Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

¡Tener hambre de la Palabra de Dios! Ojalá padeciéramos de obesidad a consecuencia de la Palabra y nunca hiciéramos ayuno de ella. Comer la Palabra. Es lo que hace Juan en el pasaje que hoy nos presenta el Apocalipsis, comer el libro de la mano del Ángel. El gesto de comer quiere representar el proceso de interiorización, asimilación e incorporación de la Palabra. Resultan curiosos sus efectos: “al paladar será dulce como la miel, pero en el estómago sentirás ardor”. Por un lado dulce, porque conlleva el gozo de anunciar el mensaje de Dios, y por otro amarga, porque también conlleva el rechazo y la persecución del que la vive y la anuncia.

La Palabra tiene que ser nuestro alimento diario. No podemos seguir a Jesús sin meditar su Palabra, sin comer de ella. Si así ocurre, nos puede suceder lo que a las personas que estando en el templo, estaban muy lejos de Dios y contra los que Jesús arremete violentamente en el Evangelio de hoy. Hacen del templo un lugar de negocio e interés personal, no un lugar de encuentro con Dios ni con los hermanos. Si vamos al templo, pero no tenemos una vida orada y regida por la Palabra, de muy poco nos sirve.

Hoy la liturgia hace memoria de la presentación de la Virgen María precisamente en el templo. Templo en el que fue presentada al Señor desde muy pequeña. Templo que sería ella después al llevar en su interior al Hijo de Dios. María aceptó la Palabra de Dios a través del Ángel, se alimentó de la Palabra de su Hijo, conoció el agridulce sabor de esta Palabra. Ella puso toda su fe y esperanza en la Palabra: “Hágase en mí…”. En nuestra Madre tenemos el modelo para aprender cómo un creyente debe alimentarse de esta Palabra. En esta memoria de la Presentación de la Virgen María, nuestra oración se dirige a ella para que interceda por nosotros de modo que seamos, como ella, buenos oyentes y practicantes de la Palabra. Madre enséñanos a decir amén, a decir así sea, a alimentarnos, como Tú, de la Palabra.

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.

Comentarios
rafael rafael
el 21/11/14
Para quienes pretendemos servir, y como dice Jorge A, para quienes pretendemos actuar, resulta indispensable el alimento espiritual. Este nos permite expulsar los malos espíritus que pretenden corromper nuestra alma cuerpo, el que por ser creación de Dios, es su templo.

