Comentario al Evangelio del

Conrado Bueno, cmf

El Señor es mi Pastor

1.- La vida resucitada
Desaparecen de escena los testigos de la resurrección -Magdalena,  Tomás, los de Emaús-, y aparece el valor profundo que ellos anunciaban: la vida resucitada. “He venido para que tengan vida y la tengan abundante”, proclama hoy el Evangelio.
Jesús lo expresa en la alegoría del buen pastor. Igual que dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”, “Yo soy la vid verdadera”, “Yo soy la luz del mundo”, “Yo soy el pan de vida”, de la misma manera, este domingo, se nos revela: “Yo soy el Buen Pastor”. Es la imagen bíblica, campestre, bucólica. Pegaba muy bien en un pueblo con cultura de pastoreo nómada.
Las ovejas que nos gloriamos de tal pastor estamos lejos del lado oscuro del “borreguismo”; más bien, nos acordamos de los dibujos tiernos de las catacumbas, donde la de pastor es la primera imagen de Jesús. ¿Y cómo no recrearnos en la voz de la poesía que canta a Jesucristo, pastor?: “¿Y dejas, Pastor Santo, tu grey en este valle hondo, oscuro…?”, “Pastor que, con tus silbos amorosos, me despertaste del profundo sueño. Tú que hiciste cayado de ese leño en que tiendes tus brazos poderosos”.

2.- Palabra
Es interesante evocar la circunstancia. Los fariseos han echado fuera de la sinagoga al ciego de nacimiento; les da en rostro la luz que Jesús ha devuelto a los ojos de aquel pobre sin vista. Es decir, pertenecen a los malos pastores porque, más que cuidar, machacan a sus ovejas con mil cargas pesadas y rigorismos inútiles.
Aquí se sitúa la alegoría del pastor. Jesús, en la metáfora, se identifica como la puerta del aprisco, como el pastor que entra por la puerta y no como el bandido, como el pastor bueno y no mercenario. Qué bien va describiendo Jesús su relación amorosa con las ovejas: El buen pastor las conoce a todas, las llama por su nombre, las saca a los pastos, camina silbando delante de ellas y da su vida por ellas. En correspondencia, sus ovejas lo conocen, escuchan su voz y le siguen. Sin alegorías, Pedro, en la lectura segunda, nos presenta a Jesús como el pastor-siervo sufriente, inocente, paciente, redentor siempre: “Sus heridas os han curado”, nos recuerda.
Jesús establece un paralelismo revelador: Igual que el Padre le ama, él ama a sus ovejas. Aún más. Es que las ovejas son del Padre, y el Hijo da la vida por ellas, y por eso el Padre le ama. Todo, un círculo sublime.

3.- Vida
Porque creemos en un pastor que tanto nos quiere, se despierta nuestra confianza en él. No nos cuesta escuchar su voz, conocerle cada día más, seguirle hasta la muerte. Pronto desenmascararemos a los falsos pastores, a tantos ídolos, “que no saben decirme lo que quiero”. Y es que Jesús no sólo es la vida y nos da su vida, es también el camino y la puerta para esa vida. Curiosamente le llamamos pastor… y “cordero que quita el pecado”. Pastor que coge en sus brazos a la oveja herida, al triste, al desvalido, al pecador. Él nos dice como a sus discípulos: “No temas, pequeño rebaño” Y nosotros lo creemos.
Es urgente darnos cuenta de que todos hemos de ser buenos pastores; no sólo los jefes, los dignatarios,  “los de arriba”. Como seguidores e imitadores de Jesús, nosotros llevamos a nuestra vida su modo de pastorear, es decir, de cuidar, de proteger, de curar heridas, de coger en brazos, de dar la vida y des-vivirse por los demás. Igual que a Pedro,  nos pregunta Jesús: “¿Me amas? Pues, apacienta a mis ovejas”. Sólo desde el amor tiene sentido. La credibilidad y autoridad moral de los hombres y mujeres de la Iglesia va en relación directa con la capacidad de dar la vida; y vida es ser misericordiosos, lavar los pies, hacerse  samaritanos, consolar, tener pasión por la justicia. Lo contrario es propio de ladrones y bandidos: actitudes rígidas, legalismos que aplastan, frialdad ante el sufrimiento del otro.  Es lo que denunciaba Jesús en los fariseos. (¿Podríamos preguntarnos aquí el porqué de la marcha silenciosa de tantos cristianos bautizados que nos abandonan?). La palabra mágica que repite el Evangelio es “servir”; servir a todos, no servirse de nadie.
Esta regla de oro para un buen pastor la hacemos hoy exigencia en el Día de Oración por las Vocaciones. Queremos presbíteros y religiosos en el gozo de haber sido llamados por su nombre, en la experiencia de escuchar la voz del Maestro, en la capacidad de comunión, en la santidad.
La Eucaristía es el punto de encuentro más verdadero entre el pastor y las ovejas. Copiamos a Luis de Gógora:
“Oveja perdida, ven
sobre mis hombros, que hoy
no sólo tu Pastor soy
sino tu pasto también.

