Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Hace unos años, un domingo en todas las Iglesias se leía este mismo evangelio. Unos quince días antes se había producido un atentado de ETA. A la salida de las parroquias se realizó una encuesta para un programa de televisión, la pregunta era esta: ¿Perdonaría usted a los asesinos de ETA? Hubo nada menos que 27.014 respuestas. De ellas 25.477 respondieron que no. Sólo 1.537 se apuntaban al perdón. La encuesta no era muy científica, pero hacía temblar. Siendo el sentimiento de perdón tan nuclear al cristianismo y después de haber escuchado este evangelio hace unos minutos, algo no casaba entre lo que se leía y lo que se pensaba. A diario, incluso, rezamos en el Padrenuestro “perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”.

Otra vez Pedro, pregunta a Jesús: “Si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarle? ¿Hasta siete veces?”. Parece que con él diríamos todos: pero supongo que esto tiene un límite, ¿verdad? Jesús postula un perdón ilimitado (setenta veces siete), siempre. Con la parábola que sigue nos hace descubrir que el perdón no solamente supone una actitud en quien perdona sino también en quien es perdonado. El empleado no supo hacer con los otros lo que se había hecho con él. La conclusión es clara: si nosotros no somos capaces de perdonar a nuestros hermanos, tampoco Dios puede perdonarnos. Dicho de otra manera, el problema no radica en el perdón de Dios, su amor es ilimitado, sino en la reconciliación con nuestros hermanos.

En realidad, ¿con quién tenemos problemas a lo largo del día o de la semana? ¿Con Dios o con el prójimo? ¿Con quién nos enfadamos, a quién insultamos o estafamos, a quién tratamos mal, despreciamos, ignoramos, mentimos, sobornamos…? Podemos multiplicar los ejemplos y llegamos siempre a la misma conclusión: si nuestros conflictos son con los otros hombres, con ellos debemos arreglarnos y reconciliarnos. Por eso el perdón cristiano va más allá. Si bien es cierto que, el otro nos ha ofendido, con lo que demostró ser “peor que nosotros”, no menos cierto es que tal ofensa real, pone también de manifiesto hasta dónde llega nuestra real bondad de corazón. Quien se siente ofuscadamente ofendido y considera al otro como enemigo, demuestra que su corazón tiene una abundante cuota de “maldad” (No hablamos aquí de leyes, sino de las palabras del Maestro en la cruz: Perdónalos porque no saben lo que hacen).

Más que la palabra perdón deberíamos usar la palabra reconciliación (así se llama el sacramento), que implica un común esfuerzo por ambas partes para encontrar una fórmula de convivencia capaz de hacernos sentir nuevamente hermanos. El cristianismo no descarta, naturalmente, las relaciones del hombre con Dios, pero parte del supuesto de que lo importante para el hombre es saber convivir con los demás hombres, llegando a superar todas las barreras que separan a unos de otros. Desde el momento que hablamos de relación humana entendemos que por ambas partes debe darse el esfuerzo de superar los respectivos egoísmos que impiden que ambos se vean y se sientan como hermanos. En esto se manifiesta si amamos a Dios: en saber amar a nuestro prójimo. Cuidado, puede que a la salida nos pasen una encuesta.     

