Comentario al Evangelio del

José María Vegas, cmf

Jesús y la nueva ley del Evangelio

La actitud de Jesús ante la Ley está llena de contrastes que pueden a veces desconcertarnos. Por un lado, Él mismo dice que no ha venido a abolirla (cf. Mt 5, 17); antes bien, la reinterpretación que Jesús hace de los preceptos de la antigua ley en el sermón del monte parece una radicalización de sus exigencias. Por otro lado, el texto de hoy es un ejemplo de la sorprendente libertad con que Jesús se comporta respecto de la Ley. ¿Se trata aquí, tal vez, de un caso de “excepción” que relativiza los preceptos legales en vista de situaciones de necesidad? Es poco probable, pues la situación que se describe no habla de una necesidad extrema. Tampoco parece plausible que Jesús invite a una interpretación meramente subjetivista de la Ley, en función de las necesidades y opiniones de cada uno.

Jesús ha venido a “dar cumplimiento” a la Ley y a los Profetas: en Él se revela el sentido profundo y auténtico de todos los antiguos preceptos y en Él se cumplen todas las promesas de los oráculos proféticos. Esto significa, en el fondo, que Jesús no se limita ni a sancionar, ni a abolir la Ley, ni tampoco a suavizarla, ni a radicalizarla, sino que Él mismo se convierte en Ley para sus discípulos. No se trata, pues de interpretar de un modo u otro (rigorista o laxista) determinados preceptos, ni de sustituirlos por otros nuevos; de lo que se trata es de que el mismo Jesús, su Palabra, sus hechos, su modo de vida, de relación con su Padre Dios y con los hombres, sus hermanos, y, en definitiva, su muerte y resurrección es quien constituye la nueva Ley del Evangelio: es ahí, precisamente, en donde encontramos el espíritu y la clave de comprensión de todo posible precepto. Sólo quien acepta en fe la persona de Jesús y la convierte en norma de su propia vida puede adoptar la perspectiva justa en relación con todo precepto social, moral o religioso, porque precisamente en Él adquirimos la sabiduría que penetra en las verdaderas exigencias de nuestra condición humana, de nuestras relaciones con los demás y con Dios.

Saludos cordiales
José M. Vegas cmf

Comentarios

Deja tu mensaje:

R.VELIN

R.VELIN


el 20/1/15
Jesus nos da animo a no perder la Esperanza El es la verdadera fuente de vida,valora la parte humana no le da mayor importancia el sábado pues el hombre es dueño de ese día de la semana, muchos cristianos Catolicos valoran más los monumentos de piedra que al pobre que necesita de una ayuda material y espiritual, Jesus es vida en El hay verdad y coherencia y no hipocrecia habla con autorida para el es más importante el AMOR
Me gusta 0
Alicia

Alicia


el 20/1/15
Te pido Senor Mio Jesucristo me des la Alegria de compartir con mi Madre momentos Unicos en el que Estas presente bendicenos cuida a mis hijos y permiteme Conocer mas tu palabra ,perdona mis errores ...gracias DIOS Mio Señor!!!
Me gusta 0
Rafael

Rafael


el 20/1/15
Me ha encantado su comentario. Para memorizarlo lo resumo así:
Jesus dice: "No he venido a abolir la ley sino a acercarla al Amor". La prueba está en las Bienaventuranzas, en donde nos enseña que nuestra Misión: "Son los más necesitados".
En Jesús se cumplen todas las promesas de la ley antigua. Él mismo se convierte en ejemplo de Ley Divina: en principio de Amor a Dios y a Dios que está en el Prójimo.
Me gusta 0
Jorge A.

Jorge A.


el 20/1/15
Gracias Señor por Tu Palabra.
Hágase Tu voluntad. Confío en Ti Jesús
Amén.
Me gusta 0
Alejandro

Alejandro


el 20/1/15
"El sabado esta hecho para el hombre". Con esta sentencia Jesús pone por encima de cualquier precepto, norma o costumbre a los elegidos de su creación. Pero entendamos que se refiere al "Hombre Universal" a aquél que esta en comunión con Cristo, al que no cumple los preceptos, los vive y en su vivencia las leyes de Dios persiguen una sola cosa: el Amor. Si nos fijamos bien, las bienaventuranzas no son sino un cantico de Amor autentico, la hoja de ruta del cristiano que le llevará a la verdadera felicidad y lo que es mas importante la reinterpretacion de la Ley, Jesús nos dice con ellas que ya no hay que cumplir los precepto por que sí, por obligación, que estamos en un nuevo tiempo y que ahora la Ley de Dios se cumple por Amor. Hay que Amar a Dios sobre todas las cosas, por que Él » ver comentario
Me gusta 0
Joselito H.

