Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

 

De los Ramos a la Pasión

 


 

 

 

      Termina la Cuaresma y comienza la Semana Santa con este domingo, a la vez Domingo de Ramos y Domingo de Pasión, como gozne. Los ramos nos sitúan ante aquella entrada más o menos triunfal de Jesús en Jerusalén. Estamos de fiesta. Pero sin solución de continuidad las lecturas de la misa nos traen el relato de la Pasión de Jesús. Y lo hacen terminar no en la resurrección sino en el enterramiento de un Jesús derrotado y abandonado por todos menos por dos mujeres, María Magdalena y la “otra María” y por un grupo de soldados que los sumos sacerdotes y los fariseos se encargan de poner allí para asegurarse de que nadie irá a robar el cadáver. Y después el silencio. Nada más. 

      Pero por en medio tenemos el relato detallado de las últimas horas de Jesús. Comentarlo en toda su extensión y con todos los detalles nos llevaría demasiado. La invitación es a leerlo personalmente, a hacer esa lectura orante en un rato de silencio, a dejar que del corazón broten los sentimientos al acompañar a Jesús en esa vía dolorosa que lo lleva desde la última cena hasta el momento de su muerte en la cruz. 

      Pero quizá convendría resaltar apenas algunos puntos para hacer hincapié en ellos en nuestra oración:

La institución de la Eucaristía se hace en el contexto de la despedida de Jesús. Jesús y los discípulos han comido juntos muchas veces. Pero ésta tiene un significado especial. Marca la entrega de la vida de Jesús por nosotros. El pan y el vino son alimento para nuestro camino como Jesús mismo se hace alimento para nosotros. 

Los discípulos no tienen muy claro el momento que están viviendo. En el huerto de los Olivos se duermen sin problema. No se dan cuenta de que el espíritu e decidido pero la carne es débil. Mientras tanto Jesús vive realmente su pasión, experimenta el abandono de los suyos y la soledad. La traición de Judas no hará más que confirmar ese abandono. Ante él sólo tiene el cáliz que le ofrece el Padre. Al final, se reafirma en su compromiso: “Hágase tu voluntad.”

En el juicio ante las autoridades judías experimenta hasta el fondo lo que puede ser la injusticia de los hombres que actúan basados sólo en sus intereses. Jesús está ya condenado de antemano. Sólo se trata de buscar excusas y razones que justifiquen la decisión previamente tomada. Lo de Pilato no necesita comentario. Como tantos gobernantes, se guía por los sondeos de opinión y no por la búsqueda de la justicia. 

Ya hemos aludido al abandono. En el momento de la detención todos los discípulos, los mismos que se habían dormido plácidamente, huyeron y lo abandonaron. Apenas Pedro es capaz de seguirlo de lejos. Pero cuando se le encara la última criada del palacio, niega sin rubor su pertenencia al grupo de Jesús. Él no sabe nada, no conoce nada. Él sólo pasaba por allí por casualidad. Hasta tres veces niega conocer a Jesús.  Sus lágrimas de arrepentimiento, cuando oye cantar al gallo, no tapan los hechos: cobarde y traidor. No mucho mejor que Judas, por cierto. Y luego fue el primer papa, según la tradición. 

Los soldados se lo pasaron bien un rato con Jesús. El deporte de aprovecharse de los más débiles, de reírse de ellos, está muy extendido. A todos los niveles de la sociedad. Seguro que todos hemos participado en él alguna vez. No es peor lo que hicieron los soldados. Estaban aburridos y les pusieron a Jesús para divertirse con él. 

En la cruz se mantiene el abandono. La gente que lo ve se burla de él. Y hasta los bandidos que estaban crucificados con él lo insultaban. Pero Jesús se mantiene fiel hasta el final. Siente el dolor del abandono pero sigue refiriéndose a su Padre en sus palabras. 

El momento de la muerte no necesita comentario. Sólo un tiempo de silencio. Y mirar, si nos atrevemos, de frente al crucificado. Y sentir el dolor de Jesús y el dolor del mundo, el dolor acumulado de tantos inocentes y de tantas injusticias. Y aguantar firme la esperanza en el Padre. Como Jesús.

      Ya sólo queda abrir el corazón a las vivencias de esta Semana Santa que hoy comienza. Asumir el dolor del mundo en todas sus formas y sabernos comprometidos con Dios hasta el final por el Reino, por la reconciliación, por la vida, por la justicia. Hasta dejarnos la vida en ello. Como Jesús. En la esperanza de que el Dios de la Vida no nos defraudará.  

Comentarios

Deja tu mensaje:

P. Óscar

P. Óscar


el 29/3/11
Me parece un bonito comentario, lleno de fortaleza, de fuerza en la fe. Que comenzamos la Semana Santa con las dos manos abiertas hacia el cielo, con las dos manos abiertas en señal de oración y con el corazón dispuesto a amar a Dios. Que Dios os bendiga a todos.
Me gusta 0
Blanca.

