Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Zaqueo era un sinvergüenza, un corrupto de entonces, uno de esos tipos que hacen daño a la sociedad, especialmente a los más desfavorecidos; de esos que deberían estar en prisión, como otros muchos, por sus delitos fiscales. Un malo malísimo y además cobarde, pues no se atreve a dar la cara, se sube al árbol para mirar desde la distancia a Jesús, no de frente.

¿Cuál fue su salvación? ¿Qué le hizo cambiar? Dejarse alcanzar por Jesús, aceptar su auto invitación. Volvamos un momento a la lectura del Apocalipsis que hoy nos presenta unas acusaciones muy duras a las comunidades de Sardes y Laodicea: “conozco tus obras, tienes nombre como de quien vive, pero estás muerto”; “conozco tus obras, y no eres frío ni caliente. Ojalá fueras frío o caliente, pero como estás tibio y no eres frío ni caliente, voy a escupirte de mi boca”; “aunque no lo sepas, eres desventurado y miserable, pobre, ciego y desnudo”.

Duras acusaciones, ¿verdad? A nadie nos gusta que nos pongan delante de nuestros defectos o miserias, pero lo que Dios nos recuerda hoy a a través de su Palabra, está escrito en la última frase del Evangelio de hoy: “el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido”. Es decir, hasta las actitudes más miserables, hasta el pecado más inconfesable, la mancha más oscura de nuestra alma, puede ser sanada. La misma lectura del Apocalipsis nos da claves: “ponte en vela, reanima lo que te queda y está a punto de morir”; “acuérdate, por tanto, de cómo recibiste y oíste mi palabra: guárdala y arrepiéntete”; “el que salga vencedor se vestirá todo de blanco, y no borraré su nombre del libro de la vida”; “sé ferviente y arrepiéntete”. “A los que yo amo los reprendo y los corrijo”.

Quizá nuestros defectos o miserias no sean tan graves, no lo sé; lo que importa es que toda actitud desnortada, errónea, pecaminosa, puede ser transformada por la Gracia de Dios, si y sólo sí, la dejamos trabajar en nosotros a través, entre otras, de las actitudes que nos propone hoy el Apocalipsis. Nuestra oración de hoy nos invita a mirar lo que no nos gusta ver, pero que está ahí, nuestras zonas más oscuras. Jesús también quiere llegar hasta dentro y sanar de raíz. ¿Por qué? Nos lo ha dicho el libro de la Revelación, “nos reprende y corrige porque nos ama”.

Precisamente el final de la primera lectura del Apocalipsis es precioso: “Estoy a la puerta llamando: si alguien oye y me abre, entraré y comeremos juntos”. Eso hizo Jesús con Zaqueo, llamar a su puerta y entrar a su casa a comer. Y esa visita…, ¡le cambió la vida!

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

david Alvarez
david Alvarez

el 17/11/14
La pregunta que salta es: Yo que siento cuando soy mirador por Jesús? Porque es Jesús el que levanta la mirada y le dice baja: de tu distancia, de tu frialdad, de tus miedos, hoy me hospedaré en tu corazón, en tu ser. Toda mirada de Jesús es acogida, es liberación como ocurrió con el hijo prodigo, la mujer adultera, etc. "Dios te mira y te ama"
Me gusta 0
Doris de Abanca
Doris de Abanca

el 18/11/14
No hay dolor mas grande que perder la oportunidad de decirle si al señor, duele ser tivio necesitamos urgente decirte si señor gracias por pensar en mi
Me gusta 0
Pedro de Jesús
Pedro de Jesús

el 18/11/14
Jesús nos hace el llamado día a día como se lo hizo a Zaqueo en aquella oportunidad. Nos llama a que dejemos esas malas actitudes que nos remarcan la vida social y afectan nuestra vida cristiana como la envidia, el rencor, avaricia y la venganza.
Que maravilloso es hospedar a Jesús en nuestros corazones y que el hoy sea el centro de nuestras vidas, en la familia y en el trabajo.
Me gusta 1
Blanca Medina
Blanca Medina

el 18/11/14
En el evangelio de hoy; me hiso pensar;en lo grande y maravilloso que es Jesus ;que quiere Salvar hasta el mas pecador ; y yo le pido a Dios que me utilice; porque hay mucha nececidad en cada hogar;especialmente en el mio;hoy necesito subir a ese arbol como Saqueo;para que Dios me mire y entre en mi Casa;para que le abra los ojos a mi hija y le rebele que El esta vivo;porque no cree en jesus! No cree que hay un Dios!que Dolor! !
Me gusta 0
elena Pareja
elena Pareja

el 18/11/14
El Señor le siga bendiciendo. Sus palabras me ayudan mucho en mi caminar.
Me gusta 0
Jorge A.
Jorge A.

el 18/11/14
Gracias Señor por Tu Palabra.
Hay momentos difíciles y muy duros en la vida.
No sabemos cuando vienen, pero nuestro Señor Jesús
nos quiere ayudar. a veces no se entiende cómo? No lo vemos
y no entendemos cómo se presenta. No se si es falta de Fe o bien no es saber comunicarse con Él. Uno necesita de Él pero no se si está sólo pido que que esté con Él y confiar en Él.
Gracias Señor.