Joselito H.


el 20/1/15
El Senor, nos recuerda que el trabajo que realicemos a favor del Evangelio y todos nuestros esfuerzos seran recompensados al final de nuestra vida, el Senor siempre nos tiene presente y nunca se olvida de su promesa.
Me gusta 0
Irenarco Cala

Irenarco Cala


el 20/1/15
Crecer en obediencia a la Palabra de Dios nos da La Libertad para vivir juntos con el Señor Jesucristo. Una vez dicho y hecho...todo lo cual y según el orden de Melquisedec "Jesús entró por nosotros como Precursor, hecho Sacerdote para siempre."
Me gusta 0
Marta Rodríguez

Marta Rodríguez


el 20/1/15

Pensaba, una vez más, en estas Palabras de Jesús, cuánto cambia la mirada y las acciones cuando la la ley está al servicio del hombre y no el hombre al servicio de la ley! tantas injusticias se evitarían.
Qué distinto sería todo si libres y resueltos, los hombres pudieran obrar por amor y resolver los problemas cotidianos poniendo en práctica estas ideas del Maestro.
Me gusta 0
Jorge Eduardo

Jorge Eduardo


el 20/1/15
Toda la ley se cristaliza en el amor. No hay interpretación posiblhe de la ley y los profetas sin amor.
Me gusta 0
javier

javier


el 20/1/15
Hoy como ayer, Jesús se las ha de tener con los fariseos, que han deformado la Ley de Moisés, quedándose en las pequeñeces y olvidándose del espíritu que la informa. Los fariseos, en efecto, acusan a los discípulos de Jesús de violar el sábado (cf. Mc 2,24). Según su casuística agobiante, arrancar espigas equivale a “segar”, y trillar significa “batir”: estas tareas del campo —y una cuarentena más que podríamos añadir— estaban prohibidas en sábado, día de descanso. Como ya sabemos, los panes de la ofrenda de los que nos habla el Evangelio, eran doce panes que se colocaban cada semana en la mesa del santuario, como un homenaje de las doce tribus de Israel a su Dios y Señor.

La actitud de Abiatar es la misma que hoy nos enseña Jesús: los preceptos de la Ley » ver comentario
Me gusta 0
recc1718

recc1718


el 20/1/15
Los judíos vigilan y están alertas para criticar, para acusar... A veces también nosotros somos así en la familia, con los amigos, en la Iglesia... Lo pienso y pido perdón.

Jesús disculpa a sus discípulos, "da la cara" por ellos. Cuanto cuesta dar la cara, sobre todo cuando te la pueden partir. Jesús no condena, disculpa, comprende... Perdona hasta lo que le están matando "Perdónales, Señor, que no saben lo que hacen". Hay personas que dan la cara por mí. Jesús mismo también da la cara por mí. Doy gracias y pido fuerza para ser más parecido a Él.

La ley para las personas o las personas para la ley. La elección de Jesús es clara: la ley al servicio de las personas. ¿Cómo suelo aplicar las leyes a los que me caen bien? ¿y a los que me resultan antipáticos? ¿y a » ver comentario
Me gusta 0
Rafael

Rafael


el 20/1/15
«¿No habéis leído nunca lo que hizo David, cuando él y sus hombres se vieron faltos y con hambre? Entró en la casa de Dios, en tiempo del sumo sacerdote Abiatar, comió de los panes presentados, que sólo pueden comer los sacerdotes, y les dio también a sus compañeros». Algunos se empeñan en encerrar a Dios en sus esquemas, sin saber (o querer saber), que Dios es más grande que nuestros pobres pensamientos. Cuando Jesús se acerca a los hombres lo hace de una manera nueva. Los hombres nos empeñamos en buscar nuestra propia salvación y muchas veces dejamos que la salvación venga porque la marea nos arrastre hasta la corriente. Pero cuando el ambiente es turbulento y las corrientes son contrarias a Dios entonces en vez de acercarnos a la orilla, nos alejamos. Nos cuesta pensar » ver comentario
Me gusta 0
Olga E.