Comentarios

Deja tu mensaje:

katyuska
katyuska

el 12/5/11
EL SEÑOR ES MI PASTOR. nada me falta, escucha la voz de tu pastor , que salmo tan cercano y cariñoso andabamos descarriados y el vino asalvarnos , a entregar su vida, nos conoce acada uno por su nombre y nos cuida ,sobre todo alos mas deviles ,porque es un pastor bueno que da la vida y no es un asalariado ,como los que habia en tiempos del señor . su mision es cuidar a las ovejas y hacer que vivan todas . por que dijo YO he venido para que tengais vida y la tengais en abundancia. NO busqueis otra felicidad. JESUS VERDADERO PASTOR,GUIANOS POR TUS CAMINOS , PORQUE TU BONDAD Y TU MISERICORDIA, MOS ACOMPAÑEN TODOS LOS DIAS DE NUESTRA VIDA.
Me gusta 0
alfonsaferrer
alfonsaferrer

el 13/5/11
Está bien.Que sepamos ponerlo por obra.Gracias
Me gusta 0
Blanca.
Blanca.

el 14/5/11
Hoy se ordena sacerdote un amigo. Mañana asistiremos a su primera misa. Sabemos de su ilusión por llegar a este día a sus cuarenta y cuatro años, por eso le deseamos que se cumplan todos sus sueños. Estaremos un grupo de amigos con él.
Otro pastor, para tanta oveja... Pedimos a Jesús para que su voz sea escuchada y vea en el servicio a los demás su recompensa. Un abrazo y nuestro corazón está alegre.
Me gusta 0
Blanca.
Blanca.

el 14/5/11
Hoy se ordena sacerdote un amigo. Tiene cuarenta y cuatro años. Muchas ilusiones. Muchas ganas. Muchas ovejas que buscar, porque andan descarriadas.
Mañana un grupo de amigos asistiremos a su primera Misa, como sacerdote.
Le pedimos a Jesús que colme sus ilusiones en una vida entregada en el servicio a los demás.
Me gusta 0
Luis Alberto
Luis Alberto

el 14/5/11
El Concilio Vaticano II recordó que lo más importante en la iglesia no es el rol que ocupamos sino la común dignidad de ser Pueblo de Dios (LG). La iglesia venía afirmando que era una sociedad de desiguales, unos son pastores y otros rebaño, decía (Conc. Vaticano I, Constitución sobre la Iglesia, 1870). Hoy estamos en un impas creo, donde lo afirmado antes y después no tiene tanta relevancia. Es más problemático saber cómo hablar al mundo y ser creídos, entendidos o cómo hacer interesante nuestra experiencia de Dios, especialmente a las nuevas generaciones. Es el reto que afrontar en el siglo XXI creo.
Me gusta 0
Ignacio
Ignacio

