Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez, cmf

 

      ¿Qué es un santo? Estoy seguro de que las respuestas serían muy variadas. Pero todas apuntarían a alguien que fuese bueno, que no cometiese ningún pecado, que tuviese un carácter dulce y servicial, atento y bonachón, que fuese sacrificado y mortificado, que hubiese renunciado a las cosas buenas de este mundo. Y seguiríamos así diciendo cosas buenas, o supuestamente buenas, que debería tener una persona para ser declarada santo. 

      La verdad es que ser santo se puede ser de muchas maneras. Hace mucho tiempo leí que el marinero se tiene que guiar por las estrellas pero no tiene que llevar su barco a las estrellas sino al puerto de destino. Y para hacer el viaje lo mejor y más corto posible tiene que tener en cuenta las condiciones de su propio barco y las condiciones de la mar. Importante observación. La podemos aplicar a lo de ser santo. 

      Cada uno tenemos un puerto de arribada. Cada uno el nuestro. Cada uno nuestra vocación en la vida, irrenunciable. A lo que Dios, padre bueno que quiere lo mejor para nosotros, nos ha llamado. Y cada uno tenemos nuestra barquilla. Todas diferentes. Todas salidas de diversos astilleros. Unas tienen mayores condiciones marineras, otras menos. A algunos todo se les ha puesto fácil en la vida: una buena familia, una buena educación, medios materiales suficientes, una buena salud... A otros parece que todo se les ha puesto cuesta arriba. Desde la mala salud hasta la pobreza material pasando por un mal ambiente social o, simplemente, ser cortito de mente...

      Cada uno de nosotros estamos en nuestra barquilla. Personal e intransferible. Cada uno tiene su puerto de llegada. Ser santo viene a ser enderezar el rumbo en la medida de las posibilidades de cada uno. Habrá quien tendrá bastante con salir de la droga y convertirse en una persona medianamente honrada. Otros tendrán más posibilidades. También se les exigirá más: más velocidad, un rumbo más derecho...

      Santo no es el perfecto. Santo es el que toma su barquilla, tal y como es, y trata de hacer lo mejor posible con su vida. Con sus dificultades. Con sus limitaciones. Pero lo intenta. Quizá no llegue a ser declarado santo canónicamente. Es lo de menos. Dios le acogerá con un gran abrazo de misericordia y cariño cuando llegue a su Reino. Y de estos santos hay muchos. 

Comentarios

Deja tu mensaje:

José María G.
José María G.

el 31/10/14
El comentario de nuestro amigo Fernando! lo único que tengo que decir es AMÉN. (Felicidades) por hacernos comprender tan fácil, ameno, y comprensible las escrituras.
Me gusta 0
Luis Gallis
Luis Gallis

el 31/10/14
Hay una cosa que me llama la atención respecto a esa
intensa dedicación que tienen los Papas ( o quien sea)
de proclamar santos a todos aquellos que pertenecen
al orden sacerdotal, conventual o a cualquiera de las
múltiples órdenes que existen. No digo que en alguna
ocasión haya sido canonizado algún laico, pero será
algo verdaderamente extraordinario. Los mandatarios
de la Iglesia Católica miran hacia dentro, es decir, ha-
cia toda la casta sacerdotal, pero no hacia el exterior
donde existen multitud de personas que merecerían
tanto o más que los hasta ahora canonizados oficial -
mente. Por ello debían darse, de vez en cuando, una
vuelta por la calle y codearse con ciudadanos que tras
una apariencia de sencillez( madres, abuelos, obreros
y muchos otros que sería » ver comentario
Me gusta 0
JESUS MANUEL
JESUS MANUEL

el 31/10/14
GRACIAS POR SUS COMENTARIOS, ME HAN SIDO DE VALIOSA AYUDA PARA PODER DAR UNA MEJOR REFLEXION AL CELEBRAR LA PALABRA DE DIOS EN LA IGLESIA, DE NUEVO GRACIAS
Me gusta 0
R.VELIN
R.VELIN

el 31/10/14
Dios nos llama a la santidad a todos los bautizados sea cuál sea su estado de vida. Los Santos hombres y mujeres beatificados y canonizados cuya memoria hoy celebramos en sus vidas han llevado a su plenitud su Bautismo la santidad original que les fue dada. Por eso se nos proponen como modelos de vida de santidad, así somos invitados a nosotros al mismo seguimiento, en cada Eucaristía recordamos a los santos deseando seguir su camino aquí en la tierra y compartir después la herencia definitiva con ellos en el cielo por lo tanto si vencemos al mal con el bien hoy en la actualidad Jesus nos llamara felices o dichosos
Me gusta 0
Lucho mejia
Lucho mejia

el 1/11/14
todos estamos llamados a ser Santos sin hacer nada excepcional haciendo las cosas con amor entregandonos a nuestros hermanos ,si somos padres dando amor y buen ejemplo como lo hizo Dios.que todo lo que hacemos lo hagamos con entrega y mucho amor que disfrutemos dando amor a los demas como Dios nos lo dio
Me gusta 0
Lucho mejia
Lucho mejia

