Comentario al Evangelio del

Pedro Belderrain, cmf

Y acabamos la semana vestidos de rojo, celebrando con el color de los apóstoles y de los mártires; un color que nunca ha abandonado la vida de la Iglesia y que sabemos especialmente presente en muchas regiones del mundo: el color de la valentía con la que cientos de nuestros hermanos sostienen la fe en todos los continentes. Unos lo hacen acosados por la persecución de gobiernos totalitarios, casi a escondidas; otros tratando de que los dioses del bienestar, la corrupción y el abuso del prójimo no les ganen la batalla, demostrando que se puede ser servidor público, empresario, trabajador de banca e incluso político, siendo justo y honrado; otros acogiendo con ánimo y humor las cruces de cada día…

¡Qué sabiduría la de la Iglesia al proponernos diversos colores litúrgicos! ¡Y todos son nuestros! Nuestro es el verde de la vida cotidiana, que para un cristiano nunca puede ser tiempo ‘ordinario’ (en el sentido de vulgar). Nuestro el morado, que nos recuerda la contingencia y nuestras componendas con el pecado. Nuestro el rojo, del testimonio y el esfuerzo por la fe. ¡Y nuestro, por Gracia, el blanco de quienes ya comparten la gloria del Resucitado y los planes del Padre!

Afirmamos con gozo y razón que nuestra fe se levanta sobre el testimonio de los apóstoles como Bartolomé. Y es verdad, y sobre el de un número difícil de contar de mujeres, que con valentía siguieron a Jesús y acogieron su Palabra, entre las que destaca sobre todo María que -como ha recordado hace poco el Papa Francisco- es mucho más relevante en la Iglesia que papas, presbíteros y obispos.

Poco sabemos de Bartolomé. Llevamos siglos identificándolo con Natanael, aunque sin certezas absolutas. Pero nos consta lo fundamental: su condición de discípulo (como nosotros), y de discípulo pecador, perdonado y coherente al final de su camino (ojalá también como nosotros). Pero esa falta de datos no le hace menos apóstol, ni menos relevante que Pedro, Santiago o Juan. Nuestra unidad -tan importante, querida por Dios y objeto de la oración de Jesús- se expresa en diversidad, en variedad de dones, sensibilidades, biografías. Se trata de otra lección que hemos de seguir aprendiendo.

Bartolomé, enséñanos a nacer de nuevo, a dejar que el Espíritu vaya haciendo su labor en nosotros. Fortalece nuestra fe; alienta nuestra coherencia en el amor. Ayúdanos a vivir intensamente unidos al tiempo que acogemos cada día con más gratitud los dones de cada uno.

Comentarios

Deja tu mensaje:

JAUME DÍAZ
JAUME DÍAZ

el 24/8/13
QUE SIGNIFICADO LE DAN, DAMOS CADA QUIEN AL MENCIONAR QUE CRUCES SE NOS COLOCAN DURANTE UN DÍA Y NO DIGAMOS SÍ PENSAMOS LAS QUE SE PRESENTEN DURANTE TODA LA VIDA Y ELLO ME LLENA DE FUERZA AL RECORDAR LA CRUZ QUE LLEVO JESÚS POR NOSOTROS POR NUESTROS PECADOS Y YO NOQUIERO A VECES LLEVAR UNA SOLA CRUZ LA MÍA Y LE REUZO EN OCACIONES
Me gusta 0
Angelines
Angelines

el 24/8/13
Un modelo de evangelización: Ven y verás. Tan sencillo y tan difícil, porque presupone que debemos ser testigos creíbles del evangelio. Y en estos tiempos la coherencia puede ser persusiva, más que las palabras huecas
Me gusta 0
Joselito H
Joselito H

el 24/8/13
Hoy no habla el APOCALISIS, de como el Senor muestra su NOVIA, SU ESPOSA, LATIERRA AMADA, que era ISRRAEL cuyos hijos fueron sacados de Egipto de las garras de de la esclavitud en que la tenia sometida el Faraon, la tierra que Moises no pudo ver, porque el Senor se lo llevo antes de verla, pero Josue, siguio con el encargo hecho por el propio Moises. Esta es la tierra que todos queremos habitar parasiempre, la tierra prometida.
Me gusta 0
gloria
gloria

el 24/8/13
Felipe alegre por haber encontrado el Mesias anunciado por Moises y los profetas, desea que otras personas lo encuentren y vivan el gozo que esta viviendo. Necesitamos de otros Felipes, que inviten que nos digan "Ven y Verás". Asi es Dios nos pone a cada uno Un Felipe para que lo sigamos, lo conozcamos y lo sigamos y tener el gozo del apostol, de conocerlo, de seguirlo y amarlo.
Me gusta 0
Rosalba
Rosalba

el 24/8/13
El evangelio es vida y por eso yo lo elijo temprano es decir cuando me levanto, porque yo no puedo iniciar, mis labores sin ese conocimiento tan vital, como. Lo es el agua para beber, el aire para respirar.
Me gusta 0
Rafael Núñez
Rafael Núñez

el 24/8/13
Tengo 2 compañeros de trabajo con un caracter muy dificil les pido primeramente oración por mi persona que pueda soportar trabajar en medio de los Lobos y segundo que oren por que esos corazones de piedra cambien de manera increible ya que no les importa nada ( y eso que uno de ellos tiene Familia ya) los nombres de ellos son Alexis Galo y Valentin Maldonado en Tegucigalpa, Honduras no sotros trabajamos en Banhcafe. Pido oración por los tres, por las causas que les he mencionado!!!!
QUE DIOS ME AYUDE!!!
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.