el 15/5/11
"Señor, socórreme".Esa es la oración de los que han
perdido la confianza en todo y en todos y vuelven sus
ojos a la misericordia de Dios.
"Señor, socórreme". Esa es la oración de los pobres que ven disminuidos sus ingresos mientras crece el des
pilfarro a su alrededor.
"Señor socórreme". He ahí la plegaria de los padres y
madres de los drogadictos, los enfermos de sida, los a-
rrastrados por el torrente.
"Señor, socórreme. Esa es la oración de tantos que pa-
recen estar lejos de la fe, tan solo porque no aceptan
un tinglado "religioso".
"Señor, socórreme". He ahí la oración de quienes sabe-
mos necesitar a un Salvador que nos libre del pecado y
el sinsentido.
Me gusta 0
Augusto Molina
Augusto Molina

el 15/5/11
En Génesis despues del pecado se cierra la Puerta del Paraiso una vez expulsados para vivir con dolor y morir sin esperanza. Cristo resucitado que es la puerta se abre a nuestra generación por su camino y luz para resucitar con Él por la misericordia del Padre para hacer su voluntad por obra del Espíritu Santo
Me gusta 0
manuel
manuel

el 15/5/11
Si en las Eucaristías de los domingos escucháramos homilías semejantes a ésta, y el sacerdote cuidara un poco el pathos en su retórica, saldríamos todos convertidos. En la mayoría de las ocasiones al salir por la puerta ya nadie recuerda lo que allí se dijo.
Ciudad Redonda es la página religiosa más interesante que he encontrado en la red hasta este momento. !Enhorabuena!
Me gusta 0
Dolores
Dolores

el 15/5/11
Haz Señor Jesús, verdadero Pastor de las ovejas,que escuchemos tu voz y te sigamos con perseverancia y fidelidad
Gracias por los comentarios, me ayuda
Me gusta 0
jazmin
jazmin

el 15/5/11
xfavor ayudenme a conmprender el evangelio no entiendo
Me gusta 0
jazmin
jazmin

el 15/5/11
ayudenme a comprender el evangelio por favor
Me gusta 0
donvictor
donvictor

el 15/5/11
Hemos entrado a la Iglesia por el bautismo pero muchos no lo entienden asi por eso dejan de participar en la misa dominical, porque?
Posiblemente porque tienen una idea ´´espiritualista´´de la iglesia y se salen buscando otros pastos en entretenimiento que por cierto hoy en dia es bien abundante.
Ojala que hoy escuchemos la voz de Jesus el buen pastor y regresemos a la misa del domingo. Despues al recreo y esparcimiento del fin de semana. No?
Me gusta 0
andrea
andrea

el 15/5/11
me pueden decir el comentario resumido porfavor??
Me gusta 0
Augusto Molina
Augusto Molina

el 15/5/11
Hasta cuando vamos confundir "amar" que es un verbo, con "amor" que es un sustantivo. Jesucristo nuestro Señor nos enseña a amar gratuitamente como Él nos ama y al amarnos nos abre la puerta del Reino.
Me gusta 0
nicole dayana
nicole dayana

el 20/5/11
tengan siempre presente al señor el nunca no va a dejar solo ok estamos tengo nueve años y siempre he creido enDIOS
Me gusta 0
rosinaldo
rosinaldo

el 20/5/11
Hasta cuando vamos confundir "amar" que es un verbo, con "amor" que es un sustantivo. Jesucristo nuestro Señor nos enseña a amar gratuitamente como Él nos ama y al amarnos nos abre la puerta del Reino.
Me gusta 0
justin carol
justin carol

el 7/6/11
dios me ama ami y ami familia
Me gusta 0
valentina
valentina

el 15/7/11
me parecio muy bonito y ademas en ese dia cumplio mi mama 34 años
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.