Comentario al Evangelio del

Julio César Rioja, cmf

Queridos hermanos:

Muchos suelen ser los esfuerzos que hacemos para encontrar lo que nos falta, lo que suponemos que nos dará felicidad: un buen trabajo, dinero, cultura, placer, vacaciones, coche, casa… Las parábolas de hoy, nos preguntan sobre si hacemos el mismo esfuerzo para encontrar el Reino, la visión verdadera de la vida, el tesoro de una relación con Dios.

El Reino no es una cosa, es algo valioso, un valor fundamental, más importante que los demás, por el que el hombre debe arriesgar todo por conseguirlo. Como insinúa la primera lectura de hoy, pertenece más bien al nivel de la sabiduría, al saber vivir con dignidad, con sentido, al saber por qué se vive y para qué se vive. El Reino es lo esencial, se encuentra, está escondido, cuando lo has descubierto es cuando te haces sabio y sabes distinguir entre lo que vale y no vale. Todo se relativiza cuando uno encuentra un tesoro, lo demás queda en segundo plano, (lo mismo pasa con el amor, o cuando tenemos a una persona querida enferma…), por eso: “va a vender todo lo que tiene y compra el campo”.

La búsqueda del Reino, supone una actitud de cambio en cada uno de nosotros, esta relación con Dios modifica nuestro estilo de vida. Si no lo modificara, no sería el Reino de Dios, sino solamente fruto de nuestra imaginación, una autojustificación de nuestras propias conductas. Este es el cambio de valores que trae consigo el seguimiento de Jesús, es peligroso, puede explotarte en las manos y cambiarte la cara, de modo que ya no te reconozcan ni los más cercanos, plantearte conflictos allí donde la gente de nuestro mundo no se preocupa. “Más que los actos de los malos, me horroriza la indiferencia de los buenos” (Gandhi), el Reino no te dejará indiferente, te hará no ser neutral, tomar partido, (por ejemplo ante la guerra en Palestina y otras causas), puede que te manches, pero con la alegría de “no haber pedido para ti vida larga ni riquezas ni la vida de tus enemigos, sino que pediste discernimiento” (primera lectura, Reyes 3,5).

¿Pero dónde hay que buscarlo, fuera de la vida ordinaria, en una forma de vida especial? El evangelio habla de discernimiento, de la red en que se mezclan peces comestibles con otros que no, de un padre de familia que va sacando del arca lo nuevo y lo viejo, según necesidad. La sinceridad nos debe llevar a encontrarlo allí donde está: en lo cotidiano. Dios se nos puede cruzar en cualquier camino, allí donde menos lo imaginamos, lo cual nos exige mirar hacia donde nunca miramos. El Reino puede pasar por ciertos acontecimientos de nuestra vida, por un amigo, por un trabajo, el prójimo, los pobres, los excluidos… Este cambio de corazón y de mirada nos deberían enseñar a encontrarlo en los acontecimientos de cada día, pequeños y grandes, aunque él se manifiesta allí donde menos lo esperamos. Sigamos arriesgando, no en vano dice el mismo Mateo: “Allí donde está tu tesoro, allí está tu corazón” (Mt. 6,21).       

Comentarios

Deja tu mensaje:

Martha
Martha

el 26/7/14
El Evangelio para el proximo domingo 27 de Julio nos
habla del Reino de Dios, tesoro escondido, dichoso el
que lo encuentra, tiene en su poder sabiduría para dis-
cernir, para distinguir entre el bien y el mal , lo puedes
encontrar en todos los momentos de tu vida, en todos
los caminos que emprendas, en todas las acciones ,en
los amigos, en los enfermos , en los mas necesitados;
te daras cuenta en cuanto lo encuentres por el cambio
que habra en ti, no seras nunca indiferente ni neutral
ante las injusticias, los egoísmos, las barreras, lucharas
contra ellas de corazón y podras gritar , "Gracias mi
Dios, he encontrado tu Reino". Saludos.......
Me gusta 0
victoriasnchez
victoriasnchez

el 26/7/14
En este Domingo XVII,del Tiempo Ordinario,San Mateo,nos presenta tres parábolas:La del tesoro, la de la perla escondida y la de la red.
En las dos primeras parábolas,Jesús nos habla del
del Reino de Dios,en términos de descubrimiento, de un tesoro escondido en el campo.
Buscar,condición indispensable para encontrar.
En la búsqueda del Reino de Dios, necesitamos la ayuda del Espíritu Santo para discernir lo verdadero de lo falso. Nada fácil...
Solemos decir,muchas veces,que todo es relativo,
transitorio,insignificante y caduco...
Pero...a la hora de la verdad,damos más importancia
a las cosas que nos entran por los sentidos...
Jesús nos dce:"Buscad ante todo el Reino de Dios y lo
que es propio de El,y Dios os dará lo demás."
El evangelista Mateo,a través de estas tre » ver comentario
Me gusta 0
Alejandro
Alejandro

