Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Es la fiesta de la dedicación de la Basílica de Letrán, construida en el año 324 por el emperador  Constantino, primer emperador cristiano, que se bautizó en su inauguración. Dejando la historia a parte, que sería muy interesante, es la sede del Obispo de Roma, el Papa es Papa, por ser el Obispo de Roma, como nos ha recordado alguna vez el actual. Su titulo no es el de Romano Pontífice, Vicario de Cristo (que por cierto, estos eran los pobres), Sumo Pontífice, Santo Padre y otros nombres que le atribuimos sacados del momento en que el cristianismo pasó de ser perseguido a religión oficial del imperio. Por lo tanto esta Basílica es el centro de toda la cristiandad: “Madre y cabeza de todas las iglesias de la ciudad y del mundo”, aunque la mayoría  consideramos el centro al Vaticano.

En el Evangelio y en San Pablo se dice qué nosotros somos los verdaderos “templos”, qué podemos adorar a Dios en cualquier sitio “en espíritu y verdad”, “hablaba del templo de su cuerpo”, parece ser la persona y no el templo lo más sagrado. No es cuestión de llenar esto de citas, pero Jesús no parece que fuese en demasiadas ocasiones al templo, tenía otros templos en las calles, en las casas, en los caminos. Y para celebrar la última cena (Eucaristía), tampoco escogió un templo, más aún, los primeros cristianos se reunían en las casas para celebrar, rezar, charlar. Iglesia significaba la comunidad reunida, no un edificio, menos aún si la llamamos Basílica que es un término auténticamente romano. Nos paso algo... Quizás Jesús tenga que liar otra vez el látigo, como hoy en el evangelio, para recordarnos quién son los templos vivos a los que no se puede injuriar, machacar, expropiar, denigrar, matar, esclavizar…

¿Qué sentido tiene la fiesta de hoy?, nuestra tradición ha hecho de los edificios un lugar de encuentro, en el templo material recibimos los sacramentos, nos encontramos con la comunidad, rezamos, son lugar de referencia en las plazas de nuestros pueblos, está Cristo sacramentado, recuerda la historia de tantos siglos, nos evoca la Iglesia universal. Son un oasis en medio de la ciudad, lugares donde beber del Evangelio y de otros templos vivos para salir y continuar el camino. Cuando Jesús dice dónde quiere estar, dónde se le tiene que reconocer, se trata de lugares sencillos, cargados de humanidad, de cotidianidad, lleno de rostros, y donde las piedras sólo son las personas, las piedras sólo sirven si visibilizan y celebran todas estas presencias.

La fiesta de la Dedicación de la Basílica de Letrán nos tiene que ayudar a recordar que toda la Iglesia trasparenta el Reino de Dios, que el lugar sólo sirve si hace visible los sueños de Dios.  Que unidos a nuestro Papa Francisco, buscamos ser una Buena Noticia en el mundo, ser “defensores de los empobrecidos”. El templo debe de ser lugar de encuentro con Dios, nuestras asambleas, nuestra vida comunitaria expresan, dicen, trasparentan, invitan a ser lugares de encuentro. Y sobre todo nos unen a toda la Iglesia y al Papa que nos ha dicho que los pastores deben de oler a oveja y por deducción nuestros templos, los de piedra y argamasa huelan a pueblo, una casa donde la alfombra es para los empobrecidos, (los Vicarios de Cristo).

PD: Os animo a escuchar una canción, puede servir para reflexionar sobre el Evangelio de hoy.

LA CASA DE MI AMIGO (Ricardo Cantalapiedra)

La casa de mi amigo no era grande,
su casa era pequeña,
en casa de mi amigo había alegría
y flores en la puerta.
A todos ayudaba en sus trabajos,
sus obras eran rectas.
Mi amigo nunca quiso mal a nadie,
llevaba nuestras penas. (bis)

Mi amigo nunca tuvo nada suyo,
sus cosas eran nuestras.
La hacienda de mi amigo era la vida,
amor era su hacienda.
Algunos no quisieron a mi amigo,
le echaron de la tierra,
su ausencia la lloraron los humildes,
penosa fue su ausencia. (bis)

