Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

La parábola de este domingo es particularmente interesante ya que, a primera vista, tiene un cierto aire de injusticia al menos si la medimos con el criterio social moderno. Dios es comparado a un propietario que va contratando a diversos grupos de obreros para su viña, conviniendo con ellos en un denario por jornada, aun en el caso de aquellos que, por ser contratados a la tarde, trabajarían solamente algunas horas. Como es natural, los que fueron contratados primero protestaron. También hoy ninguno de nosotros toleraría que un compañero de trabajo que solamente trabajara dos horas por día cobrara lo mismo que quien trabaja ocho horas. Sin embargo, Jesús aprueba la postura del propietario ya que la parábola únicamente quiere poner de relieve la absoluta libertad del dueño que quiso ser generoso sin pecar de injusto.

Hoy sigue existiendo la explotación en el campo laboral y en muchos casos, si no hemos vuelto a la plaza (recordar a los que recogen aceituna, fresas, uvas…), el amo sigue decidiendo quien va a trabajar para él y cuánto va a cobrar. La explotación reviste también otras formas, se disfraza con otro ropaje: “La situación de paro, la precarización del empleo, la economía sumergida, los contratos basura y los bajos salarios, que siembran en los trabajadores y sus familias una permanente inseguridad, los horarios flexibles en función de la productividad, que produce un grave atentado contra el estado físico y psíquico del trabajador, la movilidad geográfica, que rompe relaciones familiares, culturales y sociales, la siniestralidad laboral, la pérdida de la cultura y conciencia obrera…” (de la POTI “Pastoral Obrera de toda la Iglesia, Conferencia Episcopal Española). Qué más quisiéramos que ver dueños generosos que dieran a los últimos el mismo salario que a los primeros, o que más allá de su mentalidad capitalista, el valor de las personas que proclama la Doctrina Social de la Iglesia, fuera su referente.

Con todo, la parábola no habla de la justicia distributiva tal como nosotros la entendemos (dar a cada uno lo suyo), nos habla de otra justicia, del amor y la generosidad gratuita. Como dice Isaías en la primera lectura: “Mis planes no son vuestros planes, vuestros caminos no son mis caminos”. Jesús está hablando del Reino de Dios, y es cierto que ese proyecto altera nuestros esquemas y nuestros planes. Hoy, como ayer, seguimos sin entender que Dios es amor, que en Jesús ha mostrado su predilección por los últimos. ¡Qué alegría haber conocido a Dios desde primera hora y tener la suerte de trabajar en su viña desde primera hora! Y sin embargo cuando vemos que Dios es bueno, y que busca y llama a todos hasta las últimas horas del día, sentimos envidia y nos quejamos, mostrando así que no hemos entendido nada.

La parábola crítica ásperamente, la actitud de quienes establecen sus relaciones con Dios como si fuese un contrato por el cual tenemos derecho a exigirle a Dios tal o cual paga, eso lo podemos explicar otro día. Hoy conviene aplicar esta parábola a nuestros análisis de la justicia social. Ver nuestro sentido de la justicia en función del bien común, cuando no buscas tus intereses, sino los de los inferiores, y revisar ese otro sentimiento de crispación y envidia, en que las razones están vinculadas directamente a tener más o mayor prestigio. Sigamos mirando el corazón de Dios, a ver qué pasa.

Comentarios
Martha Martha
el 18/9/14
Evangelio de San Mateo 20, 1-16 para el proximo do-
mingo 21 de Septiembre, leyendo el comentario del P.
JCRioja, entendemos que Jesus en esta parabola, nos
ensena que estamos en libertad de obrar segun nues-
tro criterio ,de lo que es justicia y amor; sabemos que
nuestros planes y caminos no son los mismos, por ser
intereses terrenales y precisamente eso es lo que trata
Jesus de que entendamos, que usemos el libre albe -
drio que nuestro Creador nos dio como regalo, para
que lo usemos con justicia y amor . Dios es Amor y lo
distribuye sin importarle quien llego primero a su Vina,
sin tener en cuenta quien ha trabajado mas para EL.
Por supuesto ,que debe ser maravilloso ,haber sido de
los primeros en conocerlo, pero eso no debe atribular-
nos, porque lo hemos conocido, aunqu » ver comentario
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 19/9/14
En este XXV Domingo del Tiempo Ordinario,San Mateo,nos presenta la parábola de la viña.
Trata de manifestarnos,que la Salvación de Dios es gratuita y para todos,porque El,es bueno,generoso
y misericordioso.
¿Escuchamos y sentimos su llamada..? "Id tambén
vosotros a mi viña".
Aceptamos: ¿Qué sus criterios,no son los nuestros?
"Los últimos serán los primeros y los primeros, los
últimos.
¿Cómo es mi trabajo? ¿Intento ser justo...?
Reconzcamos,que tal vez,haya gente que está fuera de la viña,porque no han tenido la oportunidad de que alguien les haya anunciado el evangelio...
Si fuéramos conscientes de lo que significa la llamada
de Dios,no sentiríamos pena,sino gozo y satisfacción
porque otros sean llamados a última hora,y sean
recompensados de igual maner » ver comentario
Me gusta 0
Antonio García Antonio García
el 20/9/14
JXP