Comentarios
 Un discípulo Un discípulo
el 4/9/14
Perdonen la pregunta, pero, es esta la homilía correcta para el 23vo. Domingo del ciclo “A”, 09/07/2014? Me parece que esta homilía no concuerda con el evangelio de este Domingo. Gracias y que Dios los bendiga.
Me gusta 0
Martha Martha
el 4/9/14
Muy importante es este Evangelio para el proximo domingo dia 7 de Septiembre. Anoche precisamente vi una encuesta televisiva donde la pregunta era : Hemos sido debiles con los grupos ultraextremistas del Islam? el resultado no se hizo esperar, el 93% voto que "Si" y el restante 7% voto "No". Yo fui de las que voto "Si" porque aunque el perdon sea el centro o el Corazon de la Iglesia Cristiana, ya creemos que el tiempo para los perdones ha sobrepasado los "setenta veces siete" que le dijo Jesus a Pedro para que los perdonados, perdonen a su vez y busquen la forma de reconciliacion y paren el genocidio que estan cometiendo contra todos los que no comulguen con su credo mal interpretado, pues en ningun libro de nuestra Biblia he leido que hay que cometer crimenes y barbaries en nombre de Dio » ver comentario
Me gusta 0
jaime ramirez jaime ramirez
el 4/9/14
Estoy de acuerdo con el Discípulo, este comentario nada que ver con el evangelio del domingo de marras. Mi dios los bendiga.
Me gusta 0
Muy interesada Muy interesada
el 5/9/14
Creo que se han confundido de comentario. Este no corresponde a la misa de este domingo 7 de setiembre. A ver si logran corregirla. Gracias!
Me gusta 0
aoaoaoao aoaoaoao
el 5/9/14
Matha Si Jesús hubiera pensado así, no hubiera muerto en una cruz. Hubiera bajado de ella y lo hubiera resuelto a la manera de Pedro.
No es un problema de religiones sino de política. Que un grupo de extremistas cometan atentados no justifica ninguna guerra porque esto provoca una respuesta inmediata. Cualquier ser humano sea de la religión que sea no se merece morir reventado ni por una bomba ni por una cruz.
Mira el mapa de la franja de gaza en el google earht, y compárala con lo demás. Yo solo veo casas, me pregunto dónde siembran, dónde pacen sus rebaños...... donde están sus jardines o sus montes para hacer senderismo... Estan condenados a una existencia muy precaria. La tierra es de todos, debemos aprender a compartirla, no a repartirla
Me gusta 0
victoriasnchez victoriasnchez
el 5/9/14
En el evangelio, de este Domingo XXIII del Tiempo
Ordinario,el evangelista Mateo,nos presenta a Jesús;
que nos dice:"Si tu hermano peca,no vayas contra él,
díselo en la intimidad,no lo hagas en público, porque
podrías hacerle daño.
A vces,nos sentimos distantes e indiferentes, nos
afecta cualquier cosa, pero no hacemos nada...
Intentemos ser compasivos,comprensivos,tolerantes..
Para bien de los demás,y para el nuestro propio.
A semejanza del "Buen Samaritano",que primero
cura a su prójimo herido,actúa,anima, lo lleva ,y lo
deja en buen sitio.¿Harémos nosotros eso?.
La corrección fraterna es necesaría.Pero...¿Me dejo yo
también corregir?¿Lo facilito?¿Lo pido? ¿Acudo al
Sacramento de la Reconciliación? ¿Perdono hasta siete veces..? ¡Qué difícil...!
» ver comentario
Me gusta 1
sigamo sigamo
el 5/9/14
sigamos a Dios y perdonemos a los demás seamos humildes y solidarios con los demás amables hay que ser en la sociedad
Me gusta 0
montorio montorio
el 6/9/14
Para entender el Evangelio de este domingo , hay que tener en cuenta que es continuación de la búsqueda de la oveja perdida. hay que buscar su bien; tratar que vuelva al redil. Aquí se trata de la corrección fraterna que es una manera muy especial de perdonar al que te ha hecho daño. Si hecho lo posible no se logra la conversión del ofensor, déjalo en las manos de Dios. En la parábola siguiente, Jesús nos muestra el triste fin del prepotente empedernido
La reconciliación supone el arrepentimiento del ofensor ( abrazo fraternal). Pero el perdón no está supeditado a la actitud del pecador, sino al amor y generosidad del ofendido.(Dios siempre perdona)
Me gusta 0
SANTAMARIA SANTAMARIA
el 7/9/14
Dios los Bendiga Hermanos en Cristo Jesus.
Les invito a que nos hagamos un examen interno.
Dios muy bien sabe lo que cada uno guardamos y de lo que cadecemos. No podemos dar algo que no tenemos, San Pablo (Saulo).
Me identifico mucho con el. Soy Cursillista... SEAMOS FELICES EN EL AMOR....
DE COLORES.
Me gusta 0
Edwin de Hvca Edwin de Hvca
el 7/9/14
Cierto hermanos, en el domingo 23 del tiempo ordinario, Jesús nos enseña cómo vivir en familia y aprender a corregirnos mutuamente haciéndonos responsables unos de otros, pero con amor, y por amor se perdona, en cierto modo si tiene relación con el evangelio.
Me gusta 0
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 7/9/14
Al profeta Ezequiel, manifestar al cerrado, al necio, al obstinado, al que hace de la vida una historia de duelo y venganza, lo describe como MALVADO, SI CUANTOS MALVADOS hay hoy? hasta se nos asomas incluso frente a nuestras narices, sin tener que ir tan lejos ni a medio oriente?. Solo observemos canto daño hace la corrupción gubernamental, política y privada que es una forma de un modo similar.
Ahora bien el profeta menciona algo como “ponerse en GUARDIA”, imagine hoy sus implicaciones?. Si, el Señor dice para estos:- “cerrados” usurpadores que juegan a ser como dioses, - póngase en guardia, porque lo que os viene para "el malvado" esta ganado porque ya ellos se han negado voluntariamente, no solo del perdón de ESE pecado (su MALDAD) sino que también se han negado su » ver comentario
Me gusta 0
Julio Leon Julio Leon
el 7/9/14
Cuando vemos a persona en falta(pecado) lo primero que hacemos es criticar, expresando todas sus debilidades, dejando por tierra su don de persona y buscando apoyo en terceros para que sea odiado. Esta acción motiva que el pecado sea mayor en nosotros. El verbo "AMAR" es una de las mejores expresiones y enseñanza que Dios nos lego, por lo tanto debemos practicarlo en todos los ambientes que nos toca compartir, el amor debe ser del padre a hijos para constituirnos en imagen y así ellos multiplicar en su vivir cotidiano. En la actualidad nuestras autoridades necesitan la ayuda de los demás para que el corazón de ellos tenga la misericordia de apoyar una vida mejor y digna de los hermanos.
Me gusta 0
Magda Mata Magda Mata
el 7/9/14
El evangelio de hoy nos enseña como debemos aspoyarnos los unos con los otros para alcanzar esa perfección, debemos escuchar al hermano cuando nos dice lo que nosotros mismos no alcanzamos haber en nosotros mimos. San Pablo nos dice el como se ha de hacer esa correción, como transmitir, proclamar la Palabra, que habre el entender del corazón. Pero un corazo´ endurecido no entiende no escucha, ni puede interpreter.
Me gusta 0
capricornio capricornio
el 7/9/14
Pienso que para perdonar siempre es necesario pedir perdón,es decir el arrepentimiento del que ofende,porque si se perdona sin que ni siquiera el que ofende se arrepienta,el valor del perdón cae e n saco roto y continuará reincidiendo y mortificando siempre que le plazca.Esto es especialmente dificil cuando ocurre con tu familia que actuan con el egoismo de sentirse con los derechos adquiridos
Me gusta 0
CARMEN G. CARMEN G.
el 7/9/14
Queridos Hermanos:
Todo aquel que ama a nuestro Señor Jesús, estara atento a las instrucciones que nos da:
1) Nos pide poner en guardia al malvado de corazon, de pensamiento y sobre todo aquel que por sus acciones actua mal. Como? a través de consejos (que no siempre aceptan) pero que no nos importe esto, dandoles ejemplos de las consecuencias que traerian sus actos; finalmente si insisten en continuar con esa actitud y forma de vivir ya no quedara en nosotros.

