Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

Queridos amigos:

Algo importante está en juego. Lo anuncia Jesús por segunda vez, y previene al auditorio con palabras incitantes: “Meteos bien esto en la cabeza”. Otra vez, el tema de su pasión y muerte. Los jefes religiosos lo van a rechazar y, al fin, lo matarán. Pero siempre apunta a la resurrección, que, sin embargo, estaba aún lejos de su posibilidad de comprensión. El dolor, la muerte, la soledad, la enfermedad son misterios dolorosos, siempre presentes en el camino de los hombres, pero nos cuesta comprender este hecho y, sobre todo, aceptarlo. (Por supuesto, aceptar la cruz de Jesús ha de estar a mil leguas de una espiritualidad victimista o dolorista). 

Después de momentos de gloria, como la transfiguración y la curación del muchacho epiléptico, y antes de tomar la decisión de subir a Jerusalén para morir y resucitar, vuelve Jesús sobre el destino que le espera. “Solo ante el peligro” y el destino de ser despreciado y ser ejecutado por sus enemigos, en Jerusalén. La reacción de sus discípulos es desconcertante: no entienden nada, les resultaba un lenguaje oscuro y, apresados por el miedo, no se atreven a preguntarle nada. Siguen agarrados a sus ideas de mesianismos políticos. Pero Jesús es el Mesías de Dios porque es “un ser para la muerte”. Es el Hijo del Hombre, no tanto como juez sino como hombre sufriente. Es el poder y la victoria que se manifiesta en la debilidad.  Es la paradoja de la vida de Jesús: es Rey y es siervo; su victoria se cumple en la cruz de los esclavos; su vida es morir, morir y dar la vida por los que ama.

Para “entender” a Jesús, solo cuenta la fe y el abandono en Dios. Solo la fe descubre que en la cruz está la victoria. Aquellos discípulos que no entendían el lenguaje, tras la muerte de Jesús, dieron su vida por él, entre persecuciones y tormentos. El seguidor de Jesús, medianamente coherente, pasa por la cruz. Es que el mandamiento primero es el amor, y el amor siempre lleva aparejado el dolor, el sacrificio por los otros. Hoy tenemos, como expresión clara, tantos cristianos perseguidos; por ejemplo, en el próximo y medio oriente; y qué valientes responden, cuando llega la cruz. En Occidente, ¿entendemos este lenguaje? Junto a cristianos que responden, como los apóstoles, “te seguiré a dondequiera que vayas”, otros creyentes tienen miedo a seguir a Cristo con todas las consecuencias. Tenemos miedo a “ser diferentes”, a ser otra cosa en el mundo, a anunciar los valores evangélicos, que no son los mundanos. Podemos decir sí o decir no; pero seguir a Jesús es seguir al Crucificado.

