icono estrella Nº de votos: 0

Sacerdote canta para contruir casas a los pobres.

My Tho, Vietnam - UCA News -
Reacio a pedir dinero a la gente, un sacerdote del sur de Vietnam confía que Dios le ha concedido el talento para llevar adelante su ministerio de construir casas.

“Este año, he vendido muchos Cds de himnos que yo canto y he usado el dinero para contruir 30 casas a familias pobres de mis tres parroquias”, dijo el Padre Baptist Nguyen Tien Sang.

“Dios me ha dado una afinasa voz, y quiero usarla para ganar dinero y ayudar a mis parroquianos más pobres”, dijo el sacerdote, quien obtuvo el título de música en 1996, antes de estudiar en el Seminario Mayor de San José, en Ho Chi Minh City, (antigua Saigon).

Sang, de 34 años, fue ordenado en 2005, y pastorea a 2.600 católicos en las parroquias de Ba Gions, Cho Mung y Tan Hiep, en la provincia de Tien Giang, 31 millas al sur de Ho Chi Minh City. Tiene su casa en Ba Giong.
Después de las celebraciones de la misa del domingo en sus parroquias, el conduce su motocicleta hasta Ho Chi Minh City, donde celebra misas e invita a los asistentes a comprar sus Cds como una manera de ayudarle a construir casas a la gente pobre del campo.

Sang ha producido dos Cds con 10 cantos cada uno, confiando su grabación a amigos suyos. Vende las copias a 1,25 dólares, el mismo precio de otros Cds de canciones religiosas que se venden en las librerías religiosas.
Martha Hoang Thu Ngoc Ly, de Ho Chi Minh City dijo que ella apreciaba mucho el esfuerzo de Sang para dar casa a los más pobres y le compró diez CDs para regalar a sus familiares y amigos.

Otro comprador dijo que mucha gente podría cosiderar esto como una insignificante donación, pero “los pobres nos sentimos felices cuando podemos hacer algo por los que son más pobres que nosotros”.

Sang dijo que el dinero que gana de cada Cd que vende se usa para construer casas de familias pobres, independientemente de su religión. El coste total de cada casa está entre los 500 y 650 dólares. Sang compra entre 350 y 400 dólares en materiales y la familia beneficiaria acarrea con el resto de los costes y del trabajo. Si la familia es demasiado pobre para ayudar incluso en esto, él cubre el total del coste.

“Quiero que los beneficiaries  den también su propio dinero y trabajo para construir sus casas para que no dependan enteramente de mi”, explicó el sacerdote.

Teresa Nguyen Thi Lien Hoa, una parroquiana de Cho Bung, afirma que su familia estaba viviendo en una casa de madera con techo de paja que cuando llovía dejaba a todos empapados. Sang ayudó a reemplazarla con una nueva casa de ladrillo y techo de metal. Sang aportó la mitad de los materiales de construcción.

Hoa, de 56 años, que gana 31 centimos al día haciendo alfombras, se considera a si misma afortunada por tener una casa, a pesar de aún faltan las puertas y las baldosas del suelo para concluir la casa.

Anna Nguyen Thu Chi, de 54 años, soltera que cuida de su anciana madre de 80 años, dice que Sang les construyó una nueva casa para ellas y sus familiares no pudieron ayudar.

De acuerdo con Sang, sus parroquianos sostienen a sus sacerdotes con sus modestos estipendios: 75 céntimos por una misa o la donación de pescado que pescan en el rio.

El sacerdote cantante pronto va a producir su tercer CD, titulado “Phu Van” o “Nubes a la deriva”.
Si te ha gustado, compártelo:
icono etiquetas etiquetas :
icono comentarios Sin comentarios

Comentarios

escribir comentario
Por favor escriba las letras como se muestran.