Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

Queridos amigos:

Muchas mujeres.  Comienza el evangelista hablando de “algunas”, y, en seguida, nos advierte de que eran “muchas que le asistían con sus bienes”. Esta escena era, para aquel tiempo y aquella cultura, insólita y llamativa. No cabía en la cabeza de los jefes religiosos. Nosotros nos hemos acostumbrado a encontrarlas, en primera fila, en el Calvario, junto a la Cruz de Jesús, o en la mañana de la resurrección, como pregoneras. Pero, en aquel tiempo, solo podía ser cosa del Maestro de Galilea. Solo él podía romper tantos prejuicios y barreras.

El Evangelio lo dibuja con claridad meridiana. Nos habla del número, nos cita sus nombres -Susana, Juana, María Magdalena-, y nos ofrece informaciones interesantes. Alguna estaba casada (más insólito todavía), otras habían sido sanadas por Jesús, otras “muchas” compartían sus bienes generosamente y -¡lo más importante!- pertenecían a la comunidad de Jesús, junto con los apóstoles. Aquí podemos traer a la memoria y repasar a tantas mujeres que desfilan por las páginas de los Evangelios. Y todas son tratadas con afecto, también las que han sido pecadoras. Es que Jesús es un hombre tan lleno de libertad como vacío de prejuicios y convencionalismos. Acudamos a un solo acontecimiento, el encuentro de Jesús con la mujer samaritana, junto al pozo de Sicar. Sus mismos discípulos se sorprendieron de verlo hablando con una mujer. Y con razón: era mujer, a solas, estaba hablando de religión, la mujer era extranjera y pecadora. ¿Qué más quebrantos podían acontecer? Jesús estaba afirmando con su conducta lo que, más tarde, nos diría el discípulo Pablo. Todos somos iguales en Cristo; iguales judíos y gentiles, iguales hombre y mujer. 

Os invito a alegrarnos todos. Alegrarnos al mirar a estas mujeres acompañando al Maestro. Mujeres misioneras, mujeres en la comunidad de Jesús. Vamos a desnudarnos de prejuicios sexistas, y preocuparnos más  del sentido de la mujer en la sociedad y en la Iglesia. Seamos los primeros en horrorizarnos, y luchar contra la violencia de género, contra la disminución de los derechos humanos en ámbito femenino, contra las mutilaciones vergonzosas, contra la muerte violenta de tantas mujeres, aun en países llamados desarrollados, etc. No apliquemos a las mujeres sofismas que se caen; por supuesto que, en la Iglesia, no hay que buscar el poder sino el servicio, pero, ¿no debe aplicarse este criterio evangélico también a los hombres, y no solo cuando se habla de la presencia de la mujer en la Iglesia? Para acallar las voces, quejosas con la escasa presencia de la mujer, se nos llena la boca proclamando que una mujer, María,  es la más grande criatura; entonces, ¿por qué albergar reticencias, al situar a la mujer en la Iglesia? (Y, por supuesto, no nos metemos en berenjenales hablando de sacerdocio femenino y asuntos parecidos). Más bien, hacemos memoria de tantas mujeres que han dado a luz, han alumbrado tanta vida en la Iglesia. Las conocidas: mártires, como Cecilia; místicas, como Teresa de Jesús; madres y educadoras como Joaquina Vedruna; mujeres de la caridad, como Luisa de Marillac. Sin olvidar a todas las mujeres anónimas que, en el hogar, en la escuela, en el trabajo, en organizaciones diversas están haciendo brillar un magnífico y fecundo testimonio cristiano. Estas mujeres hacen caso al Papa Francisco que reclama el genio y carisma femenino.