Comentarios
V.Hugo Murillo V.Hugo Murillo
el 27/9/14
Hermanos primeramente agradecerles s Uds. por orientarnos en la palabra de Dios ,para mi personalmente estas reflexiones del evangelio me es sumamente provechoso ya que todos los dias sabados tengo un programa en television en el cual la parte importante es la lectura del evangelio del dia ,para lo cual hacemos la reflexion del evangelio orientando a la comunidad catolica el mensaje que nos da el mismo , por lo cual les agradesco infinitamente.
Me gusta 0
maria helda arb maria helda arb
el 27/9/14
maravilloso el comentario, me ayuda mucho en pastoral porque tengo grupos de oración y el comentario llega a la gente más amplio, cada uno tiene su propia reflexión pero se eniquece con otros comentarios gracias por esta ayuda
Me gusta 0
Jorge A Jorge A
el 27/9/14
Agradezco saber de la palabra del Señor y lo que quiere transmitirnos. Sin embargo a veces vivimos cada uno de nosotros situaciones distintas en la vida que hacen que las reflexiones no sean las esperadas, o bien la orientaciones que cada uno puede sentir sean distintas. En estas lecturas Dios nos trasmite como será nuestro proceso de vida hasta el final, y con el sufrimiento de Cristo en la Cruz. De acuerdo al tiempo de vida en que cada uno se encuentra llegan estas lecturas, para mi transmite la crueldad de la sociedad porque tengo 54 años, a esta edad ya no puedo servir solo tengo que buscar algún trabajo para mantenerme y mi aporte vale poco ya que no hay respeto por la experiencia, sabiduría y el conocimiento. Así como Cristo se sometió a crueldad de los que no lo querían, yo » ver comentario
Me gusta 0
joselito H. joselito H.
el 27/9/14
La primera lectura nos hablas, del tiempo de la juventud y todas las cosas a que somos tentados por el brio que caracteriza este period, desovedeciendo a los Mandamientos y las consecuencias que trae consigo, el llevar una vida desorganizada durante la etapa de la juventud. Porque, luego, vendra el tiempo oscuros de la vejez, donde llea el momento en que la vida se nos va y nos falta el tiempo, para rectificar el camino, por eso, Senor, ayudame a seguir tus sendas hasta el final, llevando en mi conciencia la lealtad y el amor hacia Ti.
Me gusta 0
Zoila Grullon Zoila Grullon
el 27/9/14
Amen!!!!!!!!!! quiero seguirte mi JESUS....acompanadote con mi CRUZ, para poder llegar junto a ti en el camino que lleva a la VIDA ETERNA.
AMEN
Me gusta 0
Jose del Carmem Jose del Carmem
el 27/9/14
Saludos amigos/as
La resistencia de Jesus verdadero hombre por cumplir la voluntad del Padre llega a su limite y quienes le rodenan no entienden. Eso pasa a menudo cuando decimos en el Padre Nuestro "hagace tu voluntad en la tierra como en el Cielo" y asi lo decimos, pero cumplirla voluntad o acogerla es el dilema. Los tiempos y los caminos de Dios para el hombre no son los del hombre son de Dips y son asi "nos dejan perplejo".
La humanida esta destinada a ser rescatada y el precio se sigue actualizando en cada Misa en cada visita al Confesorio el sigue entregandose, mediando, esperando, sufruendo por nuestro rescate y quizas nuestra perplejidad en lugar de acercarnos en el peor de los casos nos cierra y esa es la tentacin frente a los designios de Dios.... Esconderce...huir, reusarce. » ver comentario
Me gusta 0
Mirna S. Mirna S.
el 27/9/14
La Palabra de Dios me dice q debo vivir con mirada al cielo, que es alla donde esta preparada mi morada. Todo aqui en la tierra es efimero y que debo aprovechar cada etapa de mi vida para prepararme a ese encuentro definitivo, las cosas del mundo no llenan el alma. Solo Diod basta
Me gusta 0
herminia herminia
el 27/9/14
cuanta sabiduría en el libro del eclesiastes. Oremos mucho por nuestros niños y jóvenes para que la semilla encuentre buena tierra y dé mucho fruto.
Muchos admiran a Cristo, pero El nos necesita como TESTIGOS del EVANGELIO. Oremos sin descansar, por nuestra CONVERSION, FIDELIDAD y PERSEVERANCIA hasta el FINAL.
Gracias hermano por su reflexión que me ayuda a valorar esgte DON maravilloso que es la FE.
Paz y bien.
Me gusta 0
henry neira henry neira
el 27/9/14
Este evangelio nos ayuda a revisar nuestra vida desde inicios hasta el final ,asi como Cristo vino a la tierra a morir por nosotros siendo santo. Tambien nosotros debemos llevar este ejemplo de La cruz que siempre la vamos llevar toda la vida y siempre tenemos la obligacion de enseñar , ayudar a los demas con nuestro ejemplo .Cristo tomo con valentia llevar la cruz hasta la muerte por obediencia de nuestro Padre y dejando un ejemplo de vida a llevar por cualquier hombre.
Me gusta 0
Kerly Corado Kerly Corado
el 27/9/14
En verdad que maravilloso es poder alimentarse de la palabra de Dios,tengo 3 dias leyendo el evangelio diario y he comprendido aquellas palabras que dijo Jesus en el desierto no solo pan vive el hombre, si no de toda palabra de Dios.
Gracias Hermanos por estos mensajes que fortalecen mi fe y el amor de perseverar.
Me gusta 0
rvelin rvelin
el 27/9/14
Vivir el Evangelio en la actualidad es cosa de valientes en donde la comodidad,el poder,el dinero.modas y vicios, con una mentalidad del tener que el ser no hay tiempo en meditar y contemplar la gracia y misericordia de Dios por lo tanto no se comprende la pasiòn y muerte en la cruz de Jesùs para unos la cruz es muerte lo peor mientras para los cristianos es vida y de la buena que nos lleva a la vida eterna
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.