Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

A cada uno de nosotros se nos han dado unos talentos, unas cualidades muy personales a través de las cuales estamos invitados a crecer y hacer crecer en felicidad. Son nuestras “diez onzas de oro” que Dios nos has repartido. A lo largo de la vida, en nuestro proceso de crecimiento personal vamos descubriendo, a través de éxitos y fracasos, cuáles son esos talentos qué sólo cada uno tenemos como seres únicos, originales e irrepetibles que somos. Diez onzas diferentes para cada uno. Hemos sido creados por Dios y arrojados a la inmensidad de la vida y, en nuestra inicial desnudez, Dios nos ofrece la posibilidad de vestirnos con estos dones, que son herramientas para hacer de este mundo y de nuestra vida, no una pasión inútil –que diría Sartre- sino un pequeño paraíso en la tierra.

Ahora bien, a menudo no descubrimos todo ese oro que nos ha sido entregado, en ocasiones codiciamos el oro –los talentos- de los demás, “Ah, si yo fuera como fulano, o tuviera las cualidades de mengano…” Y corremos el riesgo de que se nos pase la vida sin haberla vivido, sin haber puesto a trabajar esos talentos que Dios nos ha regalado. En la parábola con la que hoy oramos, Dios condena al holgazán y es duro con él. “¿Por qué no pusiste mi dinero en el banco?”  Es decir, ¿por qué no negociaste con los dones que te he dado? Es cierto, el miedo nos paraliza en muchas ocasiones: no puedo, no soy capaz, no es para mí, no tengo fuerzas, no merece la pena… y perdemos ocasiones para crecer, para amar, en definitiva para generar riqueza a nuestro alrededor. Y perdemos el tiempo y perdemos la oportunidad de vivir de manera original. Y nos empobrecemos, porque “al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene”.

No debemos olvidar que el Creador nos ha dotado con lo necesario para ser y hacer felices a los demás, y por lo tanto no necesitamos nada más que poner en funcionamiento nuestro oro, nuestros talentos, que son nuestras herramientas para vivir.

Debemos confiar en Él. La primera lectura del Apocalipsis nos ofrece a un Dios triunfante junto con su corte celestial, porque Dios es un Dios de victoria. Sentado en su trono donde el brillo del jaspe y granate representa la suprema belleza, el arco iris que le envuelve representa su suprema alianza con la humanidad, las vestiduras blancas de los ancianos y las coronas de oro representan la resurrección y la victoria. Juan nos presenta una escena donde Dios es vencedor y la Iglesia que le sirve le alaba y le canta llena de alegría. No olvidemos el recordatorio del último libro de la Biblia: Dios y su Reino vencerán al final de los tiempos, por lo tanto pongamos nuestras “diez onzas de oro” a trabajar aunque los resultados no sean inmediatos, ya producirán intereses…

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.

Comentarios
Olga E. Olga E.
el 19/11/14
Entiendo que lo escrito en apocalipsis es muy , y profundo, por lo tanto seria importante recibir una luz al respecto para darle el sentido real y esperanzador que caracteriza a este libro. Particularmente a mi se me complica la comprension del mismo. En cuanto el evangelio me parece que va por la misma ruta de los talentos. Diosnos da mucho para nuestro bien espiritual, material , integral. Empezando por la vida, los elementos esenciales para subsistir en todo sentido, los dones y talentos etc. En cada uno de nosotros esta la responsabilidad de su administracion y todo tiene que reflejarse en el compartir con los demas. Nuestro Senor Jesucristo vino precisamente a recodarnos y compartir el gran amor que Dios le ha tenido de siempre a esta humanidad creada por El. Nuestra responsabili » ver comentario
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 19/11/14
De Dios todos hemomos recibido los talentos, ahora a nosotros nos toca la espera responsable y activa el de negociar caso contrario igual llamado de atención fuerte nos dará como al empleado del Evangelio HOLGAZÁN. El miedo es la parálisis del crecimiento nos enpequeñece,nos anula, por eso es importante trabajarnos personalmente y cultivar la confianza, el tesoro o la onza de oro que llevamos no es nuestro sino que nos ha sido dado por pura gratuidad, no se nos pide que rindamos todos lo mismo, ni que demos los mismos frutos , no se valora en la parábola la cantidad de lo producido sino el arriesgarse a poner en juego la onza que nos ha sido confiado. Saludos a todos de esta página de reflexión que mucho bien nos hace en nuestras vidas
Me gusta 0
Rafael Rafael
el 19/11/14
Precedo de una generación y de un país desarrollado/a en medio de guerras, en su momento fui clasificado como futuro jefe militar clave para el desarrollo del país. Sin embargo la derrota militar representó una frustración relevante entre otras frustraciones propias de la juventud. Hoy, la pobreza de mi país no ha hecho excepción en mi familia. Todo acompañado de la merma en mis facultades producto de enfermedades, accidentes y la edad (54).