La casa de mi amigo se hizo grande
y entraba gente en ella.
En casa de mi amigo entraron leyes
y normas y condenas.
La casa se llenó de comediantes,
de gentes de la feria.
La casa se llenó de negociantes,
corrieron las monedas. (bis)

La casa de mi amigo está muy limpia,
pero hace frío en ella.
Ya no canta el canario en la mañana,
ni hay flores en la puerta.
Y han hecho de la casa de mi amigo
una oscura caverna,
donde nadie se quiere ni se ayuda
donde no hay primavera. (bis)

Nos fuimos de la casa de mi amigo
en busca de sus huellas,
y ya estamos viviendo en otra casa,
una casa pequeña,
donde se come el pan y bebe el vino
sin leyes ni comedias.
Y ya hemos encontrado a nuestro amigo
y seguimos sus huellas. (bis)

Comentarios

Deja tu mensaje:

Martha
Martha

el 8/11/14
En el Evangelio de San Juan 2, 13-22 para el domingo
9 de Nov/14, nos revela a un Jesus nunca visto, en cuanto a su postura se refiere, fue tanto el enfado que
sintio al entrar al Templo y ver convertida la casa de su Padre en un Mercado, que no dudo ni por un segun
do en echarlos fuera del lugar con latigo en mano, fue
entonces cuando sus discipulos recordaron las Escritu -
ras que dice :"me consumira el celo por tu casa y en mi han recaido las ofensas de los que te insultan"(Sal
mo 69). Bien sabemos que cuando Jesus hablaba del
Templo, se referia a su propio cuerpo, no a algo mate-
rial, asi lo comprendimos por la Resurreccion y ya la
presencia de Dios entre los hombres,no esta simboli -
zada por algo material sino realizada en la persona de
Jesus. La celebracion de la Basi » ver comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen
Jose del Carmen

el 8/11/14
Saludos amigos/as,
El Encuentro con el resucitado le da sentido a las cosas a las palabras que decía, a las escrituras, a los actos, las acciones que ejecutaba el maestro, le da sentido a todo lo que integra el cosmos. La falta de esta experiencia de un encuentro real con el Resucitado incapacita a estos quienes intentan seguirle y que han vivido toda clase de experiencias únicas. Es como si el ser humano requiriese tocar con su corazón aquello que no puede contener para dejarse contener. Aunque sin explicaciones algo así el Señor nos permite experimentar cuando El se nos muestra y se nos dona en un pedazo de Pan y un poco de vino consagrado. Luego no sabemos cómo permanecer en ese templo que es EL, si El se nos muestra suave y manso al punto que le permitimos, abriendo nuestra boca » ver comentario
Me gusta 0
oscar javier
oscar javier

el 9/11/14
mientras cenaba con mi esposa y mi hermano menor, intercambiamos unas ideas de las lecturas de este domingo Dia del Señor. dentro de ellas resumíamos las lecturas en las siguientes palabras: Agua, templo, cimientos, Jesucristo, vender, cambiar y reconstruir.
Cuantas veces hacemos de nuestra vida no un verdadero templo, morada de Dios, del Espíritu Santo, sino una morada de penas, tristezas, desilusiones, desesperanza, luchas, etc.
Cuando somos conscientes del valor de la presencia de diso en nosotros podemos hacer de nuestra vida, de nuestra vida, de nuestro cuerpo signos de agua: limpieza, purificación, vida; templo: edificacion espiritual sagrario lugar, acogida; cimientos: con nuestro testimonio o forma de vida podemos cimentar principios, valores a los demas; vender y cambiar: cu » ver comentario
Me gusta 0
Luis Gallis
Luis Gallis

