Comentario al Evangelio del

Oscar Romano, cmf

A la paz de Dios:

Habla a la gente. Cuando tenemos un texto de Jesús importa, en primer lugar, saber a quienes se dirige. No es lo mismo que hable a los fariseos, que lo haga a los discípulos. En esta ocasión habla a todos, a un público amplio, así que estas enseñanzas van para nosotros también. Como tenemos oídos para oír, pues eso: lo que nos hace impuros no nos viene de fuera. Los peligros no están en el exterior. Lo que verdaderamente hace daño es lo que sale del corazón

Habla a los discípulos, en casa. Ya hemos dicho que es importante saber a quién se dirige, en este caso a los discípulos. Y no hay que pasar por alto dónde lo hace: en la casa, el lugar de la cercanía y las confidencias. Lo que sale de dentro, eso sí mancha al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro

Un cuento mal contado para acabar. Dicen que una maestra  pidió a los niños de la clase que dibujaran en un folio el arma más destructiva que conocían. Los niños se pusieron a dibujar aviones, bombas, torpedos y metralletas. Todos menos una niña que se puso a dibujar un corazón. Cuando lo vio la maestra se acercó a ella con cuidado para preguntarle si había entendido lo que tenían que hacer. Claro que he entendido, dijo la niña. Y por qué dibujas eso, quiso saber la maestra. Espere a que lo pinte de negro, dijo la niña. Un corazón negro es el arma más destructiva que existe.

Vuestro hermano y amigo
Óscar Romano, cmf.

Comentarios
Jose del Carmen Jose del Carmen
el 11/2/14
Saludos amigos/as,
El pensamiento del Maligno que se introduce astutamente en el corazón del ser humano, que busca incansablemente alinearlo, anular la razón y sustituirle conciencia predomina en una era donde la comunicación y las formas de poder sustituyeron toda forma pasada, que llegaba violenta con guerra, masacres y que en fin dividía territorios. Si el pensamiento del Maligno es dividir…debilitar, evitar que las fuerzas vivas del amor se convoquen y que manifiesten el esplendor de la unidad en el amor. De eso no se alejan los hogares, las parroquias, los gobiernos, las empresas ect…
Ahora cómo es que ha sido sustituida por otras formas? La carne: La “fornicación y adulterio” o cualquier forma de desorden sexual/natural, hoy se le ha llamado “libérate o se tu mism » ver comentario
Me gusta 0
Irenarco Cala Irenarco Cala
el 12/2/14
Gracias bendito Dios, por darnos un nuevo corazón; limpio por la sangre de tu Hijo el Señor Jesucristo.
Me gusta 0
Joselito H. Joselito H.
el 12/2/14
En la primera lectura, el Senor nos habla de la grandeza de Salomon, de su sabiduria y toda la gracia que le acompanaba siendo Rey, ya que El, se dejo llevar y tocar de la gracia de Dios y como, la reina de Saba que fue a visitarlo pudo comprovar lo que decian sobre Salomon.
El Santo Evagelio nos habla, lo que dice el Senor Jesus, que lo que entra por la boca no hace dano, sino lo que sale de dentro del Corazon, es lo que nos dana, ya que de los pensamientos que maquinamos en el Corazon, vienen los exesos de nuestra vida, como el adulterio, el robo la iniquidad.
Me gusta 0
Nestor Nestor
el 12/2/14
Señor!! haz mi corazon semejante al tuyo.!!!
Me gusta 0
wilmer373 wilmer373
el 12/2/14
Jesús nos invita a volver los ojos sobre el propio corazón. El problema no está afuera, ni siquiera en las incitaciones de los hombres perversos. El problema nace de adentro; toda la maldad que veamos en el mundo fue primero aprobada por algún corazón humano.
Me gusta 0
pedro Anibal pedro Anibal
el 12/2/14
Queridos hermanos, las cosas negativas son las que se fabrican dentro de nuestro corazón, y muchas veces nos deja,os arrastrar por el pecado que nos inculca hacer cosas desagradables a Dios, por eso debemos luchar contra las cosas desagradables al Señor que por mas leves que parezcan son nocivas para la ley de Dios, y cada día nos hacen referencia de aquellas cosas pero que cerramos nuestros oídos para no escuchar pero en el fondo sabemos lo que hacemos, por eso el que tenga oídos que oiga y sobre todo que es una obligación escuchar lo que es bueno y malo por que la salvación de nuestras almas depende de nosotros mismos.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.