Comentario al Evangelio del

Juan Lozano, cmf

Querido amigo/a:

Comenzamos una nueva semana y en ella miramos al Evangelio del día para hacer nuestra la pregunta que hace Jesús al ciego de Jericó. Pero vamos a hacerlo al revés. En el texto sagrado Jesús pregunta al ciego. En nuestra oración nosotros hacemos esta  pregunta a Jesús para ofrecerle esta semana que comienza, diciéndole: “Jesús, ¿qué quieres que haga por ti?”. Porque seguramente, si conseguimos detenernos un instante para reposar nuestro interior y escuchar la voz del Espíritu Santo en nosotros, encontraremos retos, propuestas, desafíos, tareas pendientes, objetivos, que al Señor le gustaría que trabajáramos. No me refiero a obligaciones laborales, como buenos ciudadanos debemos ser diligentes y responsables sin bajar la guardia y en ello estaremos, sino a trabajos “morales”, aquellos a los que el Señor nos interpela a través, entre otras mediaciones, de la voz interior de nuestra conciencia. Porque en el “auditorio” de la oración, Dios habla y nos propone obras de mejora. Tareas pendientes quizá en mi familia, quizá con algún hermano, amigo, amiga; tareas de reconciliación, o de mayor amor, tareas de acogida, de escucha, de miradas más sosegadas y profundas; tareas de aceptación conmigo mismo y mi realidad, de superación, de dejarme querer, de despertar… “¿Qué puedo hacer por ti?”

El maravilloso libro del Apocalipsis que esta semana estrenamos y que nos va a acompañar hasta el próximo año litúrgico (dos próximas semanas), nos presenta a una comunidad, Éfeso, que ha sido tenaz y luchadora, pero que ha abandonado el Amor primero, su pasión por el Señor, se ha enfriado. Y es que cuando de verdad amamos a alguien estamos pendientes de la persona amada: qué quieres, qué necesitas, cómo estás…, qué puedo hacer por ti…, para que el amor no se enfríe.
Santa Isabel de Hungría, a la que recordamos hoy, también se hizo esta pregunta. Esta hija del rey húngaro sólo vivió veinticuatro años, pero a los veinte, su vida dio un giro radical cuando quedó viuda con un hijo recién nacido. ¿Qué hacer ahora Señor? Encontró la respuesta a su pregunta…

Jesús tú has hecho mucho por mi y lo sigues haciendo. También has curado en muchas ocasiones mis cegueras como al invidente de Jericó y en otras tantas me has atendido cuando, como él, estaba al borde del camino. No quiero ser ingrato, ni frío y, al comenzar esta semana, desde la intimidad de mi corazón quiero preguntarte, “¿qué quieres que haga por ti? Háblame Señor, que tu siervo escucha.

Vuestro hermano en la fe: 
Juan Lozano, cmf.

Comentarios

Deja tu mensaje:

Delyth
Delyth

el 17/11/14
Señor, nuestros hermanos indígenas, también te imploran: " ¡Señor, que vea! " . Que nuestra presencia misionera los lleve a tu encuentro y la fe los salve.
Me gusta 0
gustavo spallet
gustavo spallet

el 17/11/14
El ciego no tiene ningun tipo de verguenza, es excelente su desenvolvimiento, mejor no pudo haber sido, por esto que Jesus lo salva.
Asi es la fe hay que gritarla.(san Lucas (18,35-43))
Me gusta 0
pedronavarro
pedronavarro

el 17/11/14
Señor, quiero ver como ven tus ojos. Todo desde el AMOR. Mis hermanos son hijos tuyos. Yo también. Por lo tanto, debo mirarlos como me miro a mí mismo. Mirarlos de frente, cara a cara, con el alma asomada para verlos hermosos y bellos. Son tus hijos, Señor. o puedo juzgarlos con rigor, ni con justicia. SOLO DESEO IRAR A TODOS COMO U NOS MIRAS: CON INFINITO AMOR DE PADRE BUENO
Me gusta 0
Jorge A.
Jorge A.

el 17/11/14
Gracias Señor por Tu Palabra.
Es necesario empezar una nueva semana pensando si estamos bien o mal. Dios te pido que ayudes a continuar el camino no perder la Fe y Esperanza, necesito saber que puedo hacer para continuar, Señor muéstrame lo que quieres de mi.
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 17/11/14
Nos habla la primera lectura del comienzo del apocalicis, y nos recuerda que no somos permanents en este mundo, que tenemos que render cuenta a Dios por nuestra actuacion en este mundo.
El Evangelio, nos habla del Ciego de Gerico, que reconoce que Jesus esta pasando cerca de donde El esta y le grita que lo sane, Jesus se detiene y le pregunta que quiere que haga por el, el ciego le responde que lo cure, el senor le permite ver.
Ayudame, Senor, a mirar mis pecados y saname.
Me gusta 0
gustavo spallet
gustavo spallet

el 17/11/14
No seamos tontos al tener verguenza de proclamarnos cristianos. Seamos valientes vayamos contra la corriente .
Me gusta 0
Jorge G. Lazo S
Jorge G. Lazo S

el 17/11/14
Me esfuerzo en seguir, tus mandatos, siento en mí , un gran amor, por mi prójimo, pero aveces ,soy débil y egoista.
Ayúdame, Señor a VER SIEMPRE A MIS HERMANOS CON EL CORAZÓN DEL AMOR.
Me gusta 0
Roberto Solis
Roberto Solis