el 9/11/14
Sobre la colaboración de los seglares en esta sección
" Ciudad Redonda ".
Existe un " censor " del programa, para estimar o no, si es conveniente que algunos comentarios salgan en
el programa. Yo creo que así deberá ser cuando algo
pueda ser gravemente ofensivo para los intereses del
de la Iglesia. A mí me lo han rechazado en alguna oca-
sión, aunque no entendí nunca por qué. Y me da la im
presión de que esta persona no tiene capacidad para
escuchar o leer lo que no le gusta , mucho menos pa-
ra intentar comprenderlo y para vivir desde las biena-
venturanzas como diálogo y camino hacia la vida.
Por tanto, colaboración de los seglares, sí; pero que no
tengan ni voz ni voto en las decisiones. Servicios de a-
sesoramiento, también; pero que no pongan en tela de
jui » ver comentario
Me gusta 0
gustavo spallet
gustavo spallet

el 9/11/14
09-11-14 Cuando se trata de salvar el alma, la firmeza debe ser tal, que debemos abandonar costumbres que nos alejan del bien.
Esta firmeza de Jesus ( hechar a los mercaderes del templo), se refiere a ser plenamente concientes del destino de pureza al que todos estamos llamados. Nuestro cuerpo es una posesion y lo debemos tratar lo mejor posible, pero nunca ceder a ninguna tentacion, ¡¡y como nos cuesta esto!!
El ayuno, puede ser un poco violento para nuestro cuerpo, ya que dejamos de comer ( nunca de tomar agua, pues se arruina el organismo), pero es lo que nos salva de cualquier mal.
Sin ayuno , nunca sabremos, lo que es cuidar el alma que habita en el. Es una lucha entre ellos dos. Debemos ganar siempre-nunca ceder al mal-.Ayuno y oracion son la clave.
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 9/11/14
Dice San Pablo que nosotros somos Templo del Espiritu Santo y el Senor habita en nosotros, y si destruimos este Templo con el pecado, el Senor nos dstruira a nosotros.
Me gusta 0
Jorge A.
Jorge A.

el 9/11/14
Gracias Señor por Tu Palabra.
Antes que nada estoy muy de acuerdo con Don Luis Gallis, a mi también me han rechazado más de un comentario y la Palabra de hoy nos muestra que este tipo de personas se opone a lo que quiere Dios de nosotros. Nadie de nosotros tiene la Verdad. Por eso Nuestro Señor nos pide que construyamos nuestra propia Templo y así construiremos junto con la Familia la Iglesia Doméstica, y así continuado iremos construyendo muchos de nosotros iremos juntos construyendo un lugar de vida con respeto, humildad y de tolerancia. Pero hoy no es así, nuestro templo se está desmoronando porqué reina la hipocresía, reina el consumismo, reina el egoísmo, reina la discriminación. reina la falta de compromiso. Nuestro Señor está atento a todo estos males y algún día » ver comentario
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 9/11/14
Bendito Dios, has de cuerpo, de mi alma y de mi espíritu una "ronda de pa". Gracias comunidad Claretiana, por tan lindas enseñanzas.
Me gusta 0
FELIX JOSUE
FELIX JOSUE

el 9/11/14
UNA LITURGIA MUY RICA EN CUANTO A LA GRANDEZA DE DIOS SE REFIERE..JESUS ES LA FUENTE INAGOTABLE DE VIDA, Y SER VERDADEROS ADORADORES ES LA ESENCIA DE LA VIDA CRISTIANA....DEBEMOS MARCAR LA DIFERENCIA EN UN MUNDO QUE QUIERE VIVIR SIN DIOS....
Me gusta 0
Roberto RB
Roberto RB

el 10/11/14
Nosotros mismos somos la Iglesia y nuestro cuerpo es el templo de esa iglesia. "Donde se reúnan dos o mas en mi nombre ahí estaré", pero se de hecho que hasta cuando esta uno solo y se pone en oración sincera y de corazon con Cristo, ahí también esta Él.
Me daría mucha tristeza el saber que los comentarios son desechados así de fácil, solo poque no le guste al " Juez calificador", aún y cuando el comentario sea nuestra manera de ver nuestra propia espiritualidad, sin haber ofensas ni comentarios aberrantes, pues creo que la finalidad de este ejercicio es el de crear una unidad y acrecentar nuestra Iglesia ya muy deteriorada y copada por el mundo matrerial de aqui abajo, del mundo que es regulado por nuestro enemigo mutuo, el diablo.
Gracias Padre Santo por esta oportunidad que » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.