Comentario al Evangelio del

Juan Carlos Martos, cmf

El relato evangélico de Mateo muestra la primera aparición de Jesús en su fascinante complicación. No pintemos de purpurina el adviento o la navidad. Los hechos que se nos relatan esconden en su interior la difícil carga de una fe vivida a oscuras en la espera de Jesús. Jesús es concebido y nacerá de María de una forma insólita: Aparece sorprendiendo. José le dotará de las credenciales dinásticas de la casa de David al adoptarlo como hijo. Pero antes, el varón justo deberá pasar una prueba, tan dura como aparentemente innecesaria. La narración mateana enhebra esa prueba entre dudas, ángeles y sueños. Con este nuevo prólogo, inaudito y polémico, Jesús entra en nuestra historia humana para salvar al pueblo.

  • Navidad con dudas. José sufre a su vez, en un silencio total, por la ininteligible forma de hacer las cosas que tiene Dios. María sufre en silencio el desconcierto de José. Él jamás puso en duda la integridad de María. ¡Jamás la ha puesto –ni la pondrá- la Iglesia! Las dudas de José no fueron acerca de la “inocencia” de María, sino sobre el papel que él personalmente debía jugar en aquella increíble historia divina. ¿Acaso no estaba él mismo de sobra en esa familia? No era fácil, en su situación, mantenerse creyente y permanecer al lado de un Misterio que le estremecía y al lado de una mujer tan altísima para él.
  • Navidad con ángeles. En tiempos de oscuridad, de turbulencias, de desorientación, de desánimos, de sombras, de tentación de inhibirse; cuando el futuro se presenta como enigma,  emergen los ángeles en toda su fuerza. ! En la oscuridad... aparecen ángeles! ¡No demonios! Los ángeles indican que el cielo no está cerrado. Y muestran la fantástica creatividad de Dios, su capacidad de clarificar el futuro... Los ángeles abren ventanas hacia el más allá. Muestran que Dios está interviniendo. Son personajes permanentes en cada página de la historia de la Salvación..., altavoces de Dios.
  • Navidad con sueños. Una intervención desde arriba –mediante un ángel sin nombre- le aclara a José que tiene un puesto en el complicado puzzle de la Navidad. Deberá poner nombre al niño. Así será su padre “legal” según el código de aquella cultura. Era el padre quien imponía el nombre. Entonces, conocido su papel en aquel matrimonio, cesan su turbación, su desconcierto, sus dudas. Cuando comprende su misión, todo encaja, todo se entiende. Se ha deshecho el nudo y la oscuridad se vuelve resplandeciente. Hay motivos de esperanza. Hay motivos para el sí.

Nuestras dudas, nuestros ángeles, nuestros sueños... son, también hoy, el paisaje de nuestra expectación ardiente y nuestra espera inquieta del Señor. Con la revelación de Dios acaba la confusión. Todos cabemos en la Navidad. José no sobraba. Nosotros tampoco.