Me gusta 0
blanca
blanca

el 18/11/14
jesus es lo mas maravilloso,mirar con amor aun a los mas pecadores.nos pide bajar de donde estamos y despojarnos de nuestras miserias para recibir su perdon y su amor.pero tenemos que saber reconocer que jesus pasa y nos dice que bajemos para que se produzca ese encuentro.
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 18/11/14
Tu mission, Senor, es buscar lo que esta perdido, por eso acepta la invitacion de Zaqueo, el cual era un negociante tramposo, cobrador de impuesto, a los mas pobres, quedandose con gran parte de los beneficios de esos impuestos, pero Jesus, le perdono y por tanto fue salvado.
Me gusta 0
CONCHA
CONCHA

el 18/11/14
Hermanos, me llena de vida la llamada que Jesus hace a Zaqueo porque también yo, me he sentido perdonado y acogido por El, en muchas ocasiones, y he descubierto que el no se cansa de esperar, que su paciencia es infinita, que su amor no tiene limites que me ama, nos ama, a pesar de que nosotros miremos para otro lado cuando El, nos reprende porque no hacemos lo que le agrada.Este pasaje del evangelio trae a mi memoria la primera confesión que hizo mi niño (Rafael, ahora en el cielo junto al Padre) y me llena de gozo saber que Jesus siempre acierta cuando toma sus decisiones. Saludos a todos los hermanos a través de estas paginas, dejemos que nuestros ojos se encuentren con los ojos del Maestro.
Me gusta 0
Vinicio Rosito
Vinicio Rosito

el 18/11/14
Que lindo es darse cuenta que Dios, hecho hombre, esta tocando la puerta; para mi vida de pecador, como zaqueo, le pido a mi Dios que entre en mi vida y reconstruya su templo. Amen.
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 18/11/14
Jesus nos llama a la convesión a estar atentos y preparados en el Señor con Fe verdadera con hechos y no solamente de palabras. Gracias Señor por hablarme fuerte y claro enseñame a disminuir mi ego,organiza mi vida, el corazón de donde he sacado todo lo que ha hecho daño a los demás,mamita Virgen María intercede por la humildad de todos nosotros
Me gusta 0
gustavo spallet
gustavo spallet

el 18/11/14
Como pecador digo que Jesus es uno de los nuestros, de los que se ponen de nuestro lado debemos ser intrepidos como Zaqueo para llegar a Jesus
Me gusta 0
Rafael Carazo
Rafael Carazo

el 18/11/14
Debo aceptar la invitación, bajar a lo mas profundo de mi corazón y de mi alma, limpiar lo que esté sucio y recibir la visita de Jesús y comer con El.

No importa ni el tipo ni el tamaño de mi pecado, El está tocando mi puerta. Su presencia en mi vida, será el mejor de los discursos para alcanzar mi conversión y poder ser verdadero testimonio y vehículo de cambio para muchos.
Me gusta 0
Juan Angel
Juan Angel

el 18/11/14
Sr. Velin esperamos tu comentario, saludos
Me gusta 0
isidro
isidro

el 18/11/14
Muy buen comentario. Asi es desde hace dos mil años Jesus nos esta tocando a la puerta, nosotros sentimos ese toque, sentimos la necesidad de un ser superior que nos ayude, pero hacemos caso omiso, porque es mas importante esa vida que estamos llevando, que no permitimos distracion alguna, a pesar de ser Dios que esta tocando nuestro corazon, que ciegos, señor mio, abra nuestros ojos, despierta nustros iodos, para entender tus mensajes y permitir que JESUS entre en nuestra casa y ponga en orden nuestras vidas. Amen.
Me gusta 0
Rosmery Asturiz
Rosmery Asturiz

el 18/11/14
El evangelio de hoy nos recuerda que Dios nos Ama a pesar de todo y de su gran misericordia por perdonarnos por mas grandes sean nuestros pecados
el nos invita día a día a escuchar su voz y obedecer sus mandatos a arrepentirnos y sentarnos a su mesa a comer con El dejemos que El entre en nuestras casas y nuestros corazones AMEN
Me gusta 0
eloisa castillo
eloisa castillo

el 18/11/14
dale vida a lo que aun palpita en ti . todo ser humano tiene algun sentimiento bueno dice el apocalipsis a lo que aun palpita en ti Dios cree en mi y me da muchas oportunidades . Señor dejame ver todo lo que esta muerto en mi y tu que todo lo puedes convierteme en un bosque lleno de vida .
Me gusta 0
Regino Olivas
Regino Olivas