el 27/7/14
Es lo que varias veces nos falta: renunciamiento a las cosas materiales; por eso hay indiferencia hacia las promesas de Dios, el tesoro incomparable.
Me gusta 0
rafaelcarazo
rafaelcarazo

el 28/7/14
Me resulta increible como podemos pasar por esta vida sin detenernos al menos a observar todas las oportunidades que Dios nos conecde de participar en la construcción de su reino. Todos los días observamos indigentes en las calles, en nuestros trabajos escuchamos lamentaciones de personas que requieren de nuestra ayuda. Mucha veces nos encontramos con personas que tan solo necesitan ser escuchadas; que menos una palabra de aliento o una invitación a orar y pedirle al Señor su ayuda.

En nuestros hogares, nuestros hijos piden en silencio que les dediquemos parte de nuestro tiempo y tenemos miles de excusas para abandonarlos en medio del mundanal ruido. Si al menos los lleváramos a la eucaristía una vez a la semana.

Hay tantas maneras de buscar el camino a la vida eterna y somos c » ver comentario
Me gusta 0
JAUME DÍAZ
JAUME DÍAZ

el 27/7/14
HE ESTADO MEDITANDO ESTO SOBRÉ LA LECTURA QUE HOY NOS TRAE EL EVANGELIO Y SUS LECTURAS BÍBLICAS Y ME DEJA MUY PENSATIVO POR LO QUE ME DICE PERSONALMENTE EN SUS LECTURAS Y CREO QUE DEBO DE DAR GRACIAS A DIOS POR LO QUE TENGO Y LO QUE ME HA DADO HASTA EL DÍA DE HOY Y LA SALUD QUE ME DA PARA REALIZAR LO QUE HAGO Y TENER LA CASA Y FAMILIA QUE TENGO Y QUE PUEDO COMPARTIR CON ELLOS EL DÍA A DÍA EN LO QUE CADA UNO HACE Y PASAMOS DÍAS BUENOS,REGULARES Y PÉSIMOS Y DIOS HACE EL MILAGRO CADA DÍA PARA QUE PODAMOS HACERLE FRENTE Y VER LO POSITIVO DE LA VIDA QUE EL NOS DA HASTA EL LLAMADO QUE TENDREMOS EL DÍA DE DAR CUENTAS ANTE NUESTRO SEÑOR JESÚS CRISTO.
Me gusta 0
Fernando
Fernando

el 27/7/14
El Reino de los cielos no es algo fácil de alcanzar. La lectura del evangelio del domingo 27 de julio nos dice lo grande que es y lo divino que hace en nuestras vidas si deseamos aceptarlo. Cada católico de palabra que desea tener una conversión hacia Dios y a su hijo Jesús, debe saber que su vida cambiará por completo y no por eso debemos temer a vivir esa experiencia. Uno no cambia su vida por qué debe hacerlo, lo hace por que siente la necesidad, por que llega a tener el discernimiento necesario para darse cuenta la inmensa alegría que sentirá al vivir en el Reino de los Cielos, gracias a su conversión. Gloria a Dios por esto!
Me gusta 0
Rosmira Ardila
Rosmira Ardila

el 27/7/14
Un mensaje muy claro. Vivamos reflexivos con nuestras acciones, porque así podremos distinguir siviviendo el Reino de los cielos o el invierno,
Me gusta 0
evelyn
evelyn

el 27/7/14
gracias x compartir esto, muy lindo, lo leo todos los dias, gracias de verdad. bendiciones!
Me gusta 0
marisol
marisol

el 27/7/14
Como saber lo que Dios quiere de mi. Pues siempre encuentro dos vias
Me gusta 0
lunita
lunita

el 4/8/14
me esplican el evangelio por fi y con enseñanza
Me gusta 0
jimena navarro
jimena navarro

el 15/8/14
esta pagina me encanta por que me ayuda con las tareas.
Me gusta 1
melisa
melisa

el 18/8/14
esta pagina me ayuda mucho ya que puedo sacar los evangelios desde mi casa faciol y rapidamente
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.