Juan Carlos Martos cmf

Comentarios
Jorge A. Jorge A.
el 18/12/14
Gracias Señor por Tu Palabra.
La fe y obediencia de José asombra. Leal a nuestro Dios cumple y se cumple la profecía mas divina que es la venida de Nuestro Señor Jesús. Señor dame fuerzas para continuar y seguir con Fe y Esperanza.
Amén.
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 18/12/14
Estos días, ha sido gratificante seguir lo que va creciendo en nuestro hermano Juan Carlos. Esa alegría que fortalece en la espera.
Estos días me resuena (hasta en sueños) ese sentimiento propio de la época, que El profeta Jeremías en cierto modo manifestaba diciendo “En sus días se salvará….habitará seguro” que luego de un exilio los pondría a habitar en sus campos.. Pero esa imagen utilizada por el Profeta indicaba al Nazareno Hijo del Carpintero? Muchos se preguntarían.. luego de aquella profecía 600 años AC ya han pasado 2014 años y en aquellas tierras es imposible todavía respetar aun la misma vida inocente!!!. Ya el mundo es testigo. Basta con informarse de algunas noticias. Pero mas allá aun hermanos/as ese día donde se habitara en los campos anhelados, con l » ver comentario
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 18/12/14
El Santo Evangelio de hoy nos narra, como fue el nacimiento de Jesus y las dudas que envoovieron a Jose, sobre el embarazo de Maria sin el saber nada, pero el Senor, a traves del Angel le aclara todo en surno, entoncas Jose, acepta a Maria y declara al nino como su hijo adoptive, aqui se nos muestra la fe de Jose y la confianza que tenia en Maria, porque sabia que era una muchacha seria y que no iba a desfraudar a su future esposo.
Me gusta 0
Rafael Rafael
el 18/12/14
Me motiva enormemente los comentarios que anteceden, el nacimiento del que inspira y mueve corazones hacia la verdad y verdadera felicidad de quienes se satisfacen con ayudar a quien necesita un bocado, una voz de aliento o consuelo o una oportunidad que le de esperanza en el futuro. Eso debería de ser la navidad para todos.
Animo hermanos, recordémos las Bienaventuranzas. Pongámonos a trabajar en la construcción del reino de Dios.
Me gusta 0
Rafael Rafael
el 18/12/14
El silencio de san José es un silencio impregnado de la contemplación del misterio de Dios, en una actitud de disponibilidad total a las voluntades divinas. En otras palabras, el silencio de san José no manifiesta un vacío interior, sino por el contrario, una plenitud de fe que lleva en su corazón, y guía cada uno de sus pensamientos y cada una de sus acciones. Un silencio gracias al cual José, al unísono con María, conserva la Palabra de Dios, conocida a través de las Santas Escrituras, confrontándolas permanentemente con los acontecimientos de la vida de Jesús; un silencio entretejido de oración continua, de bendición del Señor, de adoración de su voluntad y de confianza absoluta en su providencia.

¡Dejémonos «contaminar» por el silencio de san José! Tenemos » ver comentario
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 18/12/14
José en este relato del Evangelio se convierte en la figura central de la Fé, su actitud de apertura hizo posible la presencia del Señor Jesus con nosotros . Ojalá podamos entender nuestros planes grandes o pequeños pueden no responder a lo que el Señor está esperando de nosotros en un momento determinado, en todo caso mantegamos nuestro ser abierto a cambiar nuestras poiciones,actitudes, planteamientos, Mejor dejemos a Dios actuar para El es todo posible en donde la intervención del Señor abre nuevo horizontes, El es nuestra verdadera justicia, animo hermo(a) con María y Jesus lo tenemos todo pues eso es eterno lo material es pasajero por un momento se acaba en poco tiempo
Me gusta 0
Mery Buestán Mery Buestán
el 18/12/14
Nunca podríamos poner en duda el milagro del nacimiento de nuestro hermano Jesús, sabemos el sueño que tuvo José cuando le habla el Angel tiene la suguridad que Dios actuó en María a través del Espíritu Santo, ahí podemos ver la grandeza de nuestro Señor y por ello preparémos nuestro Belén (corazón) para que nuevamente nazca nuestro Niñito Jesús, procurando estar siempre con Él difundiendo a todas las persnas que podamos hablar del NACIMIENTO DE JESÚS.
Me gusta 0
isidro isidro
el 18/12/14
Excelente comentario. En la sagrada familia cada quien aporto aportó lo suyo, para que todo fuera hecho como DIOS lo queria, hoy se resalta la parte que le tocó a José y que cumplió a cabalidad; ojalá todos los que somos padres y esposos, seguieramos su ejemplo.
Me gusta 0
ANTONIO ANTONIO
el 19/12/14
JOSÉ TODO SE ACLARA CUANDO EL ÁNGEL DEL SEÑOR TE DICE QUE LE PONDRÁS POR NOMBRE JESÚS. NO ES QUE DUDARAS SINO QUE NO SABIAS CUÁL ERA EXACTAMENTE TU VOCACIÓN. EFECTIVAMENTE VAS A SER PADRE Y QUÉ PADRE. RUEGA POR NOSOTROS.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.