Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Querido amigo/a:

La gente que vive en el campo entiende muy bien los signos de la naturaleza de los que habla Jesús: qué anuncia el brote de una higuera, qué signo anuncia el frío o el calor, cuándo va a llover…; signos que avisan de lo que está a punto de acontecer. En lenguaje teológico llamamos  “signos de los tiempos” a las realidades a través de las cuales el Espíritu Santo está interpelando. También son signos que avisan, manifestaciones que nos remiten a una realidad mucho mayor; es decir, no importa tanto la higuera, sino la llegada de la primavera. (El tonto se queda mirando el dedo en lugar de la luna a la que apunta).

En nuestra realidad personal, comunitaria y mundial, existen signos del mal, del anti-reino, y signos del bien, de Dios, que nos hablan de un reinado que poco a poco se va extendiendo. Algunos se atreven a advertir estos signos de los tiempos: el movimiento ecuménico, la conciencia ecológica, la defensa e igualdad de género, la promoción del laicado, la globalización de la solidaridad, la lucha contra la pobreza…, seguro que tú también percibes estos y más “signos de los tiempos” ampliando esta breve lista.

En la Palabra de hoy que nos presenta el Apocalipsis, Juan sigue teniendo visiones dignas de una buena película de J. R. R. Tolkien (cuya fe, por cierto, inspiró su obra fantástica). En ellas, el ángel que encadena al dragón, las almas de los que no adoraron a la Bestia y que reinaron con Cristo, los muertos grandes y pequeños juzgados delante de los libros, el lago de fuego o la muerte segunda…, todo nos sigue hablando de la lucha entre el bien y el mal, del tiempo de Dios. Recordemos que estamos terminando el año litúrgico y el último libro de la Biblia nos recuerda que la victoria final es de Cristo y su reinado. Por lo tanto se nos anima a reavivar la esperanza.

Volviendo a los signos, como el de la higuera del evangelio de hoy, en nuestras vidas personales, familiares, comunitarias, también hay signos de los tiempos, “brotes”, que nos llenan de esperanza. A éstos signos y no a los del mal (a nuestra cizaña), nos invita a mirar el evangelio de hoy a las puertas del Adviento. ¿Cuáles son los signos que en ti y en tus cercanos te hablan de la presencia del Espíritu de Dios? Piénsalo, toma conciencia de ellos y descubre qué querrá Dios de ti y de los tuyos: amigos, familia, comunidad, gente con la que vives cada día en el trabajo y en los demás ambientes de tu vida. Y es por ahí, por esa realidad cotidiana, por la que tendremos que avanzar y llegar a Dios y mostrarlo a los demás. Ahí es por donde asoma el Reino, ese es el brote que anuncia el calor de Dios en ti. Que no seamos ciegos a estos signos, al lenguaje silencioso pero profundo de Dios. ¿Cuáles son tus “signos de los tiempos”, tus “brotes” de Dios?

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.