GRACIAS POR ILUMINAR, DESDE EL EVANGELIO, LA VIDA PERSONAL Y A LA SOCIEDAD CIVIL.
LE AGRADECERÉ SI COMUNICA EL NOMBRE DE LA PINTURA Y EL AUTOR. AYUDA LA IMAGEN PARA ADMIRAR LA GENEROSIDAD DE DIOS EN LA CREACIÓN
Me gusta 0
José María G. José María G.
el 20/9/14
Este evangelio siempre lo pongo como ejemplo en el círculo de mi vida. Quiero decir que la misericordia de Dios es tanta hacia nosotros que no cabe. A los que llama primero ósea en su juventud, a los que llama a los adultos, o tercera edad, inclusive en lecho de la muerte, a todos les promete un denario.lo mismo pagara al que estubo toda su vida trabajando por el Evangelio, como a quien lo izo en el último minuto de su vida. Esta misericordia sólo puede proceder de Dios que es Amor. Pero atentos por que no sabemos ni el día ni la hora hermanos, un abrazo.
Me gusta 0
mariana mariana
el 22/9/14
Fue divertido escuchar la palabra de Dios que nos enseña ama r a Dios como a ti mismo nos enseño q devemos compartir el amor con todos y ser igual
Me gusta 0
Diego V. Diego V.
el 21/9/14
Creo que en este evangelio de San Mateo Dios nos quiere decir que que los trabajadores de la viña somos las personas, la vña es el cielo, y los trabajadores de por la mañana, al medio día, por la tarde, etc' se refiere a los cristianos, a la conversión de cada uno, unos tenemos fe desde que tenemos uso de razón, otros tenemos fe cuando somos adolescentes, otros cuando somos adultos, otros cuando somos viejos, sin embargo Dios nos acoje en el cielo a todos por igual, no hace distinción de años, para Dios es lo mismo el que va al cielo siendo cristiano 50 años como el que siente la fe minutos antes de morir.
Me gusta 0
Magda Mata Magda Mata
el 21/9/14
En el Evangelio de hoy, al hacer una transición a la justicia social, donde se ha de pagar al trabajador por el trabajo realizado, de forma justa, perdemos la sustancia alimenticia de la parábola; esta nos habla de un dueño, que no busca a trabajadores para explotarlos, sino que encuentra sin buscar a todos; pero no todos están en el camino al mismo tiempo. Pone a prueba lo aparentemente calificado por: `` los más buenos según el mundo´´. Desnuda esta falsa visión, en donde podemos ver que, estos hombres buenos y tenaces, son solo humanos afanándose en el que hacer; porque en su interior mora la ``envidia´´: un defecto que se esconde y se camufla y que nos hace presos de no poder alcanzar las cotas más altas, donde mora eternamente enamorada la nieve impoluta sostenida por » ver comentario
Me gusta 0
joselito H. joselito H.
el 21/9/14
Senor, ayudame a entender, que Tu tienes libertad para actuar en tus hijos como lo creas convenientes y que por ir a la Santa Misa los domingos y dias de fiesta, no significa que ya estamos salvados. Solamente, Senor, Tu tienes la decision en tus manos y aunque hayamos nacidos en la religion no significa que tenemos la vida eternal asegurada y que los ultimos que lleguen a formar parte de nuestra religion no se salvaran, puede suceder como nos dice el Evangelio de hoy, los ultimos seran los primeros.
Me gusta 0
Estela Medina Estela Medina
el 21/9/14
esta parabola me dice,que deo darle gracias a Dios que es grande en misericordia,que me ha llamado a trabajar a su vina,que debo ver a mi hermano igual cual si fera mi hermano de sangre,decear lo mismo para el como lo que yo deceo que dios me de,la vida eternal, que talvez anda fuera del camino de dios,y que lo puede llamar en cualqier hor del dia,coo me llamo ami,y que perdonara su pecado,comoperdono el mio,no hay diferiencia para dios,somos sus hijos y os ama por igual.Gracias padre por tu Amor
Me gusta 0
carol pasache carol pasache
el 21/9/14
siempre escuchar las lecturas del domingo eso nos ayuda a pensar en dios y nos kita toda la maldad
Me gusta 0
Carlos Carlos
el 21/9/14
Adelante con su medio y que siga iluminando a muchas personas!
Me gusta 0
Fernando Fernando
el 21/9/14
Me quedo mas con la apreciacion mundana de q injusto es el Señor q le dá a los últimos lo mismo q a los primeros y no pensamos q bueno es el Señor q les dá a los ultimos el mismo jornal q a los primeros
Me gusta 0
Fernando Andrad Fernando Andrad
el 21/9/14
Me quedox mas con la apreciacion mundana de q injusto es el Señor q le dá a los últimos lo mismo q a los primeros y no pensamos q bueno es el Señor q les dá a los ultimos el mismo jornal q a los primeros
Me gusta 0
aitana aitana
el 21/9/14
Dios ilumina mi existir
Me gusta 0
luciana luciana
el 22/9/14
chevere
Me gusta 0
kevin@w kevin@w
el 23/9/14
la salvacion es para todos
Me gusta 0
karito gomez karito gomez
el 13/10/14
FELICITACIONES POR TAN BUENOS COMENTARIOS :*
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.