Blanca.


el 14/4/11
Una semana para plantearme en qué grupo me veo reflejada.
¿Cual es mi postura de: compromiso, fidelidad, negación, abandono, burla?. ¿Su sacrificio me ayuda a remontar en mis dificultades? ¿Su amor mueve mi conducta?.
Miraré sus ojos en la CRUZ.
Me gusta 0
Fernando Torres

Fernando Torres


el 15/4/11
Con este comentario me despido de todos ustedes. Han sido tres años reflexionando juntos la Palabra de Dios. Abriendo caminos para que llegue al corazón y se termine convirtiendo en vida. Espero haberles ayudado con mis palabras a encontrarse con la Palabra. Y a ser felices y misericordiosos y a vivir reconciliados y a comprometerse en favor de la justicia, que todo eso es hacer vida aquí y ahora el Reino de que nos habló Jesús. Que el Señor los bendiga a todos. Fernando Torres
Me gusta 0
luzmar

luzmar


el 15/4/11
Amén. Gracias Fernando porque con certeza sus enseñanzas han tenido trascendencia y prevalecerán para bien del pueblo elegido hasta la eternidad.
No se, por qué ? se está despidiendo, con la fe que donde Dios lo lleve , va en las manos de Nuestro Señor y ensanchara su territorio y bendecirá la acción de sus manos que la Virgen María lo guarde.
Y pueda seguir haciendo llegar sus enseñanzas por los medios de comunicación pues necesitamos obreros en esta área,
Un abrazo fraternal en cristo Jesús.
Me gusta 0
Cecilia

Cecilia


el 15/4/11
Tremendo comentario. No solo el dolor de Jesus en su abandono, en su humillacion, en su pasion, en el silencio del Padre, sino en el dolor del mundo, de esta humanidad doliente y convulsionada: los que sufren a causa de la violencia de los hombres, a causa de las inclemencias de la naturaleza.
Me gusta 0
Un discípulo

Un discípulo


el 16/4/11
Hermano Fernando, espero que a donde vaya, sea porque ud. así lo ha querido; que el Señor lo bendiga y nos siga enseñando por medio de ud.; le confieso que yo tenia un URL para desde mi blog www.nuevoespiritunica.blogspot.com, enviar a los lectores a que leyeran sus sabios y siempre acertados comentarios; lo extrañaré mucho, pero el plan de Dios debe de llevarse a cabo y nosotros sólo estamos para hacer la voluntad del Señor; que Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo lo bendiga en abundancia y que la Virgen Santísima lo proteja con su manto. Gracias y hasta pronto.
Me gusta 0
jose manuel

jose manuel


el 17/4/11
Gracias a todos por ser como sois. Hermano Fernanod, un abrazo. Sois una comunidad maravillosa, entre los que quiero estar.
Me gusta 0
Augusto Molina

Augusto Molina


el 17/4/11
Gracias por tus comentarios que nos anima para que acompañemos a Jesús en su entrega gratuita al cumplir la voluntad del Padre Santo. Más aún, Él carga con todos nuestros pecados y paga nuestra ofensa Por eso, alivia nuestra carga en su camino de salvación, para ser vivificados con Él.
Me gusta 0
carmen

carmen


el 17/4/11
Muchas gracias a todos los que creen en el Señor porque gracias a él somos quienes somos y esta semana santa debemos ponernos un compromiso que podamos cumplir, una de ellas sería estar con jesucristo en todos los días de nuetras vidas
Me gusta 0
Eduardo Perez

Eduardo Perez


el 17/4/11
A poco por atreverse a pensar diferente sobre Jesus, lo han movido de puesto, he visto eso durante muchos anos en mi iglesia, la sigo amando, pero no dejan las personas que iluminan por mucho tiempo, gracias fernando por mostrar un rostro de Dios tan cercano y tan humano, Dios te tiene entr sus amigos, suerte, mi correo es ept1926@yahoo.es, me gustaria saber donde va a escribir
Me gusta 0
Guadalupe

Guadalupe


el 17/4/11
Iniciar la Semana Santa y haber finalizado la cuaresma en compañia de los comentarios de Fernando a las lecturas me ha ayudado mucho a entender que en la vida diaria es importante la justicia, la perseverancia, el buscar a Dios en todo momento. Muchas gracias por esa ayuda y ese acompañamiento y me uno a los deseos de los demas que Dios ilumine su camino y lo lleve en Su mano para que siempre de gloria a su Nombre.
Me gusta 0
Gladys

Gladys


el 18/4/11
Al leer estos comentarios me doy cuenta que existe mucha gente en el mundo con un alto grado de espiritualiidad, pero falta mas por hacer y nos toca a nosotros los que aun le creemos a Jesús hacerlo llegar a mas gente, para que todos crean que Jesús es el Señor.
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.