Comentario al Evangelio del

Fernando Torres Pérez cmf

 

 

Del mercadeo a la gratuidad 

 


 

 

      Uno de los sentimientos más profundos de toda persona humana es el temor frente a la inseguridad, frente a lo desconocido, frente a lo que no controlamos. Por eso, una de las motivaciones más comunes para nuestras decisiones, para nuestros actos, es la búsqueda de una mayor seguridad. Trabajamos para ganarnos el pan de hoy y el de mañana, para estar seguros de que mañana vamos a poder seguir alimentándonos y vivir. Ponemos cerraduras en nuestras casas para estar seguros frente a la amenaza de lo desconocido que está al otro lado del recinto en que nos sentimos seguros. Es la misma razón por la que las naciones tienen ejércitos y policías para proteger sus fronteras. Esa seguridad, a todos los niveles, la pretendemos comprar con nuestro trabajo, con nuestro dinero, con nuestro esfuerzo. 

      Sin darnos cuenta esa misma motivación también funciona en nuestra relación con Dios. Buscamos la seguridad ante él, que Dios no sea una amenaza para nuestra vida. Queremos tenerle de nuestro lado. Y tenemos la tentación de querer comprar la benevolencia de Dios, de asegurarnos de que Dios está a nuestro favor. Más si tenemos en cuenta que Dios lo puede todo y lo sabe todo. Ante él no hay engaño posible. Hay que cumplir fielmente sus normas y condiciones. Sus reglas y mandamientos. Esa es la manera como podemos estar seguros. La idea de la condenación se aleja en la medida en que obedecemos su voluntad. Y nos aseguramos la salvación. 

 

El fariseo compra la salvación 

      Hay personas que viven así su relación con Dios. Rezan rosarios, van a misa, cumplen con los mandamientos, aman al prójimo. Pero todo no es más que una forma de pagar el precio que cuesta la salvación. Dicho de otra manera, así se sienten seguros de tener la salvación eterna, de tener a Dios de su parte. 

      En el evangelio de este domingo se nos presenta así la figura del fariseo. Cumple con todas las normas y leyes. Hace incluso más de lo que está legalmente exigido. Por eso se siente seguro de poder levantar la cabeza frente a Dios. Él no es como los demás pecadores. Con todo su bagaje de cumplimiento, está convencido de que puede dirigirse a Dios de tú a tú. Y prácticamente exigirle la salvación. Ha pagado su precio. Lo normal es que obtenga a cambio lo que ahora se le debe: la salvación. 

      La verdad es que el fariseo no se ha enterado de nada. Se ha confundido de medio a medio. No se ha dado cuenta de que lo mejor de la vida no se compra sino que se encuentra regalado. Para empezar, Dios nos ha regalado la vida y la libertad y la conciencia. Y, sobre todo, la capacidad de amar y ser amados. Dios nos ha regalado su amor. El amor es el verdadero caldo de cultivo de la vida, de la felicidad, de la salvación. Y el amor siempre se regala. Nunca se compra. Nunca se puede comprar. Ni con todo el oro del mundo. Ni con todos los sacrificios ni misas ni rosarios ni ayunos ni oraciones ni... 

 

El publicano experimenta la compasión de Dios

      El publicano tiene conciencia de que no merece nada. Es un superviviente de la vida. Ha chapaleado en el barro tratando de mantener la cabeza fuera. No tiene ningún título ni privilegio que poner en la presencia de Dios. Sabe que sólo puede esperar y confiar en la compasión y en la misericordia del que le regaló la vida. Por eso se sitúa atrás, al fondo de la sinagoga y mantiene los ojos bajos. Sólo confía y espera. No tiene nada. Pero, precisamente por eso, sólo él puede experimentar la gratuidad del amor de Dios, que le sigue bendiciendo con la vida y abriéndole caminos de esperanza y de perdón. La paradoja está en que es el fariseo el que encuentra la salvación, la justificación, ante Dios mientras que el fariseo se va con las manos vacías. O mejor, se va con las manos llenas de muchos actos religiosos pero vacías de Dios.

      La experiencia básica de la fe cristiana es el encuentro gratuito con Dios y con su amor manifestado en Cristo. Ese amor transforma la vida de la persona, le capacita para amar y para vivir agradecida. Todo lo que viene luego –cumplir las normas, participar en la eucaristía, orar con la Palabra, ponerse al servicio de los hermanos más necesitados– no es una forma de conseguir méritos ante Dios sino expresión y comunicación del amor sentido y experimentado, del amor recibido de Dios. El publicano volvió a su casa capacitado para amar porque se dejó llenar por la misericordia y la compasión de Dios. El fariseo volvió a su casa dispuesto a seguir cumpliendo normas y leyes que le dejaban siempre en un callejón sin salida en el que nunca se encontraba de verdad con el Dios del Amor y de la Vida.