Comentarios
R.VELIN R.VELIN
el 27/11/14
Dios nos llama que estemos atentos y vigilantes a los signos de estos tiempos,necesitamos abrir bien los ojos del alma y del corazón para que no nos coja de improviso el día del Señor. El Evangelio es autentico todo se cumplirá mientras tanto nuestra confianza debe estar puesta en el Señor de la vida mediante la Oración y obras de misericordia hacia el projimo. Que mamita María nos enseñe a estar atentos al llamado amoroso de Jesus y el Espíritu Santo nos conceda los Dones y Carismas para poner al servicio de los demás. Bendiciones para todos
Me gusta 0
Alex P. Alex P.
el 28/11/14
Gracias por compartirnos ese comentario del evangelio Me da mucha luz.
Me gusta 0
rodomirolopez rodomirolopez
el 28/11/14
supongo que luego de revisado, mi comentario será hechado fuera.....sí.
Bueno, la biblia da muchas vueltas entorno a lo que es el hombre y su mundo.....la religión complica las cosas..revisen la historia real en todos los tiempos...solo es fantasía...recuerden las atrocidades causadas al mundo por la creencia y la imposición de la religión...hay miles de gente ignorante que vive la vida tranquilamente sin hostigar a nadie, sin hacer mal a nadie...y muchos no creen en dios, pero son buenos.....en cambio, los que visten hábitos y propagan engaños enganchados a la fé, son los mas perdidos dentro de la sociedad.....si vives bién, sin hacer mal a quién...no necesitas a dios por que finalmente naces para morir...y?...saludos.
Me gusta 0
Jorge A. Jorge A.
el 28/11/14
Gracias Señor por Tu Palabra.
Si hay que entender los "brotes que nos nuestra Dios", así como Nuestro Señor Jesús nos dice se deben reconocer como el brote de un árbol. Que significado más hermoso que da alegría y esperanza. En estos tiempos hay que estar atento y ha reconocer estos signos de Fe y Esperanza. Debemos estar en oración constantemente y ser personas de bien cambiando nuestras acciones para que podamos reconocer los "brotes" que nos envía Dios.
Amén.
Me gusta 0
Matilde Matilde
el 28/11/14
Muchas gracias, querido hermano Juan por tu comentario.
Da luz para comprender el mensaje de esperanza del apocalipsis y al mismo tiempo para buscar el Reino de Dios en las tareas cotidianas y entre la familia. De nuevo gracias y que Dios te bendiga.
Me gusta 0
Alberto Antonio Alberto Antonio
el 28/11/14