Tambien, hoy, le doy gracias a Dios por haberme hecho sufrir todo eso y lo que venga. He aprendido que también en medio de las dificultades, Dios tiene un propósito en mi vida y por eso deseo y trato de poner a sus servicios mis pocos conocimientos profesionales, mi capacidad cognoscitiva y mi voluntad; haciendo la de El.

Y así, siento » ver comentario
Me gusta 0
Jorge G. Lazo S Jorge G. Lazo S
el 19/11/14
Dios, nos da a cada uno de nosotros, habilidades , capacidad, diferente, una de otra, como un sello distintivo, como la huella digital, para que podamos vivir felizmente, y hacer feliz a los demás, confiados, en el Señor , pongamos, esos dones a funcionar, porque Él, lo provee todo.
Gracias Señor por tu bondad y tu Amor.
Me gusta 0
danilo71 danilo71
el 19/11/14
el triunfo del amor de DIOS parece derrota en este mundo pero si insistimos y perseveramos nos resucita en su gloria
Me gusta 0
isidro isidro
el 19/11/14
Excelente comentario. Para empezar a producir nustros talentos donados por DIOS, primero debemos conocer su palabra, encomendarnos todos los dias a el, antes de iniciar nuestras labores, y estar siempre dispuestos a servir sin esperar nada a cambio, sin cobrar nada, pues ya es suficiente con los dones recibidos, debemos estar agradecidos y cultivar nuestra salvacion.
Me gusta 0
Alicia Alicia
el 19/11/14
Es verdad Dios nos hizo únicos y con dones diferentes q si los ponemos al servicio de la comunidad el Señor los aumenta, así mismo crece nuestra fe. Pongamos a trabajar ésos regalos