Comentarios

Deja tu mensaje:

federico

federico


el 19/10/10
yo no puedo entender como muchos de los que nos decimos cristianos, apostoles, seguidores de Jesus vivimos todavia sumergidos en el lodo en la basura en el pecado. y ante los demas aparentamos ser unas personas santas ovserbadoras de la doctrina de Jesus. hoy este Ebangelio nos invita a que seamos sinceros honestos autenticos con nosotros mismos . !fuera mascaras! !fuera hipocresias!
Me gusta 0
karangel

karangel


el 20/10/10
Esta es la realidad de nuestro cristianismo, no nos queremos desinstalar y salir al encuentro del otro, oramos, cantamos pero.... no perdonamos y actuamos.... ¿y que será pecar? miro el pecado según mi forma de ver la vida o lo miro desde el amor y la misericordia de Dios nuestro creador.
Me gusta 0
Blanca

Blanca


el 20/10/10
Solo deciros que hay situaciones en la vida familiar y social, que solamente el amor y la aceptación, pueden ayudar a sobrellevar.
El paro creciente. La corrupción. Pérdida de valores...
La familia se reduce al núcleo padres e hijos.
Con Pablo digo: Cuando os necesité, no había nadie...
Me gusta 0
Carmen

Carmen


el 22/10/10
El comentario del Evangelio me ayuda a reflexionar que en la vida puedo tener una postura muy puritana y creida de que soy una buena cristiana pero algo me esta diciendo que mi cristianismo este dentro de mi corazón, abrirme prara tener Amor a las personas con las cuales choca mi manera de pensar y no me crea la mejor Hay mucho que limpiar y mucho que pulir para estar en la presencia de Dios con sinceridad.
Me gusta 0
Felix - Peru

Felix - Peru


el 23/10/10
Exacto, el comentario. Cuando veo a los Obispos y sacerdotes ("algunos") que dan su vida por querer que los demas cumplan ese bodoque de catecismo y Código, por citar lo menos, y ver a Jesús a traves de la Palabra de Dios, me quedo consternado y porque no decir desanimado. Es mejor estar con las manos y la vida llena de Dios que del cumplimiento de este fardo pesado que hacen empujar a algunos pobres cristianos.
Me gusta 0
simonsam34

simonsam34


el 23/10/10
Ante la Palabra de este domingo me miro a mi mismo y encuentro tantos rasgos del fariseo, por eso pido que el Espíritu del Señor y su santa acción me conceda la suficiente humildad de descubrir mi verdad, de aceptar la verdad del otro. De sentirme realmente necesitado de la salvación que es por sola misericordia del Señor. Que nunca me cree que ya estoy en la meta, sino descubra realmente que cada peldaño es la manifestación del amor de Dios.
Me gusta 0
dieguez

dieguez


el 24/10/10
al igual que simonsam34 ,yo también le pido al espiritu santo y a la Virgen Maria ,que todo mis actos religiosos sean consecuencia del agradecimiento y no de la busqueda de la recompensa;Supongo que la mejor manera de alejarse del interes propio es practicar la caridad abnegadamente.Que Dios me ayude a desprenderme de mi mismo
Me gusta 0
Ana Luisa

Ana Luisa


el 24/10/10
El Señor , mi Señor es el que me ha regalado todo lo que tengo, nada de pertenece ni siquiera mi pecado ya que el lo compró muy caro dando su vida por m para luego resucitarlo dlel sepulcro.
Me siento perdonada por el, no porque no cometa percado sino porque su misericordia es más grade, su amor es compasivo y no tiene fin.
Gracias Jessún, aqui estoy sedienta de ti, quiero encontrarte en cada acontecer de mi vida para que tu sea mi camino y fuente de agua donde puede saciar mi sed.
Me gusta 0
ana mercedes

ana mercedes


el 24/10/10
Le pido al Señor que me enseñe el camino perfecto que debo andar, paz , tranquilidad y armonia en mi Hogar.
Me gusta 0
ana galva

ana galva


el 24/10/10
yo tambien le pido al señor que me guie por camino gusto, y que me ayude a realizar mi metas que me de fuerza armonia y paz que me perdone por todo mi pecado por tu misericordia señor amen.
Me gusta 0
ana virginia

ana virginia


el 24/10/10
señor te pido que me ayude si es cometido pecado ten misericordia de mi ´me encomiendo ati señor jesus para que me guie por el camino gusto que le de paz a mi vida y tranquilidad para que fortalesca mi vida gracias jesus por esta palabra de aliernto hacia ti tu amor es comprensivo
Me gusta 0
ana virginia

ana virginia


el 24/10/10
señor mio te pidoque me de fortalesa ache es pecado te pido perdon jesus dame la fuerza para ser perdonada en mi vida hay dificultades dolorosa ayudame a escojer un camino gusto en mi vida estoy sediente de ti porque tu miséricordia es grande en cada camino ayudame dame la paz que necesito para poder vivir tranquila.
Me gusta 0
Marina Torres