Olga E.


el 20/1/15
Es cierto. Jesùs vino a reestablecer el mandamiento del amor, a hacernos entender que nuestra relación con el ser humano tiene que estar basada en el amor con aceptación, tolerancia, respeto, entrega, etc.. .En esta nueva ley que Jesucristo nos vino a predicar con su verbo y con su ejemplo, deja muy claro hacia donde debemos caminar y cómo lo debemos hacer.
Que la luz del Espíritu Santo, me permita actuar como verdadera cristiana y que sea capaz de ver en cada persona que sufre enfermedad, tristeza, soledad, abandono a Cristo y lo sepa abrazar y auxiliar como lo haría el mismo Señor Jesucristo. Amén
Me gusta 0
isidro

isidro


el 20/1/15
Gracias por su comentario. Jesucristo es la ley, el es quein pone las reglas y nosotros somo quienes estamos obligados a obedecerlas, sin ponerle reparos, pues nosotros los humanos estamos siempre a la defensiva incluso con DIOS mismo, "Si usted si porque yo no", nos igualamos a DIOS, quienes somos nosotros para igualarnos a nuestro creador?
Me gusta 0
Mery Buestán

Mery Buestán


el 20/1/15
Es Señor es grande y misericordioso, por ello quiere lo mejor para sus hijos, tratemos de ser cada día mejores con nosotros mismo y más aún con nuestros semejantes, procurando hacer el bien sin mirar a quien.
Me gusta 0
MILAGROS

MILAGROS


el 20/1/15
LOS COMENTARIOS ME AYUDABAN A DISCERNIR MAS LAS LECTURAS COMO HAGO PARA VER LOS COMENTARIOS
Me gusta 0
Betty Díaz

Betty Díaz


el 20/1/15
Muy esclarecedor y necesario el comentario porque a veces parece que hubiera contradicciones en el tema de la antigua ley y lo que dice el evangelio, pero ahora se entiende que todo en Cristo adquiere un nuevo sentido. Además nos permite no caer en error cuando algunos hermanos separados nos contraponen textos del antiguo testamento a modo de crítica de la doctrina propiamente católica, sin considerar que esta nueva visión a partir de Jesús permite iluminar toda la historia de la salvación, adquiriendo el sentido que Cristo vino a dar a nuestra existencia. Gracias por alimentarnos con estos comentarios. Que Dios bendiga su obra.
Me gusta 0
Rebeca.

Rebeca.


el 20/1/15
Estupendo comentario al evangelio
Me gusta 0
Mercedes

Mercedes


el 20/1/15
Me anima la primera lectura, siento que va dirigida a todos los hombres que buscamos el consuelo y el aliento de Dios. Esta tarde, estoy desanimada, me gustaría ser mas abierta , más natural, no tener tantos miedos y complejos, no haber hecho nunca daño,.Bueno y en medio de ese malestar, de pronto siento al leer la lectura, animo, no puedo olvidar lo bueno que a veces hago, gracias a Dios. Padre, esta tarde te pido especialmente por mi madre, cuidala mucho y ten misericordia de todos,
Me gusta 0
Francisco

Francisco


el 21/1/15
Gracias por los comentarios al Evangelio del día.
Yo también coincido con Mercedes en el último comentario a la 1era lectura.
Infunde ánimo para perseverar en las buenas obras a pesar de que no se este pasando por un momento fácil, Dios nos dice que sabe y valora el bien que hemos hecho y nos invita a seguir haciéndolo caminando en la esperanza.
Me gusta 0
carmen

carmen


el 21/1/15
gracias DIOS yo se que tu estas vivo que eres grande y poderoso ayudame SENOR porque se que algo me falta tu lo sabes mi PADRE SANTO permite que mi fe cresca cada dia mas porque yo te quiero seguir hasta el fin de mis dias llibrame de tentaciones limpiame renuevame PAPITO LINDO ALABADO SEAS MI SENOR BENDITO SEA TU NOMBRE
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.