Comentario al Evangelio del

Rosa Ruiz, Misionera Claretiana

¿Por qué tengo miedo?

Comenzamos la semana en estos días de carnaval y previos a Cuaresma con unas lecturas de increíble fuerza. La descripción que hace el libro de las Lamentaciones es tan clara que sólo alguien que nunca lo haya vivido puede pasar por la lectura sin sobrecogerse e identificarse. Por mal que vayan las cosas, por injustos que hayan sido con nosotros, por mucho dolor que alguien esté sembrando en nosotros, siempre llegamos a un punto en que somos cada uno de nosotros quienes permitimos que “nos arranquen la paz”, los que “no dejamos de pensar” en la propia “hiel que me envenena”… y claro, viviendo así, se nos acaban las fuerzas y la esperanza.

Pero hay algo que traigo a la memoria y me da esperanza: que la misericordia del Señor no termina y no se acaba su compasión”. ¡Aquí está el secreto! El ejercicio personal de guardar nuestro corazón y nuestra paz trayendo a la memoria algo que nos de esperanza y no nos hunda más en nuestros propios miedos, dolores, angustias… Y sobre todo, la acogida de la gracia continua e imparable que nos recuerda en quién hemos puesto nuestra vida… de quién de-pende nuestro futuro y nuestras fuerzas.

El evangelio lo dice de otra manera, en boca de Jesús: “Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí”. ¿Por qué tengo miedo? ¿qué consigue asustarme tanto hasta el punto de temblar mi corazón, hasta el punto de ser incapaz de llenar mi memoria, mi voluntad, mis afectos, de la esperanza en Cristo que me ama y me cuida como siempre ha hecho? El demonio anda suelto, amigo, cuando nos vivimos así… Doy fe de ello… Siempre nos queda seguir transitando por el único camino, verdad y vida: Cristo. Lo sabemos… nada nos podrá faltar si Él es nuestra vida, nuestro rumbo, nuestro aire… pero lo cierto es que temblamos y cualquier vaivén de la vida un poco más fuerte, nos hace tambalear y sufrir.

“Qué bueno es esperar en silencio la salvación del Señor”, aunque como el salmista podamos estar pasando un tiempo en que solo nos queda “gritar desde lo hondo al Señor”. ¡Qué difícil a veces aprender la calma y la confianza que es capaz de ese silencio! Te invito a escuchar esta canción que te serene…

Si vives un momento de caos, de inquietud y desasosiego, de hiel que te envenena y te quita la paz, ¡ten ánimo, espera en el Señor que te cuida! Si vives un momento de paz, de confianza en Dios y de caminar sereno en Cristo, tu esperanza, ¡ten ánimo, conforta a tus hermanos y prepárate para no caer cuando llegue la prueba!

Vuestra hermana en la fe, Rosa Ruiz, Misionera Claretiana

Comentarios

Deja tu mensaje:

Hector

Hector


el 11/2/13
El comentario de hoy no va con el Evangelio!
Me gusta 0
Mariano

Mariano


el 11/2/13
¿El comentario de este lunes de carnaval, corresponde a las lecturas litúrgicas del lunes de la V semana de Tiempo Ordinario?
Me gusta 0
Sally, R.D.

Sally, R.D.


el 11/2/13
El comentario no concuerda con la lecturas de hoy sin embargo es tan hermoso y esperanzador como la cancion que nos invitas a escuchar, no he podido dejar de escucharla..... La Necesitaba Muchisimo !!
Asi que lo compruebo una vez mas, cuando se trata de la foma en que Dios quiere hablarnos HASTA LOS ERRORES SON ACIERTOS ... AMEN!!
Me gusta 0
katyuska

katyuska


el 11/2/13
las lecturas que se plocaman hoy lunes, son del lunes de la quinta semana del tiempo ordinario , pero hoy 11 de febrero celebramos la aparicion de nuestra señora de lourdes, a santa bernardita , y tambien el dia del enfermo . pidamosa nuestra madre de lourdes que ruegue por todos nososotros,para que el reinado que su hijo instauro, se haga realidad entre todos los hombres . Y pidamos tambien por el santo padre ,para que el señor le de fuerzas para que la decision tomada por el sea benefiosa para el bien de la iglesia,y de todos los los que la fomamos.
Me gusta 0
rosa ruiz

rosa ruiz


el 12/2/13
perdonad la confusión de lecturas. Me alegro que del error alguien se haya encontrado con Dios... Estupendo
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.