Ya el Papa Francisco respondió a la interrogante. Como colaborar con la reforma a la Iglesia?. El dijo, sencillamente siendo Santos. Y, para alcanzar la santidad se comienza por leer la Palabra de Dios y sair a enseñarla a quienes no la conocen. Es decir SERVIR.
Me gusta 0
tamara tamara
el 21/11/14
la venida de dios esta muy cerca preparensen porque nadie sabe el dia ni la hora cuando el venga dice la palabra de dios que el vendra como ladron en la noche.... dios los vendiga ricamente
Me gusta 0
Rebeca Rebeca
el 21/11/14
Juan. Muchas gracias por tus comentarios. Son claros, precisos y oportunos.
Me gusta 0
gustavo spallet gustavo spallet
el 21/11/14
El templo representa nuestra integridad. Ella no se puede romper jamas. De ahi la extrema firmeza de Jesus con los mercaderes.Hay que hacer los sacrificios mas grandes por conservar nuestra integridad. Siempre desde la humildad, no creerse poseedor de la verdad. Lucas (19,45-48)
Me gusta 0
jarol Dominguez jarol Dominguez
el 21/11/14
Muy bien me gusta y no sabia k podía buscar las lecturas en Google y gracias
Me gusta 0
Jorge A. Jorge A.
el 21/11/14
Gracias Señor por Tu Palabra.
Se quiera o no la Iglesia se destruye lentamente producto de que falta claridad de algunos que la dirigen, como también algunos que asisten. Se aprovechan del poder y del dinero. No puede ser que existan hasta tipo de clases sociales para los templos. No es lo mismo ir con gente adinerada o no adinerada. Algunos se lucen y otros se arrodillan. Como Nuestro Señor Jesús no se va a indignar al ver tanta hipocresía en los que dicen ser creyentes por la boca y por dentro son crueles. Cómo no se va a indignar que algunos sacerdotes sean pedófilos. Cómo no se va a indignar si se habla en Nombre del Dios o de Jesús y se sale del Templo y lo que has dicho se ha convertido en lo contrario. Esta vida se mueve en hipocresía y por eso vino Nuestros Señor Jes » ver comentario
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 21/11/14
En la primera lectura. la palabra nos presenta a Juan, como el Angel entrega el libro que contiene la palabra de Dios y como Juan es invitado a seguir profetizando, y nos dice que al comer ese libro, en la boca sabra a miel pero que en el estomago sentira ardor, osea, meditar la palabra de Dios es dulce como la miel, pero la reaccion de los demas nos dara malestar en el estomago, osea, los que no acepten esa palabra nos haran sufrir.
Vemos en el Evangelio, la falta de respeto de los que estaban hacienda del Templo un lugar de negocio y como el Senor se acerca a ellos y los hecha fuera, el Senor es celoso con las cosas de su Padre. Senor, ayudame a digerir tu palabra y a poner en practica su contenido.
Me gusta 0
candida candida
el 21/11/14
Que claro esta el Evangelio de hoy es muy evidente que en la Iglesia muchos andamos por que nos miren o por que nos toman en cuenta los que estan encargados de todo el mobimiento de la parroquia. pero no tienen nada de umildad ni a Dios en sus corazones.
Pordon Padre Santo por los que destruimos tu Santuario en ves de construir Perdon por los que no te conosemos.
A ti Mdre Maria ensename a resar tu Santo Rosario Amen.
Me gusta 0
candida candida
el 21/11/14
Que claro esta el Evangelio de hoy es muy evidente que en la Iglesia muchos andamos por que nos miren o por que nos toman en cuenta los que estan encargados de todo el mobimiento de la parroquia. pero no tienen nada de umildad ni a Dios en sus corazones.
Pordon Padre Santo por los que destruimos tu Santuario en ves de construir Perdon por los que no te conosemos.
A ti Mdre Maria ensename a resar tu Santo Rosario Amen.
Me gusta 0
isidro isidro
el 21/11/14
Gracias su comentario nos alimenta. Es cierto cuando nos acostumbramos a leer la palabra, nos gusta cada vez mas que quisieramos a toda hora estarla leyendo y hablando de ella, pero cuando queremos aplicarla, a nuestra propia vida nos empiezan a ver raros, mas aun cuando queremos enseñarla y aplicarla a los demas, recibimos burlas, rechazos, incluso empezamos a perder amigos, y hasta distanciamiento de la misma familia, ese es el ardor que sentimos, poruqe nos duele que muchos de nuestros amigos y familiares se condenen por su terquedad y ceguera.
Me gusta 0
Alejandro Alejandro
el 21/11/14
El seguir a Jesús tiene un precio y una recompensa. El precio que debemos pagar tiene una doble vertiente: en primer lugar aquél que se nos pide de transformación de nosotros mismo para llegar a ser dignos Templos dedicados a la oración y no cuerpos fétidos como cuevas de ladrones; y en segundo término el que terceros te reclaman por ser testigo de Cristo. Pero, como decía San Pablo a los Filipenses "Todo lo estimo perdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús" y esto es la mayor recompensa que tenemos los nacidos de mujer: el que algún día Dios nos revele en todo su esplendor a su Hijo Amado. Esto, no lo olvidemos, es una gracia; algo que generosamente nos da Dios, no es mérito nuestro. Nuestro mérito debe ser el saber corresponder adecuadamente a dicha generosida » ver comentario
Me gusta 0
daniloc71 daniloc71
el 21/11/14
lucha para limpiar tu templo(cuerpo ) y veras como se irradia tu limpieza a los demas no trates lo imposible que eso lo trata Dios
Me gusta 0
Olga E. Olga E.
el 21/11/14
Gracias d.Juan . Su comentario ha sido tan claro que nos induce a la reflexion sobre como debemos de comer y saborear la palabra, darle su sentido real de manera que nuestro testimonio sea ejemplo de su cumplimiento , independientemente de sus concecuencias .
Gracias Senor por haberme permitido profundizar en tu palabra , iniciando el dia pensando en Ti
Me gusta 0
Regino Olivas. Regino Olivas.
el 21/11/14
Es muy cierto que para dar temas, predicar, leer e interpretar la Palabra de Dios, es fácil… y hay dos cosas:
- Si somos coherentes con Ella, nos fortalece y somos más capaces de triunfar en la abrupta vida ordinaria. Pues el Poder del Gran DIOS Uno y Trino esta en nosotros.
- Pero si somos incoherentes, hipócritas, con un evangelio según “yo”: Agárrense!!! Ese Gran Dios Uno y Trino nos vomita de su boca, es decir hacemos de su Templo, la Iglesia, una cueva de ladrones.
Te pido Mama María que lleves esta intención a tu Padre, Hijo y Esposo: Hoy con Esta Gracia y porque si quiero: Llevo la Palabra de Dios con mi presencia, con mi ejemplo a toda persona que me encuentro… ASI ES y Ruega por nosotros. Ángeles y Arcángeles: Protéjanos. OK? … Gracias, Gracias Y Gracias. » ver comentario
Me gusta 0
Marilu Alvarez Marilu Alvarez
el 21/11/14
Gracias por permtirme leer la palabra de dios, a mi me llena de paz al leera, gracias mil gracias ciudad redonda.
xeyarut
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 21/11/14
Señor JESUCRISTO, yo te necesito, saca por favor todo ese mercado del pecado que hay dentro que me hace mucho daño.
Me gusta 0
Delia Chavez Delia Chavez
el 21/11/14
gracias por compartir la reflexion del Evangelio, me hace mucho bien y creo que a todos, para saber y descubrir que Dios cumple su palabra, y como nuestra Madre, Maria, tambien paso esos tragos amargos de su Hijo Jesus. esto nos ayuda a fortalecer mas la fe.
Me gusta 0
Elizabeth Mirel Elizabeth Mirel
el 21/11/14
Hemos profanado el T emplo de Dios, cada vez q he destruido labfama demo projimo con comentarios mordaces cuando no esta el ahí para defenderse,hemois profanado el Templo de Dios cuando he dañado la autoestima de mi hermano, hemos profanado el Templo de Dios cuando nos hemos permitido ver pelilculas con escenas nada recomendables, cuando nos hemos permitido sentimientos de ira, de venganza y hasta en contra de la pureza.
Me gusta 0
Maria L. Maria L.
el 21/11/14
Tamara, una correccion fraternal. Bendiga se escribe con "b" de bueno y no con "v" de Victor.

Un fuerte abrazo.

Dios te bendiga siempre y abundantemente.

Maria L.
Me gusta 0
José María G. José María G.
el 21/11/14
Dice nuestro amigo Juan Lozano, que la palabra al anunciarla, es dulce como la miel, pero que tiene sus consecuencias al poder ser apartados de la sociedad, pues bien , alegrémonos de ello,!! Por qué dijo Jesus de Nazaret, que vuestra recompensa será grande en el cielo, por no abergonzarnos de ello. Luego toda la palabra es miel sobre ojuelos.un abrazo
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.