusta 0
Mariam
Mariam

el 16/2/15
¿Por que el Señor no se fijo en Cain y en su ofrenda?
¿Quiere esto decir que lo que percibimos como una injusticia divina, esa frustracion, ese dolor, no nos tiene que llevar a la envidia y a la violencia?
Me gusta 0
richi947
richi947

el 17/2/15
Querido Fernando, me emocionó el testimonio que has contado de esa esposa sufriente y entonces recordé otro parecido. Durante el Proceso, aquí en Argentina, masacraron a 5 religiosos pallotinos. La madre de uno de los seminaristas muertos dijo: "agradezco al Señor ser la madre de una víctima y no la del asesino".
Creo que el Señor nos pide que seamos así con quienes nos hieren, ya ha dado prueba suficiente Jesús ante los que lo abofeteaban. Señor, danos la fuerza de seguirte siempre...
Me gusta 0
Margarita
Margarita

el 17/2/15
Perdonar a quienes causan tanto dolor social y personal es muy difícil. Sólo en el Espíritu de Jesús y orando continuamente por los agresores logramos sobrellevar esa pesada carga. En Colombia decimos que "hay que tragarse ese sapo". Qué cosa tan parecida. Sin el Señor, no se puede....
Me gusta 0
Gonzalo
Gonzalo

el 17/2/15
Los que estamos más en el campo cuidamos las macetas, las flores para que no se estropeen, no se pierdan, no se sequen. Lo mismo pasa con Jesús. Tenemos que cuidar como cuidamos una flor, o una maceta que la riegas que le echas abono etc. Nosotros tenemos que cuidar la vida espiritual, y conservarla tener cuidado intentar tener el alma limpia y conservar que Jesús no se aparte de nosotros. que continue en nuestras vidas para que siga con nosotros.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.