el 17/11/14
Gracias Señor por abrirme los ojos y entender que no solamente hay que pedirte y pedirte sin o también hay que saber que es lo que tu quieres que hagamos humildemente por ti para con nuestros semejantes.
Me gusta 0
Alma Reynoso
Alma Reynoso

el 17/11/14
Señor habre mis ojos para poderte ver en cada uno de mis hermanos, que pueda servirlos con ese amor infinito con el que tus nos sirves cada dia. Ayudame a apartar de mi el egoismo, ayudame a ayudar al que me nesesita, ayudame a dar el paso al servicio de mis hermanos que no dude que tenga fe como ese ciego al que tu sanaste, sana mi ceguera espiritual.
Me gusta 0
hugo2547
hugo2547

el 17/11/14
Con todo lo que nos habló tan amorosamente Jesús nos puede quedar dudasde lo que debemos hacer por él? no será que él no nos puede devolver la vista como al ciego porque nosotros no estamos ciegos sino que no queremos ver?
Me gusta 0
hugo2547
hugo2547

el 17/11/14
Con todo lo que nos habló tan amorosamente Jesús nos puede quedar dudasde lo que debemos hacer por él? no será que él no nos puede devolver la vista como al ciego porque nosotros no estamos ciegos sino que no queremos ver?
Me gusta 0
Roberto RB
Roberto RB

el 17/11/14
Todos somos ciegos de algún modo, no vemos TODO lo que Dios nos ofrece a diario, siempre queremos más, somos como aquel hombre pobre que se encuentra en el camino a un antiguo amigo el cual tenía un poder sobrenatural que le permitía hacer milagros. El hombre pobre se quejo de las dificultades de su vida, su amigo, que lo estimaba bien, tocó con el dedo un ladrillo que de inmediato se convirtió en oro y se lo ofreció a su amigo pobre, pero éste se lamento de que eso era muy poco. Entones el amigo, movido por amor yo supongo, tocó un león de piedra que se convirtió en un león de oro macizo y junto al ladrillo de oro se lo ofreció a su amigo pobre. El pobre insistió en que ambos regalos eran poca cosa. "Que mas deseas pues", le pregunto sorprendido el amigo hacedor de milagros. » ver comentario
Me gusta 0
Mariano flores
Mariano flores

el 17/11/14
Solo si aclamo con insistencia a Dios el me puede abrir los ojos para ver con ojos de fe todo lo que hago y corregir o mejorar mis conductas con los demas. Gracias espíritu santo
Me gusta 0
sergio martinez
sergio martinez

el 17/11/14
No hay duda que el Señor nos amado y a mara siempre. me pongo en tus benditas manos para tu servicio y gloria de dios.te pido por todo el mundo que nos llenes el corazón
deAMOR para amarnos los unos alos otros como hermanos y ser los hijos que tu quieres que seamos.dede
Me gusta 0
César García
César García

el 17/11/14
Es como dijo el Padre Jose Luis Martin Descalzo:"Echarle una mano a Dios"
Él hacia referencia a que un niño estaba en posición de oración en su cuarto y él entró y le preguntó: oras?. Y el niño le respondió: Si. Y le pregunto si puedo echarle una mano!!!
Es precisamente quitarnos quitarnos esa venda que tenemos en los ojos y saber que Dios en su Omnipotencia también quiere que le echemos una mano. Que en nuestro diario vivir le ayudemos y participemos de la construcción de su Reino. Que desde nuestra vida también podemos ser vida y luz para los demás. Dios también quiere que seamos esa sal que mueve, que anima, que motiva. Solo basta que descubramos nuestros ojos y veamos con claridad y veamos a nuestro prójimo para poder echar una manito!!!!
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 17/11/14
Jesus nos llama a la conversión verdadera que sigamos con el mismo ardor que comenzamos a seguirlo,por eso El dice conviértete y vuelve a proceder como antes, solo viviendo así con fidelidad podremos recuperar las segueras espirituales de este tiempo moderno que a muchos las luces de este mundo esta segando y dando mayor confianza en el tener que el ser hijo de Dios y vivir con Fe, esperanza y CARIDAD.
Me gusta 0
mari torres
mari torres

el 17/11/14
gracias senor por tu palabra de este dia en la cual me vuelves arecordar que el amor ante todo, poreque como dijo sn, agustin ama y has lo que quieras, porque el que tiene amor no puede hacer mal.BEDICIONES HERMNOS Y AMAR EN ESTE DIA Y SIEMORE AUN AL QUE TE LASTIME.
Me gusta 0
norma rivera
norma rivera

el 17/11/14
Senor mio y Dios mio tu me hablas a cada momento en mi interior pero soy tan incredula que no entiendo y sigues buscando de que forma pueda entender.Envias angeles que estan a nuestro escuentro y nos hablas a traves de nuestro hijo@, hermano, vecino o sea projimo para que entienda que es lo que tu me quieres decir que hacer en esa dificurtad o tormento que creo no poder salir hacia delante.senor mio sigo como el ciego gritando que tengas compacion por las personas que pongo en oracion.bendito y alabado seas mi senor Amen
Me gusta 0
olga e
olga e

el 17/11/14
Si la ceguera nos impide muchas veces ver el rostro de Jesus que esta a nuestro lado. Ni siquiera tenemos que salir de nuestras casas porque esta en mi padre anciano, en mi hermano enfermo,en la persona que que colabora con los oficios domesticos, etc. En el amor, entrega, comprension, tolerancia, respeto con que tratemos a quienes nos rodean, ahi esta Jesus.
Senor quitame la ceguera que obstaculiza mi capacidad de ver y que impide que entieda que es lo que quieres de mi
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.