el 1/11/14
todos estamos llamados a ser Santos sin hacer nada excepcional haciendo las cosas con amor entregandonos a nuestros hermanos ,si somos padres dando amor y buen ejemplo como lo hizo Dios.que todo lo que hacemos lo hagamos con entrega y mucho amor que disfrutemos dando amor a los demas como Dios nos lo dio
Me gusta 0
Eusebio sanchez
Eusebio sanchez

el 1/11/14
Que hermosa lectura que gram animo para todos y seguir asiendo el vien
Me gusta 0
Maria del Pilar
Maria del Pilar

el 1/11/14
Fernando tu comentario me anima mucho a seguir mi camino. Es verdad que el Señor nos da a todos las oportunidad de seguirle y somos nosotros los que tenemos que escucharle para ver , dentro de nuestras limitaciones , el rumbo que debemos seguir. Gracias
Me gusta 0
Jose Trujillo
Jose Trujillo

el 1/11/14
En las cosas sencillas y cotidianas del día a día es dónde hay que encontrar la santidad de cada uno. Porque sólo unos pocos elegidos están llamados a grandes obras. Muy bueno el comentario al Evangelio.
Me gusta 0
Alejandro
Alejandro

el 1/11/14
En el último párrafo del Libro del Apocalipsis, se nos explica quienes son escogidos para vivir el Reino de Dios, quiénes heredaran la Tierra prometida, aquellos de vestiduras blancas y palmas en sus manos. Juan no sabe quiénes son y dice "Señor, tú lo sabrás", a lo que se le responde: "Esos son los que vienen de la gran tribulación; han lavado sus vestiduras y las han blanqueado con la sangre del Cordero". Estos son los Santos sí, pero los Santos, como dice Fernando en su comentario, "del día a día"; aquellos que han pasado por "la gran tribulación", es decir, los que en su día a día, con las herramientas de las que disponían y las circunstancias que se les han ido presentando, han ido transformándose, vaciándose y dejándose llenar por el Amor infinito de Dios. No es que » ver comentario
Me gusta 0
Joselito H.
Joselito H.

el 1/11/14
Ayudame, Senor, a tomar con mucho amor y esperanza la tarea que Tu me has encomendado en el transcurrir de mi vida, no me deje llevarme de las cosas del mundo, que solo llevan al Puerto equivocado.
Me gusta 0
olga elizondo u
olga elizondo u

el 1/11/14
Me recuerda la definicion de nuestro Papa en edte sentido. Son personas wue vivan en este mundo, disfruten de todo pero que no sean mundanos.
Me gusta 0
Olga Isabel
Olga Isabel

el 1/11/14
Gracias amadisimo rey eterno, siempre nos estas invitando a tu reino, te pido que me ayudes a seguirte con fidelidad para que cuando me llames pueda ver tu rostro. Bendiciones a todos.
Me gusta 0
Temo Perez
Temo Perez

el 1/11/14
Me parece acertado la comparación de la santidad, cada persona en su individualidad irrenunciable, volviendo su rostro hacia el infinito desde el barro de nuestra finitud. El camino hace la diferencia. Bien para celebrar la fiesta de todos los santos.
Me gusta 0
Andrea
Andrea

el 1/11/14
Amen. Esto me recuerda a lo que me respondia un sacerdote en mi Lucha de llegar un dia a la Santidad y dolor al ver que dia a dia peco aunque no quiera y es que ser Santo no es un estatus se ofrece cada dia a Cristo nuestro deseo de corazon y mi disponibilidad para hacer su voluntad y Dios me ayudara y mostrara el camino que debo seguir.
Me gusta 0
Matilde
Matilde

el 1/11/14
Querido Fernando, como siempre darte las gracias por tus palabras que acercan a Dios.
A mi siempre me emocionan las frases del apocalipsis, de que habia una multitud inmensa con vestiduras blancas que alababan al Cordero y que ellos eran los que habian salido de la gran tribulación. Yo pienso en tantos hermanos que padecen de la globalizacion, del inmenso egoismo de los paises ricos y me llena de esperanza la vision de San
Juan.
Me gusta 0
Irenarco Cala
Irenarco Cala

el 1/11/14
Hoy acepto ser santo ya que Cristo Jesús perdonó todos mis pecados y él es el único Camino a Dios Padre Todopoderoso. " Cada noche muero y cada mañana vuelvo a nacer, ya que cada día debe de....ser: un día santo para vivir y compartir la santidad en medio de la crisis".
Me gusta 0
insistente
insistente

el 1/11/14
Gracias por este comentario, me reconforta y me da ánimos para seguir luchando por superar mis deficiend¡cias y limitaciones que me hacen caer constantemente ante las tentaciones
Me gusta 0
ramiro bautista
ramiro bautista

el 2/11/14
he leído los evangelios publicados en esta pagina; me gsuta, me llama la atención; loq ue leí hoy 1 de noviembre, me encantó. sugiérame algo para entender mejor los mensajes y parábolas.
Muchas gracias
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.