Marina Torres


el 24/10/10
en este evangelio lo que Dios quiere enseñarnos es que confiemos en el como confiamos cuando cerramos nuestra casa con derrojo o cuando dejamos nuestro dinero en un banco, porque Dios es infinitamente bueno y en lo que le pidamos ayuda siempre nos va ayudar, pero antes hay que confiar en Él.
Me gusta 0
rosa maria

rosa maria


el 24/10/10
en el fondo Señor yo tambien soy fariseo,pues judgo a los demàs como malos y pensando que yo no haria eso. El orgollo me ciega y no me deja ver mis muchos pecados. Te pido Padre bueno que envies tu Espìritu y me regale el don de la humildad para verme como soy e implorar tu misericordia
Me gusta 0
Marcelo

Marcelo


el 24/10/10
Es mas fácil mirar la pelusa en el ojo del hermano y no la viga que tapa nuestros ojos. Es la sensación de pensar: "Señor no le debo nada a nadie ni siquiera a Vos porque con mis oraciones y misas dominicales ya estoy al dia" si pensamos eso o actuamos de esa forma quizas no hemos comprendido cuanto nos Ama Jesús. Libranos Señor de la hipocresía!!!
Me gusta 0
Charito

Charito


el 24/10/10
Señor tu conoces bien toda mi persona, mis aspiraciones de ir a Tí, pero generalmente me quedo solo en deseos. Que deje actuar tu gracia y amor en mi vida y sea capaz de reconocer todo lo bueno que hay en mí, es tú obra. Límpiame Señor, ayúdame hacer humilde y a seguirte a pesar de las dificultades.
Me gusta 0
mercedes

mercedes


el 24/10/10
mi oracion debe de ser sencilla con el corazon muy sincera ,siendo la humildad lo mas esencial en el trato con dios y con mis hermanos sin descriminar ni creerme mas que los demas, en la entrega generosa al señor , el, transforma y cambia mi vida me hara una nueva criatura y asi llegara la felicidad tan esperada de sentir la presencia de dios en mi vida y en mi corazon.
Me gusta 0
mercedes

mercedes


el 24/10/10
este evangelio me cuestiona sobre lo soberbia que soy y le pido a dios que me regale muchisima humildad para el trato con el y con los demas . a veces juzgo aun a mis propios hermanos que viven en union libre despues del matrimonio catolico y no logro acepatar esto..... señor por favor ayudame
Me gusta 0
LUZ MAR

LUZ MAR


el 24/10/10
por gracia podemos reconocer nuestras debilidades, flaquezas ante el gran Rey, Él que nos conoce sabe de que pasta estamos hechos. a pesar de que nos cambaten, de que nos dejen solos, que nos rechazen, arriba esta quien para abajo ve y el que sondea nuestros corazones da a cada uno lo que merece. la misericordia de Dios no se hace esperar "un corazón contrito y humillado tu no lo desprecias". los que llegan a la meta sean esforzado, han luchado el buen combate,los valientes.
que nuestro Señor nos conceda la gracia de pensar,obrar atesorando en el cielo,sacando primero la paja de nuestro ojo y no en el ojo ajeno.
la paz del señor.
Me gusta 0
gabriela

gabriela


el 25/10/10
que aburrido
Me gusta 0
maria luisa

maria luisa


el 25/10/10
este evangelio me cuestiona que postura tengo? la del Fariseo o la del publicano y de verdad muchas veces actúo como farisea juzgo a los demás sin mirar mis errores, mi apatía para las hacer las cosas, le pido a Dios que me ayude día a día a ser humilde a entender a los demás a aceptarlos como son a reconocer que no soy tan buena.
Me gusta 0
jessenia

jessenia


el 27/10/10
yo siempre me cuestiono a mi misma muchas veces que no soy buena hija de dios por que no cumplo con sus mandatos o por que muchas veces no me comporto como una creyente y se me habia olvidado que el unico que tiene la potesta para otorgarme ese don es el con solo una mirada con sus ojos misericordiosos podria esperimentar la gracia de ser mejor por que el ser mejor significa vivir como dios quiere sin esfuerso ninguno osea natural
Me gusta 0
Rodrigo

Rodrigo


el 27/10/10
gabriela si te parece aurrido para que entrass???
Me gusta 0
chiara

chiara


el 27/10/10
yo comfio en dios nuestro salvador
Me gusta 0
Carlos

Carlos


el 29/10/10
que nos quiere decir el evangelio, en pocas y entendibles palabras?
Me gusta 0
escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.