2) San Pablo nos habla tan claro al decirnos que todo aquel que ama a su projimo cumple con la ley entera. Tan sencillo es pensar antes de actuar: nos gustaria que alguien nos robara, nos dijera mentiras incluso nos matara? No verdad? Entonces simplemente no hagamos ni deseemos cosas a nuestros hermanos que no nos agrada » ver comentario
Me gusta 0
Liliana Angulo Liliana Angulo
el 7/9/14
Cómo que no tiene que ver con el evangelio de sep 7??? ... habla de pecar - corregir - perdonar (confesión) - amor al prójimo, etc
Me gusta 0
maria jose maria jose
el 7/9/14
Creo que el evangelio de hoy nos invita a vivir nuestra fe en comunidad. La fe compartida es enriquecedora. Yo lo descubrí hace unos años a traves de una pequeña catequesis donde nos reunimos un grupo una vez al mes.Parece poco tiempo pero me ha ayudado mucho, cada uno expone sus ideas y todos vamos en la misma dirección. Y en medio de nosotros nos encontramos con MARÍA. Os invito a ello, la fe, la oración en solitario es aburrido solo se basa en el YO y es cerrada. Buena semana a todos en paz con el Señor y acompañados de Nuestra Madre
Me gusta 0
maria beatriz maria beatriz
el 7/9/14
debemos ,perdonar siempre para mi es la reconsilíación no podemos recibir ah ,Jesús si estamos mal con un hermano, con. Maria siempre yo perdono, si me cuido de ese ,hermano!!! AMÉN
Me gusta 0
Natalia reyes Natalia reyes
el 8/9/14
Hola como estas a ver si me puedes decir que no le dejamos nada pero si no se si es que no puedo controlar Espíritu de la mentira Debemos romper toda atadura que nos quiere dominar Esos espíritus le temen al señor Quedan desnudados cuando venimos a la presencia del señor de los que se salva El cuerpo es polvo Sí yo me separó de Dios se muere mi parte espiritual Nos dejamos contaminar por conversaciones de doble sentido Debemos sacrificar aunque nos cueste Una oración ferviente ante El señor es la solución para morir a muchas cosas Tema : muriendo a mi vieja naturaleza Mateo 5 : 29 Morir a diario a todas las pasiones de la carne Hicimos un pacto con Dios debemos obedecer la palabra alimentarnos de la palabra Debemos velar por la sanidad espiritual de mi pareja Sepultamos lo que era » ver comentario
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.