Comentario al Evangelio del

Carlos Latorre, cmf

Queridos amigos:

A diferencia de lo que ocurre con el nacimiento de Juan Bautista, el evangelio no dice nada del nacimiento de Nuestra Señora la Virgen María.

Esta fiesta surgió en oriente, y con mucha probabilidad en Jerusalén, hacia el año 400. Allí estaba siempre viva la tradición de la casa donde había nacido la Virgen María. Y esta tradición se consolidó  con la dedicación del actual santuario de Santa Ana en la misma ciudad.

Esta festividad quiere poner de relieve que María estuvo estrechamente vinculada a su Hijo Jesús, como subrayan los textos bíblicos que hoy leemos en la Misa.

El profeta Miqueas  alerta sobre la suerte del rey: será humillado por el invasor, pero no será el fin. De nuevo suscitará el Señor un descendiente de la casa de David para levantar y sostener a su pueblo; su autoridad tendrá el respaldo del Señor. Se insiste en su origen humilde y en su reinado de paz.

Mateo comienza el evangelio con la genealogía de Jesús. La genealogía nos ayuda a conocer nuestros orígenes, nuestras raíces. Para los judíos era muy importante conservar viva la memoria de sus antepasados. De esta manera, el nacimiento de Jesús queda vinculado a la historia de un pueblo, Israel; una historia cargada de promesas y esperanzas, pero también de fragilidad y de pecado. Una pequeña historia, en definitiva, que representa y de la que dependerá toda la historia de hombres y mujeres que evocan todo lo que de bueno, de frágil, de éxito y de fracaso, de dolor y de sufrimiento existe en la familia humana: patriarcas, sabios y profetas; buenos y malos gobernantes; trabajadores, campesinos, desterrados, esclavos, nativos, emigrantes, prostitutas…

¿Quién, al leer esta primera página del evangelio, se sentirá excluido de la familia de Jesús? ¿Quién no se sentirá llamado a participar de la plenitud de las promesas de Dios que se han hecho carne en un miembro de nuestra familia humana?

Al poner fin a la serie de nombres, Mateo intencionadamente no llama a María esposa de José, sino todo lo contrario: José, esposo de María.

Celebramos con gozo el nacimiento de María, porque de ella nace Jesús, el Hijo de Dios, en quien las promesas de Dios llegan a su cumplimiento. Toda su grandeza y belleza la recibe la joven  María del Hijo que Dios le ha regalado.

Carlos Latorre
Misionero Claretiano

Comentarios
mauricio ventur mauricio ventur
el 8/9/14
maravidomulloso comentario
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 8/9/14
Saludos Carlos cmf, Gracias y muchas flores de amor para niestra Madre inmaculada virgen Maria.
Que hermoso como nos.lo comparte "en quien las promesas de Dios llegan a su cumplimiento". Miremos al Hijo de sus entranas ya existia y lo describe asi el Profeta "Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial. Por tanto su origen en el plan de Dios ha sido inmemorial pensando en ella, guardandola a ella, para contener su Luz que llebaria a todos lo hombres y mujeres del tercer planeta. Cuanta fe, cuanta esperanza, cuanta caridad preparada en su nacimiento para realizar en ella lo impensable contener en sus entrania virgen a libertador a la Luz de Luz a Dios de Dios... una lucura para sabios... el misterio..
El pecado original no tubo la ultima palabra y la esclabitud por aquel angel ca » ver comentario
Me gusta 0
R.VELIN R.VELIN
el 8/9/14
Mamita María madre de Dios y madre nuestra hoy en tu cumpleaños doy gracias al Padre Dios por intermedio de tí nos dió a Jesus nuestro Salvador,tu eres mi auxilio día a día si mi madre terrenal me faltare tú serás mi madre Espiritual por siempre hoy en tus manos pongo todo que mediante tu interseción puede alcanzar la misericordia y gracia de DIOS.HOY CON TODO MI CORAZÓN DIGO QUE VIVA MARÍA,VIVA MARÍA POR SIEMPRE
Me gusta 0
Rosa Rodriguez Rosa Rodriguez
el 8/9/14
Gracias Dios mio por haberme enviado a mi Jesús a traves de nuestra Santa Madre Maria, quién padeció y murió por nosotros, para salvarnos del pecado.
Nuestra Madre María es un ejemplo de fortaleza , obediencia, la intercedora ante su hijo nuestro Señor Jesucristo lo que debería aprender de ella, todo los problemas que se me presentan, tratar de pensar que estoy con mi Señor, y lo que me falta es aumentar mi fe, para poder sobrellevar los problemas que se me presentan.
Gracias Dios mio, por tenerte a tí, ya que siempre estas a nuestro lado para protegernos de todo peligro. Bendito sea tu nombre.
Me gusta 0
marisol marisol
el 8/9/14
Bonitas lecturas y bonito comentario. Ojala que la Virgen Maria inerceda por la humanidad entera para que todos busquemos a Dios con todo nuestro corazon y con su gracia hagamos su voluntad. En el nombre de Jesus Amen.
Me gusta 0
Pedro Anibal Pedro Anibal
el 8/9/14
Queridos hermanos, Quien no quiere a su Madre, y digo esto por que María es nuestra Madre y como tal debemos quererla y estar bajo su infinita intersección, ya que ella es el nexo para que Jesús nuestro Señor escuche nuestras oraciones, hoy que celebramos su nacimiento comprometámonos a elevar nuestras súplicas y ruegos ante ella que espera con los brazos abiertos que busquemos su piadosa intersección como abogada de los cristianos, por eso alegrémonos que nuestra Madre siempre va a estar presente para interceder ante nuestras súplicas y ruegos.
Me gusta 0
richi947 richi947
el 8/9/14
Dios te salve, María, llena eres de gracia, bendita tú entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre... ¡Qué hermosas palabras para una mujer y sobre todo, salidas de un ángel y de otra mujer! Que el recuerdo de su nacimiento nos lleve a ser obedientes al Señor más allá de las vicisitudes. Amén.
Me gusta 0
Julio leon Julio leon
el 9/9/14
El nacimiento de Jesus nos induce a mirar nuestro "YO" analizar cuales son nuestras debilidades, en base a esta incognita confesarno ante el sacerdote y limpiar nuestro espiritu, esto es volver a "Nacer"
Me gusta 0
Magda Mata Magda Mata
el 9/9/14
Cuando el silencio es lo elocuente, no necesita palabras humanas, para manar: María.
María es el regazo humano que Dios toma para anidar y convertirla en madre de todos.
Natividad a María: Se rompe el ánfora antigua, nace la genealogía universalidad, todos somos miembros de esa gran familia, que ha olvidado lo rancio de las diferencias, que matan al hombre y secan la fuente de la Vida. María: origen, manantial escondido entre riscos altivos y soberbios, que se elevan al cielo para clavar so voz de pedernal. Tu madre acaricias la acequia de nuestra existencia con tus manos líquidas y acunas con susurros el dolor humano y haces que nuestro silencio florezca entre a las orillas
de la madre universal.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.