el 18/11/14
Tengo nombre de como Quien vive (Cristiano Católico) ... pero si soy tibio y El me escupe de su boca... lucho por cada día Irradiarte mi Amigo Fiel Jesús, Tu Palabra es mi máximo criterio a seguir, ven Espiritu Santo y haz reales en mi tus Dones pues con Tu ayuda soy ferviente y me arrepiénto. Por eso llama: yo si quiero y te abro mi corazon para que entres y comamos juntos. Amen = Asi es.
Me gusta 0
candida. A
candida. A

el 18/11/14
Padre de la Misericordia ten misericordia de mi por que me concidero una persona tivia y cada dia te pido perdon por mis pecados Amen.
Me gusta 0
Lupita Lozano
Lupita Lozano

el 18/11/14
Abba querido que la tibieza salga del corazon de mi esposo..y que pronto puedas decir hoy ha llegado LA salvacion a tu alma. Y que hay a una profunda y autentica conversion Como LA de Saqueo.
Me gusta 0
Sergio Martínez
Sergio Martínez

el 18/11/14
Senor me has mirado a los ojos sonriendo has dicho mi nombre.No has buscado ni a sabios ni a ricos tan solo quieres que yo te siga.Habramos nuestro corazon dejemoslo entrar porque el nos quiere a todos por igual y no distingue todos somos pecadores po eso nos pide que nos arrepintamos de corazón.cuando el nos reprende es para reflexionar y ver hacia donde nos dirigimos.Que Dios los bendiga.
Me gusta 0
blanca
blanca

el 18/11/14
el amor y la compacion de jesus es incoparable
Me gusta 0
Gonzalo Marin
Gonzalo Marin

el 18/11/14
Creo que no hay diferencia entre Zaqueo y el Vaticano.
Espero desaparezca la soberbia y vanidad de la curia romana que maneja el Vaticano y aprendamos a leer la Palabra de Dios viéndonos como fariseos, maestros de la ley, sumos sacerdotes, ciegos, sordos, leprosos, paralíticos, pequeños, ignorantes y hambrientos de la Palabra de Dios que su hijo amado Jesucristo nos entrego con su Vida para nuestra salvación; Que volvamos a ser niños para poder entrar al Reino de Dios.
Ven Señor Jesús! Único Maestro de la Palabra de Dios, Camino, Verdad y Vida.
Me gusta 0
blanca
blanca

el 18/11/14
el amor y la compacion de jesus es incomparable
Me gusta 0
Henri Gutierrez
Henri Gutierrez

el 18/11/14
En el Evangelio, nuestro Señor Jesucristo, nos hace un nuevo llamado, y nos pone el ejemplo como tantas veces lo hemos visto en las lecturas. El ciego, el cojo, la mujer adultera, el leproso. Inclusive a lázaro, y ahora a Zaqueo; Y que triste que todavía no queramos entender el mensaje. Hermano, abre la puerta (De tu Corazón) Jesús esta esperando, invítalo a pasar, siéntate junto a El, descubre su misericordia, y Amale para siempre.
Me gusta 0
Roberto RB
Roberto RB

el 18/11/14
"El hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido".
Deberiamos hacer fácil la rehabilitación del los que hemos tenido momentos malos en nuestra vida, sabiendo descubrir que por debajo de una mala fama tenemos muchas veces valores muy interesantes y bellos. Pero tendemos a dividir a las personas en dos, los santos y los pecadores, o sea buenos y malos. Pero nadie sabe realmente quienes son los santos y quienes los pecadores; las apariencias engañan. Y por otra parte TODOS (Santos y Pecadores) somos PECADORES.
En cierta ocasión, un sacerdote preguntó a un grupo de niños, " Si todas las personas buenas fueran blancas y las malas fueran negras, ? De que color serían ustedes ?". Una pequeñita después de meditarlo dijo: " Yo tendría la piel a rayas". Y creo que as » ver comentario
Me gusta 0
gloria
gloria

el 18/11/14
este evangelio nos da mucha luz par nuestra vida hay que escuchar el llamado del señor hay que abrirle la puerta de nuestro corazon, que entre como entro en la casa de zaqueo y que nos trasforme y nos convierta y podamos ganar la salvacion solo con Jesus nuestro Señor.
Me gusta 0
Norma Rivera
Norma Rivera

el 18/11/14
Senor mio y Dios mio que grande es tu misericordia para con todos nosotros no quiero ser ni fria ni tibia porque siento un fuego por dentro que me quema buscando cada dia de tu palabra tambien bendice a cada persona que saca unos minutos de su tiempo para escribir lo que siente su corazon te pido mi Dios por estas personas que dia a dia revisan de estos mensajes para que sean de provecho para tantos que pasan por aqui.Que Dios y la santisima virgen Maria los bendiga.Amen
Me gusta 0
ausencio
ausencio

el 19/11/14
Hoy Jesús también ha llegado a nuestro corazón, dejemos que entre y nos dé la salvación.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.