Siento que el ejemplo que ponéis contiene un error de bulto:
“En nuestra realidad personal, comunitaria y mundial, existen signos del mal, del anti-reino, y signos del bien, de Dios, que nos hablan de un reinado que poco a poco se va extendiendo. Algunos se atreven a advertir estos signos de los tiempos: el movimiento ecuménico, la conciencia ecológica, la defensa e igualdad de género, la promoción del laicado, la globalización de la solidaridad, la lucha contra la pobreza…,”
Habéis deslizado (en mi opinión es un desliz, contaminado por “lo políticamente correcto”) como algo perteneciente al signo del bien, me refiero a “la defensa e igualdad de género”, contra los otros valores, no tengo reparo de momento, sí lo tengo respecto a “la defensa e igualdad de g » ver comentario
Me gusta 0
gustavo spallet gustavo spallet
el 28/11/14
Ver lo bueno en los demas, es ser optimista, por ahi, es alguien que nos cae mal, pero nosotros vemos lo bueno siempre ya que lo proyectamos como hijo de Dios, como hermano nuestro.Esta vision es un descubrimiento magico, te cambia la vida y te es mas facil proyectar el cielo en la tierra y descubrir lo que es el paraiso. El perdon es el ejercicio que te lleva a esta vision e incluso va mas a alla del perdon, es entender la dimension de ser hermanos creados por este ser tan increible y genial que es Dios. san Lucas (21,29-33)
Me gusta 0
Olga E Olga E
el 28/11/14
Gracias por este sitio que me permite dìa a dìa comprender mejor el mensaje que la Palabra de Dios nos da . Los comentarios de los especialistas y de los voluntarios me son de gran ayuda.
Estoy de acuerdo con los compañeros, creo que fue ayer, que comentaban lo delicado que es interpretar el libro de la Apocalipsis sin guía. Definitivamente tiene que ser bajo la luz de la iglesia, que inspirada por el Espìritu Santo, nos permite encontrarle ese mensaje de advertencia y de esperanza sobre todo. El mal es finito, mientras que la misericordia del Señor está y estará presente siempre. Tenemos que estar preparados , es cierto, pero que nos aliente el hecho que la promesa del Dios se cumplirá, para todos aquellos que confien en y cumplan los preceptos de amor que Nuestro Señor » ver comentario
Me gusta 0
isidro isidro
el 28/11/14
En esta epoca en que vivimos, ya hemos presenciado muchos signos, y todos los dias los estamos viendo, los brotes de rechazo de la sociedad a las cosas que tienen que ver con la palabra de DIOS, la apatia a la oracion, la falta de amor a los demas, la sed de venganza de la juventud de hoy, por mantener un tonto orgullo, y muchas mas que se presentan por la maldad que hay en la humanidad. nuestro aporte es evangelizar al que esta a nuestro lado, empecemos a abrirle los ojos a todo el que se nos acerque, vayamos a visitar a todas estas personas que veamos con estas actitudes y pongamosle de presente todas estas cosas que estan guardadas para el final. hagamos oracion constante y profunda por esas personas a las que evangelizamos y las que no lo permiten.
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 28/11/14
Seguimos. en este dia, leyendo del Apocalisis, el final de los tiempos y la comparacion que hace el Senor, con la higuera o con cualquier arbol que florece y que luego dara fruto, asi, tambien Jesus, nos va preparando, para la llegada del fin del mundo y por ende nustra muerte y presenter a Dios nuestras manos llenas de buenas obra, para ganar la Gloria o nuestras manos vacias y merecer el fuego eterno del infierno, estamos a tiempo de recapitular nuestra vida si es que estamos pormal camino y ponernos en sintonia con Dios, ayudame, senor a perseverar hasta el final, y poder, participar de tu Gloria.
Me gusta 0
eduardo arce eduardo arce
el 28/11/14
Gracias señor por tu amor y tu misericordia.
Me gusta 0
herminia herminia
el 28/11/14
Doy gracias a Dios Trino, por usted, hermano en la fe, por sus palabras que me lleva a mirar mi interior y preguntarme qué FRUTOS doy.
A nivel mundial, me alegro contemplando la actuación de nuestro querido PAPA FRANCISCO, lo considero UN SIGNO DE ESPERANZA para estos tiempos.
No todo es malo, hace poco leí en los periódicos, de un millonario japonés que todos los días sale temprano a recoger la basura de las calles.
La gratitud es una virtud muy grande, leía también de otra persona que ahora comparte sus bienes construyendo viviendas donde fue su barrio.
Venzamos al mal a FUERZA DE BIEN.
Muchas gracias.
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 28/11/14
Decir la Verdad, es confesar que somos pecadores y que para salvar nos tenemos que arrepentirnos; aún hay tiempo, pidámosle perdón a Dios y vivamos como dijo el Apóstol Pablo: " con Cristo estoy juntamente crucficado, y ya no vivo yo es Cristo quien vive en mí!.
Me gusta 0
Luis Gallis Luis Gallis
el 28/11/14
Yo creo que todo aquel que ha llevado una vida honra-
da, dedicado a su familia, a su trabajo y estando dispo
nible para todo aquel que solicitara su ayuda, no tiene
por qué tener miedo a todo lo que pueda venir. Lo úni
co que tiene que hacer es seguir siendo él mismo.
Recuerdo una anécdota de un santo al que pregunta-
ron qué haría él si le dijeran que le quedaba una hora
de vida, a lo que él respondió seguir jugando ( estaba
jugando una partida de pelota a mano con un amigo)
Me gusta 0
Meyling Meyling
el 28/11/14
Cómo lo A prometido nuestro DIOS el ésta siempre con nosotros. acerquemos a el mediante la oración diaria, pidamosle con fe el quiere escuchar nuestras peticiones aunque ya las sabe. pidamos por la paz en todo el mundo. El bien siempre vencerá el mal
Alabado sea DIOS
Así sea...
SALUDOS desde NICARAGUA
Me gusta 0
Gustavo A. Gustavo A.
el 29/11/14
Estoy de acuerdo con el comentario de Alberto Antonio. Recomiendo su lectura. Muy importante y oportuna su llamada la atención acerca de la "igualdad de género". Ojo, y no caigamos en trampas seculares.
Me gusta 0
Gonzalo Gonzalo
el 29/11/14
Estar despiertos vivir el adviento de una forma especial meditando mas intensamente yendo a Retiros visitad más el santisimo confesión comulgar llevando una vida más cristiana. Viviéndola mas intensamente .
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.