Comentarios
R.VELIN R.VELIN
el 18/9/14
Elevemos hoy un canto a las mujeres que llamadas por jesus como los apostoles lo acompañan le sirven y cooperan con El en la implantación del Reino y que sin ellas el Reino no sería el mismo que Dios les bendiga por siempre
Me gusta 0
José María G. José María G.
el 19/9/14
Hoy vemos como el Apóstol San Pablo habla de la resurrección de Jesus,con una carta al pueblo de los Corintios. Y que razón tiene, sino hubiera resurrección, seríamos los seres más desgraciados del planeta. Pero yo me pregunto hoy, si creemos en el Evangelio la palabra de Jesus, y en sus milagros. ¿Por qué no íbamos a creer en su resureccion? ¿No resucito a su amigo Lázaro a la vista de todos, y también de sus Apóstoles, cuando llevaba cuatro días muerto? Pregunto ¿Por qué no iba a resucitar Jesus el dueño de la vida?. Vamos en este sentido tengo muy pocas dudas, por no decir ninguna. Un abrazo hermanos.
Me gusta 0
patricia m. patricia m.
el 19/9/14
si el mundo no se vuelve mariano esta perdido ,si el hombre no adpopta una psiquis femenina esta perdido,por que Dios tambien es madre y no en vano eligio a una mujer para traer a su hijo y darnos la salvacion,lo puramente femenino debe ser desarrollado tanto en hombres como en mujeres ,por que ambos aspectos estan en nosotros es solo cuestion de trabajarlos ,abrazo fraterno!!!
Me gusta 0
Yenelsy Yenelsy
el 19/9/14
La palabra de Dios nos muestra el sentido de la resurrección para los cristianos y el papel que tiene la mujer, en la proclamación del evangelio.
Me gusta 0
Nelly Gladys Nelly Gladys
el 19/9/14
Que hermosa lectura, el de las mujeres que le siguen a Jesús, hoy en día son tantas..como mujer siento el privilegio que un día me llamo por mi nombre, para que le sirva y que a través de mi servicio tengo la oportunidad y la alegría de ayudar a los demás, muchas veces en forma anónima..Que bello es seguirte mi buen Señor, mi gran amigo, mi protector, mi salvación..TE AMO..MAESTRO DE GALILEA...!!!!
Me gusta 0
Claudia Victori Claudia Victori
el 19/9/14
Jesuus sale a predicar camina de pueblo en pueblo acompanado de mujeres y tambien c8n sus apostoles,.
Me pregunto yo .¿COMO PUEDO CONTRIBUIR A UNA SOCIEDDAD MEJOR CON LA ORIENTACION DE JESUCRISTO?
Me gusta 0
Alberto Raúl Alberto Raúl
el 19/9/14
Me quedo con esta reflexión. Todos somos iguales ante Cristo. Los buenos, los pecadores....los separados o los que pasan malos momentos. Cristo nos ama a todos por Igual. Gracias Jesús.
Me gusta 0
miguel angel miguel angel
el 19/9/14
estas mujeres tambien son apostoles mensajeras de la buena nueva
Me gusta 0
Santos Santos
el 19/9/14
despues de haber leido estas lecturas y los comentarios de estos hermanos en la fé. siento una paz tan grande en mi corazón. creo que estoy lleno del espiritu santo, Dios les bendiga a todos.
Me gusta 0
Berlys Berlys
el 19/9/14
A Dios doy gracias cada día que me regala a la Virgen de Guadalupe que mejor ejemplo de mujer, por transformar mi vida, que estaba llena de pecados, mandar el Espíritu Santo, que con su presencia me ha llenado de Amor, AMOR verdadero, me ha dado la fortaleza para seguir este camino que con las cruces igual se hace placentero y estas al lado de Dios.
Me gusta 0
I. Salazar. I. Salazar.
el 19/9/14
La mujer tiene un papel protagónico desde el momento en que Dios la elige para Madre de su Primogénito, la mujer siempre al servicio, en la fe, hogar, con los hijos, con el esposo, en el trabajo muchas veces asume el papel de madre sin saberlo. Jesús vive en cada momento de nuestra vida, si vemos bien Jesús siempre valoró a la mujer. Pero la mujer continúa siendo el símbolo de maltrato, en algunos trabajos contratan solo hombres por sólo el hecho que la mujer se acoge al derecho de maternidad, hasta Jesús fue engendrado en una Santa mujer nuestra Virgen María que acompaño a su hijo hasta el fin aquí en la tierra y lo vio resucitar, que más signo de amor hermanos por parte de Dios hacia la Mujer.
Me gusta 0
isidro isidro
el 19/9/14
Jesus nuestro redentor, tambien saco a la mujer del anonimato, le dio la importancia que tienen, resaltó el papel de la mujer en su vida y en la cristiandad, ¿sino valoramos a nuestras a mujeres, entonces en que, lugar ponemos a nuestra madre?, ¿en que posicion ponemos a la santisima Virgen Maria madre de Jesucriosto?
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 19/9/14
A Dios gracias porque Él resucitó: Jesucristo el unigénito Hijo de Dios venido en carne en la siempre Santísuma Virgen María. Al recordar a todas las mujeres que lo siguieron entre ellas mi mamá Amelia, hoy ella espera junto con mi papá José, la resurreción de los muertos y yo muy feliz junto con Uds. Esperamos el "Emanuel", al Dios humanado, Dios con nosotros.
Me gusta 0
Magda Mata Magda Mata
el 19/9/14
Fué el cristianismo en sus origenes, una enseñanza de igualdad, no solo para aquerlla epoca sino para esta; cuando nos hablan en los ``Hechos de los Apóstoles´´de las diaconas con nombre; no ocurre lo mismo en nuestros días. La Iglesia actual necesita de todos-as, y también del genio y del carisma de las mujeres. Jesús se dejaba ayudar por las mujeres de buena fe, que al igual que cualquier morta, en algún momento fueron pecadoras, como tú o como yo. Porque no son más grandes los pecados por el hecho de haberlos cometidos una mujer; las costumbres arcaicas los agrandan, pero es justo y hasta necesario hacer de la Iglesia una casa grande y de ``todos-as´´, tal y como Cristo nos enseñó.
Me gusta 0
cristina cristina
el 19/9/14
Gracias mi Señor por amarnos tanto y ser todos iguales antes tus ojos....LLuvia de bendiciones hermanos...
Me gusta 0
Nestor Valdivie Nestor Valdivie
el 20/9/14
Tu eres la Resurreccion y la Vida !! Bendita las mujeres an Maria ,tu , y nuestra Madre !!!!!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.