Me gusta 0
Esperanza de la Esperanza de la
el 19/11/14
Si hermano realmente es asi, pidamosle al Senor que nos de la gracia y fortaleza para usar los dones que el Senor nos ha dado, dando a conocer su Divina palabra a nouestro projimo.Animo tenemos que dedicarle al Senor tiempo, y calidad de tiempo para llevale miles de almas a sus pies.ASI como El nos da todo, sin medida nosotros tambien tenemos que rendir cuentas a El. Gracias Senor por ese amor Divino que nos das.y Tu Misericordia insondable para nosotos tambien por darnos esa Madre Misericordiosa ayudanos a aprender de Ella su humildad,perseverancia y lealtad a Ti.feliz dia!!!!!!k
Me gusta 0
Regino Olivas Regino Olivas
el 19/11/14
Ya el domingo pasado reflexionamos esta situacion y ahora nos la paropone la Iglesia junto con la Corte celestial Triunfante: la corona que nos espera porque perseveramos en diario vivir - aplicandonos a la voluntad de Dios, nos diace el Maestro: "...si se aman los unos a los otros como Yo los he amado." y con esta condicion todo lo que pedimos en su Nombre nos lo concede: Jn 14,15-16
Me gusta 0
Freddy Freddy
el 19/11/14
Gracias Señor porque día a día nos alimentas con tu alimento espiritual, has que vea y experimente la meditación de tu gran amor que tienes con cada uno de nosotros y que tu palabra penetre en mi mente y en mi corazón,......... Dios nos pide que no encarcelemos los talentos que nos regala debemos de sembrarlos en tierras fértiles y no fértiles. Amen.............que tengan un bonito dia lleno de muchas bendiciones
Me gusta 0
Alma Reynoso Alma Reynoso
el 19/11/14
Tenemos tantos talentos que Dios nos ha dado y aveces nos olvidamos de ponerlos en accion. Pidamos la luz del Espiritu Santo cada dia para poder iluminarnos con su luz y poner a trabajar nuestdos talentos en el servicio de nuestros hermanos tan nesesitados de la palabra de Dios ensenarles que Dios es un Dios lleno de amor solo tenemos que hacercarnos a El .
Me gusta 0
Alejandro Alejandro
el 19/11/14
No es facil, o al menos a mi asi me lo parece, primero descubir los talentos que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros y en segundo lugar, una vez descubiertos, ponerlos a producir. Y estos ¿Por que será? Se me ocurre a mi que no es sencillo poner al descubierto nuestras cualidades porque ello supone una actitud de busqueda en la que hay que trabajar duramente y quitarse de encima muchos escombros con los que a lo largo de la vida vamos enterrandolos, basura que asfixian lo mejor de nosotros mismos, que ocultan las herramientas que Dios nos dio para ser felices, lo mas preciado y puro que poseemos: los dones. Y ¿quien esta dispuesto a desterrar de nuestra vida las manias, los caprichos, las comodidades, el orgullo...? Y si se me antoja dificil este trabajo... ¡Qué decir de una vez d » ver comentario
Me gusta 0
norma Rivera norma Rivera
el 19/11/14
Gracias senor por tantos talentos que tu nos regalas como el talento de cocinar , lavar, limpiar, correr, brincar son tantos pero hay muchos que no saben por ejemplo como preparar un arroz y hay estoy ensenando a nuestros hijos, esposo o cuarquier otra persona para que esa persona tenga esos talentos pero tambien nos regalas talenos especiales como ser doctor, abogado, mecanico esos y tantos especiales .tenemos que ponerlos al servicio de los demas.pero los talentos especiales esos son unicos no todo mundo puede ser un doctor, abogado, mecanico ect.porque no tiene la capasidad deserlo.hermano@ Dios y la santisima virgen te bendiga y tengas un bonito dia.Amen
Me gusta 0
hugo2547 hugo2547
el 19/11/14
Hay un talento que es común a todos y que en algunos casos va acompañado de otros talentos. Ese talento común es la capacidad de amar.
Me gusta 0
José Antonio José Antonio
el 19/11/14
la lectura y el comentario me dicen que en nuestra relación con los demás, sobre todo con los más necesitados, debemos estimularlos para que desarrollen sus capacidades. Tenemos constantemente presente la tentación de "subencionarlos", es mas cómodo.
Me gusta 0
ALICIA ELIZABET ALICIA ELIZABET
el 19/11/14
Realmente, hay que estar preparados para disfrutar, de toda la Belleza, Alabanza, Gloria y Honor de Nuestro Creador, nosotros desde que tenemos uso de razón, ya sabemos que es bueno y que es malo, porque somos inteligentes, y vamos creciendo viendo el ejemplo de nuestros padres con todos los valores que ellos han sembrado en nosotros y de ahi cuando entramos en la
mayoria de edad y nos sentimos libres, a volar se dice, pero ojo elegimos nosotros a ser esclavos del pecado o a ser libres hijos de Dios, haciendo producir los talentos que nos da a cada uno. ALABADO SEA NUESTRO DIOS.

Me gusta 0
David Ayala David Ayala
el 19/11/14
Todas nuestras capacidades y habilidades que Dios nos dio deben ser puestas al servicio de los demás. Todos somos trabajadores en la viña del Señor y todos estamos llamados a cumplir una misión en la tierra. Y esa misión se realiza solamente cuando somos comunidad en la fe a Jesucristo. No importa el oficio que desempeñemos, por humilde que sea, allí debemos llevar la marca del amor de Dios que nos convierte en comunidad de hermanos que buscan un mismo fin: amar a Dios y amarnos los unos a los otros como Jesús nos ama.
Me gusta 1
rafael rafael
el 21/11/14
Gracias Señor por este espacio que permite expresarnos acerca del mensaje diario que nos trae Tu Palabra.

Te pido Señor misericordia para los incrédulos, a fin de que crezca la lectura de la Biblia, y con ellos todos los que intenamos practicarla y realizarla. Danos fuerzas para que nuestras expresiones escritas sean llevadas a los hechos.

A cada momento se suceden millones de pecados tales como robos, injusticias, infidelidades, etc. Si el número de veces en que se lee tu Palabra alcanzara al número de pecados cometidos, todo cambiaría y la construcción de tu reino dejaría de ser un sueño pra los incrédulos hasta convertirse en un hecho, como lo vemos quienes te seguimos.

Gracias Señor
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.